Archivo de la etiqueta: Dave Stewart

Crítica de Plunge 1 de Joe Hill, Stuart Immonen y Dave Stewart (DC Comics Black Label)

DC Comics ha dado libertad total a Joe Hill (Locke & Key, El traje del muerto) para crear toda una línea de comics de terror en el sello Hill House Comics de su línea Black Label. Plunge de Joe Hill, Stuart Immonen y Dave Stewart es la principal propuesta de esta primera remesa de comics.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

A raíz de un devastador tsunami, un barco de exploración conocido como Derleth comienza a enviar una señal de socorro automatizada desde un atolón remoto en el estrecho de Bering. El único problema es que Derleth ha estado desaparecido durante 40 años. La bióloga marina Moriah Lamb se une al equipo de Carpenter Salvage para recuperar a los muertos de Derleth … solo para descubrir que en esta parte remota del Círculo Polar Ártico los muertos tienen mucho que decir a los vivos … Empieza el terror de Joe Hill y Stuart Immonen. ¡aquí!

Plunge parece un guión de una película de serie B, y este primer número Joe Hill cubre todo lo esperable de una historia de temática de terror. Presenta la situación con una introducción impactante y a los protagonistas que se van a enmarcar en esta misión, y ofrece un cliffhanger bastante chulo al final del episodio. Sinceramente, este arranque es tan correcto en todo que decepciona un poco y, quizá porque esperaba más. De hecho, como digo, es todo tan familiar y siguiendo todos los convencionalismos del género que me dió la sensación de estar leyendo el guión de una película… que ya había visto.

Aunque este primer número no deja de ser una presentación, tenemos la ventaja de poder disfrutar del estupendo Stuart Immonen, uno de los mejores dibujantes del medio, que se retiró del medio hace algo más de un año para poder desarrollar otros proyectos alejado del mundo del comic. Poder disfrutar de su dibujo colaborando con Dave Stewart, el mejor colorista actual, es un auténtico lujo para cualquier fan de los comics.

Y el caso es que Immonen se centra en este arranque a contar la historia de la forma más sobria y clara posible, alejado de efectismos innecesarios. Immonen cumple con nota, dentro que no deja de ser un comic correcto, no sobresaliente.

Veo que me está quedando una reseña un tanto negativa, y el caso es que la verdad es que el comic me ha gustado bastante. Es sólo que quizá esperaba que este comic me estallara la cabeza y no ha sido el caso. Pero está bien que sea así.

Plunge ha empezado lento pero seguro, y creo que los 6 números de esta serie nos van a ofrecer un estupendo entretenimiento. Con los autores implicados, creo que eso está asegurado.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

 

Crítica de Gideon Falls volume 4 de Jeff Lemire y Andrea Sorrentino

Gideon Falls de Jeff Lemire, Andrea Sorrentino y Dave Stewart es un comic diferente a todo lo que se publica hoy en día, y en este su cuarto tomo, recién publicado en USA, empiezan a darse las respuestas que nos ponen en dirección al final de la historia.

PUNTUACIÓN: 8/10

GANADOR DEL PREMIO EISNER 2019, LA MEJOR SERIE NUEVA
¡La exitosa serie de terror continúa! Después del viaje en el tiempo y el espacio del último arco, Norton y Clara están atrapados en el pequeño pueblo de Gideon Falls con un psicópata asesino. Mientras tanto, Angie y el Padre Fred se enfrentan al Obispo en la gran ciudad de Gideon Falls, donde se revelan los secretos de la Máquina de Pentoculus en toda su alucinante gloria. En medio del caos, ¿qué sucederá cuando los Labradores finalmente respondan a la llamada del deber? Este volumen recopila los número 17-21 de la serie regular.

Es muy complicado crear terror en un comic. Sin embargo, Lemire, Sorrentino y Stewart consiguen transmitir tensión y malrollismo continuo en sus páginas, con unos momentos realmente potentes que me sorprenden y me dejaron desasosegadamente alterado.

La historia de Lemire de realidades alternativas con el nexo del Granero Negro me parece super acertada, y noto a un Lemire on-fire que ofrece uno de sus mejores comics recientes. Y junto a esta historia con los toques justos de suspense, terror y ciencia ficción, el elemento que lo conecta todo y consigue que te enganche es la humanidad de sus protagonistas y cómo se enfrentan a sus miedos y a su dolor. Veo una gran maestría en Lemire, un control absoluto del medio comiquero que hace que sus obras triunfen.

Y si el guión es bueno, el apartado artístico con Andrea Sorrentino y Dave Stewart me parece histórico. Otro hecho que muestra a un buen guionista es simplemente cuando da rienda ancha a sus colaboradores para que se desaten, y en cada número el comic tiene unas splash-pages espectaculares.

Sorrentino es un dibujante maestro en la creación de atmósferas, aunque a veces me ha pasado con él que sus lápices sin el color de un crack como Stewart no son tan buenos, e incluso a veces no ayudan a contar bien la historia. Esto no pasa en Gideon Falls, incluso  en los momentos de los saltos dimensionales, la historia se entiende perfectamente.

De nuevo, lo que me parece una barbaridad es el color de Dave Stewart, sin duda el mejor colorista actual. Por un lado, entiendo que fruto de esa confianza creativa, Sorrentino también deja el espacio suficiente para que Stewart se luzca, y vaya si se luce. El despliegue del color de Stewart en esta serie me parece una barbaridad y me recuerda, siendo super diferente, al Estela Plateda: Negro de hace unos meses. El trabajo del colorista no suele ser destacado como se merece, y la verdad es que si este comic triunfa, es sin duda también por el trabajo de Stewart.

El comic es por definición un trabajo colaborativo, y es una pasada ver a tres artistas en la cúspide de su creatividad ofreciendo una obra con tanta personalidad que engancha desde su primera página.

Y visto el cliffhanger de este cuarto tomo, la sensación que me da es que nos dirigimos hacia el final de esta historia, probablemente en el próximo tomo que coincidiera con el número 25 de la serie. Si esto fuera así, esto es mera especulación, me parecería otro acierto, al no alargar en exceso el comic y darle la duración justa que la historia necesita. De esta forma, si realemente se confirma que este cuarto tomo es el penúltimo, Gideon Falls podría publicar un Omnibus bien majo con toda la serie recopilada en un único volumen, lo cual es otro elemento a tener en cuenta por los autores.

Gideon Falls me gusta mucho y es un must-read absoluto que no te puedes perder.

PUNTUACIÓN: 8/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de DC: La Nueva Frontera de Darwyn Cooke

Si nunca has leído un tebeo de superhéroes y te preguntas qué los hace tan geniales, DC: The New Frontier de Darwyn Cooke es una obra magistral que responde a esa pregunta con una historia sobresaliente de los superhéroes de DC Comics mostrados en su visión más pura y atemporal.

PUNTUACIÓN: CLÁSICO ABSOLUTO

“¿Dónde estaban los héroes del mañana?” Bienvenidos a la América de los años cincuenta. Un lugar de luces y sombras, de oportunidades y paranoia, de brillantes ciudades y segregación. Una tierra sin héroes, prohibidos por sus acciones tras la Segunda Guerra Mundial. Y sin embargo… esta América necesita a sus héroes más que nunca. Con una creciente amenaza en el horizonte, solo una nueva generación de aventureros podrá protegernos. Es el reto de la Nueva Frontera. El artista Darwyn Cooke y el colorista Dave Stewart, ganadores del premio Eisner, presentan DC: La nueva frontera, una historia atemporal sobre el idealismo que se ha convertido en uno de los cómics de superhéroes más aclamados del siglo XXI.

“Los cómics mainstream pueden ser atractivos sin tener que acudir al “grim-n-gritty”. Intenté crear comics que nos recuerden que las historias deben entretener, sin necesidad de aplicar golpes de efecto vacíos ni asesinar personajes. […] He hecho todo lo posible para recordarnos que los cómics de superhéroes y aventuras no siempre fueron el asunto oscuro en el que se han convertido. Es, por definición, un género esperanzador dirigido a los jóvenes de corazón, y esas son las historias que he tratado de contar.” Darwyn Cooke, Comics Journal #285

Darwyn Cooke (Toronto, 16 de noviembre de 1962 – Florida, 14 de mayo de 2016) fue un artista de cómics, escritor, dibujante y animador canadiense, principalmente conocido por su rediseño de Catwoman junto a Ed Brubaker, la miniserie DC: The New Frontier, y la adaptación de las novelas Richard Stark protagonizadas por Parker. Gracias a estas dos últimas obras, Cooke ganó trece Premios Eisner, ocho Premios Harvey y cinco Premios Joe Shuster.

A pesar de ser el autor de algunos de los comics atemporales más icónicos del mundo del comic americano mainstream, Cooke no fue un profesional consolidado del medio hasta 2000, año en el que DC Comics publicó su Batman: Ego con 37 años. Cooke intentó trabajar en DC en los años 80, pero en ese momento consideró que no le resultaba rentable trabajar en el sector debido a las tarifas que pagaban por página, que él consideraba totalmente insuficientes, lo que le hizo alternar trabajos como director de arte de una revista, diseñador gráfico y de producto durante más de una década.

A principios de la década de 1990, Cooke intentó regresar a los cómics, pero encontró poco interés por su trabajo en las principales editoriales, debido a que su estilo cartoon de dibujo no encajaba con la moda del “grim-n-gritty” de la época. Afortunadamente, fue contratado por Warner Bros. Animation, y pudo trabajar con Bruce Timm en series como The New Batman Adventures y Superman: The Animated Series. El trabajo en animación hizo que centrara su arte para capturar el momento y la caracterización más icónica de cada personaje.

Además, merece la pena destacar que la propuesta de 14 páginas que Cooke envío a Timm que le consiguió el trabajo en Warner Animation fue lo que posteriormente desarrolló para DC Comics y acabó convirtiéndose en Batman: Ego en 2000.

En 2001 realizó junto a Ed Brubaker un rediseño completo de Catwoman con un feeling próximo al noir que marcó al personaje durante más de una década. Junto a Brubaker presentaron en el universo DC moderno a Slam Bradley, un detective que hizo su primera aparición en Detective Comics 1 en 1937, antes incluso de la creación de Batman, y que convirtieron en un secundario importante del comic. Además, en 2002 Cooke publicó en solitario la novela gráfica Selina’s Big Score.

Junto a DC: The New Frontier (2004-2005), el otro gran trabajo de Cooke fueron las 4 novelás gráficas que realizó para IDW adaptando las novelas de Richard Stark protagonizadas por Parker: The Hunter (2009), The Outfit (2010), The Score (2012) y Slayground (2013), que confirmaron el amor de Cooke por el género negro y las historias de detectives y antihéroes. Para la creación de estas novelas gráficas, Cooke se encargó de todo, no solo del guión y dibujo, sino también del color y del propio diseño de publicación.

The New Frontier es una historia ambientada en los años 40, 50 y primeros años 60, en el periodo entre la retirada de los héroes clásicos de la Silver Age, la mítica JSA, y el nacimiento de la edad moderna de los superhéroes, con La Liga de la Justicia formada por Superman, Batman, Wonder Woman, Green Lantern, El Detectivo Marciano, Flash, Aquaman.

Un periodo de grandes turbulencias sociales en los Estados Unidos, dominada por la paranoia anticomunista, el miedo atómico, la guerra de Corea y la lucha por los derechos civiles, elementos que son reflejados en la historia de Cooke. Pero aunque el transfondo histórico es fundamental para The New Frontier, al final estamos  ante una historia de ciencia-ficción que nos recuerda por qué el mundo necesita los superhéroes, unos héroes positivos, brillantes y que inspiran a los lectores a convertirnos en nuestra mejor versión. No es extraño por tanto que el título “The New Frontier” esté inspirado en el discurso de Kennedy de 1960, que para Cooke fue “la primera vez que (la promesa de la América moderna) fue correctamente articulado”.

The New Frontier es una obra coral en la que aparecen muchísimos personajes de ambas eras, y daba igual si su papel era principal o secundario, largo o breve, Cooke siempre conseguía que te preocuparas por él y que quisieras saber más de ellos. Desde John Cloud de los Losers , el Coronel Flagg, John Jones (Detective Marciano), John Henry o los Challengers of the Unknown, todos disfrutan de su momento de gloria y nunca han lucido mejor.

Que Cooke era un extraordinario dibujante era algo que ya habíamos descubierto en sus obra previas. Lo realmente destacable para mi de este comic es su habilidad a la hora de escribir un guión tan complejo narrativamente conectando a todos los personajes con lo sucesos históricos de la época, mostrándoles en su versión más icónica.

DC: The New Frontier es un Elseworlds fuera de continuidad que permitió a Cooke jugar con los mejores juguetes de DC. Sin embargo, esto no significa que Cooke no muestre un extraordinario respeto y amor por todos los personajes sin importar su importancia. Empezando por los miembros retirados de la JSA, o personajes ahora casi desconocidos pero que tuvieron una gran importancia en la DC de los años 50 como  Suicide Squad o los Challengers of the Unknown.

Otro elemento muy chulo de The New Frontier es que Cooke sitúa la creación de los héroes de la Silver Age en el año en que realmente aparecieron sus primeros comics, como Flash (1956) o Green Lantern (1959), de forma que el comic sirve de alguna manera de una cronología ordenada del Universo DC.

En este sentido, es interesante comentar que la carrera espacial de los años 50 y 60 sirvió de perfecto escenario para que Hal Jordan tuviera una gran importancia en este comic. Pero para Cooke esta comic sirvió de reividicación de un personaje que sufrió un destrozo terrible en los años 90 y primeros 2000 en los que fue convertido en el villano Parallax y sustituido por Kyle Rayner, algo que a Cooke no le gustó nada y que consideraba uno de los grandes problemas de los comics de los 90 dominados por el “grim-n-gritty”.

Además, al plantear The New Frontier como una historia de origen de la Justice League of America, otros personajes como El Detective Marciano, Batman, Wonder Woman o Flash entre otros también tuvieron momentos para brillar en este comic.

En el apartado artístico, Cooke junto al multipremiado colorista Dave Stewart crean unas páginas maravillosas repletas de detalles con un perfecto feeling retro de los años 50 y 60. Los decorados, vehículos, vestuarios e incluso peinados son siempre perfectos. Las mujeres con sus estilismos años 50 están siempre bellísimas y aparecen con su mejor versión, y los héroes son mostrados en su versión más icónica.

La experiencia de Cooke en animación permite que capture en cada viñeta el momento más icónico que transmita el mayor impacto emocional, y su estilo cartoon sin embargo posee una enorme expresividad.

Cuando pensamos en comics para recomendar para posibles nuevos lectores, DC: The New Frontier es un comic maravilloso al que no le pongo ningún pero. A pesar de los momentos dramáticos y la muerte de muchos personajes, su final es perfecto y está lleno de optimismo ante el futuro, y muestra sin duda por qué los iconos de DC Comics son los mejores personajes del género de superhéroes, sobre todo en esta versión atemporal.

Da igual en qué momento leas estas líneas, DC: The New Frontier de Darwyn Cooke es una lectura obligada para todos los fans del comic de super-héroes, independientemente de cual sea tu editorial favorita.

PUNTUACIÓN: CLÁSICO ABSOLUTO

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Estela Plateada: Negro 5, de Donny Cates, Tradd Moore y Dave Stewart

Donny Cates, Tradd Moore y Dave Stewart finalizan Estela Plateada Negro con un número que eleva los fuegos de artificio a la décima potencia y marca a fuego un final memorable que recordaremos durante mucho tiempo.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

¡La conclusión de la última locura galáctica de Donny Cates! ¡El choque final de Estela Plateada contra Knull! Nuestro héroe ha agotado todo su poder cósmico. ¿Lo obligarán a utilizar su arma secreta y desatar un nuevo horror sobre la galaxia?

Recordando el principio de la miniserie, tras los sucesos vistos al comienzo de la etapa de Donny Cates en Guardianes de la Galaxia, Norrin Radd cayó por un agujero negro que le trasladó al comienzo del tiempo y le enfrentó a Knull, el Dios de los Simbiontes que el propio Cates había creado y presentado en Veneno. Este Estela Plateada se siente por tanto como una parte de un todo que es su etapa en la vrtiente galáctica del Universo Marvel, que nos regala una historia psicodélica llena de personalidad que no se parece a nada publicado por Marvel… ¡nunca!

Sin embargo, la propia premisa y la naturaleza cíclica de los comics de superhéroes provocaba que el final estaba marcado de antemano. Norrin tenía que volver al presente de alguna forma y NO podía matar a Knull dado que le tenemos actualmente en las páginas de Veneno. La forma en que Cates cierra la historia me ha gustado mucho y además de psicodelia, transmite poesía y belleza, algo muy complicado de conseguir y cuyo triunfo convierte este comic en más inesperado si cabe.

Poesía y belleza unidas a una explosión de color es lo que tenemos gracias a unos impresionantes Tradd Moore en el dibujo y Dave Stewart con el color. Han formado un equipo creativo maravilloso y han transmitido una personalidad que parecía imposible a priori, sobre todo teniendo en cuenta que Estela Plateada venía de la icónica etapa de Dan Slott y Mike Allred. Al ser tan sólo cinco números, está claro que el impacto de este Estela Plateada Negro no va a acercarse al de Slott + Allred, pero estoy escribiendo este artículo y me quedo embobado mirando las páginas de este último número. Algo bueno, muy bueno, han creado. Hasta el punto que tengo como compra segura cualquier cosa que vayan a hacer juntos Moore y Stewart. Ojalá su próxima colaboración no se haga esperar mucho tiempo.

Acompaño este texto con la primera página de este quinto número para evitar en lo posible los spoilers para los que aún no hayáis leído esta serie, pero puedes creerme cuando te digo que esta página es una de las menos locas y psicodélicas que he disfrutado en este comic. Con eso te lo digo todo.

Si eres fan de las buenas historias y de los comics mellamente ilustrados, este Estela Plateada Negro es uno de los comics imprescindibles, no te lo puedes perder.

PUNTUACIÓN: 8.5/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.
¡Saludos a todos!

 

Crítica de Estela Plateada Negro 4 de Donny Cates, Tradd Moore y Dave Stewart

Tradd Moore y Dave Stewart están on-fire en Estela Plateada Negro, miniserie de cinco números escrita por Donny Cates que en este cuarto número nos presenta a un sorprendente invitado especial mientras nos acercamos al gran final del próximo número.

PUNTUACIÓN: 8/10

El poder de Estela Plateada está viniéndose abajo. ¿Estamos ante el fin de Norrin Radd, mientras la oscuridad se cierne sobre él? ¿O quizás llegará una última ayuda, en la forma de un inesperado aliado?

Como lector veterano, siempre he disfrutado más con los comics de dibujantes de línea fina y narrativa clara como John Byrne, Paul Smith, Stuart Immonem o Pepe Larraz que con otros autores más expresionistas tipo Bill Sienkiewicz o que hacen uso de grandes manchas como Denis Cowan. De hecho, en su momento me costó acostumbrar mi ojo al estilo de dibujo de Walt Simonson, que me parecía mucho más flojo que el de los artistas clásicos antes mencionados.

Llegamos a Trad Moore, un artista con claras influencias del manga especializado en historias de gran violencia y largas secuencias de acción. Con un estilo diferente, sus páginas me parecían super dinámicas pero algo no me acababa de cuadrar. Eso pasó a la historia. La explosión psicodélica que Moore junto a Dave Stewart, uno de los mejores coloristas del medio mainstream, crean en cada pagina me ha volado la cabeza.

En Estela Plateada Negro no es necesario que los personajes tengan proporciones antropomórficas naturales y el punto de vista desde el que Moore plantea cada viñeta es siempre sorprendente y super dinámico. Y si los lápices son super chulos, lo que de verdad eleva el nivel es el color de Stewart, que crea página tras página para enmarcar. Para ejemplo la doble splash page que acompaña esta reseña un poco más abajo.

El apartado artístico es tan bello e hipnótico que casi me olvido de la historia de Cates y su conexión con Knull, el Dios de la Oscuridad creado por Cates en Veneno. En este cuarto número Norrin tendrá que recordar el precio que tiene el poder y que hay obligaciones que no pueden olvidarse, sin importar el tiempo que pase. Cates ha planteado esta miniserie de forma modélica, guardando giros y sorpresas super chulas en cada número, y preparando todo para el gran final que descubriremos el próximo mes.

En lo referido a puro arte, Estela Plateada Negro e Historia del Universo Marvel son las dos compras seguras de Marvel, siendo comic super diferentes en todo, desde su concepción, objetivo y ambición. Pero ambos son super disfrutables.

PUNTUACIÓN: 8/10

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!