Archivo de la etiqueta: Thomas Jane

Crítica de The Expanse temporada 4 (Prime Video)

Prime Video ha estrenado la cuarta temporada de The Expanse, una estupenda serie que combina la ciencia ficción espacial con la geopolítica. Dentro que me ha gustado, me ha parecido la más floja de las cuatro.

PUNTUACIÓN: 7/10

The Expanse es una serie de ciencia ficción creada por  Mark Fergus y Hawk Ostby basada en la serie de novelas escrita por James S.A. Corey, nombre tras el que se esconden  los escritores Daniel Abraham and Ty Franck. En un futuro cercano, la raza humana ha colonizado Marte y varias colonias situadas en cinturones de asteroides y se encuentra al borde de una guerra civil. Tras la aparición de una Protomolécula inteligente de origen extraterrestre, en esta cuarta temporada viajaremos más allá del portal donde se ocultan cientos mundos por explorar, y también misterios ocultos que pueden despertar con la llegada de los humanos.

La serie está protagonizada por Steven Strait como James Holden, el capitán de la nave Rocinante que estuvo en contacto con la Protomolécula. Los otros tripulantes de la Rocinante son Cas Anvar como el piloto marciano de la nave Alex Kamal, Dominique Tipper como Naomi Nagata, la ingeniera de origen cinturoniano y Wes Chatham como Amos Burton, mecánico y asesino cuando las cosas se tuercen.

En la Tierra encontramos a Shohreh Aghdashloo como la Presidente de las Naciones Unidas Chrisjen Avasarala, en Marte a la antigua marine licenciada con deshonor Bobbie Drape (Frankie Adams), y dentro del contingente cinturoniano, tenemos a Cara Gee como Camina Drummer,  la antigua jefa de seguridad de la Estación Tycho Station, y a David Strathairn como Klaes Ashford, un antiguo pirata reconvertido en jefe de operaciones cinturoniano. Y además, el fallecido detective cinturoniano Joe Miller (Thomas Jane) sigue apareciéndole a Holden.

Los nuevos personajes de esta cuarta temporada son Burn Gorman como Adolphus Murtry, jefe de seguridad de las fuerzas de la Naciones Unidas desplazado a Neo-Terra que entreará en conflicto con los cinturonianos allí asentados tras ser atacada su nave, Lyndie Greenwood como Elvi Okoye, una bióloga que ayudará a Holden a descrubrir los secretos del planeta, y Keon Alexander como Marco Inaros, un lider terrorista cinturoniano que no cree en la paz y buscará romper la tregua existente por todos los medios.

Esta cuarta temporada en muchos aspectos sirve de transición para el nuevo status-quo que entiendo, viendo los cliffhangers finales, vamos a ver desarrollados en la quinta temporada.

Por un lado tenemos al Rocinante, que se ha dirigido a través del círculo a un nuevo planeta que está siendo explotado por cinturonianos y al que la llegada de un destacamento de la Tierra convierte el asentamiento en un polvorín a punto de explotar.

Por otro lado, tras salvar la Tierra, Avasarala se enfrenta a una difícil reelección. Mientras Avasarala quiere mantener la cuarentena de los nuevos mundos hasta que hayan sido investigados exhaustivamente, su oponente quiere iniciar una nueva expansión que de ilusión a la gente.

En Marte Bobby intenta adaptarse a su nueva vida civil rechazada por todos. El conflicto llegará cuando descubra que estos portales han creado también un cisma en la sociedad marciana, y empieza a haber gente que intenta aprovecharse de ello.

Y en el lado cinturonianos, Drummer y Klaes Ashford realizan tareas de control del espacio del portal e intentan mantener la paz con la Tierra, a pesar de que facciones rebeldes siguen deseando mantener la guerra en marcha.

De estas cuatro líneas argumentales, la marciana es la más floja, y es una pena, porque el personaje de Bobby mola, pero hasta la sorpresa final, parecen los minutos de la basura (por usar un término baloncestístico) de cada episodio, al ser necesario mantenerla en pantalla ciertos minutos.

La idea central de la campaña electoral en la Tierra presenta un interesante dilema complejo para el que no exista una solución correcta o incorrecta, pero convierten a Avasarala en más desagradable de lo normal, como si fuera una ancianita alejada de la realidad, en lugar de la Presidenta de las Naciones Unidas. Dado que en cada episodio debe aparecer varias veces, algunas escenas hubieran podido ajustarse para no parecer estar contando lo mismo repetidamente.

Los cinturonianos se enfrentan a la amenaza del radical Marco Inaros y hay un giro a mitad de temporada que me pareció muy loco, pero neceario para hacer avanzar esta línea argumental. En todo caso, el cliffhanger final cambia las relaciones de poder, y promete que la próxima temporada alguien busque venganza, lo cual siempre está bien.

En el nuevo planeta, Holden tiene que enfrentarse a las revueltas entre cinturonianos y humanos mientras intenta descubrir el secreto de la Protomolécula que se encuentra activa en él. El Rocinante vuelve a ser el centro de la temporada y lo mejor de la serie. Quizá lo menos bueno es la forma en que convierten desde el minuto uno a Murtry en el villano de esta temporada cuando en el fondo fue atacado en primer lugar y tiene todo el derecho en comportarse como lo hace. Pero claro, sin un malvado humano parece que a la serie le va a faltar punch.

Es por esto que la serie a nivel general esté bien aunque muchos momentos parezcan un poco intrascendentes, quizá porque sean presentación de eventos que pueden ser claves en la quinta temporada. En todo caso, dado que no existen series como está ahora mismo en la televisión, sigo muy fan de The Expanse.

También es interesante comentar que el fichaje de The Expanse por Prime Video de Amazon parece que ha conseguido ampliar su presupuesto, de forma que ya ruedan en exteriores y los efectos siguen siendo más que correctos para una serie de televisión de este tipo, luciendo siempre con una notable producción.

Comparto el trailer de esta cuarta temporada:

Es genial poder disfrutar de una serie como The Expanse, incluso aunque esta cuarta temporada sea la más floja, que no mala, hasta la fecha. Sigo enganchado a esta serie y veré seguro una próxima quinta temporada.

PUNTUACIÓN 7/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

 

Crítica de The Expanse temporada 3 (Amazon Prime)

The Expanse es una de mis series de ciencia ficción favoritas, y su llegada a Amazon Prime ha sido una gran alegría ya que me ha permitido disfrutar de la excelente tercera temporada.

PUNTUACIÓN: 8/10

The Expanse es una serie de televisión estadounidense de ciencia ficción creada por Mark Fergus y Hawk Ostby, basada en la serie de novelas de Daniel Abraham y Ty Franck, escrita bajo el seudónimo de James S. A. Corey. Situada en un futuro donde la humanidad ha colonizado el sistema solar, sigue a la tripulación a bordo de la nave Rocinante mientras desentrañan una conspiración que amenaza la paz en el sistema y la supervivencia de la humanidad.

En esta tercera temporada, a medida que la tripulación de Rocinante profundiza en la búsqueda de la hija desaparecida de Prax, la guerra entre la Tierra y Marte se vuelve mortal en formas que el sistema solar nunca ha visto. Pero una nueva amenaza en los confines del Cinturón podría resultar mucho más peligrosa, amenazando con poner a prueba el futuro de la humanidad.

Los principales personajes de esta serie son el capitán de la nave Rocinante James “Jim” Holden (Steven Strait), su piloto, el oficial marciano Cas Anvar (Alex Kamal), la cinturoniana Naomi Nagata (Dominique Tipper) y el encargado de seguridad Amos Burton (Wes Chatham). A ellos se unen la ejecutiva de las Naciones Unidas Chrisjen Avasarala  (Shohreh Aghdashloo), el detective de policía de la colonia Ceres Josephus Miller (Thomas Jane), la marine marciana Bobbie Draper (Frankie Adams) y el botánico Praxidike “Prax” Meng (Terry Chen) .

Voy a intentar realizar una crítica libre de spoilers, pero es inevitable comentar algún aspecto de las temporadas anteriores, por lo que si no quieres arriesgarte a que te chafe algo importante, te recomiendo que veas esta estupenda serie. Y si quieres, puedes leer antes mis reseñas de la primera y segunda temporadas, y luego volver a ver mis impresiones de esta tercera, aunque ya te anticipo que me ha gustado bastante.

¡ESTÁS ADVERTIDO!!

Los amantes de la ciencia ficción en su vertiente espacial estamos de enhorabuena gracias a series como The Expanse o Star Trek Discovery. Tras años de dolorosa sequía, han surgido nuevos contenidos de gran calidad que consiguen calmar nuestra sed de aventuras espaciales.

Esta tercera temporada ha supuesto un cambio total, cerrando unas tramas a la vez que abriendo nuevas posibilidades que serán exploradas en la cuarta temporada cuyo estreno está previsto durante este año 2019. Este es un aspecto muy interesante, ya que más que una temporada estamos ante dos claramente diferenciadas. De hecho, la serie de televisión no sigue la estructura de novela/temporada, sino que cada temporada terminaba a mitad de algunas novelas.

Los personajes continúan su viaje interior para asumir que la Rocinante es su hogar y sus compñeros su familia. Esto no evita que hayan un montón de sorpresas y giros durante esta temporada, en un momento en que la guerra entre la Tierra y Marte parece inevitable, con el añadido del caos que la protomolécula está causando en la galaxia.

Si tengo que ponerle un pero a la tercera temporada, es la villana de la segunda parte de este temporada, que parece un elemento algo forzado, al igual que su evolución personal. De hecho, parece que los autores buscaban ampliar la tripulación del Rocinante con nuevos personajes que puedan dar más juego. Pero el final en lo relativo a este personaje me pareció una locura.

En lo relativo a los efectos especiales y visualmente me ha gustado bastante también. Aunque no llega a un nivel cinematográfico, tiene un nivel bastante bueno y cumple más que sobradamente lo que la historia necesitaba, tantándose de un formato televisivo.

En todo caso, son peros pequeñitos que no ha evitado que disfrutara mucho de esta temporada, y tenga bastante ganas de ver la cuarta que se estrenerá durante este 2019.

Comparto el trailer de esta tercera temporada:

La tercera temporada de The Expanse ha puesto el listón muy alto y ha abierto un potencial inmenso para poder seguir contando nuevas historias que nos mantengan enganchados durante bastante tiempo. Imprescindible para fans de la ciencia ficción espacial.

PUNTUACIÓN: 8/10

 

Si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de The Predator de Shane Black

The Predator (2018) de Shane Black es una vuelta al pasado con una película over-the-top que recuerda la diversión gore y políticamente incorrecta de las películas de acción de finales de los ochenta y noventa. Una película que aunque no es perfecta sí me ha ofrecido un par de horas de entretenimiento con unas risas geniales.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

Desde los confines del espacio hasta los suburbios de las pequeñas ciudades, la reinvención de la saga “Predator” llega de la mano del director Shane Black (Iron Man 3, The Nice Guys). Ahora, los cazadores más letales del universo son más fuertes, más inteligentes y más mortales que nunca, y se han mejorado genéticamente con ADN de otras especies. Cuando un niño accidentalmente desencadena su regreso a la Tierra, solo un grupo de ex soldados y una profesora de ciencias podrán evitar, quizá el fin de la raza humana…

Fox ha intentado relanzar la franquicia del cazador alienígena contratando al director de Iron Man 3 Shane Black, director que apareció como actor en la primera película de John McTiernan y Arnold Schwarzenegger de 1987, que ha adquirido por méritos propios la categoría  de película de culto del cine de acción.

Shane Black es un guionista y director que se ha convertido en un género en si mismo. Sus afilados diálogos, su humor políticamente incorrecto y su feeling a un tipo de cine que recuerda al de épocas pasadas son algunos de sus rasgos distintivos que hemos disfrutado en películas como Kiss kiss bang bang (2005) y más recientemente The Nice Guys (2016). Estas películas se caracterizan por ser un crossover de géneros que hacen que sean difíciles de vender para los encargados del marketing de los estudios. ¿Es cine negro con toques de humor? ¿Son comedias con toques negros? ¿Parodias del cine de detectives? ¿O son todo esto a la vez?

En The Predator, Black se ha unido al guionista Fred Dekker, amigo y colaborador habitual, para entregar una película que nos recuerde por qué nos alucinó el personaje de Predator en 1987 y que abra las puertas de una nueva franquicia cinematográfica para Fox que de a  conocer a este icono a las nuevas generaciones de espectadores. Y quizá este es el origen de los problemas de la película.

Pero no nos adelantemos. Empezando por lo que más me ha gustado, The Predator es principalmente una comedia que cuenta con algunos gags antológicos. Black y Dekker vuelven a deleitarnos con unos diálogos frescos y super divertidos, y consiguen que nos interesemos por unos personajes que en su mayoría se ve a la legua que son carne de cañón camino del matadero.

Boyd Holbrook (conocido principalmente por Narcos) es Quinn McKenna un tirador del ejército que sobrevive a un enfrentamiento contra un Predator. Tras quedarse con armas y material del alien, el gobierno intenta enterrar el asunto ingresándole en una clínica para veteranos con Síndrome de Stress Post-Traumático y otros problemas mentales. Allí conocerá a un grupo de soldados desequilibrados entre los que están Thomas Jane, Trevante Rhodes y Keegan-Michael Key entre otros. 

Mientras, el gobierno contacta con la bióloga Casey Bracket (Olivia Munn) para que les ayude en su investigación del alien, mientras que el agente Sterlin K. Brown intentará que no queden cabos sueltos.

El primer giro chulo de Shane Black es precisamente el meter a McKenna en medio de un grupo de enfermos mentales, en contraste con el equipo de Dutch de la primera película que eran lo mejor de lo mejor. Esto crea unas dinámicas muy chulas que me descolocaron y me sorprendieron durante el visionado. Todos los personajes molan, no solo los protagonistas Olivia Munn y Boyd Holbrok, sino en general todo el reparto de grillados. Incluso el hijo de McKenna, Rory (Jacob Tremblay ) un niño autista está bien y no quieres que muera como le pasa al 99% de niños que salen en este tipo de películas. Las dinámicas entre personajes molan y se nota el carisma de los actores y la buena química entre ellos, lo que hace que toda la parte central de la película con los soldados sea muy entretenida.

Globalmente, diría que se nota que Shane Black y Fred Dekker se lo han pasado genial haciendo la película. El tono de no tomarse muy en serio a sí mismos es lo que tocaba para darnos un buen espectáculo que opta por potenciar el humor frente al gore y la violencia, que en todo caso sí  aparece en dosis pequeñas hasta que llegamos a la batalla final.

Además, la música de Henry Jackman recupera el tema original de Alan Silvestri, y mola mucho cada vez que suenan sus acordes iniciales. Otro elemento positivo es la fotografía del veterano Larry Fong, colaborador de Zack Snyder en 300, Sucker Punch o Batman v Superman.

Sin embargo, más allá de estos dos elementos positivos del casting y el humor de la película, hay numerosos elementos mucho más flojos. En primer lugar, en una película de acción como es Predator yo esperaba principalmente eso, acción. Y la acción no acaba de llegar y al final queda eclipsada por la comedia. Y lo cierto es que esto a priori no es malo, e incluso narrativamente puede servir para aumentar la expectación ante el climax. Pero si haces que la acción tarde en llegar, cuando lo haga debería ser la bomba, y lamentablemente la acción es solo correcta y principalmente confusa. Sin duda decepcionante. Entiendo que es difícil ser original en la sexta película protagonizada por los Predators, pero deberían haber intentado cuidar más este aspecto.

Pero es que además se nota para mal que la película ha sufrido cortes en el montaje y los reshoots han cambiado elementos de la historia y el final. Durante toda la película hay un montón de saltos no justificados que hacen que aunque superficialmente parezca que va al grano realmente provoca que el visionado vaya a saltos y sean escenas sueltas sin conexión. Por poner un ejemplo, los soldados escapan del Predator en un autobús de transporte de presos. La siguiente vez que les vemos, han llegado a la casa de McKenna armados hasta los dientes conduciendo una caravana. ¿What?! ¿Qué ha pasado? Está claro que no ver como roban una caravana a un traficante de drogas  no es importante para la trama principal, pero no puedes pegar ese salto y quedarte tan tranquilo. Y como este ejemplo hay un montón.

No, este tanque tampoco sale en la película.

Por eso aunque la película es divertida, globalmente te das cuenta que no es todo lo buena que hubiera podido ser. Con el añadido de que su final abierto y la sorpresa final no aporta nada especialmente interesante a la franquicia ni creo que deje este universo en un mejor punto respecto a como estábamos antes de ver la película.

Pero yendo más allá, hay una realidad que ni FOX ni Shane Black han entendido sobre lo que los espectadores esperan de una franquicia como la que querían relanzar. Y es que las películas deben comunicarse de una manera clara, no puedes hacer una película y que la siguiente haga como si lo anterior no existiera, empezando por los protagonistas. Es cierto que el guión inicial quería que la película terminara con un cameo de Arnold Schwarzenegger retomando el personaje de Dutch. Este final que no pudo ser porque Arnold no acepto no tener mayor protagonismo. Pero si no es Arnold, ¿porqué no aprovechar a los personajes de Danny Glover o Adrien Brody? La sensación que han transmitido es que esta es otra película más en la franquicia, sin llegar a ofrecer elementos realmente originales. Y es que aunque la principal amenaza es la presencia de un super predator evolucionado, lo cierto es que esto ya lo vimos en la anterior película de 2010.

Y volviendo a la película de 2010, hubieron fans de la saga que se cabrearon con el cliffhanger del final de la película, ante la sospecha  que nunca iban a cerrar la historia. Cuando anunciaron The Predator se confirmaron las sospechas, y cuando ves franquicias, quieres que todas las películas cuenten y sean “importantes”. Sin embargo, vemos como vuelven a reunir a un nuevo grupo de desconocidos para ser masacrados, por lo que es muy difícil que te preocupes por ellos, a pesar del carisma de los actores implicados. Sin garantías además de que los productores no decidan tirar a la basura a estos personajes y empezar de cero en el futuro.  Este error es garrafal, sobre todo teniendo en cuenta los ejemplos existentes en otras franquicias cinematográficas, como Misión Imposible o Fast & Furious. Aunque llamar “actores” a los protagonistas de “Fast & Furious” es ser muy generoso, lo cierto es que desde la cuarta película estamos viendo a los mismos personajes y cada historia se construye claramente de la anterior, por lo que al final les coges cariño.  Hacer un 4º film de Predator sin que se asome ninguno de los protagonistas de las 3 primeras película es una pena de muerte y demuestra que no están al tanto de lo que la gente espera de una franquicia hoy.

Y encima, tenemos la confirmación de que el taquillazo de Iron Man 3 fue una excepción en la filmografía de Shane Black. Es un director que me encanta, pero lo cierto es que no conecta con el público generalista, de forma que peliculones como Kiss kiss bang bang o The Nice Guys fueron fracasos de taquilla que no supieron encontrar a su público. Esto, unido a la polémica provocada por Olivia Munn al descubrir que Black había contratado a un amigo actor con antecedentes de acoso sexual, ha provocado que durante los días previos se haya hablado más de este tema que de la película, algo que sin duda tampoco le ha venido bien.

Comparto el trailer de la película:

The Predator es super divertida pero a la vez es una pena, porque no es todo lo buena que nos hubiera gustado. Creo que a los espectadores veteranos nos gustará bastante, pero entiendo que puede dejar indiferentes a los espectadores que no sean fans de la franquicia.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

Crítica de The Expanse temporada 2

La segunda temporada de The Expanse del canal americano Sci-Fi y que Netflix ha estrenado en España ha superado el buen arranque de la primera temporada y muestra que la ciencia ficción de calidad tiene también un hueco en la parrilla televisiva.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

The Expanse es una serie de ciencia ficción futurista en la que la humanidad se ha expandido por el Sistema Solar, colonizando Marte y creando numerosas colonias mineras en los cinturones de asteroides. En una galaxia al borde de la guerra debido al enfrentamiento entre la Tierra y Marte, la aparición de una protomolécula de origen desconocido en la primera temporada sirvió para aumentar la tensión hasta convertir la situación en casi insostenible.

The Expanse adapta la serie de novelas escrita por Daniel Abraham y Ty Franck (con el pseudónimo de James S. A. Corey), de la que se han publicado seis novelas hasta la fecha. La serie de televisión ha sido desarrollada por Mark Fergus y Hawk Ostby, guionistas de Hijos de los hombres de Alfonso Cuarón y Cowboys & Aliens de Jon Favreau.

En esta segunda temporada, los tripulantes del Rocinante siguen buscando a los responsables de liberar la protomolécula en la colonia de Eros. Mientras, las intrigas políticas entre los gobiernos de Marte y la Tierra alcanzarán un máximo nivel de tensión tras un combate en la luna de Ganimedes. En esta segunda temporada conoceremos con más detalle a la armada marciana, y en especial a la soldado Bobbie Draper (Framkie Adams), que odia a los humanos y solo está deseando en entrar en acción contra la Tierra.

Cuando comenté mi opinión sobre la primera temporada el año pasado, me pareció una serie con una historia y un misterio que me engancharon protagonizado por personajes muy poco interesantes. Me alegra poder decir que lo bueno se mantiene y que lo personajes muestran muchos más matices que los convierten en más tridimensionales. Ninguno es 100% bueno ni malo, y las decisiones, incluso las malas, se explican y casi hasta se entienden.

A la tripulación del Rocinante formada por el capitán de la Tierra Jim Holden (Steven Strait), el piloto marciano Alex Kamal (Cas Anvar), la cinturoniana Naomi Nagata (Dominique Tipper) y el mecánico y guardaespaldas Amos Burton (Wes Chatham) se les une el agente de la ley Joseph Miller (Thomas Jane) en su investigación sobre la protomolécula. Y aunque se mantienen juntos, cada uno tiene sus propios demonios a los que tendrá que enfrentarse.  Y mientras, en la Tierra, la secretaria de la ONU Chrisjen Avasarala  (Shohreh Aghdashloo) intenta evitar una guerra con Marte mientras lucha con enemigos dentro de su propia organización.

En todo caso, el visionado en V.O. hace que las actuaciones me hayan gustado más que en la primera temporada, pero siguen siendo interpretaciones de nivel televisivo, muy alejado del nivel cinematográfico.

Otro elemento que me ha gustado mucho es la forma en la que vemos como este conflicto al final lo sufren los ciudadanos normales, sobre todo los cinturonianos. Hubieron varias escenas muy crueles que me impactaron por lo frío que es el espacio, lo frágiles que somos los seres humanos en este territorio hostil y como la vida en el espacio vale menos que nada.

Comparto el trailer de la segunda temporada:

The Expanse ha mejorado en todos los aspectos y se ha convertido en una serie super interesante para todos los amantes a la ciencia ficción. Me alegra saber que la tercera temporada ya está en marcha, y espero que no tarde demasiado en entrenarse.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

The Expanse – La raza humana se expande por el Sistema Solar

The Expanse es una serie del canal Syfy estrenada en los USA en 2015 y que he podido ver gracias a mi suscripción de Netflix. Una serie de la que no conocía nada y ha sido un buen entretenimiento que ha saciado mi sed de ciencia ficción espacial.

the-expanse-syfy

El argumento de esta serie está basado en una serie de libros escritos bajo el seudónimo de James S.A. Corey por Daniel Abraham y Ty Franck. La historia nos sitúa varios siglos en el futuro, en la que la colonización del Sistema Solar es una realidad. La raza humana se ha expandido por Marte y por el cinturón de asteroides situado entre Marte y Júpiter de donde se extraen sus recursos naturales. Tras décadas de expansión, el equilibrio entre los terrícolas, los marcianos y los habitantes del cinturón pende de un hilo y la guerra civil entre los diferentes territorios parece casi inevitable. En este contexto, dos sucesos aparentemente inconexos se convertirán en piezas de un puzzle que puede sacar a la luz una conspiración que amenaza a toda la raza humana.

expanse_hero_trailer_5

En Ceres, la mayor roca del cinturón, una investigación de una persona desaparecida es encargada al detective “Joe” Aloisus Miller (Thomas Jane) un policía de moral dudosa y que parece que solo se preocupa de si mismo.

Mientras, en las profundidades del espacio, el primer oficial de la nave carguera Canterbury James Holden (Steven Strait) contestará un aviso de socorro de una nave varada en un asteroide.

Y en la Tierra, la oficial de la ONU Chrisjen Avasarala (Shohreh Aghdashloo), intentará evitar la guerra entre la Tierra y Marte. Y utilizará cualquier medio a su alcance para conseguirlo.

expanse-crew_syfy

Mark Fergus y Hawk Ostby (“Hijos de los Hombres,” “Iron Man”) son los escritores, productores y showrunners de la serie, cuyo principal mérito es su sobresaliente diseño de producción y lo interesante de su premisa. The Expanse es la serie más cara de la cadena Syfy y la verdad es que se nota para bien. En otras series de la cadena, hay una sensación de cutre debido a su escaso presupuesto que en mi caso me han echado para atrás. En The Expanse, las naves, los trajes, los efectos especiales, todo en general tiene una calidad casi cinematográfica que molan.

the-expanse-series-premiere-chrisjen

En lo negativo, excepto Thomas James, todo el reparto es muy, muy flojito y sin carisma. Y los personajes que interpretan no cuentan con situaciones especialmente interesantes que permitan el más mínimo lucimiento.

the-expanse-series-premiere-james

Por lo dicho anteriomente, me ha parecido que The Expanse es casi lo opuesto a Firefly, la serie de Joss Whedon que acabé de ver justo antes de empezar a ver esta y sobre la que hablé hace nada.

Firefly tenía unos personajes interesantes sobre los que había un intento claro y consciente de romper con muchos tópicos televisivos. La lástima es que la serie tenía un presupuesto mínimo que se notaba a la legua, y que las aventuras que vivían cada episodio no eran especialmente interesantes.

En The Expanse la historia futurista y el misterio están logrados y te mantienen en vilo, con un diseño de producción muy acertado. Sin embargo, los actores parecen 100% televisivos en el mal sentido.

nauocv0osecrxckbxnt6

En todo caso, lo cierto es que ambas series consiguieron engancharme a pesar de sus defectos y me hicieron verlas casi de un tirón. Firefly ya es pasado para la ciencia-ficción televisiva, pero The Expanse está muy viva, con una segunda temporada a punto de estrenarse este próximo mes de Febrero de 2017.

the_expanse_7

Comparto con vosotros el trailer de esta entretenida serie de ciencia ficción:

Si te gusta la ciencia ficción de temática espacial, creo que The Expanse te gustará. No es perfecta, sobre todo en lo relativo a los personajes, pero creo que conseguirá engancharte con su misterio y la construcción de estos mundos futuristas pero con problemas muy terrenales y conocidos. Además, el estreno de la 2ª temporada está previsto para Febrero de 2017, por lo que no queda casi nada para poder ver la continuación.

PUNTUACIÓN: 7/10