Archivo de la etiqueta: lo mejor del año

Lo mejor del año 2022: Comic

Termino el año 2022 con un clásico del blog, al comentar lo más destacado que he leído este año en el mundo del comic.

El primer comentario sobre el mundo del comic es que sigo disfrutando muchísimo de mi afición gracias a mis autores favoritos. Daniel Warren Johnson, Ed Brubaker y Sean Phillips, Jason Aaron, Tom Taylor y Bruno Redondo, Roberto Kirkman y Chris Samnee, Rick Remender, Jeff Lemire y Andrea Sorrentino, Matt Wagner, Donny Cates y Geoff Shaw, Alex Ross… La lista sigue y sigue, pero hay autores a los que le tengo total confianza y la lecturas de sus comics no decepciona.

Hay muchos comiqueros de pro que son fans de los personajes, y compran por ejemplo todo Spiderman independientemente de los equipos creativos. No es mi caso, desde hace más de 20 años sigo antes a autores que a personajes. Esto no quita que que mi gozo sea doble cuando un equipo creativo TOP se encargue de uno de mis personajes favoritos, como es el caso de Nightwing de Taylor y Redondo. Pero cada vez cuesta más encontrar comics mainstream de Marvel con el que conectar. De DC ya ni os cuento. Por cierto, a pesar de los aumentos de precios, sigo pensando que la mejor forma de seguir los universos superheroicos es mediante la lectura mensual de las grapas, algo que razoné en un artículo hace unos meses.

MARVEL

El caso es que 2022 ha sido un año con alguna luz pero muchas sombras, y cada vez hay más en el horizonte. A primeros de año se publicó en España el final de Inmortal Hulk de Al Ewing y Joe Bennet, y lamentablemente la nueva etapa de Donny Cates y Ryan Ottley no estuvo a la altura. El reinicio que SI me ha gustado mucho es el de Veneno, con el nuevo equipo de (precisamente) Al Ewing, Ram V y Bryan Hitch. Poder leer un comic que de momento tras 11 números ha sido dibujado en su totalidad por Hitch es una alegría inmensa, teniendo en cuenta el estado de la Editorial y su falta de respeto por los dibujantes, convirtiéndoles en intercambiables y casi secundarios.

En la parte de la Patrulla-X, cada vez conecto menos con los mutantes de Krakoa, algo que también expliqué en un largo artículo. A pesar de haber disfrutado con la Patrulla X de Gerry Duggan y Pepe Larraz (aunque su estancia de 7 números de 12 ha sido muy decepcionante, nada que ver con Bryan Hitch, lamentablemente). A día de hoy sólo sigo esta colección y X-Force, y estoy más en fase de salirme del todo de la franquicia que esperarme a ver como cierran la etapa una vez se marchó Jonathan Hickman.

Sigo muy contento con Jason Aaron. Empezando por sus Vengadores junto a Javier Garrón en la serie principal y Aaron Kuder en Avengers Forever. Se que estoy en minoría frente a las unanimidades tuiteras, pero creo que es una colección muy chula que está cumpliendo con los objetivos que Aaron se planteó al inicio de su etapa hace 4 años. En 2023 tendremos el final de esta etapa, y a poco que acierte el final creo que puede quedar un comic que el paso del tiempo servirá para reivindicarlo. Pero junto a Vengadores, Aaron nos entregó una excelente miniserie de Conan Rey junto a Mahmud Asrar, y está encargándose de la actual serie de Castigador junto a Jesús Saiz y Paul Azaceta.

Hablando de Conan, aprovechando la liberación de los derechos del personaje, este año he descubierto los álbumes europeos de Glénat publicados por Panini, y la verdad es que he disfrutado mucho de La Reina de la Costa Negro y El Coloso Negro, los dos comics publicados hasta la fecha.

Por terminar con Marvel, como suele pasar, los principales disfrutes se encuentran en las series «menores» en los que parece que los autores tienen un poco más de margen. El reinicio de Caballero Luna de Jed MacKay y Alessandro Cappuccio me ha gustado mucho, como también lo hicieron las series Academia Extraño de Skotie Young Humberto Ramos y La Muerte de Doctor Extraño de MacKay y Lee Garbet. Por cierto, no puedo acabar esta sección sin recordar el histórico Los Cuatro Fantásticos: Círculo Cerrado de Alex Ross, una novela publicada por Abrams ComicArts, no por Marvel propiamente dicha, y que nos trae el que posiblemente sea uno de los tres mejores trabajos de toda la carrera de Alex Ross, además de ser un sentido homenaje a Jack Kirby (y Stan Lee).

DC COMICS

DC hace años que me perdió como lector de continuidad. Dejó de interesarme y sigo sin echarlo de menos, algo que es lo peor que le puede pasar a una editorial mainstream. Disfruto mucho con el Nightwing de Taylor y Redondo, y este año descubrí la excelente Nice house on the lake de James Tynion IV, Álvaro Martínez Bueno y Jordie Bellaire porque sigo intentando picar cosas de DC, aunque sea del sello Black Label. Phil Jimenez nos regaló una obra de arte histórica con el primer número de Wonder Woman: Historia – Las Amazonas con la guionista Kelly Sue DeConnick. Lástima que el segundo número dibujado por Gene Ha no estuviera a la altura. También me está gustando la actual etapa de Swamp Thing de Ram V y Mike Perkins, y tengo ganas de leer Batman – Superman Los Mejores del Mundo de Mark Waid y Dan Mora.

Sin embargo, sigo totalmente desconectado de los comics en continuidad, y creo que el éxito de los comics Black Label fuera de continuidad es una losa que todos los meses machaca a estos comics «normales», mostrando a los lectores que los comics buenos no son estas grapas sino los tomos en los que los autores seleccionados tienen mayor libertad para contar la historia que quieran. Entiendo que es un tema complejo, porque por un lado estoy seguro que se venden muchísimo más estos tomos en librerías y FNACs que lo que lo hacen las grapas mensuales, pero la sensación que la continuidad DC cada vez interesa a menos gente es algo que creo que está muy presente en la conversación comiquera.

INDEPENDIENTES

Por primera vez en más de 10 años, Rick Remender no tiene un comic mensual en publicación tras la finalización en los últimos meses de The Scumbag con Roland Boschi y Deadly Class con Wes Craig, a lo que hay que sumar el final de A righteous thirst for Vengeance junto a André Lima Araújo, que reconozco que aún tengo que leer. Pero esto es una pena, porque durante años Remender estaba en mi top de guionistas.

Los que siguen a todo ritmo son Ed Brubaker y Sean Phillips, que este año han publicado dos novelas gráficas de su serie Reckless, The ghost in you y Follow me down. En dos años han publicado 5 NGs, lo cual visto lo visto es un hito en el panorama mainstream, me alegra que sigan con ganas de darnos su mejor trabajo en su próxima obra. Brubaker también publicó en Panel Syndicate el segundo volumen de Friday junto a Marcos Martín y Muntsa Vicente, y aunque el comic es una pasada, su imposible periodicidad hace que sea imposible seguirla grapa a grapa.

Una sorpresa de este 2022 fue descubrir que Matt Wagner había creado una nueva historia protagonizada por Grendel Prime, y que hay nuevas historias previstas para este 2023. Junto a esto, Ultramega de James Harren y Dave Stewart me ha parecido otro sorpresón de este año.

Los que no son sorpresa son Robert Kirkman y Chris Samnee en Fire power y Jeff Lemire y Andrea Sorrentino con The Passageway, la primera de una serie de novelas gráficas de terror. Step by bloody step de Simon Spurrier y Matías Bergara, Crossover de Donny Cates y Geof Shaw o el final de Las Tortugas Ninja: El último ronin también me han parecido super buenas lecturas.

Este año volví a visitar el Salón del Comic de Barcelona, y aparte de la alegría de volver a viajar, conocí en persona a Tirso Cons, lo que me animó a comprar su tomo La Casa de los Susurros con el guionista David Muños. Y me planteé leer la larga etapa río de Jonathan Hickman en Vengadores que culminó con las Secret Wars, y tengo que reconocer que la lectura me bajó bastante este lectura, pero que salieron unos artículos bastante chulos.

En 2022 realicé un lectura de los comics de Doctor Extraño para poder participar en el podcast de Tierra Salvaje, y de ahí salieron una serie de artículos que disfruté mucho. También tengo que agradecer a Marcos de Tomando un chiriflús por invitarme a sus podcasts comiqueros, que disfruto enormemente.

Al esperado fallecimiento de George Pérez este 2022 se unió hace unas semanas la triste confirmación de la muerte de Carlos Pacheco, precursor junto a gente como Salvador Larroca o Pascual Ferry del desembarco de artistas españoles en el mundo del comic americanos. La noticia fue un mazazo para tanta gente que le conocía en persona y hablaba maravillas de él, pero los fans tenemos la confirmación que su obra le convierte en eterno.

Creo que estamos en un momento de cambios en el comic mainstream y pinta que 2023 va a ser movido. Por un lado tenemos a una Marvel que hace difícil que le pueda comprar comics y que siendo la principal editorial americana se ve obligada a publicar miniseries sucesivas de 5 números en lugar de series regulares porque no se venden lo suficiente. Y si esto es en Marvel, la situación de DC parece que es de ruina total, con unas ventas de sus grapas mensuales alcanzando mínimos históricos. Se llevan rumoreando cambios editoriales en DC desde hace meses, veremos si algo de eso llega a producirse, pero algo tienen que hacer.

Unido a esto, digo siempre que los lectores de comic estamos viviendo una edad de oro, nunca antes tuvimos tanta variedad y calidad a nuestro alcance, hay más comics buenos disponibles que tiempo o dinero para disfrutarlos. Sin embargo, cada vez asistimos a más autores de primer nivel sufriendo porque sus comics de creación propia no consiguen las ventas que deberían para poder ganarse la vida con ellos. Y esto creo que es un problemón, porque como digo el exceso de oferta hace que comics maravillosos pueden acabar pasando super desapercibidos.

Pero no quiero terminar este artículo en negativo, así que voy a dejar mi TOP de comics de este año que hoy termina. Enjoy!

DEADLY CLASS de Rick Remender y Wes Craig (Image Comics)

KING CONAN de Jason Aaron y Mahmud Asrar (Marvel Comics – Panini)

LOS CUATRO FANTÁSTICOS: CÍRCULO CERRADO de Alex Ross (Panini – Marvel Arts)

DO A POWERBOMB de Daniel Warren Johnson (Image Comics)

FOLLOW ME DOWN: A RECKLESS BOOK de Ed Brubaker y Sean Phillips (Image Comics)

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos y feliz año nuevo!

Lo mejor del año 2022: Televisión

Tras el post de ayer en el que resumía lo mejor del año en lo relativo al cie, hoy toca hablar de lo más destacado del año en el mundo de la televisión, en el que considero que ha sido un buen año para los consumidores de streaming.

Empezando a nivel general, 2022 ha sido el año en que descubrí Apple TV. Y aunque tiene una oferta muy limitada, tres de las mejores series del año las vi allí: SEVERANCE, las dos temporadas de TED LASSO y las tres de PARA TODA LA HUMANIDAD. A estas habría que sumar la excelente Calls y Pachinko (que le gustó mucho a mi mujer). Aunque como digo Apple TV no tiene catálogo que justifique una suscripción anual, confirmo desde ya que cuando estrenen la segunda temporada de Severance y la tercera de Ted Lasso me pienso suscribir para verla.

Dentro de los elementos positivos a destacar de 2022, me alegra comprobar que Disney+ se ha convertido en un estupendo proveedor de contenidos que va más allá de Marvel, Star Wars y la animación Disney. Series como The Bear, Dopesick, Pistol, Sólo asesinatos en el edificio o Pam y Tommy me han parecido excelentes y muy diferentes entre si.

Dentro del frikerío, las primeras temporadas de El Libro de Boba Fett, Andor y Tales of the Jedi han saciado mi sed de Star Wars de formas muy diferentes, lo que ha compensado el hecho que ninguna de las series de Marvel Studios haya terminado de cuajar, viendo eso si elementos interesantes en Caballero Luna o Hulka.

La novedad super interesante de Marvel Studios en este 2022 en lo referido a televisión ha sido el estreno de dos alucinantes especiales de Halloween y Navidad, protagonizados por Werewolf by night y Guardianes de la Galaxia. El éxito de estos especiales abre un abanico de posibilidades estupendas, al tener el formato perfecto para poder contar historias diferentes que quizá no dan para una serie, pero que merece ser contada por un motivo u otro.

Siguiendo con Prime Video, creo que se está confirmando como un buen contenido de series para público adulto, pero creo que le pasa un poco como Apple TV, no llega a tener un catálogo lo suficientemente amplio como para competir con Netflix. Con todo, he disfruto mucho con series como Reacher, The Boys T3, La Maravillosa Sra. Maisel T4, además del brillante final de The Expanse.

Y hablando de Netflix, mi mujer lo tiene puesto todo el día. Y no hay duda que mantienen su política de estrenar mucha basura. Pero dentro del gigantesco catálogo siempre aparece alguna serie estupenda, como Stranger Things T4 o El Gabinete de curiosidades de Guillermo del Toro, Peaky Blinders T6. Destacar además las series de animación, como Love, Death and Robots T3, Cortar por la línea de puntos, La leyenda de Vox Machina T1 y The Dragon Prince T4. Por cierto, compruebo que series super chulas como Cobra Kai han mostrado claros síntomas de agotamiento en sus temporadas 4 y 5.

HBO Max se queda como el patito feo de la competición y el cuarto en la disputa del dominio del streaming. Sin embargo, merece la pena suscribirse puntualmente para ver series como La Casa del Dragón, Succession o Winning Time o La ciudad es nuestra. Junto a estas series, reconozco que no me acabó de gustar la primera temporada de Peacemaker de James Gunn.

Dentro de un buen año televisivo, tengo que recordar los enormes fails que también tuve que sufrir este año. Empezando por Obi-Wan Kenobi y Ms Marvel en Disney+. Menudos desastres. En Prime Video sufrí la terrible primera temporada de Los Anillos de Poder, que se une a la montonerísima Rueda del Tiempo estrenada a finales del año pasado. En HBO, comprobar que la comedia Lo que hacemos en las sombras ha perdido la gracia en su T4 y como el wokismo me ha arruinado el final de la tercera temporada de Harley Quinn entrarían dentro de las peores series de este año.

Pensando en un TOP televisivo de este año, creo que mi lista sería:

7- JUEGO DE TRONOS – LOS ANILLOS DE PODER T1 (HBO Max)

6- STRANGER THINGS T4 (Netflix)

5- PARA TODA LA HUMANIDAD (Apple TV)

4- TED LASSO (Apple TV)

3- THE BEAR (Disney+)

2- SEVERANCE (Apple TV)

1- EL LIBRO DE BOBA FETT (Disney+)

A pesar del problema de carisma de Temuera Morrison, los episodios 5 y 6 de esta serie, lo que algunos han denominado no sin razón The Mandalorian 2.5, me dieron de largo los mejores momentos televisivos de este 2022.

Tengo tantas ganas que se estrene pronto la 3ª temporada de The Mandalorian que creo que compartir el trailer de The Mandalorian es una buena forma de terminar este post.

¡Brindo por un 2023 al menos igual de bueno que el 2022 que hemos disfrutado!

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Lo mejor del año 2022: Cine

Termina 2022 y se hace obligatorio empezar mis típicos artículos de «Lo mejor del año». Empezando con el mundo del CINE, creo que hemos disfrutado de un buen año sobre todo en la vertiente mainstream palomitera.

En 2022 he ido 32 veces al cine. Eso son tres películas menos que en 2021 en el que aún sufriamos los problemas derivados del COVID. Lo cual significa que igual en 2021 tenía unas ganas locas de volver a las salas, o el problema es que menos películas de 2022 me han llamado la atención lo suficiente como para pagar por verla en el cine. Probablemente sea una combinación de ambos factores. Esta cifra indica que he ido 5 veces al cine cada dos meses. No se si es mucho o poco, pero es lo que es.

Que este año haya visto más películas originales a través del streaming que las que vi en las salas comerciales resalta el problema al que se enfrentan las productoras de cine y las salas comerciales. Y es que la mayor competencia a la que se enfrenta una película no es con el resto de películas en cartel en ese momento, sino contra el éxito de turno de Netflix o los super estrenos de series tipo La Casa del Dragón o Los Anillos de Poder. Las películas deben justificar que merece la pena salir de casa y pagar una entrada por ver algo que el espectador entienda que es mucho mejor que lo que tiene disponible «gratis» en las plataformas. Y la realidad es que eso no siempre sucede. De momento, sólo las películas-evento están consiguiendo atraer público a las salas, como lo atestigua el éxito de estupendos blockbusters palomiteros como Top Gun Maverick, Avatar 2, Doctor Strange 2 o The Batman.

Este desafío creo que aún se va a acrecentar en 2023, y aunque Marvel Studios no creo que vaya a sufrir ningún problema de taquilla y va a seguir atrayendo al gran público sin problemas, creo que nos vamos a encontrar más de una sorpresa negativa en el año entrante. Pero tiempo al tiempo. En el lado positivo, gracias al streaming tenemos a nuestra disposición una oferta amplísima de películas para todo tipo de espectadores. Y dentro que Netflix estrena mucha basura, gracias a ellos disfrutamos RRR, que jamás se hubiera estrenado en salas comerciales.

Antes de entrar a valorar las mejores películas del año, tengo que pararme un momento para hablar de una de la decepciones más grandes del año: Thor Love and Thunder de Taika Waititi, una película excesiva y sin gracia que llegó a molestarme por la forma en que boicoteó al protagonista interpretado por Chris Hemsworth, pasando de ser un bufón a un incompetente durante una gran parte del metraje. Hasta tal punto llega el cabro que no creo que vaya a ver al cine otra película de Waititi en el MCU.

Para destacar las mejores películas del año, voy a separar una primera sección con las películas de estreno vistas en canales de streaming, y una segunda con las películas vistas en salas comerciales. Para conocer lo que me gustó de estas películas en profundidad, os invito a pinchar en los links a las reseñas de cada película.

STREAMING

Mención especial: RRR de S. S. Rajamouli (Netflix)

RRR entra en la categoría «es tan mala que la hace buena». Excesiva, exagerada y ridícula en muchos momentos con su ultra-nacionalismo, contiene también algunas de las escenas más potentes del año dentro del género de acción. Nos hicimos unas buenas risas toda la familia con esta película, no se le puede pedir más.

5- EL MISTERIO DE GLASS ONION de Rian Johnson (Netflix)

Los whodunnit están de moda y a pesar de ser inferior a la primera Puñales por la espalda, la nueva propuesta de Rian Johnson resulta super entretenida.

4 – ARGENTINA 1985 de Salvador Mitre (Prime Video)

Una película super interesante que muestra un elemento clave de la historia de Argentina de forma super emocionante y entendible por todos los espectadores. Un ejemplo perfecto de gran cine.

3- SIN NOVEDAD EN EL FRENTE de Edward Berger (Netflix)

El infierno de la guerra nunca estuvo tan bien reflejado como en esta película ambientada en la primera Guerra Mundial. Y como a pesar de todo los soldados encontraron en sus compañeros los cimientos a los que agarrarse y seguir adelante me encantaron. Sin embargo, el terrible final resulta la futilidad de las guerras y como los jóvenes sufrieron las ánsias de poder de los generales.

2- PREDATOR: LA PRESA de Dan Trachtenberg (Disney+)

La nueva película de Predator me encantó, y muestra las ventajas del streaming cuando se usa «bien», permitiendo el estreno de una película pequeña que probablemente no hubiera atraído público a las salas de cine pero que en casa estamos encantados de ser entretenidos con esta calidad. Más producciones así, por favor.

1- TRECE VIDAS de Ron Howard (Prime Video)

En esta clasificación he optado por compartir contenidos muy muy diferentes entre si que realmente me gustaron por un motivo u otro dentro de las películas vistas en streaming este año. Y en este sentido, Trece vidas me parece un peliculón, con un Ron Howard en plena forma regalándonos una de las películas de año que me supo mal no haber podido ver en pantalla grande. Super recomendable.

PELÍCULAS EN CINE

5- THE MENU de Mark Mylod

Igual el hecho de no saber nada de la historia hizo que me flipara tanto, pero esta crítica divertidísima al mundo de la alta cocina contada a medio camino entre la comedia satírica y el slasher me voló la cabeza de todas las mejores formas posibles. Si a eso le sumamos las espectaculares interpretaciones de Anya Taylor-Joy y Ralph Fiennes, tenemos combinación ganadora.

4- THE BATMAN de Matt Reeves

PELICULÓN. Tras la trilogía de Nolan y el traspiés de la versión de Zack Snyder, habían ciertas dudas ante esta nueva versión, pero Matt Reeves dió en la diana con este mundo inspirado en Se7en y en general en la filmografía de Fincher. Además, destacar a un Robert Pattison excelente como Bruce Wayne / Batman que calló muchas bocas empezando por la mía. Ahora toca esperar la segunda parte.

3- DOCTOR STRANGE EN EL MULTIVERSO DE LA LOCURA de Sam Raimi

Habían dudas ante la segunda película protagonizada por Stephen Strange, pero Sam Raimi me voló la cabeza en una de las mejores películas del MCU.

2- AVATAR: EL SENTIDO DEL AGUA de James Cameron

¡Menos mal que la película de James Cameron no interesaba a nadie! Avatar 2 ha roto la taquilla estas navidades y lo ha hecho con una nueva experiencia cinematográfica que debe ser vista en pantalla grande y a ser posible en 3D. Alucinante.

1- TOP GUN MAVERICK de Joseph Kosinski

PELICULÓN. Top Gun Maverick lo hace todo bien, mejorando claramente a la primera película, tomando lo bueno de aquella y desechando los elementos más cuestionables de la película de Tony Scott. Una película para volver a ver una y otra vez, con unas escenas aéreas rodadas con aviones de combate reales antológicas.

Creo que 2022 ha sido un buen año en lo referido a los estrenos de cine. Espero que la racha continúe en el año entrante, y por eso el 1 de Enero publicaré mi post de 12 películas más esperadas de 2023.

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Lo mejor del año 2021: COMICS

Termino 2021 con un clásico, el post en el que hago balanza del año comiquero, un buen año en el que hemos disfrutado de una enorme oferta para todos los gustos y sensibilidades.

Antes de empezar con los comics, querría destacar que con este artículo cumplo un sueño ya que he conseguido publicar todos los días del 2021, consiguiendo alcanzar la cifra de 365 artículos publicados en un año. He hecho, el record actual de regularidad ya está por los 641, una cifra increíble. No cabe duda que escribir de lo que me gusta se ha convertido casi en mi principal hobby aparte de consumir mis aficiones frikis. Y la verdad es que de momento sigo con cuerda para rato en 2022. No me pongo metas pero tampoco límites, habrá que ir viendo semana a semana.

Otro elemento comiquero chulo de 2021 ha sido poder participar en varios podcast para compartir mi afición comiquera. En Tomando un Chiriflús hablamos de Stan Lee y Jack Kirby y más recientemente sobre Substack, mientras que en La Tierra Salvaje defendí a Jason Aaron en su etapa en Vengadores. Ha sido un placer poder participar en estos podcast y estoy muy agradecido por ser invitado y poder compartir micrófonos con tanta gente buena. Espero que en 2022 pueda tener continuidad.

Si me tengo que calificar como lector de comics, diría que soy lector sobre todo de comic mainstream americano, y aunque actualmente compro mucho más Marvel que DC, realmente sigo más a autores que a personajes. Es por esto que empezando a valorar el año 2021 comiquero, tengo que empezar por mis adorados Ed Brubaker y Sean Phillips. El primer post de comics de este año fue para Reckless, su primera novela gráfica original que abrió una serie que ha publicado tres en total a lo largo del año: Friend of the devil y Destroy all monsters. Unas obras que muestras a unos artistas en plenitud creativa que hacen un noir único que nadie más hace y que me encanta. Y hablando de los Phillips y del género noir, el primer comic de Jacob Phillip como artista completo en Image, That Texas blood, junto a Chris Condon me pareció un estreno estupendo super recomendable también.

Hablando de noir, en 2021 también cumplí con uno de mis grandes debes comiqueros de siempre, ya que compré las cuatro novelas gráficas de Parker de Darwyn Cooke, publicadas en España por Astiberri. Unas obras creadas por Cooke en páginas bitono que resumen la esencia noir del personaje creado en las novelas de Richard Stark. El Cazador, La Compañía, El Golpe y Matadero han sido unos comics cojonudos que me hicieron recordar a este maestro del comic al que se le sigue echando de menos años después de su muerte.

No quiero escribir un resumen del año comiquero sin acordarme de la estupenda novela gráfica Toxic Detective de Claudio Cerdán y Sergio Carrera, que nos regalaron un comicazo que muestra que el buen noir también puede estar creado en español.

En este 2021 hemos asistido además al final de varias series longevas dentro del ámbito independiente. Outcast de Robert Kirkman y Paul Azaceta, Gideon Falls de Jeff Lemire y Andrea Sorrentino o Ascender de Lemire y Dustin Nguyen han sido tres series muy diferentes de unos autores top. También llegaron los finales de dos comics de Rick Remender, Low con Greg Tocchini y Seven to Eternity junto a Jerome Opeña, dos comic aquejados de larguísimos retrasos y que finalmente pudimos ver finalizados. Con el final de Deadly Class también a la vista, se plantea un 2022 un tanto extraño ya que no estaré comprando ningún comic de Remender o Lemire, algo inédito desde hace muchos años.

Hay escritores que están on-fire. Tom Taylor es uno de ellos, y 2021 ha sido un buen año para sus lectores: Escuadrón Suicida y Nightwing junto a Brudo Redondo y DCSos: Planeta muerto con trevor Hairsine han sido super buenas lecturas que me han enganchado completamente. 2022 pinta bien, entre otros motivos por el estreno de su miniserie La edad Oscura con Iban Coello para Marvel y Dark Knights of Steel con Jasmine Putri. Sin embargo, también debo comentar mi decepción con su comic Seven Secrets para Boom, sobre todo por el dibujo de Danielle Di Nicuolo, o el comienzo de la miniserie Batman: El Detective con Andy Kubert.

Echaba de menos a Daniel Warren Johnson, menos mal que con el final del año nos llegó su miniserie Bill Rayos Beta para Marvel, que nos dio épica y momentazos a partes iguales. Si Johnson consiguiera hacer un comic de Star Wars este año, creo que ya nos podriamos morir tranquilos. Bueni, ya en serio, es una pena que no podamos disfrutar de un artista tan increíble con mayor regularidad, aunque diría que anunció en que 2022 empezaría la publicación de un nuevo comic creator-owned con un concepto totalmente nuevo. Será compra segura.

Hablaba de debes comiqueros cumplidos este año con la compra de las novelas gráficas de Parker. En ese sentido, me siento muy satisfecho de haber comprado los tomos que Panini ha publicado recopilando la Saga Aniquilación y Aniquilación: Conquista, dos eventos sucesivos de la vertiente galáctica del Universo Marvel que lanzaron la popularidad de los Guardianes de la Galaxia gracias a un conjunto de escritores y artistas de lujo de Marvel.

Por el lado del fantástico, este año he disfrutado también de nuevos comics de Joe Hill, Un cesto lleno de cabezas con Leomacs y el crossover de Locke & Key con The sandman Universe con Gabriel Rodríguez. Unos comics maravillosos se mire por donde se mire. Y en el lado fantástico, también me hice con los tres volúmenes de El Sueño, la continuación de la historia del universo Sandman a cargo de Simon Spurrier y Bilquis Evely, junto a otros artistas.

Otro de los comics más comentados del año fue la novela gráfica Matadero 5 de Albert Monteys y Ryan North, adaptando la famosa novela de Kurt Vonnegut. Una obra que merece la pena de nuevo con una edición maravillosa de Astiberri.

En un año en el que tuvimos la irrupción de Substack y sus comics online mediante suscripción, aunque su impacto como ya adelantaba ha sido bastante limitado, me alegra poder seguir leyendo comics en papel. Uno de mis comics favoritos de este 2021 ha sido la segunda miniserie de The Goddamned: The Virgin Brides de Jason Aaron, R.M. Guéra y Giulia Brusco, una miniserie que aún no me explico lo desapercibida que ha pasado, no se si debido a su temática religiosa. El nuevo relato inspirado en el Antiguo Testamento nos ha regalado una lectura dura y sin concesiones. Ojalá Aaron y Guera puedan continuar la historia porque financieramente le sale rentable.

Aunque cada vez compro menos comics de DC Comics / ECC Ediciones, este año no pude evitar comprar El Último Ronin, la historia de la Tortugas Ninja que nos devuelve el feeling de los comic inys de Eastman y Laird de los años 80 y que de momento me está pareciendo una muy buena lectura. Ya en DC, he aprovechado el año gracias a mi hermano Fernando y sus amistades para leer y analizar las series de novelas gráfias Wonder Woman: Tierra Uno de Grant Morrison y Yanick Paquette, y Batman: Tierra Uno de Geoff Johns y Gary Frank, con resultados desiguales.

Y hablando de Aaron, no tengo problema en expresar que disfruto muchísimo sus Vengadores, este año con dibujos del español Javier Garrón. de hecho, el parón de tres meses con motivo de la publicación de la miniserie Heroes Reborn nos ha dado unos comics super entretenidos que muestran a un Aaron super entretenido mostrando los principales eventos del Universo Marvel desde un punto de vista diferente. Reconociendo que el arco Llega el Fénix ha sido el peor de toda la serie, World War Hulka nos ha traído a un Aaron de nuevo empeñado en sorprender al lector y ofrecernos comics super entretenidos en los que nunca sepas qué esperar.

Entrando a comentar lo más destacado del Universo Marvel, este 2021 terminó la super exitosa etapa de Donny Cates y Ryan Stegman en Veneno, con una traca final ofrecida con el evento Rey de Negro que nos dejó una sensación super satisfactoria. El Inmortal Hulk de Al Ewing y Joe Bennett sigue siendo el mejor comic de Marvel, pero en los últimos meses se nota que las grapas están teniendo una excesiva sensación de despedida. En un par de meses culminará una sublime etapa de 50 números USA que si nada se tuerce va a quedar como una de las principales del personaje. También analicé los 30 primeros números de Daredevil de Chip Zdarsky y Marco Checchetto, otro de los comics aclamados por la crítica.

Me falta hablar de los mutantes de Marvel. 2021 será recordado como el año en que Jonathan Hickman abandonó la franquicia apenas al comienzo de la que se esperaba fuera una larga etapa. Ya comenté mis impresiones sobre ello en su momento, y aún estamos a la espera de leer Inferno, su última historia (de momento), para poder hacer una valoración más justa de su estancia supervisando las historias de la Oficina-X, pero hay algo que si se nota, y es que los mutantes han perdido el impulso que consiguieron tras Dinastía de X / Potencias de X.

Y no cabe duda que esta falta de impulso de los comics mutantes son algo que los propios editores notaban, ya que ya optaron por relanzar el comic estrella, la Patrulla X, con Gerry Duggan, Pepe Larraz y Marte Gracia, devolviendo al comic una fuerza que le faltó a la etapa de Hickman, más empezada en el world-building y en presentar elementos que se supone molarán en el futuro que en crear comic que molaran AHORA.

2021 empezó con el evento X de Espadas, en el que los números dibujados por Pepe Larraz fueron una maravilla pero los demás entre medio no lo fueron tanto. Si en 2020 dejé de comprar Excalibur, Merodeadores o Factor X, en este 2021 han caído los Nuevos Mutantes al ser un comic insulso en el que no pasaba nada. De hecho, también Merodeadores de Gerry Duggan se encuentra en la cuerda floja, y de hecho voy a aprovechar el próximo relanzamiento de la franquicia recién anunciado en USA para dejar la serie. De momento, los únicos comics que ofrecen entretenimiento sin complejos son los de Benjamin Percy: X-Force con Joshua Cassara y Lobezno de Adam Kubert, pero debo decir que el último evento mutante del año, la Gala Fuego Infernal, me pareció un bluff en toda regla.

El inicio de SWORD de Al Ewing y Valerio Schiti a medio camino entre los mutantes y la franquicia galáctica relanzada por Ewing en los Guardianes de la Galaxia me esta resultando muy entretenido, pero creo que le falta ajustar el foco de lo que quiere contar, cosa que espero afine en los próximos números. Sin embargo, el futuro tras Inferno a día de hoy pinta que me va a ofrecer el momento justo de desengancharme de varias series que compro más que de empezar otras nuevas.

En resumen, sigo opinando que los lectores de comics seguimos disfrutando de una edad de oro de calidad y variedad, con una gran cantidad de comics para todos los gustos y capacidad adquisitiva. De hecho, no hay duda que hay muchísimos más comics interesantes que me llaman la atención que dinero y tiempo para hacerme con ellos. Cosa que creo va a continuar sin duda este 2022.

Gracias a todos por leerme, os deseo un feliz fin de 2021 y una buena entrada de 2022. ¡¡Nos seguimos leyendo el año que viene!!

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Lo mejor del año 2021: CINE

Estamos a las puertas de terminar el año y llega el momento de repasar lo mejor del año en los cines. Si quieres conocer mi top de televisión, pincha aqui.

Lo mejor que se me ocurre es que tras el desastre que supuso y aún supone el Covid para la afición cinéfila, este 2021 he ido al cine 35 veces, recién salido como estoy de ver el peliculón que ha supuesto West Side story, y a falta de ver The King s Man, que seguro las veré en pantalla grande estas vacaciones. Poder terminar el año casi con 3 visitas al cine al mes lo considero un triunfo, y más recordando que los cines estuvieron cerrados parte de enero y todo el mes de febrero. La mejor noticia que se le puede dar a las salas comerciales es que el público volvamos con normalidad, algo que espero se consolide en 2022. Aunque noticias como la ventana de 45 días de HBO para sus estrenos en cine, o los estrenos adelantados de Disney no se lo van a poner fácil a las salas.

Aunque he planteado este top de cine para destacar las 10 mejores películas del año para mi, antes de nada quiero hacer una mención especial a varias películas que me gustaron mucho pero que no pasaron el corte. Entre ellas estarían Shang-Chi y la leyenda de los diez anillos, Tiempo, Raya y último dragón, El Escuadrón Suicida, Otra ronda, Sin remordimientos y Cazafantasmas: Más allá.

También aprovecho para dejar constancia de las decepciones cinéfilas o directamente los desastres que he tenido la mala suerte de ver en este año que termina: Matrix Resurrections, Titane, Xtremo, Sin tiempo para morir y de Zack Snyder su versión de Justice League y Army of the dead han sido un dolor de cabeza que intentaré no volver a ver en mi vida.

También recordar que participo habitualmente en el podcast de El Colmo donde nos juntamos todos los meses para hablar de películas y series. Si no lo conocéis, os invito a descubrirlo.

Sin más, empiezo el top-10 sin un orden concreto de preferencia, empezando por dos películas de animación que me han gustado mucho:

Los Mitchells contra las máquinas de Mike Rianda

Sony Animation nos ha regalado un despliegue de animación en la onda de Spiderman: Into the Spiderverse que supuso una estupenda aventura para toda la familia.

LUCA de Enrico Casarosa

La película de Pixar de 2021 fue un canto a la amistad y a las aventuras que vivimos de niños durante el verano que me tocó el corazón.

Dentro del top-10 y ya en imagen real colocaría también las siguiente películas que me gustaron mucho:

West Side Story de Steven Spielberg

Por motivos obvios no me da tiempo de publicar la reseña correspondiente, pero resaltar que si, que me ha gustado mucho. Spielberg nos ha regalado un clásico intantáneo.

Godzilla vs Kong de Adam Wingard (Warner)

Despierta la furia de Guy Ritchie

El último duelo de Ridley Scott

Última noche en el Soho de Edgard Wright

Y en el TOP-3 de 2021 tenemos:

MALIGNO de James Wan

Su mezcla y combinación de géneros del terror, su feeling a las películas de los 80 y el giro alucinante del último tercio me volaron la cabeza. Ojalá más películas sorprendentes que se atrevan a correr riesgos y no ir por caminos trillados. Peliculón!!!

Top-2: NOMADLAND de Chloé Zhao

No suelen gustarme los slice-of-life o las historias sin una historia clara, pero por alguna razón conecté con la película de Chloé Zhao y me dió momentos super emocionantes. Peliculón!!!

Top-1 SPIDERMAN NO WAY HOME de Jon Watts (Marvel Studios)

Antes de Spiderman NWH pensaba que el año 2021 peliculero había sido globalmente bastante flojo, con muy pocos peliculones a destacar. Todo ello cambió con esta película, que me ha parecido un milagro y la mejor experiencia en una sala de cine desde Vengadores Endgame. Ojalá más películas me hagan sentir igual en el futuro.

Gracias por estar ahí y leer mis posts. ¿Qué película es tu imprescindible de 2021 que yo no he tenido en cuenta? Espero vuestros comentarios.

¡Un saludo y felices fiestas!