Crítica de Archangel 8 volume 1 de Michael Moreci, C.P. Smith y Snakebite Cortez (AWA Studios)

Mi búsqueda de nuevas lecturas y una interesante oferta online me animó a comprar Archangel 8, comic de Michael Moreci, dibujo de C.P. Smith y color de Snakebite Cortez publicado por la editorial de Axel Alonso AWA, que los autores vendían como “Lucifer mezclado con Batman, Punisher se encuentra a Preacher”. Y me he llevado un chasco importante.

PUNTUACIÓN: 4/10

Conoce la negación plausible de Dios.

En un mundo más allá de la vista de los mortales, el cielo y el infierno libran una guerra eterna por el alma de la humanidad. Los principales entre la legión de Dios son siete arcángeles sobre los que se ha escrito en textos religiosos durante milenios. Pero hay un octavo arcángel, conocido solo por alusiones pasajeras en Apócrifos, que opera bajo un código diferente. Luchando sin la sanción de Dios, enfrenta al enemigo en sus propios términos y muestra cuán malo puede ser el bien.

Archangel 8 se encarga de realizar todos los trabajos sucios. Y cuando la última misión de 8 le lleve a los Ozarks para terminar con una figura de su pasado, descubrirá que a veces el cazador puede convertirse en cazado.

Conocía a Michael Moreci de comics como Wasted Space, en el que ofrece una vuelta de tuerca a las soap-operas espaciales. Y recordaba al dibujante C.P. Smith de la etapa de Jason Aaron en Lobezno en la que dibujó de forma más que competente algunos números. Ver un comic de acción realizado por ellos vendido como “Lucifer mezclado con Batman, Punisher se encuentra a Preacher” me daba cierta seguridad en el que el comic como mínimo se podría leer y ser entretenido. Buff, el chasco que me he llevado ha sido importante al fallar ya desde la casilla de salida.

Empezando por los elementos positivos, la premisa del comic de crear un protagonista amoral en la mejor tradición del Punisher de Garth Ennis, un vigilante que sabe que lo que hace está mal y que mata criminales simplemente porque le gusta y es lo único que sabe hacer, es interesante. 8, o Raziel como se llama en realidad, es un hitman al servicio de Gabriel que hace lo que le manden sin cuestionarse nunca sus órdenes, pero tampoco creyendo que lo que están haciendo sea el “bien”.

Como premisa, la idea que Raziel viera sus creencias puestas a prueba por el retorno de una persona de su pasado ofrecía ilimitadas posibilidades. Sin embargo, estas son malogradas por un deficiente guión que no ofrece claves del protagonista para que te importe nada de lo que hace y una trama bastante ridícula sobre la necesidad de encontrar a Delmar, un violento capo de la droga local. Además, el propio concepto de personaje amoral con que nos vendieron el comic no se corresponde con lo que nos muestran en realidad, ya que Raziel desde el principio sí está atormentado por sus actos pasados que, sin embargo, sigue realizando.

Pero el problema principal del comic no es el guión, que calificaría de montonero sin más, sino el terrible acabado artístico que convirtió la lectura en un incordio. No entiendo qué le ha pasado a C.P. Smith. Sus páginas para Marvel mostraba a una correcta narrativa en la página y un lápiz de línea final que mostraba y diferenciaba claramente a los personajes. Y entiendo que han pasado un montón de años desde esos comics y todo artista tiene derecho a evolucionar y probar cosas diferentes. Pero esto no es evolución, es una involución desastrosa. Hablando sin tener ni idea, diría que Smith ha cambiado el dibujo en papel por un dibujo en tableta con herramientas digitales. Digo esto porque en un intento de generar algún tipo de semejanza con un fotorealismo ha creado maquetas para algunos personajes y va repitiendo planos de sus rostros y figuras con escasa definición, hasta el punto que hay momentos en que es complicado distinguir entre 8, Delmar o alguno de sus secuaces. De hecho, terminé este comic y si tengo que explicarte cómo es físicamente 8 no sabría decírtelo porque todo en él es genérico y sin personalidad.

Pero además es que la narrativa es nula. Me parece terrible contemplar página tras página de cabezas parlantes en el sentido más literal del término que lamento decir que me transmiten vagancia, como el estudiante que hace lo mínimo porque sabe que el profesor es amigo suyo y le va a aprobar. Sumado esto, las escenas de acción transmiten todo excepto eso. Leyendo comics de Marcos Martín o Daniel Warren Johnson, me doy cuenta que quizá lo más difícil del proceso creativo no es el dibujo en si, sino el pensar la forma de transformar el guión en imágenes que cuenten la historia de la forma más dinámica posible. Cuando esto ya se ha logrado, entiendo que el dibujarlo ya es coser y cantar. En este sentido, me resisto a pensar que realmente Smith no haya encontrado otra forma de contar la historia más que así, lo que habla muy mal de su capacidad de storyteller.

Otro elemento que me ha molestado del dibujo es que el primer número de esta serie creo que tiene unas páginas más que aceptables, que fueron las que vi cuando entré a la web de AWA para ojear el tipo de comic que me esperaba. No se si incluso estas páginas fueron con lo que Moreci y Smith hicieron el “pitch” y vendieron la idea a AWA. Pero a medida que avanza la narración las páginas son más feas, los personajes están siempre más a contraluz y la narrativa es peor. Puestos a pensar mal, da la sensación que una vez tuvieron luz verde, el resto fue un todo vale con tal de terminarlo y que se publicara.

Y si el dibujo de Smith me parece malo y hasta incomprensible en la mayoría de decisiones narrativas que toma, el color de Snakebite Cortez me parece fallido y empeora más las cosas. Cortez realiza un coloreado digital saturando con grandes manchas de color varias páginas que hacen que el comic fuera casi ilegible. Además, hay páginas en que parece querer homenajear de alguna manera las antiguas técnicas de coloreado de los comics con cuatricromía haciendo que las figuras tengan puntos y rayas exageradas, que no hacen sino entorpecer la lectura. El color debe acompañar al dibujo y potenciar sus virtudes para ayudar a que la lectura sea más fluida o transmitir determinados sentimientos o emociones que los autores quieran transmitir con la historia. Cortez no consigue ni una cosa ni la otra, molestando más que otra cosa en la mayoría de los casos.

Hacía el simil del mal estudiante, y el caso es que no puedo entender cómo no hay un editor que dijera que la narrativa no funcionaba o que no se puede contar un comic a base de partes de cabezas palantes. No tengo claro cómo funciona AWA de Axel Alonso, si los derechos son de los autores y ellos solo publican o si encargan y pagan por los diferentes comics y entonces pueden forzar cambios como pasa en editoriales tipo Marvel o DC. Pero el resultado ha sido super decepcionante.

Recuerdo en este momento a Mark Waid comentar que tienes que intentar que todos tus trabajos sean tus mejores trabajos posibles, dado que ese comic puede ser (es) el primer comic que un lector lea tuyo y si no le gusta, no comprará el segundo. Y que si eso pasa no importaran las explicaciones sobre plazos de entrega, problemas con los editores o que trabajaste enfermo para terminar a tiempo. Eso mismo me pasa ahora mismo con AWA. Se trata de una editorial nueva que se vende como una casa de comics de autor de calidad. Year Zero de Percy y Rosanas me gustó pero no me flipó, y si el nivel de futuras obras va a ser como este Archangel 8, creo que va a convertirse en otra editorial de las muchas que pueblan el Previews y de las que pasas sin ni siquiera leer lo que publican (¿he leído Zenescope, por decir algo?).

Normalmente no suelo escribir reseñas negativas de comics, con olvidarlos cuanto antes ya me quedo satisfecho, pero cómo véis, no me ha gustado nada este comic y necesitaba quitárme el mal trago que me ha provocado este Archangel 8, además de advertiros de que os mantengáis alejados de este comic. Por cierto, ahora entiendo la oferta y que estuviera tan barato…

PUNTUACIÓN: 4/10

Espero tus comentarios. Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Succession temporada 2 (HBO)

La segunda temporada de Succession, la serie creada por Jesse Armstrong para HBO inspirada en la vida del magnate Rupert Murdoch, me ha encantado aunque también me ha recordado a los accidentes en la carretera y cómo no podemos dejar de mirar aún sabiendo que no deberiamos.

PUNTUACIÓN: 8/10

Serie de TV (2018-). Serie que sigue a la disfuncional familia de Logan Roy y sus cuatro hijos, que controlan una de las empresas de medios de comunicación y entretenimiento más importantes del mundo. En la segunda temporada asistiremos a la lucha de la familia por intentar evitar ser comprados por un grupo empresarial hostil.

Succession fue creada por Jesse Armstrong, y cuenta como productores ejecutivos con Will Ferrell y Adam McKay. La segunda temporada ha sido la de la confirmación de su éxito, donde ganó el premio a Mejor Serie Dramática y Jeremy Strong el premio a Mejor Actor de Drama em ños Emmys.

Para los diez episodios de esta segunda temporada, Armstrong escribe tres episodios, el inicial y los dos últimos, con guiones de Jon Brown, Tony Roche, Georgia Pritchett, Will Tracy, Susan Soon He Stanton, Jonathan Glatzer y Mary Laws. Los directores elegidos fueron Mark Mylod (4 episodios), Andrij Parekh (2), Shari Springer Berman y Robert Pulcini, Becky Martin y Kevin Bray. Matt Shakman, que actualmente triunfa en Wandavision, también dirigió un episodio de esta temporada.

Brian Cox interpreta al patriarca Logan Roy, el multimillonario fundador del conglomerado de medios y entretenimiento Waystar RoyCo. Es un líder despótico que pone a su empresa antes que sus cuatro hijos Connor (Alan Ruck), Kendall (Jeremy Strong), Siobhan (Sarah Snook) y Roman (Kieran Culkin), o su tercera esposa Marcia (Hiam Abbass).

La serie se centra también en el marido de Siobhan y pringado ejecutivo de RoyCo Tom Wambsgans (Matthew Macfadyen) y en Greg Hirsch (Nicholas Braun) nieto del hermano de Logan Ewan al que le dan trabajo en la empresa bajo las órdenes de Tom. Además, la gran sorpresa de esta segunda temporada es Holly Hunter, que interpreta a Rhea Jarrell, CEO de PGM, una empresa que Logan quiere absorber y con el que conectará por su dureza en los negocios.

La segunda temporada ha sido, al igual que me pasó con la primera, amoralmente divertida. En la mejor tradición de Dallas o Dinastía pero sin personajes positivos, Succession triunfa con unos personajes 100% “ostiables” todos que sin embargo están maravillosamente bien escritos. De hechos, aún siendo todos egoistas y amorales, la serie plantea que haya siempre un tira y afloja narrativo, teniendo un acto positivo seguido de una flipada de niño rico para que el espectador estemos siempre en la duda con ellos. En parte entiendes que a pesar de ser mega millonarios, los niños nunca llegarán a ser felices porque les falta lo principal, el amor de su padre, que al final es lo que más quieren. Y que por eso a veces lo pagan con el que tienen a su lado.

Dentro de la familia, el all-star se lo lleva Jeremy Strong con su alucinante interpretación de Kendall, el segundo mayor, llamado a suceder a Logan y que le traicionó en la primera temporada. Su personaje, sun defectos y adicciones y a pesar de todo su amor a su padre al que intenta complacer en todo me parece alucinante, un personaje de los que marcan una carrera. Junto a Kendall, las preocupaciones por la sucesión de Shiv y los esfuerzos de Roman para ser tenido en cuenta y que su padre le tome en serio marcan también las claves de esta segunda temporada.

Y hablando del patriarca, Logan Roy es un tiburón terrible, egoista y manipulador que transmite lo peor del capitalismo salvaje. Pero al mismo tiempo llegas casi a empatizar con él y entender que luche con todas las armas a su alcance para evitar que le quiten lo que más quiere: Su empresa. Logan es odioso y asqueroso, pero sus motivaciones en la serie se entienden no necesariamente desde un punto de vista empresarial, sino desde lo emocional. Lo cual, de nuevo, me parece un gran ejemplo de buena escritura.

Además de complejas operaciones financiera y viajes a localizaciones exóticas, la trama está regada con multitud de elementos que son super divertidos. Los personajes de Tom y Greg son penosos y están siempre como pez fuera del agua con la familia y las locuras de niño rico de Connor, el hijo mayor de Logan que quiere entrar en política aún siendo penoso, provoca momentos hilarantes que alivian el tono general. Este tono casi de comedia negra es otro elemento que hace que Succession entre tan bien, ya que si todo fuera un dramón super oscuro el factor entretenimiento se perdería, en mi opinión.

Y aunque parezca contradictorio, junto al tono ligero que tiene la serie, la música dota a las imágenes de una cualidad casi operística que llega a evocar los grandes dramas Shapespearianos. Es complicado, pero me parece alucinante como la unión de todos estos elementos en muchos aspectos opuestos sin embargo funcionan y convierten a Succession en una serie que es todos pros y ningún contra.

Quizá el único pero sea precisamente que alguien despistado puede acabar glorificando la figura de estos tiburones de Wall Street que se creen por encima de las leyes y la moral, cuando realmente Succession es (pienso yo) una buenísima crítica contra estos ricos y famosos.

Comparto el trailer de esta segunda temporada:

Succession se ha convertido en un entretenimiento tremendamente adictivo, y no tengo duda que veré la tercera temporada cuando se estrene en HBO.

PUNTUACIÓN: 8/10

¿Estas leyendo este comic, que te pareció? Espero tus comentarios. Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Thor 7 y 8 de Donny Cates, Aaron Kuder y Mattew Wilson (Marvel Comics – Panini)

Tras la épica del primer arco de Donny Cates en el que Thor se enfrentó a Invierno Negro, su segunda historia con dibujo de Aaron Kuder rompe con lo anterior con una historia ligera cuando el Dios del Trueno regresa a la Tierra y, siendo más concretos, a la localidad de Broxton.

PUNTUACIÓN: 6,5/10

THOR 7 de Donny Cates, Aaron Kuder y Matthew Wilson

Algo malo está pasando con Mjolnir. No es el mejor momento para que Thor se quede sin él. El caos se extiende por Asgard después de la visita de Galactus. El Dios del Trueno necesita de su martillo más que nunca, pero se vuelve más pesado cada día.

THOR 8 de Donny Cates, Aaron Kuder y Matthew Wilson

Un Mjolnir para ti, otro para ti, otro para ti… ¡Todos tienen derecho a blandir un martillo! Así es: vente a Broxton (Oklahoma) y hazte con tu propio Mjolnir. El famoso martillo de Thor es gratis para todo el que lo quiere. Espera, ¿no se requiere dignidad?

Volver a la Tierra no se si le ha sentado demasiado bien al Dios del Trueno. Partiendo del problema que parece aquejar a Thor en las últimas fechas al serle cada vez más difícil empuñar a Mjolnir, la forma de resolver su duda es una sucesión de decisiones un tanto extrañas de Thor que le pone además en rumbo de colisión con Iron Man, lo que nos recuerda momentos históricos como el nº3 de Thor de Straczynski y Coipel en el que el hijo de Odín le bajó los humos a Tony Stark.

Aunque la historia de Cates me genera alguna duda, el que borda dos números estupendos es Aaron Kuder al dibujo con Matthew Wilson al color. Tras su arco en Guardianes de la Galaxia con Gerry Duggan y algún fill-in suelto, tenía algo perdido al artista, y me da pena que no cuente con un comic de importancia, porque su dibujo me parece una barbaridad. En el próximo número vuelve ya Nick Klein, pero podemos decir que Kuder ha mantenido el pabellón muy alto y puede mirarle de tu a tu.

Veo lógico que tras un momentazo como fue el primer arco, el comic continúe con algo ligero que permita aliviar la tensión y construir el siguiente arco, pero no se si me va a encajar a donde nos está llevando. Había leído a gente calificar a Cates de “reciclador” de ideas antiguas, pero dado el nivel de disfrute de su Veneno o Thanos, no veía eso como algo malo. Sin embargo, el aparente retorno de Donald Blake, desaparecido desde hace ni me acuerdo, no se si es una idea de la que pueda salir algo que vaya a ser recordado. En todo caso, como en todo, el problema no es la idea sino la ejecución y de momento Cates se ha ganado el beneficio de la duda y el querer ver a donde está dirigiendo a Thor.

Esta segunda historia de Cates ha ofrecido unos comics ligeros con unos toques divertidos que cumplen el objetivo de entretenimiento pero poco más.

PUNTUACIÓN: 6,5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Los muertos no mueren de Jim Jarmusch (Prime Video)

Jim Jarmusch es uno de los máximos exponente del cine americano independiente de los últimos años, con interesantes películas como Dead Man, Ghost Dog, Flores rotas o Patterson. Tenía cierta curiosidad en ver Los muertos no mueren, su acercamiento al género de zombies, y aprovechando que está disponible en Prime Video pude verla.

PUNTUACIÓN: 4,5/10

En la pequeña localidad de Centerville, los muertos vuelven a la vida y un variopinto grupo de personajes tendrá que hacerles frente. (FILMAFFINITY)

Jim Jarmusch escribe y dirige esta película en la que ha contado con muchos de sus colaboradores habituales, empezando por un reparto de actores super conocidos como Bill Murray, Adam Driver, Tilda Swinton, Chloë Sevigny, Steve Buscemi, Danny Glover, Selena Gomez, Caleb Landry Jones, Rosie Pérez, Iggy Pop, Sarah Driver, RZA, Carol Kane y Tom Waits entre otros.

Los muertos no mueren es una película de 104 minutos que fue estrenada en el Festival de Cannes de 2019 y cuenta con fotografía de Frederick Elmes, montaje de Alfonso Gonçalves y música de Sqürl, sumando a la canción de Sturgill Simpson que escuchamos en varios momentos de la película.

Jim Jarmusch es un autor con un punto de vista personal que se transmite en una variada filmografía que abarca más de cuatro décadas y que ha sido premiada en Cannes en varias ocasiones. En caso es que no siempre he conectado con las propuestas de Jarmusch, motivo por los que en su día no vi esta película en el cine cuando se estrenó en 2019. Aprovechando su disponibilidad en Prime Video decidí ver su versión del cine de zombies… y el resultado dista mucho de ser bueno.

¿Sabéis esas bromas que os contáis los amigos que si estás en el rollo parecen buenísimas pero vistas desde fuera son situaciones que no tienen ninguna gracia? Pues ese es el resumen perfecto de la película. Me da la sensación que Jarmusch, Murray, Driver y Swinton se lo debieron pasar bomba rodando la película con unos personajes repletos de extravagancias. Pero para el espectador, todo es muy soso y plano, hasta el punto de ser realmente aburrido, lo peor para mi que le puede pasar a cualquier película del género que sea.

El caso es que Jarmusch plantea cierta crítica social hacia una sociedad consumista que nos convierte de facto en zombies sin criterio ni inteligencia que como idea es interesante, aunque realmente no sea novedosa en el género. También hacia los negacionistas del calentamiento global que niegan la evidencia incluso aunque les esté golpeando en la cara. Y es curiosa además la crítica a la mercantilización de una obra artística, con la sobre exposición de la canción de Sturgill Simpson durante la película, hasta el punto de tener una escena en la que un personaje compra el CD de la canción, como si nos lo estuvieran “vendiendo” también al espectador comprar la B.S.O. en modo tortazo en la cara nada sutil.

Como ideas, me parecen interesantes y muestran un punto de vista cínico hacia nuestra sociedad contemporánea. El problema es que esas ideas están mal ejecutadas y resultan, de nuevo, aburridas y redundantes en una película que aunque no es larga, acaba pareciéndolo. Los muertos no mueren no provoca miedo ni asco en ningún momento durante los ataques de los zombies. Pero tampoco tiene gracia, con unos protagonistas hieráticos que resultan totalmente fallidos, incluso en los momentos en que aceptan como propios los convencionalismos del género de zombies.

Da un poco de pena (y hasta rabia) ver una película repleta de situaciones ridículas y porque sís que hay se aceptar por venir de un “autor” y ser esa su “visión” de un tema o género concreto, que no admitiríamos en una película normal de ese género y que pondriamos a caldo. Las cosas como son. En todo caso, me parece genial que un director como él pueda crear en libertad y haga lo que quiera mientras encuentre un productor que le financie. Y mientras lo consiga, supongo que le da igual la opinión del público…

Las plataformas digitales van a dar una nueva vida a una película que pasó en su día totalmente desapercibida. Sin embargo, no creo que vaya a gustar a los fans del género de zombies, y lamento decir que para los espectadores que no conocieran la obra previa de Jarmusch, tampoco creo que les deje con ganas de buscas otras películas suyas.

Comparto el trailer de la película:

Los muertos no mueren ha sido una decepción total, no os la puedo recomendar bajo ningún punto de vista.

PUNTUACIÓN: 4,5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de La Inmortal Hulka y Guardianes de la Galaxia 7 de Al Ewing, Jon Davis-Hunt y Marcio Takara

Reseñar los comics Marvel de Al Ewing se ha convertido casi en una obligación cada mes. Pero es que su Inmortal Hulk y los renovados Guardianes de la Galaxia están siendo demasiado buenos como para no destacarlos como se merecen. Y este mes además vemos sus dos puntos fuertes como escritor.

EL INMORTAL HULK  27 de Al Ewing, Jon Davies-Hunt y Marcio Menyz

La Inmortal Hulka

En el día después de Imperio, Hulka se ha vuelto inmortal. La invasión Cotati lo cambió todo para Jennifer Walters. Ahora tiene una nueva oportunidad en la vida, pero las cosas nunca han sido fáciles para los Monstruos Gamma.

Los acontecimientos vividos en Imperio han dado a Al Ewing la oportunidad perfecta para centrarse en Jennifer Walters y su conexión con la maldición Gamma que convierte a todos sus poseedores en inmortales. Al Ewing escribe un one-shot espectacular que resume los momentos más importantes de su vida y los conecta al Lugar Verde a donde van al morir los hombres y mujeres Gamma. Es interesante leer este comic porque nos ofrece una nueva luz al personaje que también había muerto y resucitado en varias ocasiones, al igual que Bruce, sólo que no nos habiamos enterado hasta ahora, ofreciendo en un comic de 32 páginas una lectura completa y totalmente satisfactoria.

El dibujo de Jon Davies-Hunt con color de Marcio Menyz me parece muy adecuado para el tipo de historia y el tono que debe tener en cada momento. Davis-Hunt muestra a una Jennifer Walters con un feeling inocente pero positiva a pesar de todo mientras su vida va cambiando de formas que no creyó posible. Y frente a eso, los momentos perturbadores cuando muere y las presencias que encuentra en el lugar Verde transmiten el mal rollo y el terror que Jennifer siente.

En resumen, un gran comic que añade un nuevo matiz a la rica historia que está creando Al Ewing, que puede acabar siendo una de las mejores del personaje en toda su historia a poco que acierte con el final de la historia que veremos en el próximo número 50.

PUNTUACIÓN: 8/10

GUARDIANES DE LA GALAXIA 7, de Al Ewing, Marcio Takara y Federico Blee

Imperio – Epílogo. 7: “Hablemos de política.”

La nueva era del espacio está aquí. En el día después de Imperio, el mapa político de la galaxia ha sido redibujado, lo que significa que ha llegado el momento para una conferencia de paz. Una lástima que hayan empezado a asesinar a los diplomáticos uno a uno…

Y frente al one-shot de Hulka de lectura cerrada, Al Ewing está planteando una gran historia en el lado galáctico de Marvel. Ver en un comic juntos a las razas Kree, Skrull, Shi´ar, Badoon, Chitauri, Kymelianos, Rigelianos o de Spartax indica que la galaxia va a ser más extensa y compleja que nunca. Pero Ewing a la vez no se olvida que en el actual panorama comiquero, todos los comics deben entregar diversión que hagan que el lector quiera comprar el siguiente comic dentro de un mes, y nos ofrece una lectura divertida y ligera con un asesino misterioso, un inocente acusado erróneamente y una investigación en curso. El comic cumple sin duda el objetivo de entretenimiento, pero sobre todo me gusta cómo Ewing ha recupera a Nova y Marvel Boy y les ha puesto en primera fila de su alineación de Guardianes.

El dibujo de este número corre a cargo de Marcio Takara con colores de Federico Blee, que creo que cumplen con el encargo perfectamente. Siempre es difícil cuando un comic tiene tantas razas tan diferentes, pero Takara transmite personalidad y el tono justo de diversión que la historia de Ewing necesitaba. Un buen comic que continuará el mes que viene que me ha dejado con ganas de más. Objetivo cumplido.

PUNTUACIÓN: 7/10

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

Repaso a mi Sci-fi favorito: comics, películas, TV y libros