Archivo de la etiqueta: Bill Sienkiewicz

Crítica de The Question: The many deaths of Vic Sage, de Jeff Lemire, Denys Cowan, Bill Sienkiewicz y Chris Sotomayor

Con algo de retraso, hoy publico mi crítica del comic The Question: The many death of Vic Sage, realizada por el escritor Jeff Lemire junto a los artistas del comic original de los años 80 Denys Cowan y Bill Sienkiewicz, a los que se une Chris Sotomayor al color. Y lamento decir que tras leer esta miniserie de 4 números editada por el sello Black Label de DC Comics, que acaba de empezar a publicarse en España a través de ECC Ediciones, la decepción es total.

PUNTUACIÓN: 5/10

Crítica de The Question The Many Death of Vic Sage

Durante años, Vic Sage ha usado la máscara sin rostro de Question para limpiar las calles de Hub City por pura fuerza de voluntad. Él sabe qué es correcto o incorrecto, blanco o negro. Pero, ¿qué sucede cuando se ve envuelto en una conspiración que se extiende desde las alturas del poder de Hub City hasta las profundidades de sus túneles subterráneos? ¿Qué sucede cuando las cosas dejan de ser en blanco y negro y comienzan a ponerse un poco grises? ¿Y qué sucede cuando, en una cámara secreta en las profundidades de la ciudad, Vic Sage se encuentra con su propio fin… y su nuevo comienzo? El escritor ganador de Eisner Jeff Lemire une fuerzas con el legendario equipo de arte de Denys Cowan y Bill Sienkiewicz para resucitar a Vic Sage, solo para destruirle una y otra vez… y otra vez …

El confinamiento provocado por el COVID-19 me rompió en dos la compra de esta miniserie de cuatro números editada por el sello Black Label de DC Comics. En diciembre de 2019 comentaba mis impresiones del primer número, mientras que en febrero pude leer el segundo, y a decir verdad, ya indicaba que no estaba conectando con este comic. El cierre editorial hizo que no haya podido leer los dos últimos números hasta este mes, de forma que debido al retraso, he optado por hacer un post con mis impresiones globales. En todo caso, dado que ECC Ediciones acaba de iniciar este mes la publicación de este comic en España, desde cierto punto de vista la reseña llega justo a tiempo.

Aunque fue creado por Steve Ditko, si The Question es uno de mis personajes favoritos de siempre es gracias a la excelente etapa de los años 80 realizada por Dennis O´Neill y Denys Cowan, que crearon un comic de género negro que realizaba aun excelente análisis psicológico del protagonista Vic Sage mientras luchaba contra la corrupción de Hub City. Por ello, cuando leí la noticia que Jeff Lemire planteaba una nueva historia con Vic Sage realizada por el equipo artístico original me llevé una alegría importante.

Portada The Question 4

Jeff Lemire ha escrito algunos comics geniales que me flipan (Descender, Gideon Falls, Un tipo duro), pero también tiene comics super montoneros, como fue su paso por los mutantes de Marvel. Y lamento decir que en The Question estamos ante la segunda versión, la mala. Lemire opta por un recurso ya manido en su obra, plantear una misterio que “obliga” a presentar diferentes momentos temporales, de forma que conoceremos a otras versiones de Question que vivieron en 1886, que vimos en el segundo número, y en la Hub City de 1941 en que está ambientado el tercero.

Sin embargo, el guión es un absurdo porque por un lado dice que hay una presencia maligna que ha controlado Hub City durante siglos y que es la responsable de todo el mal existente que le ha pasado a la ciudad en general y en concreto a Vic Sage, como si fuera él el avatar de algún tipo de fuerza del bien. Pero a la vez, resulta que al final el problema de la ciudad no es un demonio etéreo sino de la gente, ya que la sociedad en general es racistas, violenta, etc… Es un todo vale que no llega a dar respuestas a nada porque incluso las preguntas acaban siendo una locura, de forma que la historia y sobre todo la forma en que nos la ha contado Lemire es la nada más absoluta.

comic dibujado por Denys Cowan, Bill Sienkiewicz y Chris Sotomayor

Y si el guión me ha parecido un despropósito, otro que no está nada entonado es Denys Cowan. El artista americano de 59 años ofrece uno de sus comics más flojos que le recuerdo, con el problema añadido que el formato más grande de los comics Black Label en este caso sólo sirve para resaltar sus defectos, que son muchos y evidentes. Cowan apenas dibuja fondos, sus viñetas son super estáticas y no narran nada bien la historia, con unas figuras y caras dibujadas con grandes líneas que transmiten la sensación de bocetos no terminados. Me duele decir esto porque Cowan siempre tuvo un estilo “feista”, pero en este comic ha optado por un estilo aún más minimalista que muestra todos estos defectos, no hay donde ocultarlo.

Frente al deficiente Cowan, Bill Sienkiewizc crea con sus tintas un buen feeling a las antiguas historias pulp, opresivo y malsano, pero al final entinta sobre los lápices existentes, por lo que es imposible obrar el milagro en michas páginas. Lo mismo diría del color de Chris Sotomayor, que realiza un buen trabajo teniendo en cuenta que tiene poco margen para el lucimiento.

The Question: The many deaths of Vic Sage ha sido una decepción importante. Dicho esto, me gustaría que esta miniserie sea un éxito de ventas que den luz verde a la publicación de nuevos comics protagonizados por Vic Sage dentro del sello Black Label, aunque a ser posible con otro guionista más entonado. Digo esto porque en el Universo DC tradicional Renée Montoya (personaje creado por Greg Rucka) le sustituyó hace ya bastantes años, y fue un cambio con el que nunca he comulgado y que creo que cambiaba completamente la esencia del personaje, no para mejor.

comic dibujado por Denys Cowan, Bill Sienkiewicz y Chris Sotomayor

The Question: The many deaths of Vic Sage creo que es un comic sólo para los muy fans, es decir, probablemente lectores por encima de los 35 años. Todos los demás, mejor manteneros alejados de este comic.

PUNTUACIÓN: 5/10

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas para que te lleguen a tu correo las notificaciones de mis próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de The Question: The Deaths of Vic Sage 2 de Jeff Lemire, Denys Cowan, Bill Sienkiewicz y Chris Sotomayor

El segundo número de  la nueva serie de DC Comics The Question: The Deaths of Vic Sage dentro del sello Black Label realizado por el equipo artístico de la icónica serie de los 80 y guiones de Jeff lemire sirve para explicar el título y sorprendernos al realizar un salto temporal al lejano oeste.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

En la actualidad, Vic Sage murió. Y entonces se despertó, ¡en el Hub City de 1880! La leyenda del Hombre sin Rostro cabalga por el far-West, descubriendo una impactante conexión a través de la historia con el día de su muerte… a la vez que indica que las matanzas no han hecho más que empezar.

La historia de Lemire utiliza de maravilla el formato de 48 páginas para ir colocando sorpresas a lo largo de la narración. Diría que Lemire con esta historia vuelve a  transitar por muchos lugares comunes de sus obras anteriores, al mostrar mediante un viaje onírico / temporal una verdad que había estado oculta para el protagonista, pero la verdad es que este segundo número está bien contado y lo he disfrutado bastante.

Debo reconocer que el principal problema de este cómic son los lápices de Denys Cowan, que me parecen un horror amplificado por el formato más grande de la edición Black Label. Es cierto que Cowan nunca fue un virtuoso de la narrativa y su dibujo siempre fue “tosco”, pero esta serie está significando uno de sus trabajos más flojos.

Bill Sienkiewicz en las tintas y Chris Sotomayor con los colores realizan un gran trabajo cada uno en su labor, aunque no pueden maquillar las deficiencias narrativas de Cowan. Sienkiewicz aporta una profundidad muy chula a las páginas con sus grandes manchas, pero tiene que trabajar a partir de los lápices de Cowan, que no ayudan la mayoría de las veces. Y los colores de Sotomayor nos meten de lleno en una historia ambientada en el siglo XIX.

También es justo decir que hay algunas páginas muy chulas, como la inicial que abre este cómic que incluyo a continuación, pero por cada una buena hay dos que parecen abocetadas.

Mi amor por The Question y las ganas de leer una nueva historia del personaje hacen que vaya a comprar este cómic hasta el final, entre otros motivos porque la historia de Lemire es buena, pero es una pena que Cowan haya envejecido tan mal.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

 

 

Crítica de Question: The deaths of Vic Sage 1, de Jeff Lemire, Denys Cowan y Bill Sienkiewicz

Cuando me enteré que DC Comics había dado luz verde a una nueva serie de Question dentro del sello para adultos Black Label con los artistas originales Denys Cowan y Bill Sienkiewicz me llevé una gran alegría, al ser la etapa de Dennis O´Neill y Denis Cowan uno de mis comics favoritos de los 80. Sin embargo, mis expectativas se han llevado un pequeño jarro de agua fría tras leer el primer número de esta serie escrita por Jeff Lemire.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

Durante años, Vic Sage ha usado la máscara sin rostro de Question para limpiar las calles de Hub City por pura fuerza de voluntad. Él sabe qué es correcto o incorrecto, blanco o negro. Pero, ¿qué sucede cuando se ve envuelto en una conspiración que se extiende desde las alturas del poder de Hub City hasta las profundidades de sus túneles subterráneos? ¿Qué sucede cuando las cosas dejan de ser en blanco y negro y comienzan a ponerse un poco grises? ¿Y qué sucede cuando, en una cámara secreta en las profundidades de la ciudad, Vic Sage se encuentra con su propio fin… y su nuevo comienzo? El escritor ganador de Eisner Jeff Lemire une fuerzas con el legendario equipo de arte de Denys Cowan y Bill Sienkiewicz para resucitar a Vic Sage, solo para destruirle una y otra vez… y otra vez …

Question fue creado por Steve Ditko en la editorial Charlton antes de que fuera comprada por DC Comics, y disfrutó de una etapa inmejorable en los años 80 realizada por Dennis O´Neill y Denys Cowan, que crearon una serie de género negro que realizaba aun excelente análisis psicológido del protagonista Vic Sage mientras luchaba contra la corrupción de Hub City. Hasta tal punto fue maravillosa esta etapa que el personaje cayó un poco en el olvido en años posteriores, entiendo que debido a que otros autores no sabía qué hacer con él. Y de hecho, en la actual continuidad de DC, Vic Sage ha sido sustituido por Renée Montoya.

Es por esto que siempre es una alegría poder leer una nueva historia de Question con el equipo artístico de los 80 Denys Cowan y Bill Sienkiewicz, con color de Chris Sotomayor y guión de Jeff Lemire. Lemire a priori resultaba la elección perfecta para una nueva aventura de Question. Su producción noir en el mundo independiente siempre me ha parecido muy buena, como por ejemplo su excelente Roughneck, que recomendé hace unos meses. Su guión se aprovecha de las ventajas que le proporciona el formato de 48 páginas de los tomos del sello Black Label, presentando a Vic y desarrollando a fuego lento el misterio que tendrá que resolver, un misterio que implica un misterio de su propio pasado. Su guión de este primer número cumple en presentación de todos los elementos, pero se me antoja quizá un pelín rutinario, mostrando muchos lugares comunes de otras obras suyas previas.

Sin embargo, no es el correcto y funcional guión lo peor de este arranque, ya que al arte de Cowan y Sienkiewicz le sienta fatal el formato más grande de la edición Black Label. Cowan siempre tuvo un estilo “feista”, pero estas páginas más grandes solo sirve para resaltar sus defectos, no sus virtudes, de forma que algunas viñetas con primeros planos parecen bocetos rápidos dibujados para un fan en una convención, no un página acabada. Igual que digo eso reconozco que hay algunas páginas muy chulas gracias a las tintas de Sienkiewicz y el color de Chris Sotomayor que aportan el perfecto tono opresivo que requiere toda historia noir.

En todo caso, dado que es una serie de 4 números vamos a comprar seguro la serie, y espero que Cowan se coja un poco más y la experiencia mejore en los próximos tomos. Question Vic Sage es un clásico y mola que le recuperen para una ¿última? Historia. Esa es la gran pregunta a responder.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Legion temporada 2 de Noah Hawley (HBO)

La segunda temporada de Legion, serie creada por Noah Hawley para FX y que pude ver en HBO, basada en el personaje de los comics Marvel, ha sido un interesante experimento narrativo con un giro final excelente.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Un año después de que Amahl Farouk / Shadow King escapara en el cuerpo de Oliver Bird y David Haller fuera secuestrado por un extraño orbe, los mutantes de Summerland y la agencia de gobierno División 3 se han unido para impedir que Farouk encuentre su cuerpo original, lo que le permitiría desatar todo su  poder. La repentina vuelta de David al mundo real le dará una última oportunidad de acabar con esta amenaza de una vez por todas, y de poder reunirse con su amada Syd.

Noah Hawley (Fargo) repite como Showrunner de esta segunda temporada, y escribe todos los guiones en colaboración de Nathaniel Halpern (8 episodios) y Jordan Crair (1 episodio), e incluso ha dirigido un episodio.

Dan Stevens repite como David Haller, el mutante de clase Omega con poderes y enfermedad mentales, Rachel Keller es su novia Sydney “Syd” Barrett, Aubrey Plaza es Lenny Busker y Navid Negahban es Amahl Farouk, el malvado Shadow King que amenaza con apoderarse de las mentes de toda la humanidad.

En los comics Marvel de los X-Men y New Mutants, David Haller es el hijo de Charles Xavier y Moira MacTaggert. Xavier le sumió en un coma inducido debido a que su enfermedad mental y sus variadas personalidades amenazaban con provocar daños catastróficos. La serie reconoce como creadores a Chris Claremont y Bill Sienkiewicz, aunque en la serie reconozco elementos de la etapa más reciente del personaje escrita por SImon Spurrier en X-Men Legacy.

Más allá del dato comiquero, me gusta la forma como Noah Hawley toma los comics como inspiración pero construye una obra que es 100% propia y que busca crearse una personalidad diferenciada respecto a cualquier otra serie actualmente disponible en los diferentes canales online. Creo que esto es muy de agradecer y de hecho, considero que su éxito es monumental.

Visualmente, la serie mantiene un nivel de excelencia bestial, mostrando una psicodelia y una fotografía que busca sorprendernos a los espectadores y dejarnos con la boca abierta, cosa que consigue. Hay muchos fotogramas que podrían estar expuestos en museos sin mayor problema, y en ese sentido, la serie es super chula.

En mi reseña de la primera temporada ya comentaba que había un gran desequilibrio entre el continente y el contenido, entre la estética y la forma en que nos contaban los problemas de David y lo que pasaba realmente durante los primeros 8 episodios. Esto es obvio que se mantiene en la segunda temporada, aunque ampliando el foco al resto de personajes secundarios.

Además, si la primera temporada giraba en entender David que el Shadow King había poseído su mente y la mayoría de la acción sucedía en su mente, en esta segunda temporada se mantiene el estar casi más tiempo en el plano astral que en el mundo real, pero desde varios puntos de vista diferentes.

Sin embargo, esta segunda temporada cuenta con 11 episodios y peca del mismo problema de la primera, ampliado. Debido al interés en ampliar el foco hacia los personajes secundarios, se pierde el hilo central de la serie, la lucha de David y Syd contra el Shadow King, y hubo momentos en que al menos yo como espectador deseé que la trama avanzara.

Sin embargo, debo reconocer que los dos episodios finales compensan esta lentitud y ofrecen unos giros y un climax sorprendente y satisfactorio, que abre además un nuevo escenario de cara a la tercera temporada que acaba de estrenarse.

En los referido a las interpretaciones, me flipa mucho Dan Stevens como David Haller. La serie funciona porque él hace creíble toda la locura a su alrededor y hace que empaticemos con su lucha interna y externa. Pero esta segunda temporada es también la temporada de Rachel Keller como su novia Sydney “Syd” Barrett, hasta el punto que emerge como una autentica heroína que busca salvar a la humanidad.

Aubrey Plaza como Lenny Busker, la amiga de David  que se ha unido a Farouk en el bando enemigo, Katie Aselton como la hermana de David Amy que murió, Jean Smart como Melanie Bird, la mujer de Oliver (Jemaine Clement), que se ha tomado especialmente mal su desaparición a manos de Farouk, todos tienen su momento de gloria en esta segunda temporada y consiguen que no parezca una serie de 2 protagonistas con secundarios sin sustancia.

Una de las diferencias de esta temporada ha sido encontrar a un narrador omnipresente que nos irá dando píldoras de conocimiento super interesantes que explican en general elementos claves de esta temporada y del mundo de las enfermedades mentales.

“Un delirio comienza como cualquier otra idea, como un huevo. Idéntico por fuera, perfectamente formado. Desde la cáscara, nunca sabrías que algo estaba mal. Lo que está dentro es lo que importa.”

“Los seres humanos son el único animal que forma ideas sobre su mundo. Lo percibimos no a través de nuestros cuerpos sino a través de nuestras mentes. Debemos estar de acuerdo en lo que es real. Debido a esto, somos el único animal en la Tierra que se vuelve loco.”

“¿Si la idea de enfermedad puede convertirse en enfermedad, ¿qué más de nuestra realidad es en realidad un trastorno?”

“Donde el pesimista ve el peligro escondido detrás de cada esquina, el optimista ve la amistad. Es por eso que, cuando encontramos una coincidencia, a menudo vemos una conspiración.”

“El amor no nos va a salvar. Es lo que tenemos que salvar. El dolor nos hace lo suficientemente fuertes para hacerlo. Todas nuestras cicatrices, nuestra ira, nuestra desesperación, es una armadura. Baby, Dios ama a los pecadores mejor porque nuestro fuego arde brillante, brillante, brillante. Quémate conmigo.”

“Soy una buena persona. Merezco ser amado.”

Estas gotas de conocimiento son super interesantes, la forma en que están presentadas a modo casi de manual de autoayuda es una chulada total, y ayudan a que el giro final sea totalmente lógico, a pesar que de confío que todo no sea lo que parece.

Reconozco que siempre prefiero historia por encima de estética, y por eso el visionado de esta segunda temporada se me atragantó varias veces que intenté empezarla. Sin embargo, no hay duda que Legion habrá hecho muchas cosas muy bien si me ha mantenido interesado a lo largo de estas dos extrañas y psicodélicas temporadas.

Comparto el trailer de esta segunda temporada:

Legion es un buen ejemplo de una serie diferente que ofrece algo original a los espectadores. NO es mi serie favorita inspirada en personajes de comic, pero volveré para la tercera temporada a ver como Hawley cierra su historia.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!