Archivo de la etiqueta: James Stokoe

Crítica de Heroes Reborn 3, de Jason Aaron R.M. Guéra, James Stokoe y Ed McGuinness (Marvel Comics – Panini) 

Llegamos al ecuador de Heroes Reborn, y en el post de hoy voy a comentar mis impresiones del tercer número de la serie creada por Jasson Aaron y del primer Compendio con varias historias ambientadas en este mundo alternativo sin Vengadores.

HEROES REBORN 3 (de 5), de Jason Aaron, R.M. Guéra, James Stokoe y Ed McGuinness

Las aventuras del Doctor Espectro y de Halcón Nocturno en el mundo que ha sustituido al Universo Marvel tradicional. Mientras tanto, la nueva Marca Estelar se encuentra sola. ¿Conseguirán encontrarla los verdaderos héroes de esta realidad alternativa?

Este número incluye Heroes Reborn 4 y 5 USA.

Cuando comentaba hace unas semanas mis impresiones del segundo número de este evento Heroes Reborn pensaba que dentro del entretenimiento general, algunos aspectos no me acababan de cuadrar, como eran el baile de dibujantes y que el argumento parecía muy trillado y evidente. Y dentro que en este número sigue siendo más de lo mismo en este aspecto, me ha gustado muchísimo más.

Si empiezo por el dibujo, aunque es un fastidio que cada número de esta serie esté dibujado por un artista diferente, es un placer poder disfrutar de James Stokoe en la historia de Doctor Espectro, y a R.M. Guéra con color de Giulia Brusco, para la del Halcón Nocturno. Stokoe es el autor de Aliens: Órbita Muerta y tiene una obsesión enfermiza por el detalle, y resulta perfecto para mostrarnos el enloquecido aspecto de la vertiente galáctica de este universo. Espectro es una versión enloquecida de Green Lantern, y su obsesión por ser el “policía del espacio” se transforma en la casi aniquilación de toda raza que suponga una amenaza a sus ojos. Las apariciones estelares de este comic y la locura de las imágenes me han volado la cabeza. En el número de Halcón Nocturno, Guéra (Scalped, The Goddamned) se sale en esta historia mezcla del universo de Spiderman y el Arkham Asylum de Grant Morrison, transmitiendo la locura que rodea a Halcón Nocturno. Por el lado del dibujo, siendo tremendamente diferentes Stokoe y Guéra entre si, y más si lo comparamos con McGuinness en las historias de complemento, me han encantado a nivel máximo. Independientemente de la historia, solo el dibujo ya compensa el precio de portada.

En los primeros números teníamos a unos miembros del Escuadrón Supremo de América que eran héroes dentro de un mundo diferente. Sin embargo, en estas dos historias ya vemos que hay mucho más de lo que se ve en la superficie, ya que tanto el Doctor Espectro como el Halcón Nocturno son lobos con piel de cordero, más peligrosos que los enemigos que combaten. Esto unido a la ya clara influencia de Mefisto en este mundo, nos dirige en rumbo de colisión con los Vengadores en el climax final.

Entiendo que un concepto como este Heroes Reborn sean un sueño hecho realidad para un escritor, porque Aaron se nota que está disfrutando jugando con todo el universo Marvel, retorciéndolo en esta versión alternativa. El hecho que los comics se estén publicando quincenalmente y sea una historia cerrada en apenas dos meses desde que empezó a publicarse, son otro plus que hacen que esté disfrutando de este evento.

A veces, no hace falta que un comic sea “importante”, sólo que sea entretenido. Heroes Reborn lo es sin duda.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

HEROES REBORN COMPENDIO 1

Las historias que dan contexto al mundo de Heroes Reborn. La búsqueda del joven Hiperión y sus amigos Shi’ar. Las peripecias de Peter Parker, el mayor fan de Hiperión y su fotógrafo para el Daily Bugle. ¿Qué fue de la lucha de los mutantes por su existencia? Además, te presentamos al grupo de renegados del Barón Zemo y a la siguiente generación de héroes de la Tierra.

Este volumen de 168 páginas contiene los especiales Heroes Reborn: Hyperion & The Imperial Guard, Peter Parker: The Amazing Shutterbug, Magneto and The Mutant Force, Siege Society y Young Squadron USA.

Estos especiales han sido realizados entre otros, por Rafael De Latorre, Cody Ziglar, Jim Zub, Michele Bandini, Paco Medina, Steven Cummings, Ryan Cady, Steve Orlando, Marc Bernardin, Bernard Chang.

En todo evento hay fill.ins que se plantean para mostrar toda la extensión de la historia que se está contando en ese momento, que suele tener consecuencias a escala global. Normalmente son números olvidables que no aportan casi nada a la historia principal, más allá de ser interesantes para los fans del personaje en cuestión. Este Compendio 1 de Heroes Reborn tenía todas las papeletas para ser exactamente eso, y de hecho lo es, y sin embargo lo he disfrutado mucho más de lo que esperaba.

Cada uno de estos cinco especiales están planteados para mostrar una parte del mundo de Heroes Reborn que no tiene cabida en la historia principal, ampliando y dando más información sobre los seres que pueblan este mundo complejo sin Vengadores. De los cinco especiales, el de Peter Parker es quizá la historia más floja e intrascendente, e incluso los dibujos de Ron Lim y Rafael de Latorre los encuentro sólo correctos. Sin embargo, los otros 4 especiales me han gustado bastante, tanto en la faceta de la historia y los invitados especiales que aparecen, como del dibujo. De verdad, menuda sorpresa más positiva.

Hiperion y la Guardia Imperial, Magneto y la fuerza mutante, el Escuadrón Juvenil y la Sociedad Asedio muestran la vertiente galáctica de este universo (en el pasado), la difícil situación para los mutantes de este mundo, la aparición de nuevos jóvenes juveniles y qué hacen los villanos mientras el Escuadrón Supremo domina el mundo. Y además de ser buenas historias por si mismas, ampliando además el mundo de Heroes Reborn, ayudan a mostrar a los héroes desde un punto de vista mucho menos positivo que al principio del evento, al mostrarles como seres sanguinarios que acaban a todo el que se les opone sin importarles los daños colaterales que estos combates puedan provocar.

Este primer Compendio me ha gustado mucho, la verdad, y espero que el segundo que saldrá a la venta dentro de dos semanas mantenga el nivel de este primer grupo de historias.

PUNTUACIÓN: 7/10

Tras un segundo número de Heroes Reborn que hizo que surgieran las dudas, estos dos comics me han devuelto al lado del entretenimiento y me han dejado con ganas de saber cómo continuará la historia dentro de dos semanas. Ojalá todos los comics Marvel actuales fueran así.

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Aliens: Órbita Muerta de James Stokoe (Norma Editorial)

El anuncio de la adquisición de Marvel de los derechos de Alien hace unos meses me recordó la existencia de unos comics que posiblemente hace 20 años que dejé de comprar. Así que me animé a comprar Aliens: Órbita Muerta comic realizado por James Stokoe publicado por Norma Editorial en 2019.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

UN REGRESO A LA ESENCIA TERRORÍFICA DE LA SAGA

La tripulación de una base orbital de Weyland-Yutani ha detectado una nave muy dañada a la deriva. En ella hay tripulantes dormidos en tanques criogénicos, pero puede que no sean lo único que está vivo en la nave.

James Stokoe nos presenta una historia al más puro estilo terrorífico de Alien narrado espectacularmente con su dinámico arte.

James Stokoe (1985) es un dibujante de cómics canadiense conocido por su trabajo en títulos como Wonton Soup, Orc Stain y Godzilla: The Half-Century War, además de este Aliens: Órbita muerta. Junto con Corey Lewis, Brandon Graham y Marley Zarcone, es parte de un estudio / colectivo llamado “Yosh Comics”.

En este comic, Stokoe realiza literalmente todo el trabajo, ya que además de guionizar y dibujar todas las páginas, realizó también la rotulación en la edición USA.

Cuando Dark Horse Comics empezó a publicar en los años 90 los comics de Aliens, y en general de todas las licencias de la 20th Century Fox, me subí al carro encantado, encontrando unos comics super chulos que saciaban mi sed de bichos espaciales. La primera serie de Aliens, Predator o el Aliens vs Predator fueron y siguen siendo unos comics increíbles. Sin embargo, las siguientes miniseries no acabaron de brillar al mismo nivel, o quizá el problema fue que ya no tenían el factor de la novedad de las primeras series, por lo que llegó un momento en que dejé de comprarlos.

El anuncio de la adquisición de los derechos de estos personajes por parte de Marvel hizo que estos personajes volvieran a aparecer en mi radar. Y reconozco que leí el primer número de Phillip Kennedy Johnson y Salvador Larroca y no enganchó, principalmente debido al dibujo, por lo que me plantee volver a mirar a los comics editados por Norma que no llegué a comprar en su día. Tras varias averiguaciones, al final me decidí por este Órbita Muerta de James Stokoe.

Una vez leído, lo primero y principal es que me ha gustado y ha saciado mi sed de historias de los xenomorfos. Y eso a pesar que todo lo leído no puede ser más típico y trillado dentro de los mitos de los Aliens. Una base orbital que recibe una señal de socorro de una nave que se acerca, una tripulación perdida y una lucha posterior por la supervivencia de gente normal que no disponen de armas de fuego para defenderse y tendrán que agudizar el ingenio. Si no fuera porque hace 20 años desde mi última compra, todo me sonaría a ya leído y visto anteriormente. Pero dado que lo he comprado este 2021, acepto sin problemas la simplicidad de la historia y hasta diría que me ha dado lo que venía buscando.

James Stokoe me ha parecido un estupendo ilustrador. Sus páginas están super recargadas y dibuja de maravilla toda la tecnología que se encuentra en una nave espacial, además de los trajes espaciales y las propias naves donde se sitúa la acción. Los aliens están también super chulos y diría que puestos a dibujar, a Stokoe le apetecía dibujar todas las versiones, desde los chestbursters, los aliens ya crecidos y la reina. Además, sus splash-pages me han parecido super chulas, de forma que me veo en él un autor interesante con un nivel de detalle en el dibujo rozando la locura, teniendo en cuenta todos los detalles que añade a cada una de sus viñetas.

Por ponerle un pero, la historia tiene lugar en dos momentos temporales, y a pesar de lo buen ilustrador que es Stokoe, encuentro que en la faceta de narrador flaquea un poco, ya que en numerosos momentos no acabas de saber a que momento temporal pertenecen algunas escenas. Encuentro muy interesante un par de momentos en los que Stokoe narra en la misma imagen ambos momentos temporales, pero en general hubiera agradecido un poco más de claridad, porque muchos momentos han quedado un poco confusos.

En ese sentido, entendiendo la necesidad de síntesis que existe en el comic por la limitación de páginas, también veo que la acción se limita a los Aliens pillando humanos, y hubiera agradecido también un pelín más de caracterización para que nos importaran los personajes, cosa que no ocurre, y alguna escenas de transición que dieran el contexto a la historia, que por otro lado va a tope desde el minuto uno.

Destacar también que la edición de Norma incluye a modo de extras páginas de Stokoe de lo que fue el germen de la historia, inspirado en Aliens de James Cameron y que mostraba un All-out action con marines espaciales frente a los aliens en un planeta desértico. Stokoe modificó esta premisa inicial ya que prefirió centrarse en el terror espacial y la sensación de claustrofobia, pero reconozco que no me hubiera importado leer la premisa inicial.

Como digo, si buscas un comic de aliens, Órbita Muerta sin duda va a saciar tu sed de xenomorfos y creo que ofrece un estupendo entretenimiento. Comparto a continuación las páginas publicadas en la web de Norma a modo de preview:

Tenía ganas de leer un comic de Aliens, y James Stokoe ha sabido darme todo lo que necesitaba. En ese sentido, ¡objetivo cumplido!

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Moon Knight – Encarnaciones

Panini ha publicado el segundo tomo de la etapa de Jeff Lemire al cargo de Moon Knight (Caballero Luna), en la que seguimos conociendo más detalles de su enfermedad mental y sus diferentes personalidades.

Este tomo contiene los números 6 al 9 de la actual serie (el Volumen 8!), y el 2º número de la serie original, publicado en 1980, obra de Doug Moench y Bill Sienkiewicz. En él, ¡conoceremos a todos los hombres que viven dentro de la cabeza del Caballero Luna!  Steven Grant ha despertado en Nueva York listo para producir el siguiente éxito de taquilla de Marvel, mientras Jake Lockley conduce su taxi por las calles de la ciudad. Pero ¡espera! El Capitán Marc Spector se enfrenta en la luna a una invasión de hombres-lobo que se han apoderado del planeta… ¿Qué está pasando? ¿Se ha vuelto definitivamente loco o está ocurriendo todo esto de verdad? Y la pregunta principal… ¿Donde está el verdadero Marc Spector? Aunque, ¿acaso existe esa persona?

Para este arco, Jeff Lemire está acompañado por varios artistas que narran los arcos de cada personaje, de manera que cada aventura tiene una personalidad diferenciada. Wilfredo Torres (Jupiter´s Circle) se encarga de Steven Grant el productor, Francesco Francavilla (The Black Beetle, Afterlife with Archie) del taxista Jake Lockley, mientras que James Stokoe (Orcstain, Alien: Dead orbit) nos traslada a la Luna. Y Lemire guarda para Greg Smallwood, el dibujante del anterior arco, unas pocas pero fundamentales páginas que marcarán el desarrollo de la historia que veremos en el próximo tomo.

¿Lo mejor del tebeo? El salto de personajes trasmite perfectamente la sensación de vértigo por la situación de Marc Spector, de forma que no sabemos qué es real y que es parte de su mente perturbada. Además, la historia fluye y se lee en un instante, y resulta realmente entretenida.

Mola también disfrutar de cuatro artistas tan diferentes como Wilfredo Torres, Francesco Francavilla, James Stokoe y Greg Smallwood. El feeling de cada uno es totalmente diferente, y realizan composiciones de páginas interesantes que mantienen el interés durante todo el relato.

Incluso hay varias páginas en que varios dibujantes comparten páginas, como veremos a continuación, lo que acrecienta la sensación de locura del protagonista. Globalmente, el cambio constante de artista podía haber provocado una sensación de caos chungo, pero no es el caso, y al menos en el apartado artístico, este volumen aprueba con nota.

¿Lo peor?

Hay dos cosas que me han molestado de este volumen. La primera es la inclusión en este volumen del segundo número de la serie original publicada en 1980,  obra de Doug Moench y Bill Sienkiewicz. La excusa es que en el arco de Jake Lockley dibujado por Francavilla aparecen personajes que se presentaron en ese número, lo que serviría para comprobar las dotes de archivo de Lemire. Sin embargo, la sensación que me queda es que a Panini los 4 números de esta historia eran pocos para un tomo de su colección 100%, por lo que optaron por colocar este número de relleno que ayudara a justificar el precio que pagamos. Sacacuartos total con poca o ninguna justificación.

La segunda cosa que empieza a gustarme cada vez menos es el propio guión de Lemire. La locura de Marc Spector está bien trasmitida, eso no lo dudo. Pero empiezo a darme cuenta que Lemire utilizar el mismo “truco” narrativo una y otra vez, por lo que la sensación de “esto ya lo he visto” estuvo presente en toda la lectura.

Lemire suele contar varias historias simultáneamente, alternándolas. Esto ya se lo leí en Green Arrow, en la que nos contaba el origen secreto de Oliver Queen en la isla y como estas revelaciones afectaban su situación en el presente. En esta serie, ambas líneas narrativas eran fundamentales para entender al personaje y la historia globalmente era fluida y se sentía importante para su evolución.

Tras su desembarco en Marvel, ha continuando usando este estilo narrativo en series como Hawkeye y Old Man Logan. Y en estas series ya no vemos dos argumentos con el mismo peso e importancia narrativa, sino una historia principal y una secundaria que es casi relleno. Esto lo sufrí en Hawkeye, con una historia en un futuro que no va a producirse, y en Old Man Logan con unas historias en Los Baldíos sin demasiado interés.

En Moon Knight, Lemire lleva esta dispersión narrativa a su máxima expresión, contando tres líneas narrativas paralelas a la vez. Aunque la historia es entretenida, dado que sabemos que ningún arco es real, no consigue que nada de lo que cuenta con estos tres personajes tenga la más mínima fuerza dramática. Y al final, estos números quedan casi como relleno mientras esperamos que termine la historia. Aunque es un relleno muy bien dibujado.

Hace unos días comentaba en mi reseña de American Gods que Neil Gaiman escribe el mismo tipo de historia una y otra vez. Pero como solo leo una obra suya cada al año, o cada más tiempo, la sensación final es siempre positiva. Obviamente, Lemire no es Gaiman, en este aspecto, el escritor canadiense sale siempre perdiendo.

En todo caso, esta sensación la tengo porque he leído muchas obras de Lemire en los últimos meses. Para un lector que empiece a leer esta serie sin haber leído antes a este autor creo que la historia le resultará original y entretenida.

Moon Knight avanza hacia el final de la historia planteada por Jeff Lemire a buen ritmo, y confío que al final podamos decir que esta etapa se cierra de la mejor manera. Un tebeo especialmente recomendado para todos aquellos que buscan leer historias que se salgan de lo habitual en el género superheróico.

PUNTUACIÓN: 6.5/10