Archivo de la etiqueta: Simon Spurrier

Crítica de Senda de X de Simon Spurrier y Bob Quinn (Marvel Comics – Panini)

Leí hace varias semanas el tomo Senda de X al estar protagonizado por Rondador Nocturno, uno de mis personajes favoritos de siempre, pero no había encontrado el momento de publicar esta reseña. El comic de Simon Spurrier, Bob Quinn y Java Tartaglia ofrece una novedosa perspectiva a los peligros ocultos a los que se enfrenta la nueva sociedad mutante de Krakoa.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

La revelación de Onslaught

Los mutantes han construido un nuevo Edén en Krakoa, pero hay serpientes en este jardín. Solo un mutante siente las sombras que se avecinan. Atrapado por cuestiones de muerte, ley y amor, solo Rondador Nocturno puede luchar por el alma de Krakoa. ¡Solo él, y la curiosa tripulación que reúne, pueden ayudar a los mutantes a vencer su oscuridad interior y encontrar una nueva forma de vivir!

Este volumen publicado por Panini incluye los comics USA Way of X 1-5 y X-Men: The Onslaught Revelation.

Simon Spurrier es uno de los escritores británicos más interesantes del actual panorama mainstream. Aparte de su estupenda etapa en X-Men Legacy protagonizada por Legion y del maravilloso comic Universo Sandman: El sueño para DC, ha escrito en el ámbito independiente comics super chulos como The Spire, Two-Gun Gorilla, Weavers , Cry, Havoc o Coda, en los que ha mostrado su versatilidad dentro de la ciencia ficción, la fantasía o el noir. Uno de sus rasgos distintivos es la creación de personajes interesantes que buscan conocer su propia identidad, a menudo oculta bajo el miedo, los prejuicios o la presión social. Y en esta Senda de X, Spurrier plantea su historia a partir de una premisa interesante. ¿Pueden mantener la fe unos mutantes que de facto se han convertido en casi dioses al ser prácticamente inmortales?

A partir del teórico paraíso de Krakoa, convertido en una bacanal de fiesta y desenfreno, la realidad es que cada vez más mutantes tienen problemas emocionales al no saber como asumir todos los cambios a los que han estado sometidos, empezando con la posibilidad de resurrección. Como ya pudimos disfrutar en Legion, Spurrier es un maestro a la hora de mostrar este desequilibrio mental y las sombras que se ocultan en el subconsciente de algunos mutantes. Pretendía no entrar en spoilers, pero el propio título del comic «La revelación de Onslaught» deja poco lugar a la duda de la identidad de esta sombra, aunque si del alcance de su influencia entre los mutantes.

Hay muchos comics cortados por el mismo patrón, pero Spurrier consigue salirse un poco de la tangente para ofrecer una historia diferentes con la que he conectado desde la primera página. Aunque la historia contenida en este tomo puede considerarse cerrada (bueno, todo lo cerrada que puede ser una trama en la franquicia mutante), se nota que Spurrier plantea el guión para ser leído en el formato mensual, al dosificar de forma muy inteligente los giros y las revelaciones que iremos conociendo a medida que avanza la lectura. De hecho, la identidad de uno de los protagonistas principales de este comic junto a Rondador, que es sorpresa hasta que empiezas a leer el comic, es otro de los grandes pros del comic.

Frente al típico enfrentamiento físico de buenos y malos, me gusta mucho que Spurrier centre su historia en elementos filosóficos, partiendo de las consecuencias que tiene en los mutantes el hecho de saberse inmortales. Pero no se queda ahí, sino que analiza las implicaciones de las tres leyes mutantes, empezando por la necesidad de tener más bebés, de forma super imaginativa y a la vez interesante. Como bien dice Rondador, no se puede ser una sociedad sana si sus individuos no lo son, y ese desequilibrio mental está muy bien transmitido en las páginas de Senda de X.

El apartado artístico realizado por Bob Quinn en el dibujo y color de Java tartaglia me parece que está sólo correcto. En positivo diré que está genial que Quinn dibuje todo el comic, lo cual no es tan habitual de ver en un comic Marvel. Igual que critico el baile de dibujantes, en este caso es de justicia valorar la regularidad de Quinn. Sin embargo, el dibujante tenía una oportunidad de oro de lucirse debido a la naturaleza onírica de muchas situaciones planteadas en el plano mental, y la verdad es que no acaba de aprovecharlas. Creo que Quinn pertenece a la última hornada de dibujantes con un correcto dominio de la narrativa y la anatomía con el que Marvel sabe que va a tener un buen comic que muestre de forma clara el guión con sus imágenes, aunque para mi le falta el intangible de la personalidad. En todo caso, no puedo decir que sea un comic con un mal dibujo, pero si uno que no me ha volado la cabeza en ningún momento.

Otro elemento que merece la pena ser destacado es que Marvel anunció en su momento esta Senda de X como una serie regular. Al final se convirtió en una miniserie de 5 números más un especial con el nombre de Onslaught en portada sin duda para intentar levantar las ventas anunciando a este villano mítico de los años 90. Por un lado me gusta que las historias duren lo que tengan que durar y no se eternicen, en contraste con la dirección de la franquicia mutante en su conjunto, que con la marcha de Jonathan Hickman ha quedado claro que ha optado por alargan la historia más de lo que el propio Hickman hubiera deseado. Si Spurrier ha contado su historia, o al menos este capítulo, me parece perfecto.

Sin embargo, la sensación que muchos de los comics actuales no llegan al año por la falta de ventas evidencia que las cosas no van tan bien como parece en la Casa de las Ideas. Es por esto que Marvel plantea reinicios constantes en la propia franquicia mutante que intenten captar el interés de los lectores con nuevos números 1 constantes, lo cual me parece pan para hoy y hambre para mañana, a pesar de ser la norma en los últimos 10 años o más.

En todo caso, me alegro que Marvel quedara contenta con Spurrier, porque creo tengo claro que voy a comprar también su próxima obra, Legion of X ya anunciada en USA, intuyendo que como esta Senda de X no creo que vaya a ser un concepto de larga duración.

Comparto las primeras páginas de este comic:

Senda de X tiene la virtud de no parecerse al resto de comics de la franquicia mutante, ofreciendo una perspectiva fresca e interesante de una faceta hasta ahora poco o nada desarrollada sobre los problemas mentales y de fe a los que se enfrentan los mutantes bajo el manto de la a priori utópica sociedad de Krakoa.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Universo Sandman: El sueño vol. 3, de Simon Spurrier y Bilquis Evely (ECC Ediciones)

El tercer volumen de Universo Sandman: El Sueño publicado hace unos meses por ECC Ediciones dentro de su sello Black Label cierra de forma perfecta la historia creada por Simon Spurrier y Bilquis Evely. Un comic maravilloso que encantará a todos los fans del Sandman de Neil Gaiman.

PUNTUACIÓN: 8/10

El material de los sueños.

En el Reino de los Sueños, más allá de las puertas de Cuerno y de marfil, la inteligencia artificial conocida como Wan se ha apoderado del trono y se ha convertido en el gobernante supremo del reino. Solo hay un problema: Wan está bastante loco, y su mente matemática contiene el poder para arrasar toda la vida del Sueño.

Abel conoce el secreto de Wan, pero ¿puede hacer algo al respecto?

Dora debe jugar con un demonio que ha descubierto la verdad sobre ella… ¿Qué ocurrirá cuando ella se enfrente cara a cara con el hombre que intentó deshacerla?

Lucien, el bibliotecario, no quiere nada más que morir y unirse a los cimientos del Sueño… ¿Por qué sigue vivo?

Rose Walker fue un vórtice de sueños… ¿Podría tener la clave para detener los locos planes de Wan?

Las respuestas a estas preguntas y más se encuentran dentro de El Sueño: Un movimiento mágico, la alucinante expansión del inmortal Universo Sandman, del célebre autor Neil Gaiman, a cargo del aclamado guionista Simon Spurrier y un equipo de ensueño de grandes artistas, entre los que se incluye a Bilquis Evely, Marguerite Sauvage, Dani y Matías Bergara. Recopila los números del 13 al 20 de la serie original USA.

Me ha gustado mucho este comic El Sueño, y no me importaría que Spurrier y Evely retomaran esta serie en el futuro cuando encuentren la historia perfecta. En este tercer volumen tenemos un brillante cierre a todas las tramas abiertas hasta ahora (si quieres sabes mis impresiones de los volúmenes previos, puedes leer aquí mis reseñas de los tomos uno y dos), de forma que la lectura de estos 20 números USA ha sido super satisfactoria.

Spurrier se ha confirmado como el escritor perfecto para capturar el espíritu del Sandman original de Neil Gaiman. Por un lado tenemos la parte de personajes buscando encontrar su verdadera naturaleza, un argumento recurrente en su obra previa que domina como nadie. Pero para esta conclusión de El Sueño plantea una metáfora brillante sobre la importancia de los sueños y la fantasía en nuestras vidas. En este mundo actual dominado por la practicidad y lo funcional ante todo, está genial que un comic nos recuerde que no somos autómatas programados para trabajar sino que seres con sueños y esperanzas que hay que alimentar y que nos nutren para que nuestra vida sea más satisfactoria.

Dora, Caín y Abel, Lucien y el resto del Sueño obtienen un final satisfactorio que me ha resultado emocionante. Los grandes personajes son los que dejan posos y se convierten casi en parte de mi familia. Dora ha adquirido esa categoría y me encanta las diferentes facetas y las ganas de vivir que transmite al final de la historia. Otro detalle muy chulo de este El Sueño ha sido la forma en que Spurrier ha construido y conectado su historia con toda la historia previa, consiguiendo una sensación de continuación orgánica que me parece un acierto total.

Y si el guión me ha gustado, el apartado artístico vuelve a brillar a gran nivel. Excepto los dos comics dibujados por Abigail Larson en el segundo volumen, hemos podido disfrutar de unos artistas estupendos llenos de personalidad. Junto a la maravillosa Bilquis Evely, un prodigio de inventiva, personalidad y atención al detalle, en este volumen que recopila 8 números USA encontramos a Dani, Matías Bergara y Marguerite Sauvage.

El comic dibujado por Dani es quizá el menos bueno del tomo dentro que me gustó bastante, con varios hallazgos visuales y mucha personalidad. A continuación, el genial Matías Bergara (Coda, junto a Spurrier) nos ofrece su despliegue artístico en un número ambientado en el Infierno con una apuesta con un incierto y original final. Y por último, Marguerite Sauvage dibuja dos números con su habitual calidad. Dentro que es una pena no tener a Evely dibujando todo el comic, creo que los artistas elegidos han aportado un interesante granito de arena en la narración de esta historia fantástica.

El Sueño ha sido un comic perfecto que ha recuperado de forma modélica el espíritu de Neil Gaiman. Ojalá más comics como este.

PUNTUACIÓN: 8/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Universo Sandman: El sueño vol. 2, de Simon Spurrier, Bilquis Evely y Abigail Larson (ECC Ediciones)

El segundo volumen de Universo Sandman: El Sueño de Simon Spurrier, Bilquis Evely y Abigail Larson muestra para bien y para mal que el comic ante todo es un medio visual para contar historias en el que el dibujo juega un papel fundamental.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Amor eterno perdido. Mientras su reino se desmorona y sus súbditos utilizan todos los medios posibles para intentar localizarle, Sueño de los Eternos vaga por la Tierra como un exiliado del mismo reino que debería encarnar.

Aquí, lejos de las puertas de cuerno y de marfil, hay maravillas y horrores que ni siquiera un inmortal puede imaginar… hasta que los ha experimentado de primera mano.

Cuando un romance funesto se va al traste, Sueño se muestra vulnerable a la manipulación de fuerzas siniestras. Y cuando el corazón de un Eterno se rompe, los mundos se rompen con él.

Mientras los habitantes abandonados del Sueño buscan a su soberano ausente, el nuevo y reticente gobernante del reino tensa los confines de su trono, amenazando con deshacer la misma realidad que los soporta.

¿Qué ocurre con los habitantes de un cuento de hadas cuando su autor desaparece?

¡Descúbrelo en El Sueño: Cáscaras vacías, urdido por los aclamados narradores Simon Spurrier, Bilquis Evely y Abigail Larson, toda una incorporación transformadora al inmortal Universo Sandman del galardonado autor Neil Gaiman! Recopila los números del 7 al 12 de la serie original.

Tras el primer arco dibujado por Bilquis Evely, este segundo volumen arranca con dos números en los que Evely se toma un respiro, dejando a la dibujante Abigail Larson (que había dibujado unas poca páginas en el primer volumen) para contar la historia del perdido Daniel, con color de Quinton Winter. Y lo cierto es que lamentablemente no está a la altura, ofreciendo unos comics super mediocres en lo referido al dibujo. Larson ofrece un punto de vista sin chispa, personajes planos pobremente dibujados casi siempre en el mismo escorzo que no transmiten nada y escenas mal narradas. Todo lo contrario que lo que nos Evely nos ofreció en el primer volumen y que de hecho marca el standard de calidad al que este comic debe aspirar, y que estas grapas no alcanzan.

Y es una pena, porque el guión de Simon Spurrier me ha parecido chulísimo y me muestra a un escritor buenísimo que tiene una historia que contar y la desarrolla de la mejor forma posible ofreciendo momentos y giros que nos mantienen completamente enganchados.

Y es que tras un primer volumen en el que asistimos a las consecuencias de la desaparición de Daniel, el actual Señor del Sueño, causa en su reino, en este segundo conoceremos donde estuvo y se iniciará la búsqueda para encontrarle, si es que sigue aún con vida. Esta búsqueda me ha flipado porque ha permitido a Spurrier aportar su punto de vista a escenarios míticas como la Casa al Final del Tiempo, el reino de las Hadas o el propio Infierno. Volver a estos espacios me trajo una sonrisa recordando los comics originales de Neil Gaiman, y creo sinceramente que Spurrier ha estado a la altura del desafío.

Junto a la estupenda historia de Spurrier, en los números 9 al 12 asistimos al retorno de Bilquis Evely al dibujo, ofreciendo unos números pletóricos de inventiva e imaginación, con una personalidad y unas composiciones que aún hacen más dolorosas las páginas previas de Larson. Y en serio que intento no cebarme mucho en el dibujo de Larson, porque ya se sabe que para gustos colores, pero de verdad, ¡qué flojo, menuda decepción!!

Prefiero quedarme con el vaso medio lleno, porque realmente la historia de Spurrier me parece super acertada y, teniendo en cuenta la sorpresa final, me vuelva a dejar con muchas ganas de saber cómo termina la historia en el tercer y último volumen, que ECC Ediciones publicó hace unos meses y que tengo ganas de hacerme con él. Además, mientras Evely se mantenga como dibujante, cada número va a ser un estallido visual que sabe cómo contar la historia de la forma más atractiva posible, como podemos ver en las páginas que acompañan este artículo y demuestran que estamos antes una dibujante estrella en ciernes, si no lo es ya.

El segundo volumen de El Sueño mantiene los puntos fuertes del volumen inicial y el carisma de la historia original de Neil Gaiman. A pesar del bajón de dibujo inicial, la historia se mantiene a gran nivel y me deja con ganas de saber el final de la historia.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Espero vuestros comentarios. Y si gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Universo Sandman: El sueño vol. 1, de Simon Spurrier y Bilquis Evely (ECC Ediciones)

No me había dado cuenta cuanto echaba de menos El Sueño, el universo de Sandman creado por Neil Gaiman, hasta que he leído el primer volumen de la nueva serie escrita por Simon Spurrier y dibujada por la sorprendente Bilquis Evely, con color de Mat Lopes. Hoy comento mis impresiones del primer volumen publicado por ECC Ediciones dentro de su sello Black Label, y su prólogo publicado en el especial Universo Sandman 1.

PUNTUACIÓN: 8/10

Está a punto de empezar un nuevo sueño.

Más allá del muro de la vigilia, tras las Puertas de Cuerno y Marfil, yace la rica y fértil tierra donde nacen las historias. Se llama el Sueño… y su historia está a punto de dar un giro oscuro y peligroso.

Daniel, el Señor de los Sueños, ha abandonado su reino, dejando sus fronteras rotas y ensangrentadas. Lucien, su fiel guardián, puede sentir cómo se va apagando su mente a medida que el reino del Rey Sueño se desintegra a su alrededor. Y los otros residentes del Sueño, desde la monstruosa y mercenaria Dora hasta el brusco e imperturbable Merv Cabeza de Calabaza, están luchando entre ellos para preservar lo que puedan.

Pero la verdadera pesadilla está por venir. Desde el fondo del cofre negro de las pesadillas retiradas emerge una amenaza olvidada, un mal que se ha pudrido en solitario durante más de un siglo. Con soga de cáñamo y un puño de hierro, el Juez Gallows traerá su concepto del orden al Suelo, rehaciéndolo a su lúgubre y sangrienta semejanza.

Y todo eso mientras algo nuevo… algo increíblemente poderoso… se dirige hacia el Sueño para poder nacer…

De la imaginación del aclamado y galardonado autor Neil Gaiman, la pluma del guionista Simon Spurrier (Motherlands) y de las manos de la dibujante Bilquis Evely (Wonder Woman) llega El Sueño: Senderos y emanaciones, la primera colección de toda una serie de títulos del nuevo y flamante Universo Sandman, un regreso apropiadamente fantástico al mundo de la magia y el misterio que cambió para siempre la faz de los cómics. Recopila los números 1 a 6 de la serie original.

DC tenía unas ganas locas de explotar el universo de Sandman. Si los comics de Watchmen publicados a partir de Before Watchmen se han vendido como rosquillas, los editores tenían fe en dar una nueva vida a este maravilloso mundo que al final es un contenedor donde casi cualquier historia fantástica o de terror puede ser contada. Sin embargo, Gaiman no estaba por la labor de volver al mundo del comic, centrado como está en sus novelas y las adaptaciones de sus obras a televisión, y de momento su Sandman: Obertura con J.H. Williams sigue siendo su último comic protagonizado por Morfeo.

Aprovechando el 30 aniversario de la publicación del primer número de Sandman en 2018, DC Comics lanzó en agosto el especial de 56 páginas Universo Sandman 1 (que ECC publicó en España más de un año después, en octubre de 2019), que sirvió de presentación de cuatro nuevos comics que fueron publicados justo a continuación: Lucifer, Los libros de Magia, La Casa de los Susurros y el comic que hoy me ocupa: El sueño.

Universo Sandman 1 no deja de ser un típico número 0 de las grandes editoriales mainstream que sirve de catálogo de presentación de nuevos conceptos. En lo referido a El Sueño, la premisa no podía ser más interesante: tras la desaparición de Daniel, la actual personificación de Sueño de los Eternos, su Reino se enfrenta a una difícil situación que puede acabar provocando la destrucción del mundo de los sueños. ¿Dónde está Daniel? ¿Qué sucederá con El Sueño si él no retorna?

Dado que Gaiman dió luz verde a DC (entiendo que pasando por caja) para el lanzamiento de estos comics y en teoría había supervisado las series y equipos creativos, había bastante curiosidad por saber el nombre del escritor que iba a quedarse con su principal juguete, El Sueño. Y la noticia del fichaje de Simon Spurrier como escritor de este comic no podía ser más acertada a priori, debida su gran experiencia en comics que saben transmitir una sensibilidad especial alejada del mainstream: Six-Gun Gorilla, The Spire, Coda, Cry, Havoc o su etapa en X-Men Legacy: Legion muestran a un escritor que centrado en crear personajes complejos y desequilibrados que luchan por descubrirse a si mismos y sacar a la luz su verdadera naturaleza. La posibilidad de poder leer un comic suyo ambientado en el reino de los sueños no podía gustarme más a priori porque encaja perfectamente con la sensibilidad que Gaiman imprimió a muchos de sus comics, como por ejemplo el mítico A Game of You.

El verdadero descubrimiento para mi ha sido conocer a la dibujante brasileña Bilquis Evely. El Sueño es el primer trabajo regular suyo que leo tras algunos números sueltos en Wonder Woman o Batman, además de los comics DC Comics: Bombshells. Pero visto lo visto, no tengo duda que tendré que leer el recién publicado Supergirl: Woman of tomorrow junto a Tom King. En lo referido al comic, casi parece que Evely haya nacido para dibujar este comic, porque ¿qué le pido yo a El Sueño? Ante todo imaginación, ideas locas y personajes carismáticos. Y todo eso brilla gracias a una Evely que realiza un despliegue artístico maravilloso, me ha encantado.

No es sólo la personalidad y humanidad que transmite a los personajes, incluso a los que son animales, demonios o tienen una calabaza como cabeza, sino que además es capaz de crear en cada página las ideas más locas y los ambientes más fantásticos, consiguiendo que el feeling al Sandman original esté presente en el comic de principio a fin. En este contexto, no se me ocurre un halago mejor.

La historia de Spurrier acierta al crear una historia coral con viejos conocidos como Lucien el bibliotecario, Merv Cabeza de Calabaza, Matthew el cuervo o Cain y Abel, mientras tienen que enfrentarse a las repercusiones provocadas por la desaparición de Daniel. Y junto a ellos, el gran descubrimiento es la misteriosa Dora, una enigmática habitante del Sueño con la habilidad de saltar entre sueños y que no recuerda su pasado más allá de que odia a Morfeo. Ella hará de protagonista mientras buscará recuperar su propia vida y a la vez, un motivo para ayudar al Sueño e impedir que acabe destruido.

Este primer volumen tuvo como título Senderos y emanaciones y consta de 6 grapas USA, que ECC publicó diciembre de 2019 en España. La lectura es super satisfactoria, y creo que gustará mucho a todos los lectores del comic original de Gaiman. Además, su final ofrece un cambio total de escenario que hace que la lectura del segundo volumen sea obligatoria.

En este caso, no se me ocurre nada menos bueno que comentar, este primer volumen de El Sueño me ha dado todo lo que podía esperar y más, con una Dora maravillosa que se ha convertido en una verdadera All-Star de la que quiero conocer todo sobre ella.

Para finalizar, comparto las primeras páginas del Sandman Universe 1 que realmente es donde comienza la historia:

El Sueño no podía empezar mejor. Si te gusta el comic de Sandman no te puedes perder esta continuación, es una lectura obligada.

PUNTUACIÓN: 8/10

Espero vuestros comentarios. Y si gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Coda vol. 3 de Simón Spurrier y Matías Bergara (Boom Studios)

Coda, la estupenda serie de fantasía distópica creada por Simon Spurrier y Matías Bergara y publicada en Boom Studios, finaliza de forma tremendamente satisfactoria en el tercer volumen que acaba de ser publicado en USA.

PUNTUACIÓN 8.5/10

Hum ha tocado fondo. Su esposa lo ha dejado para siempre. Está atrapado en medio de las duras tierras baldías del desierto. E incluso ha sido abandonado por su unicornio mutante. Pero así como el mundo vio otro mañana después del desastroso Apagamiento … la vida continúa. Ahora, el ex bardo debe descubrir por sí mismo lo que significa vivir, vivir verdaderamente, en una fantasía rota. Escrito por el autor nominado al Premio Eisner Simon Spurrier (Sandman Universe, The Spire) y bellamente ilustrado por el artista Matías Bergara (Supergirl, Cannibal), Coda Volume Three concluye la serie aclamada por la crítica que transfiere lo mejor del género de fantasía distópica a un atractivo cuento emocional.

Coda ha sido una de las sorpresas de este 2019. No tanto por la super chula historia de Simon Spurrier, que ojo me ha gustado mucho, sino por el espectacular apartado artístico del dibujante uruguayo Matías Bergara. Durante el año reseñé los volúmenes uno y dos de esta serie, y ahora toca dar mis impresiones ahora que el comic ha finalizado.

Spurrier consigue un final super satisfactorio para la historia en general y con el viaje de autorealización de Hum en concreto. A partir del concepto de “El Señor de los Anillos meets Mad Max Fury Road”, Spurrier crea un universo propio con toques familiares pero con su propia personalidad. Esto es un elemento muy característico de sus obras y en Coda el resultado es notable.

Mientras los anteriores volúmenes parecía que el viaje de Hum por este mundo era un poco aleatorio, en esta tercera y última parte se hila todo y se pone encima de la mesa la amenaza en la sombra que ha dirigido los hilos y que busca dominar este mundo fantástico. Un giro que me ha resultado muy interesante y que consigue que el climax tenga la amenaza que se merece.

Otro elemento adicional que me ha gustado es el uso del diario de Hum, en el que Spurrier muestra de forma muy chula la diferencia entre la imagen que buscamos transmitir a los demás o incluso la forma en que a veces nos engañamos a nosotros mismos, frente al yo egoista que sigue agazapado en nuestro interior. Comprender esta realidad es el primer paso para mejorar como personas y seres humanos. El bardo Hum y su papel en la historia sirve de reflexión sobre la importancia de las historias y las personas que las cuentan y transmiten de una generación a otra. Este tema también es recurrente en la obra de Spurrier como ya vimos en Six-Gun Gorilla, y consigue que el final tenga más capas de interés dentro de ser ante todo un comic de entretenimiento.

Por su parte, el colorido dibujo de Matías Bergara es el punto más importante de este comic. En el climax consigue una épica brutal, pero también transmite perfectamente el viaje emocional de Hum durante estos tres volúmenes. El color es una parte fundamental del estilo de Bergara, pero me ha gustado también la perfecta narrativa que muestra en estas páginas. A partir de unas facciones de inspiración cartoon, ofrece también momentos oscuros y amenaza real para nuestros protagonistas, y las páginas transmiten perfectamente esta épica. No conocía a Bergara antes de comprar este comic, y tras cerrarse esta historia se ha convertido en un verdadero Must-Buy, y seguiré muy pendiente de su trayectoria y sus próximos comics.

La edición americana de Boom Studios en softcover me ha parecido correcta con un precio adecuado que permite su compra sin tener que realizar un gran desembolso económico. Ahora sólo queda esperar a ver si alguna editorial española se anima a publicar esta serie, que me parece super recomendable.

Comparto algunas páginas del noveno número de esta serie que dan comienzo este tomo:

 

 

Coda

PUNTUACIÓN 8.5/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!