Archivo de la etiqueta: Justin Ponsor

Midnight Nation de J. Michael Straczynski y Gary Frank #Reseñoviembre Día 21

Tras recomendar westerns, thrillers de espionaje y as últimas novedades comiqueras, en el #reseñoviembre de hoy toca destacar un drama existencial revestido de historia sobrenatural.

#RESEÑOVIEMBRE Día 21: Midnight nation de J. Michael Straczynski y Gary Frank

Guión: J. Michael Straczynski

Dibujo: Gary Frank, con entintado de Jason Gorder y Jonathan Sibal

Color: Dan Kemp, Matt Milla y Justin Ponsor

Primera publicación: Midnight nation 1-12 (Top Cow – Image Comics 2000-2002)

Edición Española: Norma Comics 2007

RESUMEN: J. Michael Straczynski, creador de la mítica serie de TV Babylon 5, salta al mundo de los cómics con este apasionante relato de un hombre en busca de su alma, con Gary Frank (El increíble Hulk, Gen 13) a los lápices. A pesar de todo, en este mundo sin expectativas aún hay lugar para la esperanza, aún hay sitio para que Laurel y David recuperen su alma y regresen, para que algún día se acabe el ciclo de dolor.

 

Midnight Nation es un comic inesperado. Lo que parecía que iba a ser un thriller policiaco con toques sobrenaturales es en realidad un drama existencial y un retrato certero a una sociedad que tiene miedo de vivir en plenitud y queda agazapada al lado de la hoguera por miedo a lo que habrá más allá. Sin darse cuenta que la vida es riesgo, es equivocarse y aprender de ello, y que para amar hay que arriesgarse a perder y eso es parte intrínseca de ser humano. Straczynski comentó que muchos de sus problemas personales durante más de 20 años fueron el hilo conductor que le inspiró a crear este comic, y a mi esta historia me transmitió una verdad muy auténtica.

Aunque la obra es de 2000, encuentro tras su relectura que el tema central de esta obra sigue super vigente en nuestra sociedad actual en el que las redes sociales hacen que mucha gente se encuentra más sola que nunca a pesar de tener muchos amigos en redes sociales, sin darse cuenta que la presencia online es un sucedáneo de la vida real.

Gary Frank se hizo super conocido gracias a Hulk con Peter David y alcanzó el status de estrella en DC Comics con series como el Superman Secret Origin, pero donde realmente brilla es en comics de este tipo en los que lo fantástico queda en segundo plano y lo importante es saber plasmar las expresiones y los sentimientos de los protagonistas. En Midnight Nation compone un tapiz de seres perdidos para los que encontrar su camino hacia la luz es ya misión imposible, haciendo cada personaje muestre unas expresiones super realistas y trasmitan la desesperanza en que se ha convertido sus vidas.

Midnight Nation puede no ser un comic para todo el mundo, pero ofrece un rayo de esperanza para un mundo complejo en el que no llegas a apreciar lo realmente importante hasta que lo pierdes todo, y que solo a partir de ese momento puedes empezar a vivir.

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Civil War II de Marvel – En caída libre

Panini acaba de publicar en España el final de Civil War II, el último evento de los comics Marvel que ha sido escrito por Brian Michael Bendis y dibujado por David Marquez, con color de Justin Ponsor y chulísimas portadas de Marko Djurdjevic. Un final que ha confirmado la decepción de este evento que no ha contado nada interesante y lo que es peor, parece que solo será recordado por ser el prólogo del siguiente evento de Marvel.

Shield y los Vengadores descubren la existencia de un nuevo Inhumano con poderes de clarividencia, Ulysses. Ante estas nuevas habilidades, Carol Danvers, la Capitana Marvel, no dudará en utilizar estas habilidades en todo momento en lo que cree que es una estrategia lógica para salvar vidas. Por contra, Tony Stark sabe que el futuro no está escrito y que por tanto, se estan tomando decisiones basadas no en certezas sino en probabilidades. A pesar de este poder, la muerte de varios héroes hará que esta diferencia de opiniones acabe degenerando en una guerra abierta.

Civil War de Mark Millar y Steve McNiven fue un evento publicado en 2006 que marcó un antes y un después para la editorial y que supuso el arranque del concepto de temporadas en sus colecciones más populares agrupadas bajo un concepto global. Tras Civil War vimos La Iniciativa, tras Secret Invasion (2008) llegó Dark Reign, y tras Fear Itself (2011) cambiamos a The Heroic Age entre otras. Bajo este control editorial, los eventos anuales servían para cambiar el paradigma de sus comics de ese año.

En 2015 disfrutamos la culminación de la larga etapa-río de Jonathan Hickman al frente de Los Vengadores con Secret Wars, para mi una de los mejores y más satisfactorios eventos de editorial en muchos años. Este evento supuso además un enorme éxito comercial para Marvel ese año, unido al estreno de los comics de Star Wars.

Estas buenas noticias de 2015 pueden convertirse en inconvenientes, dado que en el mundo empresarial moderno solo existe el ahora, y a la hora de vender, solo hay dos resultados posibles: éxito o fracaso. Y si las ventas en 2016 no igualaban a las del año anterior, la palabra fracaso sería inevitable. Sin embargo, Marvel tras Secret Wars ya tenía preparado su siguiente plan, apoyado además por el estreno de la película de Marvel Studios Capitán América: Civil War. Publicar Civil War II volviendo a enfrentar a los principales héroes de la editorial, aprovechando un argumento similar al de la película (aunque sustituyendo al Capitán América por la Capitana Marvel) parecía una fórmula segura para conseguir el éxito. Previsión que no solo no se ha cumplido sino que ha terminado siendo una enorme decepción.

Brian Michael Bendis intenta repetir la fórmula de éxito de la primera miniserie, que se caracterizó por increíbles sorpresas y cliffhangers al final de cada uno de los 7 números. Pero el escritor de Cleveland no tiene el mismo acierto que Millar y la historia naufraga desde el comienzo, con una Guerra Civil que no acaba de llegar y cuando lo hace es de forma totalmente anticlimática. Además que lo que Millar contó en 7 números, Bendis no supo hacerlo en 8 números de la serie principal, más un número 0 y otra historia publicada en el espacial de el Día del Comic Gratis. Muchas páginas que no cuentan nada.

Otro tema importante es que a Bendis se le ve cada vez más quemado y falto de ideas originales. Si Secret Invasion se le ocurrió casualmente en la misma época en que Galactica triunfaba en la televisión con el argumento central de la infiltración Cylon entre los humanos, no tengo duda que Civil War II y Minority Report han compartido también horas de visionado televisivo. En la comparación con Millar, Bendis sale siempre perdiendo, no hay color. Mientras que en las primeras CW pasaban muchas cosas cada número y la trama avanzaba, Bendis lo ha apostado todo al shock que creaba ante las muertes de varios personajes importantes en la historia Marvel, porque la trama general de Ulisses realmente casi no avanzaba nada.

Y lo que es peor, mientras esperábamos una resolución convincente de la trama acerca si Ulysses ve realmente EL futuro, o solo uno de tantos posibles futuros, en el quinto y sexto números se coló un argumento secundario relativo a Steve Rogers que ha terminado siendo mucho más interesante que la historia principal. Historia y personaje (Ulysses) que solo era el deux-ex-machina para Bendis, que no duda en usar y tirar de la forma más rastrera posible en el último número.

En el lado artístico, David Marquez junto al colorista David Ponsor se salen. En este aspecto no hay nada que decir. Visualmente la serie es sobresaliente, empezando por las icónicas portadas de Marko Djurdjevic con las que acompaño esta reseña. Quizá se nota que los retrasos provocados por el nacimiento del primer hijo de Marquez hicieron que al final le pillara el toro y sus últimas páginas no sean todo lo brillantes que se esperaban. Además, Bendis sitúa varias páginas en el futuro de Old Man Logan que son dibujadas por su artista oficial Andrea Sorrentino, consiguiendo que el añadido no cante demasiado, aunque se nota que son páginas de relleno colocadas a última hora.

La resolución de Bendis de la historia ha sido de nuevo un bajonazo anticlimático con el que ha intentado contentar a todos y se ha quedado en tierra de nadie. Además, ha cometido el peor pecado que puede sufrir un evento, dejarte con la sensación que la historia no tenía el más mínimo interés más allá de servir de plataforma de lanzamiento del siguiente evento Marvel, Secret Empire, en el que un Steve Rogers bajo la influencia de Hydra comenzará su batalla por el control del Universo Marvel.

Civil War II ha decepcionado. Creo que será recordada como uno de los eventos más flojos de Marvel, a pesar de un David Marquez que alcanza a pesar de todo la categoría de superestrella en Marvel. Una serie que solo recomendaría a los muy fans.

PUNTUACIÓN: 5/10