Archivo de la etiqueta: Franklin «Foggy» Nelson

Crítica de Daredevil Temporada 3 de Marvel – Netflix

La tercera temporada de Daredevil de Marvel Televisión, recién estrenada por Netflix, es la confirmación de que esta serie marca el standard de calidad al que el resto de contenidos basados en personajes de comic debe aspirar. Una serie excelente a todos los niveles, pero especialmente en lo referido al casting y la evolución de los personajes.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

Tras los sucesos ocurridos en la decepcionante miniserie Defenders, Matt Murdock / Daredevil (Charlie Cox) sigue desaparecido y es dado por muerto. Aunque está protegido en la iglesia de Hell´s Kitchen por el Padre Langton (Peter McRobbie ) y la monja Maggie Grace (Joanne Whalley) encargada del orfanato, está roto física y psicológicamente, creyendo que no es digno de su vida anterior o de sus amigos. La vuelta de Wilson Fisk (Vincent D´Onofrio) a Nueva York lo cambiará todo. Tras un periodo en la cárcel, ha cerrado un trato con el FBI para colaborar con la justicia y ayudarles a encerrar a los criminales de la ciudad, a cambio de contar con beneficios como salir de la prisión.

Esta tercera temporada ha contado con Erik Oleson como Showrunner y escritor de varios episodios. Oleson ha significado una verdadera sorpresa positiva, ya que hasta la fecha sólo le conocía por series como «Arrow» y «The man in the high castle», que son solo correctas sin más.

En Daredevil, Oleson ha pegado un enorme salto de calidad al centrar su historia en el drama de todos los personajes, de forma que consigue que todos sean importantes, y que el espectador les conozca, comprenda y empatice con ellos. Con todos, incluidos los villanos.

Un hecho que considero muy positivo es que Oleson cuenta su propia historia, tomando elementos de numerosos comics, pero sin ser una copia literal de ellos. Viendo Daredevil, se nota la influencia de los comics de Frank Miller, Ann Nocenti, Kevin Smith y tantos otros, pero es un espíritu que sobrevuela sin marcar la historia, y de hecho, esta temporada no es «Born again», como se decía antes su estreno. Igual que ya vimos en Capitán América: Civil War, Oleson y el resto de productores con Jeph Loeb a la cabeza, toman elementos icónicos de los comics para añadirlos orgánicamente a su propia historia.

Una de las críticas más extendidas de las series Marvel de Netflix es relativa a su duración de 13 episodios, pudiéndose contar lo mismo mejor utilizando los 10 episodios habituales en series de la HBO. Y realmente es cierto que el visionado de series como Jessica Jones, Luke Cage o Iron Fist quedaba emborronado por numerosos minutos de la basura, por usar un símil de basket, con escenas de personajes secundarios sin interés o con el héroe repitiendo situaciones expositivas que no hacían avanzar la narración.

Me alegra poder decir que esto no pasa en Daredevil, y que no quitaría ni un minuto de esta tercera temporada, cuya duración, giros y cliffhangers me parecen perfectos. Esto demuestra que el problema no son los 13 episodios, sino que la historia no sea todo lo buena que debería.

La clave del éxito de Daredevil son sin duda sus protagonistas y el drama que se construye a su alrededor. Todos personajes son importantes y no parecen «secundarios», no al menos desde un punto de vista narrativo. Matt Murdock (Charlie Cox) y Wilson Fisk (Vincent D´Onofrio) están de nuevo excelentes, pero sorprende la importancia real que la serie da a personajes como Karen Page (Deborah Ann Woll), Foggy Nelson (Elden Henson), los agentes del FBI Ray Nadeem, (Jay Ali) y Dex Poindexter (Wilson Bethel), o el Padre Langton (Peter McRobbie ) y la monja Maggie Grace (Joanne Whalley).

Si una ventaja tiene la televisión en relación al cine, es que puede construir mejor a los personajes al no estar limitado por la duración de las películas, que tienen sobre todo que hacer que la trama avance. En Daredevil me ha parecido brutal que se hayan «atrevido» a parar la acción principal para mostrarnos el pasado de varios personajes, como son el agente Poindexter en el episodio 5 o de Karen Page en el 10. Y si para ello tienen que invertir 10 o 15 minutos de episodio porque eso es lo que el personaje necesita, Oleson lo hace, consiguiendo crear personas con aciertos y errores que les convierten en totalmente creíbles y reales.

Lo mismo diría para Matt, que es una persona rota emocionalmente y que comete error tras error en la primera parte de la temporada, alejando y tratando mal a todo aquel que intenta ayudarle. El camino de Matt hacia la luz será complejo, y antes de nada deberá reconciliarse consigo mismo si quiere poder servir de ayuda a los demás. Fruto de este proceso de sanación, me ha parecido muy interesante que Matt no lleve su traje en ningún momento esta temporada, inicialmente porque no se cree digno de llevarlo. Además, dado que está herido y no llega a estar nunca al 100% físicamente, sus peleas son mucho más brutales y es herido y vencido repetidamente durante la temporada. Narrativamente, es más interesante ver como el héroe se enfrenta a su mayor amenaza en su momento de mayor debilidad, y esto es algo que vemos explotado durante estos episodios.

Vincent D´Onofrio fue la gran sorpresa de la primera temporada de Daredevil, y en esta temporada vuelve a regalarnos una enorme actuación. Con una presencia imponente que transmite amenaza y peligro, consigue también ofrecer un  ámplio abanico de sentimientos, al intentar proteger y recuperar a su amada Vanessa. Con permiso de Thanos, Kingpin es el mejor villano del Universo Marvel cinematográfico y televisivo.

Me gustaron mucho también los arcos de los demás personajes. Lo primero que hay que decir es que Marvel realizó un enorme casting con unos grandísimos actores que clavan sus papeles. Karen Page lo borda en cada escena, y su drama adquiere más intensidad cuando por fin conozcamos su origen. Me ha gustado mucho que Foggy sea el referente moral de la serie, en un momento en que Matt está dispuesto a lo que sea con tal de para a Fisk, Foggy es la voz que sigue teniendo fe en la lez y en la justicia, incluso cuando todo a su alrededor se desmorone. Muy interesantes también son los agentes del FBI Nadeem y Poindexter, sobre los que no diré nada para no spoilear la trama.

Como véis por mi artículo, Daredevil triunfa porque nos creemos a sus complejos personajes y consiguen tenernos en vilo. Pero es que además, la serie técnicamente es muy, muy buena. Respecto a las superdecepcionantes Iron Fist o Defenders, Daredevil cuenta con una excelentes escenas de acción, cuyo máximo exponente es el increíble largo plano secuencia del episodio 4. Hay además muchas escenas muy bien ejecutadas, como la emboscada del episodio 2, cuyo punto de vista es original y funciona para amplificar la tensión del momento. Y aunque globalmente  hay menos escenas de acción durante esta temporada, cuando aparecen nos golpean con dureza.

Además de la acción propiamente dicha, los episodios consiguen aumentar la tensión ante la amenaza de Fisk y sus secuaces, de forma que cuando llegamos al episodio 12, no tenemos ni idea como van a poder salir nuestros héroes del pozo. Si es que lo consiguen. Esto se consigue gracias a una acertada narración que consigue amplificar la amenaza hasta niveles casi insoportables, creando cliffhangers brutales al final de varios episodios y giros narrativos super buenos.

Si tengo que decir algo menos bueno, quizá sería el climax final. Aunque globalmente el final me parece un gran broche de oro no solo a esta tercera temporada sino a la trilogía televisiva del personaje, para llegar a él los guionistas se ven obligados a caer en un par de convencionalismos comiqueros en el último episodio. Unos convencionalismos que no estando mal del todo, si están un peldaño por debajo de la narración hasta ese momento. Algo que en todo caso se perdona sin duda por el gran nivel de lo narrado en esta temporada.

Me ha gustado tanto esta temporada que creo que lo ideal es que Marvel y Netflix deberían dejar descansar al personaje una temporada. Creo que lo que han conseguido es difícilmente superable, y es mejor dejarlo ahora cuando están en lo más alto. Dicho esto, entendería que igual que el mundo del comic se caracteriza porque cada mes debe salir un nuevo tebeo, en la televisión no cierras una serie porque tiene éxito, sino que eso confirma que debe continuarse.

Comparto el trailer de esta temporada:

Daredevil marca el nivel de calidad al que toda producción televisiva debería aspirar. Una serie que va a entrar seguro en mi top de series de este año.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

 

Daredevil de Netflix: Un nuevo estándar para los superhéroes en televisión

En muchas ocasiones, ser un lector veterano de tebeos puede ser un inconveniente a la hora de disfrutar películas o series de televisión basadas en personajes de Marvel o DC. Para mucha gente que no ha leído las aventuras de Superman, la última película Man of Steel les pareció buena, y lo mismo podría decirse de series de televisión como Constantine o Gotham, estrenadas este año.  Sin embargo, para mi es imposible disfrutarlas, aparte de por su dudosa calidad, por sus importantes cambios respecto a la esencia de los personajes en los que se basan, y que convierten a estos personajes en sombras de lo que son en realidad.

La pregunta que inmediatamente surge entonces es: ¿Podremos disfrutar alguna vez de una GRAN serie de televisión que además sea fiel a la esencia del personaje, a aquello que lo hizo grande? Gracias a la serie de Daredevil, que ha sido recientemente estrenada por la cadena Online Netflix, la respuesta es un SI rotundo.

Daredevil es una de las mejores series de televisión que he visto, y nos muestra con una increíble fidelidad todo lo que hace de DD uno de mis personajes favoritos de los comics de Marvel.

B6w3Jq0CEAENy8i.jpg-large

La cadena online Netflix estrenó los 13 episodios que componen la primera temporada de forma simultánea este pasado mes de abril, por lo que los suspcriptores a la cadena pudieron disfrutar de esta serie a su ritmo, sin estar encorsetados por la clásica regularidad semanal. Una maravilla para los fans, muchos de los cuales realizaron autenticos maratones para verse casi de una sentada toda la serie. Además el estreno simultáneo crea una nueva forma de narración televisiva comercial, al poder desarrollar tu historia sin tener en cuenta las obligaciones de publicidad, o tener que explicar lo que ha pasado al inicio de cada capítulo, o quienes son cada uno de los personajes que aparecen.

daredevilposter

Esta serie se engloba dentro de una ambiciosa iniciativa de Marvel en colaboración de Netflix, que es la creación de 5 series de televisión presentando a varios personajes de ámbito urbano de la editorial: Daredevil / Matt Murdock , Jessica Jones, Luke Cage / Powerman y Iron Fist (Puño de Hierro) / Daniel Rand. Estos 4 heroes contarán con una serie propia de 13 episodios, que culminará con una quinta serie «Los Defensores» en la que veremos la reunión de estos personajes, lo que marcará un hito televisivo por su desarrollo y nexo de unión. Además, ante el increíble éxito de crítica y audiencia de Daredevil, ya se ha confirmado el rodaje de una 2ª temporada, que se entrenará en 2016.

La serie ha sido desarrollada por Drew Goddard (director de la genial Cabin in the Woods), antes de abandonar la serie para dirigir una película del Universo de Spider-Man, que a día de hoy está parada, estando acreditado como creador de la serie. Tras su marcha, Steven S. DeKnight tomó las riendas del proyecto, demostrando que conoce a la perfección al personaje y su Universo, lo que lo hace grande y como enseñarlo.

jpeg

Y ese es el principal acierto de Daredevil. Todos los personajes están perfectamente desarrollados y en seguida te preocupas por ellos y quieres conocer más. Y sus personalidades son coherentes con la esencia de estos personajes en los comics, demostrando que si crees en ellos, no es necesario cambiarlos, todo lo bueno ya lo tienes, solo hay que trasladarlo a un medio diferente.

Matt Murdock (Charlie Cox) es un abogado ciego que vive en Hell´s Kitchen (La cocina del Infierno), un barrio de Nueva York. Junto a su amigo Foggy Nelson (Elden Henson), desarrolla su actividad porfesional intentando ayudar a las personas menos favorecidas por el sistema. Pero además, Matt por la noche se enfunda un traje negro y lucha contra el crimen y la corrupción de la ciudad, gracias a las habilidades que adquirió tras quedar ciego, y que entrenó junto a su maestro Stick (el veterano Scott Glenn). Pero su trabajo no va a ser fácil, ya que no solo tendrá que escapar de la policía corrupta, sino que los criminales dominados por el misterioso Wilson Fisk (Vincent D´Onofrio) no permitirán que nadie amenace sus actividades.

Daredevil-Marvel

La acción es oscura, directa y espectacular. Todas las escenas están rodadas casi a nivel cinematográfico, y los callejones de Nueva York se convierten casi en un personaje más, algo que encaja perfectamente con el tono gritty-noir de muchas de las aventuras de DD, en especial las realizadas por Frank Miler. Además, Matt no es el Capitán América y resulta herido en varias ocasiones, algunas incluso de bastante gravedad, que le dejan secuelas durante varios episodios, lo que ayuda a establecer el tono realista, aunque estamos hablando de personajes de tebeos de super-héroes. Los actos tienen sus consecuencias, y los errores se pagan muy caros.

Además, todos los personajes Matt Murdock (Charlie Cox), Foggy Nelson (Elden Henson), Karen Page (Deborah Ann Woll), Claire Temple (Rosario Dawson), Ben Urich (Vondie Curtis-Hall), incluso los villanos Wilson Fisk (Vincent D´Onofrio), James Wesley (Toby Leonard Moore), Leland Owsley (Bob Gunton) o Vanessa (Ayelet Zurer), son personas complejas con muchas facetas. No todo es blanco y negro, sino que hay muchas capas de gris, como en la vida real. Aunque los buenos intentan hacer el bien, a veces nos sorprenden realizando actos de dudosa moralidad. E incluso Wilson Fisk alterna actos horribles con momentos de ternura, en los que llegas a pensar que a lo mejor sí tiene razón en su búsqueda de mejorar Nueva York.

54f0cf4ed397e

Los personajes desprenden verosimilitud y autenticidad, no son clichés al uso. El origen de Matt está narrado mediante flashbacks que no entorpecen el ritmo de los capítulos, sino que los enriquecen y aportan un sentimiento y una emoción increibles. Y solo son utilizados cuando realmente son necesarios, no de forma obligada en todos los capítulos como otras series (desde Perdidos a la más reciente Arrow).

Los personajes secundarios aportan un montón a la serie. Karen Page no es ni mucho menos la damisela en apuros que necesita ser salvada. Y Claire Temple, la enfermera que ayudará a Matt, nos enseñará los problemas de la gente corriente que se relacione con nuestro héroe, al ser perseguida por la mafia rusa. Y en cuanto a los «malos» James Wesley sorprende por una lealtad a prueba de bombas hacia su jefe Wilson Fisk, algo que no todos sus asociados comparten.

54f0d249617f7

Otro punto a favor es que la serie está muy bien rodada. El final del primer episodio, con dos acciones que suceden simultáneamente, es un ejemplo de gran televisión. Pero en todos los episodios hay momentazos, como la increíble secuencia de acción del segundo episodio, la presentación de Wilson Fisk, la caza del hombre a Daredevil por la policía, la conversación de Matt y Foggy del décimo… Todo rodado con un gusto exquisito y un ritmo endiablado, nunca mejor dicho.

54f0d18fcd3ae

Wilson Fisk es sin duda uno de los hallazgos de la serie. Interpretado excepcionalmente por Vincent D´Onofrio, aporta muchos matices y grises muy interesantes. Pero sus partners-in-crime son igualmente interesantes y abren muchas opciones para el futuro de la serie.

54f0ce14dd6ef

Esta primera temporada ha sido un hallazgo alucinante. Ademas de terminar muy satisfactoriamente, cierra una de las principales trama, aunque con la promesa de seguir dando guerra. Y tras la noticia de la segunda temporada, se abren un montón de posibilidades de ver a un montón de personajes clásicos: Elektra, el amor de juventud de Matt convertida en asesina, Bullseye, el sádico archienemigo de Daredevil, el asesino que no falla, la Mano, hermandad de Ninjas asesinos que controlan los bajos fondos de Japón, o incluso el Punisher (Castigador en español), el famoso antihéroe de Marvel, que no ha tenido excesiva suerte son sus apariciones en cine, pero que podría conseguir una nueva vida con el formato televisivo. Y aunque DeKnight no continuará en la serie por problemas de agenda, sí comentó que le encantaría poder contar con este personaje. Muchas posibilidades, muchas opciones por explorar.

Netflix Original Series "Marvel's Daredevil" New York Comic-Con Panel & Cast Signing

No se cuando se emitirá por una cadena española, pero os aseguro que para mi Daredevil es sin duda la serie del año. Si teneis oportunidad, no lo dudeis y dejar que la Cocina del Infierno se apodere de vuestros sentidos.

¡Teneis que verla, os la recomiendo!