Archivo de la etiqueta: Steve McNiven

Crítica de Los Vengadores 31-35 World War Hulka de Jason Aaron, Javier Garrón y vv. aa. (Marvel Comics – Panini)

La etapa de Jason Aaron en los Vengadores cumple 50 números, y hoy quiero analizar el último arco de la serie World War Hulka junto al español Javier Garrón, además de las implicaciones que las revelaciones del último número especial pueden suponer para esta colección

PUNTUACIÓN: 7.5/10

¡World War Hulka! Tras los acontecimientos que nos trajeron de vuelta a la Fuerza Fénix, la Tierra se ha convertido en un planeta más fracturado y volátil que nunca, especialmente para Los Vengadores. Una vez que Hulka sea declarada una amenaza Global, la Fuerza de Invierno rusa se dispone a conducirla ante la justicia. Ahora, Jen Walters se enfrentará a un destino que ni siquiera Hulk podría esperar soportar. La Habitación Roja es donde se han forjado algunos de los mejores asesinos y superasesinos del mundo, y transformará a Jen en algo aterrador. ¡El Hulk de invierno está a punto de ser liberado en el mundo! ¿Y el único que puede detenerla es el Hombre Gorila?

World War Hulka se ha publicado en los números 45-50 USA, publicados en España por Panini en los números 31-35. Además, el número 50 USA (750 de la numeración legado) es un especial de 96 páginas en el que además de la conclusión de «World War Hulka», conoceremos el verdadero propósito de Los Vengadores prehistóricos, el secreto del Inquisidor de Hierro y la llegada del mayor grupo de psicópatas que haya conocido ninguna Tierra. ¡El mañana empieza aquí!

En este especial n.º 50 (750 Legado) están acreditados los siguientes autores: Jason Aaron, con dibujo y tinta de Aaron Kuder, Javier Garrón, Carlos Pacheco, Rafael Fonteriz, Ed McGuinness, y color de Alex Sinclair y David Curiel para la historia principal “Una Tierra distinta a cualquier otra (como todás las demás)». David Badeón dibuja, con color de Israel Silva, la doble página con “La montaña de los Vengadores”. La sorpresa llega con la historia “Los dos dignos”, escrita por el novelista Christopher Ruocchio con Steve McNiven y Frank D´Armata en el apartado artístico.

World War Hulka es el perfecto ejemplo de todo lo que ha convertido a Los Vengadores de Jason Aaron y Javier Garrón en uno de los comics más entretenidos de la Marvel actual. Tengo que reconocer que Llega el Fénix, el arco anterior, es probablemente la historia más floja de Aaron hasta la fecha en la serie, pero tras este bache yo disfruté mucho con Heroes Return, que permitió a Aaron desatarse con las ideas más locas inspiradas en la historia de Marvel Comics aprovechando este mundo en el que el Escuadrón Supremo era su principal defensor. Tras este evento fuera de la serie principal, el retorno de Vengadores es un comic en que Hulka cobra protagonismo y que de nuevo vuelve a trasmitir una escala y sensación de amenaza que ya le gustaría tener a la mayoría de comics de cualquier editorial.

Aaron plantea sus comics como historias para ser leídas mes a mes. Me gusta que en este arco de 5 números cada grapa te cuenta una aventura completa con grandes momentos de acción más grande que la vida con un montón de giros y sorpresas impactantes. El secuestro y posterior conversión de Hulka en una Hulk de Invierno al servicio de Moscú nos plantea un nivel de amenaza inédito para los Héroes más Poderosos de la Tierra, con unos giros en cada grapa que me han gustado mucho.

Otro elemento super importante para mi y clave para captar a nuevos lectores es tener una historia autocontenida en si misma que no te obliga a leer más comics que este (y en su momento el Heroes Reborn que durante varios meses sustituyó a este comic y no se solaparon). Frente a una franquicia mutante cada vez más endogámica y sacacuartos que obliga a múltiples compras (a menudo de comics que no te interesarían a priori) para una mayor comprensión de la historia, los Vengadores te ofrecen todo el entretenimiento en una única grapa que al menos a mi me deja siempre con ganas que querer comprar la siguiente para saber cómo continua la historia.

Otra de las virtudes de Jason Aaron es la forma en que plantea historias en las que nunca sabes qué va a suceder a continuación, algo que como lector veterano agradezco un montón. Esta sensación de “All-New, All-Different” es una pasada y acrecienta el entretenimiento que me proporciona este comic todos los meses. Además, este arco de World War Hulka plantea un cambio en Jennifer Walters con vocación de perdurar en el tiempo, y en general en la geopolítica planteada por Aaron en esta etapa. Si uno de los grandes elementos distintivos de Aaron era plantear una escala global con múltiples amenazas simultáneas contra los Vengadores, en este arco parece que se resuelve la amenaza de Namor como Rey de Atlantis y, en parte, también la amenaza del reino de los Vampiros de Drácula establecido en Chernóbil.

Sin embargo, eso no significa que los Vengadores se estén quedando sin enemigos, ya que el especial n.º 50 nos trae la aparición de los Señores del Mal Multiversales (que fueron presentados en el especial del Día del Comic Gratis junto con el retorno de Deathlok, un fan-favourite para Aaron) y que plantean el nivel de amenaza más-grande-que-la-vida que merecen nuestros héroes. Además, tras el Heroes Reborn, hubo gente (yo no) que pensó que Aaron dejaría descansar una temporada al Escuadrón Supremo, y este número confirma que no es ni mucho menos el caso.

Si hay algo que no me ha cuadrado de esta etapa es la figura de Mefisto, empezando por su papel en la creación de los Vengadores de hace un millón de años. Este descuadre se mantiene en este especial incluso amplificado, porque una cosa es que los Señores del Mal de Muerte puedan viajar en el Tiempo y otra que Mefisto lo haga, algo imposible por muy demonio que sea. De hecho, esta versión de Mefisto del pasado no debería tener los conocimientos de su yo del presente, y es un detalle no menor que me rompe algo la suspensión de credulidad. Incluso teniendo claro que este comic no busca ser una historia sesuda sino un entretenimiento ligero que puedan leerlo sin problemas todo tipo de lectores, incluso nuevos lectores que se acerquen a los comics tras ver las películas.

Se además que muchos lectores veteranos no han encajado con la propuesta de Aaron y opinan que los personajes en muchos casos no parecen ellos mismos. Esto es algo respetable y puedo empatizar con ellos, aunque yo en mi caso no acabo de ver ese problema en unos personajes que cambian y evolucionan en función del escritor que se encarga de escribirles. Sin ir más lejos, Donny Cates ha convertido a Thor en su colección en un gilipollas antipático con el que es imposible empatizar, y jamás diría que Cates “no entiende al personaje” o que “no tiene ni idea de escribir”, cosa que sí estoy escuchando sobre esta etapa. Algo en lo que obviamente no estoy de acuerdo.

Si es cierto que el tema de los viajes en el tiempo es algo peliagulo que puede provocar más de un dolor de cabeza a los fanáticos de la continuidad si no cuadra bien la historia. Pero dentro que como decía no conecto nada con la parte de Mefisto, sigo teniendo toda mi confianza en que Aaron sepa cerrar bien su historia con una acción más-grande-que-la-vida además a lo largo y ancho del multiverso temporal de Marvel. Si Aaron busca contar la mayor historia de los Vengadores que al menos iguale la escala de Jonathan Hickman, y eso que su etapa culminó en las Secret Wars, creo que hay muchas posibilidades de que lo pueda conseguir.

En el apartado artístico, me flipa muchísimo el estilo de Javier Garrón (con color de David Curiel), que se encarga de dibujar todo el arco de World War Hulka, excepto unas pocas páginas del número 49 USA (n.º 34 de Panini) dibujadas por Flaviano. En la Marvel actual de los fill-ins montoneros y los artistas que no aguantan ni tres grapas seguidas en una serie, el artista gaditano se está currando unos comics alucinantes en los que no sólo tiene que a dibujar múltiples personajes con combates de alta tensión, sino que además plantea rediseños de varios personajes en función de la misión que tienen que realizar en ese momento. Si tengo que ponerle un pero es que llena tanto las viñetas, en parte por lo que comentaba del protagonismo coral y la necesidad de mostrar a múltiples personajes en todo momento, que sus páginas producen cierto “agotamiento” tras leerlas por toda la información que contienen, estando todo demasiado apelotonado en algunos momentos. Dicho esto, la calidad, regularidad y personalidad que está mostrando Garrón desde su debut en La Era de Khonshu me parece digna de elogio. De hecho, me encantaría que Garrón se mantenga de dibujante oficial durante el tiempo que le reste a la etapa de Aaron.

En el especial n.º 50 Garrón se encarga de las páginas de conclusión del arco World War Hulka que cierra de momento la participación Hulka en la serie, quedando las restantes para un all-star de artistas de la casa. Me gusta que Aaron Kuder, al que conocí en su estupenda (aunque corta) etapa en Guardianes de la Galaxia junto a Gerry Duggan, se encargue de las páginas que sirven de prólogo de la nueva serie Avengers Forever que él se va a encargar de dibujar. Su estilo de línea fina tiene una personalidad tremenda sobre todo a la hora de dibujar las expresiones faciales, con una narrativa super dinámica que creo que va a aprovechar esta nueva serie de Vengadores para lucirse.

Junto a Garrón y Kuder, en este especial tenemos a Carlos Pacheco, Rafael Fonteriz, Ed McGuinness, David Baldeón y Steve McNiven, encargados cada uno de una faceta de la historia que Aaron plantea en diferentes momentos temporales y con personajes diferentes. Y aunque individualmente me gustan todos los dibujantes, McGuinness igual el que menos, el hecho de tener todas las historias entrelazadas a lo largo del especial provoca que este comic tenga una sensación de “cajón de sastre” que no le sienta demasiado bien a la experiencia lectora.

Se que clamo en el desierto cuando me quejo del excesivo baile de dibujantes en los comics de Marvel, y está claro que era imposible un especial de estas características estuviera dibujado por un único artista. Pero lo cierto es que estos bailes hacen imposible que haya una única personalidad gráfica que acaba yendo en contra de la satisfacción que un entretenimiento periódico tiene la obligación de ofrecer todos los meses.

Hay comics que tras 50 números muestran signos claros de agotamiento. No es ni mucho menos el caso de estos Vengadores. Y Marvel demuestra que sigue super contenta con su trabajo, ya que tras este especial 50/750 desde el mes que viene la colección se desdoblará en dos con el estreno de Avengers Forever de Aaron junto a Aaron Kuder, que ha dibujado uno de los capítulos del especial, y que se encargarán de mostrarnos la parte de la aventura a lo largo del continuo espacio-tiempo, mientas que los Vengadores tradicionales supongo que seguirán dedicados al presente de la tierra 616 como hasta ahora.

Leyendo la newsletter de Aaron queda claro que este encargo de Marvel no sólo es uno de los trabajos que más está disfrutando como creador, sino que le está planteando uno de los mayores desafíos narrativos como escritor desde que empezó a trabajar en la Casa de las Ideas, incluso superando a su maravillosa etapa en Thor, teniendo en cuenta que en el comic del Dios del Trueno sólo habían 2 protagonistas -Odinson y Jane Foster- frente el gran reparto coral de los Vengadores. Es por esto que me molesta bastante leer a Julián Clemente en el Spot-On de este mismo comic opinar que Aaron “escribe con desgana” a Los Vengadores, lo cual no sólo es objetivamente incorrecto, sino que transmite un sesgo tremendo por parte de Clemente. Por supuesto no pasa nada si dice que algo no le gusta, y ya se sabe que para gustos colores y todas las opiniones son respetables en ese sentido. Pero no es tan aceptable que incorpore un una página oficial de información de Marvel / Panini unas apreciaciones personales sin más fundamento que a él no le gusta lo que Aaron nos está contando y busca lo que sea para justificar su punto de vista. De hecho, la complejidad de historia de Aaron es algo tan evidente, no hay más que leer el comic, que puede ser muchas cosas y puede gustar o no gustar, pero seguro no transmite “falta de gana, deseo o interés por algo”.

Me produce bastante gracia leer a Clemente lamentarse porque le gustaría que la etapa de Aaron se termine lo antes posible pero tiene que enfrentarse a la realidad que Marvel no parece estar por la labor, y que a Aaron le queda cuerda para rato. De hecho, la sensación es que vamos a tener a Aaron durante todo 2022, y yo no puedo estar más contento por ello.

Los Vengadores siguen siendo uno de los comics más divertidos de la Marvel actual, con una escala y sensación de amenaza que deja en mal lugar al resto del catálogo. Mientras Aaron, Garrón y Kuder (o quien corresponda) mantengan el nivel, yo seguiré comprando encantado este comic.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Lobezno: El viejo Logan de Mark Millar y Steve McNiven (Panini – Marvel Must-Have)

Gracias a la nueva colección Marvel Must-Have de Panini me ha animado a comprar Lobezno: El viejo Logan, sin duda una de las mejores historias de sus autores, el escritor Mark Millar y el dibujante Steve McNiven. Y me he encontrado con una lectura estupenda que continúa plenamente vigente.

PUNTUACIÓN: 8/10

Una epopeya apocalíptica protagonizada por Lobezno en el mejor estilo de Mad Max que nos lleva varias décadas hacia el futuro. Nadie sabe qué ocurrió la noche en que los héroes cayeron: Sólo que todos desaparecieron y el mal ha triunfado desde entonces. En el último medio siglo, nadie ha visto al hombre simplemente conocido como Logan. Pero algo le hará salir de las sombras. Su amigo Ojo de Halcón necesita recorrer miles de kilómetros para poner a su familia a salvo. Lobezno se prepara para el viaje de su vida.

Wolverine: Old Man Logan es una historia de ocho números que fue publicada dentro de la serie regular de Lobezno entre junio de 2008 y septiembre de 2009, en los números 66 al 72, y que terminó en el Wolverine Giant-Size Old Man Logan.

Mark Millar es uno de los escritores mainstream de más éxito del siglo XXI. El escritor escocés empezó a trabajar en DC Comics gracias a la colaboración de Grant Morrison, que le apoyó en esos primeros años. Swamp Thing, Aztek, JLA y The Flash fueron algunos comics que publicó entre 1994 y 1999. Dentro de DC destacaría su estupenda etapa en Superman Adventures (1998-2001), una colección menor al surgir para aprovechar el éxito de la serie de animación, pero que supo capturar en sus páginas de forma brillante el espíritu y el feeling positivo que toda aventura del Hombre de Acero debería tener.

Millar también empezó a publicar en Marvel gracias a Grant Morrison, con el que escribió Skrull Kill Crew en 1995. Su importancia en la editorial fue aumentando y explotó con la publicación de The Ultimates junto a Brian Hitch, el comic que en más de un sentido está considerado el inicio del siglo XXI para Marvel y que sirvió de inspiración para las películas de Marvel Studios. Millar y Hitch colaboraron en los dos volúmenes de Ultimates, publicados entre 2002 y 2007, que siguen siendo a día de hoy algunos de los mejores comics de la Marvel de esa época.

Además de The Ultimates y varias etapas en Ultimate X-Men y Ultimate Fantastic Four (donde creó entre otros conceptos molones los ahora icónicos Marvel Zombies), escribió Lobezno: Enemigo del Estado (2004-05) dibujada por John Romita Jr, creando una historia que también tuvo gran popularidad, aunque ha quedado un tanto eclipsada por este Viejo Logan. Su siguiente pelotazo fue Civil War junto a Steve McNiven (2006 y 2007), en unos años en los que era uno de los Arquitectos de Marvel junto a Brian Michael Bendis, Ed Brubaker o Matt Fraction entre otros.

Millar siempre ha tenido clara la vertiente comercial de sus obras y la necesidad de crear comics sobre los que mantuviera la propiedad de la obra. En Image Comics publicó Wanted (2003-04) con J.G. Jones, que tuvo su adaptación cinematográfica con Angelina Jolie. Gracias a la creación del sello Icon con el que Marvel intentó mantener contentos a sus principales creativos y evitar que se fueran a Image (algo que al final acabó pasando igualmente), Millar creó con ellos Kick-Ass (2008-2010) junto a John Romita Jr., Nemesis (2010-11) con McNiven, Superior (2010-12) y Supercrooks (2012) ambas con Francis Leinil Yu. The Secret Service, posteriormente rebautizado como KINGSMAN, junto a Matthew Vaughn y Dave Gibbons (2012-13) o Empress (2016) junto a Stuart Immonem fueron publicadas a través de Icon a pesar que en esos últimos años Millar ya estaba volcado al 100% en sus comics de creación propia y no escribía nada para el Universo Marvel.

Dentro de Image destacaría Jupiter´s Legacy (2013- ) con Frank Quitely, a punto de estrenarse serie de televisión en Netflix en mayo, Crononautas (2015) con Sean Murphy, Starlight (2014) con Goran Parlov, Renacida (2016-17) con Greg Capullo o The Magic Order (2018-19) con Olivier Coipel.

Wanted, Kick-Ass y Kingsman han tenido exitosas adaptaciones cinematográficas, lo que ayudó que Netflix se fijara en él como un gran creador de contenidos originales, lo que culminó en la compra de su compañía Millarworld por Netflix en 2017. Jupiter´s Legacy es el primer proyecto que verá la luz, aunque se espera que en breve veamos nuevas adaptaciones, empezando por The Magic Order.

Steve McNiven es un artista canadiende que empezó a publicar en 2000 en la editorial CrossGen, en series como Meridian, Mystic o Sigil. En 2004 es fichado por Marvel, empezando una carrera meteórica en comics como Marvel Knights, Ultimate Secret entre otros que le llevó a su gran obra en Marvel por la que será recordado toda la vida. CIVIL WAR, junto a Mark Millar, publicado entre 2006 y 2007. Tras Civil War y con contrato en exclusiva con Marvel, se convirtió en la mayor estrella artística de la editorial de esos años. Tras dibujar tres números del histórico Brand-New Day en The Amazing Spiderman junto a Dan Slott en 2008, su siguiente elección fue volverse a reunir con Millar para realizar un proyecto a priori extraño, que sin embargo se ha convertido en uno de los mayores éxitos de ventas para Marvel, Old Man Logan, publicado en 2008-09. A pesar de que Civil War es sin duda su comic más reconocido, personalmente creo que El Viejo Logan es realmente su mejor trabajo profesional. De hecho, a partir de aquí su nivel cayó y nunca se recuperó.

A pesar de ser uno de los grandes artistas de Marvel del siglo XXI, realmente no ha llegado a prodigarse en exceso debido a su dificultad en mantener un ritmo mensual, por lo que optó (u optaron los editores) por aprovecharlo en eventos o arcos concretos de diferentes series, unos comics a los que su nombre en portada ayudaba a aumentar sus ventas. De estos años, destacaría más por su importancia editorial que por la calidad del comic en si la miniserie Death of Wolverine (2014) y el primer arco de Uncanny Inhumans (2915) junto a Charles Soule, el primer arco de un relanzamiento de Capitán América junto a Ed Brubaker (2012) o los números 1 y 10 de Secret Empire (Nick Spencer, 2017). Además de todo su trabajo en Marvel, dentro del sello Icon creó Nemesis junto a Mark Millar en 2010-11, aunque ha seguido trabajando para Marvel.

El viejo Logan es un gran comic. Si hay algo que Mark Millar ha dominado siempre, es saber utilizar los conceptos más molones de formas sorprendentes e impactantes. Y en este sentido, este futuro de dentro de 50 años en el que los villanos se unieron y destruyeron a todos los héroes de la tierra y en la que a Logan fue destrozado mentalmente más que físicamente y ha prometido no volver a pelear es un win-win en toda regla.

La historia tiene tantos referentes obvios que podría provocar un pelín de sonrojo. Empezando por Mad Max en la parte del mundo desolado o Sin perdón con el viejo guerrero que tendrá que embarcarse a su pesar en una última aventura. Pero precisamente el gran éxito de Millar es saber situar estos elementos en el Universo Marvel, aunque sea de esta realidad alternativa, y hacerlos funcionar tan bien.

Hay que reconocer que cuando quiere, Millar es un gran escritor que domina como nadie el medio comiquero. Aparte del misterio de lo que le pasó a Logan en el pasado que le rompió por dentro, cada número impacta en al menos un par de ocasiones cuando conocemos a los diferentes habitantes de este mundo. Y en medio de la destrucción, en el fondo lo que más preocupa al lector es Logan. Su construcción y evolución a lo largo de la serie me parece brillante. De alguien que ha jurado no volver a pelear o sacar las garras, su viaje le va a llevar por un camino en el que el climax ultra violento es inevitable, consiguiendo que el momento en que vuelve a sacar las garra sea super bestial.

En este mundo sin esperanza, la familia Hulk es brillante y da unos toques especialmente cínicos y nihilistas. Pero no son solo ellos. Villanos como Kingpin o los moloides de El Topo nos ofrecen momentos tremendos, pero nada comparado con el terrible Cráneo Rojo, cuya aparición victoriosa es tremendamente dolorosa para todos los fans de los comics Marvel.

El comic es molonidad tras momentazo tras splash page increíble, y me gusta como muestran algo en una única viñeta para no volver a salir, pero que consigue que te queden pensando: «fua, esta batalla hubiera sido increíble verla». Lo cual es éxito 100% de Millar y por supuesto de McNiven.

El ritmo del comic también es muy interesante y un ejemplo de buena construcción de una historia para alcanzar un climax final increíble. Empezando por emplear todo un número, el quinto, justo recién pasado el ecuador de la historia, para volver al pasado a contarnos la noche en que Logan lo perdió todo, para justo a continuación darnos un puñetazo en el estómago con el giro del sexto episodio que lo cambia todo, algo por otro lado habitual en los comics de Millar. Y a partir de ahí, llegamos a un final que es todo climax en los dos últimos números, con unos giros no exentos de momentos dramáticos super potentes y una excelente escena final.

El humor negro de Millar hace que un Clint Burton casi ciego sea el único héroe que queda en pie y con ganas de continuar luchando. Él intenta ser el referente moral de este mundo sin esperanza, ¿un tirador ciego, wtf?). Pero Millar también acierta en su caracterización del personaje, al mostrarle como el desastre que siempre fue, un HÉROE con mayúsculas que sin embargo nunca supo planear con antelación y siempre se lanzaba sobre la marcha. La combinación de Logan y Clint es otra de esas mezclas imposibles que sin embargo funcionan y significan otro de los grandes éxitos creativos del comic, y nos ofrecen grandes momentos en cada número. Pero a pesar de su casi ceguera, Millar no se priva de ofrecernos un momento alucinante de molonidad de Burton en su enfrentamiento con los Ghost Riders.

En general, cada una de las apariciones o cameo supone una sorpresa, normalmente negativa y nihilista. Pero en este comic, esto es lo que la historia necesita y casi lo que queremos leer los fans. Hay además una gran anticipación durante el viaje a través de los Estados Unidos ante la posibilidad y el temor de ver el destino de cada uno de los personajes clásicos de Marvel, como los Vengadores, los 4 Fantásticos, Doctor Extraño y todos los demás. Y Millar aprovecha cada página y sorpresa para impactarnos.

Y si Millar está notable, el dibujo de McNiven es para mi el mejor de su carrera. Con una perfecta combinación entre realismo, expresividad y potencia física, McNiven realiza un despliegue artístico bestial que ya no consiguió en sus obras posteriores. Y no es sólo que su narrativa es perfecta, es que McNiven se luce en cada página y consigue que sus splash-pages se conviertan en autenticas obras de arte en las que tus ojos se pierden admirando los innumerables detalles.

Además, creo que Millar le dejó fliparse todo lo que quiso, ya que no hay realmente ningún elemento lo suficientemente loco para este terrible futuro. ¿Quieres dibujar un Tiranosaurio Rex Venomizado? ¡ADELANTE!! ¿Qué tal un Hulk escuchimizado que es la versión más aterradora hasta la fecha? ¡Sin problemas!

Y cuando llegamos al número en que Logan nos desvela su pecado original, McNiven es puro salvajismo, a un nivel que jamás se había visto en los comics Marvel hasta la fecha, creando unas páginas que aún hoy impactan, primero por el gore pero después al conocer el giro que rompió a Logan y que fue para él algo peor que la muerte.

El proceso de creación «industrial» de Marvel hizo que McNiven colaborara en El Viejo Logan con Dexter Vines, Mark Morales y Jay Leisten en el entintado, y Morry Hollowell, Christina Strain, Justin Ponsor, Jason Keith, Paul Mounts y Nathan Fairbairn en el color. A pesar de todos estos cambios, el resultado final no se resiente en ningún momento.

El viejo Logan sigue siendo 10 años después una lectura más que notable de dos autores que se encontraban en la cúspide de su creatividad y ofrecieron lo mejor de ellos mismos. Un verdadero comic «Must-Have» que todo marvelita de pro debe tener en su librería.

PUNTUACIÓN: 8/10

¿Has leído este comic, que te pareció? Espero tus comentarios. Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Imperio Secreto de Marvel

El final del Imperio Secreto de Marvel ha culminado la entretenida historia de Nick Spencer surgida a partir de Mayo de 2016, cuando se conoció que  Steve Rogers era un infiltrado de Hydra.

PUNTUACIÓN: 7/10

Tras meses de maquinaciones en la sombra, Steve Rogers traicionó a sus compañeros y tomó el control de los Estados Unidos. Este fue el punto de partida de este evento, en el que veremos por un lado las decisiones que tiene que tomar Steve Rogers para consolidar el dominio de Hydra, y por otro lado, como los héroes tienen que reagruparse y rearmarse para iniciar el contra-ataque. Un rearme que tiene que ser más moral que físico, tras sufrir los Vengadores una de las traiciones más dolorosas de su historia.

El plan de Steve Rogers parece imbatible. Gracias a una perfecta planificación, ha aislado a un numeroso grupo de héroes en Nueva York, rodeados por una dimensión oscura. En este grupo encontramos al Doctor Extraño y a varios héroes urbanos como Daredevil, Luke Cage e Iron Fist, Capa y Puñal o Jessica Jones entre otros.

Por otro lado, los héroes cósmicos están bloqueados por un escudo planetario, y se ven abocados a la aniquilación por el ataque de varias olas de Chitauri. Entre estos héroes encontramos a Capitán Marvel, Nova, Quasar, los Ultimates o los Guardianes de la Galaxia.

El descubrimiento que Kobik, un Cubo Cósmico que ha adquirido consciencia con la forma de una niña podría ser responsable del cambio de Steve Rogers, pondrá en marcha una carrera contra el reloj para encontrar los diversos trozos diseminados por todo el planeta. Este será el punto de inflexión que marcará el antes y el después de este evento.

En lo positivo, decir que esta serie de 10 episodios, a los que hay que sumar el especial del Día del Comic Gratis y un número 0, se leen como una historia completa en si misma que sirve de conclusión satisfactoria a la larga etapa de Nick Spencer en la que Steve Rogers y Sam Wilson compartieron el título de Capitán América. En ella vimos como Rogers conspiraba contra un Sam Wilson cada vez más sobrepasado frente a una extrema derecha que puso a una parte de la sociedad americana en su contra.

Imperio Secreto se puede disfrutar sin necesidad de leer los numerosos tebeos relacionados con el evento, con la excepción de los números de los Capitanes América Rogers y Wilson, escritos también por Spencer. Cada número es muy entretenido y pasan muchas cosas, y consigue dejarnos con cliffhangers que nos dejan con los dientes largos.

El retorno del Steve Rogers «bueno» marcará la vuelta al status-quo previo y la confirmación de que, al final, los buenos siempre triunfan en los comics Marvel. Y aunque en parte Imperio Secreto es la típica historia en la que el bien al final gana al mal y todo vuelve a la normalidad, también sirve de metáfora frente al avance de ideologías cada vez más extremistas en nuestra sociedad, y que se nutre de la enorme polarización de nuestra sociedad, en la que ya no se debaten ideas sino que todo se mide en el «o estas conmigo o contra mi».

Pero Spencer consigue darnos la clave de toda su historia en el epílogo de esta serie, contado en el número Omega, excelentemente dibujado por Andrea Sorrentino y Joe Bennet. El malvado Rogers no realizó un golpe de estado ni usurpó el poder sino que fue el pueblo el que acudió a él para que les protegiera.  Y si Steve Rogers es un héroe no es sólo por sus valores morales y por enfrentarse a los villanos, sino porque sabe también los peligros de un líder mesiánico al que el pueblo otorga poderes absolutos, ya que el camino al infierno está plagado de buenas intenciones.

Realizando un excelente análisis de la realidad de la sociedad americana, Imperio Secreto nos cuenta como el mal puede llegar a alcanzar el poder sin que la gente normal nos demos cuenta hasta que sea demasiado tarde. No es imposible que suceda, de hecho hay gente que opina con razón que ese golpe de estado ya se ha producido. Y en el mundo real, no va a aparecer un super-héroe que lo arregle todo con un puñetazo, sólo la unión de toda la sociedad puede vencer sus miedos y a los que intentar dividirla.

Hay sin embargo dos elementos negativos en Imperio Secreto que es necesario comentar.

En primer lugar, el guión de Spencer, aunque entretenido, ocupa una gran parte de la serie en la búsqueda de los trozos del Cubo Cósmico. Demasiada parte, en mi opinión. Una parte imprescindible para lo que luego leeremos, pero que durante su lectura daba la sensación de ser casi unos «minutos de la basura», por utilizar un símil de basket, que alargaba el momento que todos queríamos leer, el enfrentamiento de Steve Rogers con los héroes, y en concreto con Sam Wilson.

En este sentido, el final es lógico en función de todo lo leído durante esta larga etapa de Spencer, iniciada incluso antes del «Hail Hydra» en el evento Punto Muerto en el que conocimos por primera vez a Kobik. Sin embargo, realmente la clave de la historia es un deux-ex-machina de libro, que en función de tu suspensión de credulidad hará que el final te gusté más o menos. Yo disfruté del camino recorrido, pero puedo entender que haya gente que le haya podido parecer un bluff en toda regla.

El segundo elemento negativo es el baile de dibujantes, que hace imposible que la historia se sienta unitaria y compacta. A pesar de contar con dibujantes como Daniel Acuña o Andrea Sorrentino que me encantan, Imperio Secreto no consigue tener una personalidad definida con todos los cambios. Y es que a los dibujantes anteriores hay que sumar a Steve McNiven en el primer y último número, y a Rod Reis en los prólogos al comienzo de cada capítulo.

Este problema está totalmente provocado por la propia Marvel y su política de publicación. Siguiendo su tónica habitual, la editorial publicó estos 10 números en 5 meses, de Mayo a Septiembre, lo que hace imposible que un solo dibujante pueda realizar todo el encargo. A corto plazo les puede interesar para vender más comics y liderar las listas de ventas durante esos meses, pero creo que a la larga provoca que la serie no sea todo lo buena que hubiera podido ser. ¿Por qué recordamos Civil War o las últimas Secret Wars? Por supuesto por las historias de Mark Millar y Jonathan Hickman, pero también por que fueron excelentemente dibujadas por McNiven y Esad Ribic. Y pasados los años estas series se siguen vendiendo en formato tomo por ambos motivos. Una pena que Marvel esté establecida en el cortoplacismo y provoque que eventos bien escritos acaben en cierta forma en una tierra de nadie.

En todo caso, a pesar de estos aspectos menos buenos, la verdad es que la serie es muy entretenida, y si eres un marvelita, es obligatoria su lectura, ya que culmina casi dos años de historias de la Casa de las Ideas.

PUNTUACIÓN: 7/10

Comienza Imperio Secreto de Marvel

Esta semana por fin pude leer el arranque de Imperio Secreto, el último evento de Marvel que concluye la historia de Nick Spencer en la que ha convertido a Steve Rogers en un agente de Hydra.

Un envejecido Steve Rogers sin sus habilidades de Super Soldado había pasado el testigo de Capitan América a su compañero, Sam Wilson (El Halcón). Sin embargo, pasado un tiempo, recuperó sus habilidades gracias a un Cubo Cósmico en el crossover «Punto Muerto», que tuvo lugar en la prisión de supervillanos de Pleasant Hill.

Esto inauguró un periodo de un año en el que han convivido dos series en paralelo protagonizadas por dos Capitanes América, Sam Wilson y Steve Rogers. Dado que  ambas series están escritas por Nick Spencer, Panini decidió con buen criterio unificarlas en una única serie.

Sin embargo, la vuelta de Steve Rogers a la primera línea de batalla escondía un oscuro secreto.  Y es que en Mayo de 2016 se descubrió en los USA que Cráneo Rojo había usado el Cubo Cósmico para alterar el pasado y los recuerdos de Steve, de forma que cuando volvió a su plenitud física, se había convertido en ¡UN AGENTE DE HYDRA! El ya mítico «Hail Hydra» provocó una enorme polémica que se ha arrastrado hasta ahora.

Lo primero que agradezco es la valentía de Marvel de permitir que Spencer haya podido contar esta historia durante todo un año. Los lectores veteranos sabemos que las historias en los comics de super-héroes suelen ser cíclicas y al final todo vuelve a su statu-quo previo. Pero había que tener narices para dar luz verde a una historia en la que el mayor héroe del Universo Marvel, su centro moral, se convierte en un villano y ejerce como tal en la sombra. Aunque hay que reconocer que este concepto tampoco es especialmente novedoso, ya que lo vimos hace pocos años en «Superior Spiderman», la historia de Dan Slott en la que la mente del Doctor Octopus se apoderaba del cuerpo de Peter Parker.

En la serie de Capitán América hemos visto por un lado como Sam Wilson se  enfrenta a una América cada vez más radicalizada que no le quiere como Capitán América. Y lo que es más importante, su lucha contra sus propias dudas internas, ya que sabe que él nunca podrá ser tan bueno como lo fue Steve.

Para empeorar la situación, Steve ha actuado en la sombra contra Sam para acabar con él, mientras ponía en marca su plan de dominación global. Y en paralelo, Spencer nos ha mostrando los detalles del nuevo pasado de Steve en 1941, en los que fue reclutado por Hydra antes de recibir el suero del Super Soldado.

Tras Civil War II, Steve se ha convertido en Director de SHIELD y ya tiene todos los medios para poner en marcha su plan, cuyo desarrollo vamos a ver en Imperio Secreto.

Imperio Secreto es una serie de 10 números que cuenta además con un número 0 de presentación, que se acaba de publicar en España. Este número 0 ha sido dibujado por el español Daniel Acuña, con Rod Reis para las escenas de flashback. La verdad es que es un verdadero placer volver a disfrutar de la calidad y personalidad del dibujo de Acuña.

Para la serie principal, que se publicará en España de Septiembre a Enero, Marvel ha optado por utilizar a varios dibujantes que aseguren la salida puntual de los comics. De esta forma, la editorial evita los retrasos que sufrimos con Secret Wars o Civil War II, aunque sea a costa de perder la coherencia narrativa de la serie a nivel visual.

Y es que aunque los artistas elegidos son todos de primer nivel, su elección me extraña muchísimo porque son dibujantes con estilos muy marcados y diferentes entre si que no pegan ni con cola. Steve McNiven va a dibujar el primer y último número, mientras que Andrea Sorrentino dibujará cuatro números, los números 2, 3, 5 y 7, Leinil Francis Yu los números 4, 6 y 9 y Daniel Acuña el 8. A este baile se une además Rod Reis para las escenas de flashbacks, tal y como ya le vimos en este número 0 inicial.

La única coherencia artística la encontraremos en las excelentes portadas realizadas por Mark Brooks, que provocan un gran impacto visual y emocional y que me encantan.

Este baile de dibujantes creo que a la larga no le hace ningún favor a la serie, pero me gusta que Nick Spencer haya podido escribir su historia de inicio a fin, y espero que lo haga de forma satisfactoria. Aunque  supongo que como siempre en Marvel, el final de este Imperio Secreto servirá para abrir la puerta al siguiente arco de la editorial.

Mientras tanto, comparto algunas páginas del excelente arte de Acuña de este número 0, que sirva para abrir boca y mostrar como todo el Universo Marvel se ha a ver afactado por los planes de dominación de Steve Rogers.

Tengo muchas esperanzas que Imperio Secreto sea una historia notable que nos quite el más sabor de boca que nos dejó el anterior evento de Marvel, Civil War II, escrito por Brian Michael Bendis. Espero que sea así. En todo caso, tanto si eres un lector veterano de Marvel como si empiezas ahora con este hobby, creo que es una historia que no te puedes perder.

¡Saludos!

 

 

 

Crítica de Capitán América: Civil War

Acudí puntual a mi cita con el estreno de Capitán América: Civil War, la última película de los Estudios Marvel dirigida por los hermanos Joe y Anthony Russo, y me ha parecido una película sobresaliente a todos los niveles. 

Cg5fLNUW4AQtox3-12a98

Cg5fLMMW4AAFrBx-c3883

Capitán América: Civil War es un sueño hecho realidad para un lector de tebeos como yo. Es una película excelente valorada como película independiente pero que mejora al tratarse de la tercera película del Capitán América y la decimotercera película del estudio Marvel. Cogiendo lo mejor de la narrativa de los tebeos de superhéroes de toda la vida, en la que cada historia se construye a partir de la anterior y los personajes evolucionan a lo largo del tiempo, Civil War es un espectáculo visual de primera magnitud centrada en los personajes y sus motivaciones.

imagen-9

La película se inspira en el comic de Civil War escrito por Mark Millar y dibujado por Steve McNiven, en el que 2 bandos liderados por Tony Stark y Steve Rogers se enfrentan por el Acta de Registro de Super-heroes que obligaba a los héroes del Universo Marvel a desenmascararse y ponerse al servicio del gobierno.

En el Civil War cinematográfico, la ONU decide instaurar los Acuerdos de Sokovia en los que obliga a los Vengadores a ser supervisados por las Naciones Unidas debido a la pérdida de vidas inocentes ocasionadas en sus últimas acciones alrededor del mundo. Aunque los Vengadores sean héroes y salven vidas, mucha gente cree que deben someterse a algún tipo de control que evite que seres superhumanos campen a sus anchas sin responder de sus actos ante nadie.

56e1db264a831

Tony Stark está de acuerdo en que los héroes deben ser controlados. Tony ya no es el individualista de Iron Man 1 o Los Vengadores, tiene claro que para que la humanidad sobreviva a las amenazas a la que se tendrá que enfrentar en el futuro, como una nueva incursión Chitauri, la raza humana debe trabajar unida. Además, entiende que nadie puede estar por encima de la ley, ni siquiera Los Vengadores. Algo sobre lo que todos estaremos de acuerdo que tiene razón.

Así que no tiene más remedio que salir a detener a sus amigos porque tiene que hacerlo, porque la alternativa de no hacerlo es que el ejercito actúe y entonces seguro morirá alguien. Y además piensa legítimamente que tiene razón y le duele ver que sus amigos traicionan su confianza y cometen un error de consecuencias catastróficas. Y además la película muestra con acierto su lado mas vulnerable al recordarnos que es un huérfano que siempre estuvo solo.

56e1dfd13272a

Steve Rogers, por su parte, no va a firmar este acuerdo político. Ya no es el idealista soldado que luchó en la 2ª Guerra Mundial, en C.A.: Winter Soldier descubrió que no puede seguir ciegamente los dictados de un líder político, ya sea de Shield o en este caso de la ONU, y que debe confiar en su instinto. Los políticos van y vienen y sus agendas cambian, por lo que aunque las intenciones sean honestas, ¿qué pasará si ante una injusticia la ONU no les permite actuar debido a una influencia política? O peor, ¿y si les obligan actuar en una situación poco clara?

Por eso, ante la encrucijada de firmar un papel o evitar que maten a un amigo, elige la segunda opción sin dudarlo, porque es lo correcto, aunque eso le convierta en un fugitivo. De la misma manera que ayudaría a Tony llegado el caso si se lo pidiera, porque los amigos van antes que el cumplimiento de la ley. Steve siempre ha tenido claro que es lo correcto, también ahora. Lo cual nos lleva a la reflexión de que esta forma de pensar está muy cercana al autoritarismo, y si no fuera Steve, pensariamos que estamos ante el villano de la película.

capitan-america-3-capitan-america-3-civil

Cuando la sede de la ONU en Viena sufre un atentado durante la firma de estos acuerdos y Bucky Barnes, el Soldado de Invierno, sea identificado como el autor de los hechos, Steve tendrá que decidir si obedecer las órdenes o convertirse en un fuera de la ley, al descubrir que las fuerzas especiales van a intentar atrapar a su amigo y que tienen orden de tirar a matar. Al intentar atraparle antes que las autoridades, se convertirá en un fugitivo e inevitablemente provocará el enfrentamiento con Iron Man y su equipo.

robert-downey-jr-talks-captain-america-civil-war-iron-man-4-and-tony-stark-s-final-o-881545

De este modo, Christopher Markus y Stephen McFeely, los escritores de Capitán América: Civil War y de las dos películas anteriores del Capi continúan magistralmente la historia de Winter Soldier añadiendo el conflicto entre héroes que origina esta Civil War. Un punto a favor muy importante de la película es que realmente es el Capitán América 3, con Steve como centro sobre el que recae el peso de la historia.

Esto no significa que el Capi tenga razón y los demás estén equivocados, ya que otro de los puntos fuertes y el drama de la película es que ambos bandos tienen razón. El punto de vista de Tony Stark está perfectamente reflejado y cuenta con muchos minutos de pantalla para ponerle al mismo nivel frente al equipo del Capi, lo que convierte este enfrentamiento en un drama aún más brutal y emocional. Cuando Steve y Tony finalmente se enfrentan en el clímax de la película, realmente no quieres que gane ninguno de los dos, lo que quieres es que dejen de luchar, porque duele ver enfrentados a estos dos héroes a los que has seguido durante años en todas sus películas.

56d4dfc9cdfd2

Para mi el conflicto emocional es lo principal de la película y su mayor éxito, pero también es obligado destacar sus escenas de acción. La batalla del aeropuerto es para mi la mayor y mejor escena de acción jamás vista en pantalla y marca un nuevo stardard de calidad sobre el que compararemos próximas películas de superhéroes. El hype está totalmente justificado.

56e1d73626623

Aprovecho este momento para destacar el excepcional trabajo de los directores de la película, Joe y Anthony Russo, que saben subir el nivel respecto a la excelente Winter Soldier. Si en esa película las escenas de acción tenían un feeling realista y consiguieron que todas fueran diferentes, en Civil War mantienen este concepto añadiendo los superpoderes, creando unas coreografías excepcionales en el que todos los héroes tienen ocasión de lucirse. Porque ese es otro de sus muchos aciertos, estamos ante una película con 12 super-héroes en pantalla y numerosos secundarios, y consiguen que todos luzcan impresionante en pantalla y tengan su momentazo.

El buen guionista de tebeos de superhéroes es el que crea un equipo de héroes en el que las habilidades específicas de cada personaje son fundamentales para resolver la lucha contra el villano o villanos de turno, y esto los Russo lo entienden perfectamente y lo trasladan increíblemente bien a la pantalla.

Y esto es algo que parece fácil y casi se da por sentado en este tipo de producciones, pero que recordando películas como X-Men 3 o X-Men: DDFP, en las que salen muchos personajes pero solo como carne de cañón sin importancia en la historia, vemos que no es algo que haya sido la norma hasta ahora.

960x0

Entrando en los personajes, todos están geniales y se lucen pero voy a destacar a Spider-Man, Ant-Man y Pantera Negra. Añadir al trepamuros en la película es quizá uno de los elementos más forzados de la película, pero sus minutos en pantalla son de lo mejor de la cinta. Tom Holland como Peter Parker lo clava, pero ver a Spidey en acción contra múltiples enemigos es espectacular y traslada a la perfección el feeling clásico del personaje, un crío que suelta bromas a diestro y siniestro para ocultar sus nervios ante superhéroes adultos. Este humor sirve además para relajar en parte la tensión del momento y se agradece.

56e1e070099aa

Ant-Man protagoniza otro de los momentazos de la película. Si, lo has leído bien. Ant-Man es el protagonista de uno de los MOMENTAZOS de una película de Los Vengadores. Si alguien me dice hace 5 años que el Hombre Hormiga iba a protagonizar una película y que aparecería en otra junto a los Vengadores, hubiera pensado que estaba loco. Lo cual hace que este momento sea aún más genial.

Captain-America-Civil-War-2-Trailer-Ant-Man-Arrow

Black Panther es la wild-card de esta historia que sirve de excelente presentación en el Universo Marvel Cinematográfico. Su participación en este caso sí es totalmente orgánica y fundamental en la historia, y consigue dar autentica sensación de personaje peligroso con su propia agenda. Chadwick Boseman traslada genialmente al Rey T´Challa a la pantalla, con un genial acento africano que le aporta gran personalidad. Además, mientras los héroes de ambos bandos intentan vencer sin herir a nadie de gravedad, porque en el fondo son amigos obligados a enfrentarse, T´Challa busca sangre, y no parará hasta conseguir su venganza. Civil War te deja con muchas ganas de más y anticipa con éxito su próxima película, prevista para 2018.

56e1d59f913d9

La venganza es también el elemento central  del plan de Zemo, el villano en la sombra interpretado por Daniel Brühl, cuya motivación presenta un interesante contrapunto a los héroes. Habrá puristas que dirán seguro que “este Zemo no es como el del comic, ni tiene su carisma”, lo cual es correcto pero es una visión simplista de este villano cinematográfico. Al igual que el Mandarín de Iron Man 3 no es como el del comic pero era imprescindible para la historia de la película de Shane Black, lo mismo pasa con este Zemo.

Zemo no muestra un gran carisma porque no se trata de crear un villano carismático, sino una persona muy real con un drama igual de real. Además, sus acciones están perfectamente justificadas y pone de relieve una importante cuestión moral, ¿porqué un personaje que busca venganza es un héroe y otro actuando igual es un villano? No se si ya he dicho demasiado…

gallery-1461235102-captain-america-civil-war-helmut-zemo

Podría hablar largo y tendido del resto de héroes, pero me iba a quedar una reseña interminable. Simplemente comentar que si eres fan de la Viuda Negra, Halcón, Bruja Escarlata, Visión, Máquina de Guerra o Winter Soldier vas a salir encantado, teniendo todos su momento de lucimiento, no solo en las escenas de acción , sino en los momentos de desarrollo de los personajes.

Además, si viste el trailer y piensas que lo sabes todo sobre la película, quiero confirmarte que te equivocas completamente. Marvel vuelva a triunfar vendiendo la película pero sin espoilear elementos importantes de la historia ni los momentazos visuales que antes comentaba. De hecho, en algunos aspectos, creo que el trailer incluyo juega al despiste. En esta era de Internet y de los spoilers continuos, es genial entrar en un cine y ser sorprendido una y otra vez por la película. Esto me lleva además a destacar el ritmo y los giros de la historia, que hace que las 2 horas y media de película pasen volando.

Captain-America-Civil-War-Trailer-1-Iron-Man-War-Machine

La película para mi es un sobresaliente a todos los niveles. En lo referido a la magia y al gozo absoluto la pongo al mismo nivel que Los Vengadores, aunque un pelín por debajo de Winter Soldier, para mi la película más redonda de los Estudios Marvel. Y por supuesto por encima de Vengadores: Age of Ultron, en la que los personajes estaban perfectos pero quizá el climax final quedó un poco genérico al luchar contra Ultrones que son destruidos de tres en tres. Civil War es sobresaliente en lo referido al desarrollo de personajes, pero también en el drama de las escenas de acción protagonizadas por héroes que te preocupan.

Marvel's Captain America: Civil War..L to R: Falcon/Sam Wilson (Anthony Mackie), Captain America/Steve Rogers (Chris Evans), and T'Challa/Black Panther (Chadwick Boseman)..Photo Credit: Zade Rosenthal..© Marvel 2016

Estamos ante una película destinada a un público masivo de todas las edades que encantará a los niños por las escenas de acción, pero también a los adultos al tratar temas para nada infantiles, que muestra un gran respecto por los personajes y creo que también por nosotros los espectadores.

Y encima mejora la historia original de los comics Marvel, ¿cuantas veces hemos podido decir eso de una película, que mejora la obra original? El clímax final es brutal, impactante y es 100% Civil War, con personajes con personalidades complejas pero entendibles, que actúan como deben y son siempre coherentes. Y ademas cambia el statu-quo del MCU siendo fiel a la esencia y a la evolución de los personajes. Por todos estos motivos, creo que tendriamos que hacerles un monumento a los guionistas y a los Russo por todo lo que han conseguido ¡en 1 sola película!

56e1dbfe1692a

Aprovecho para responder a algún comentario que he leído estos días en redes sociales sobre que esta película no es todo lo ambiciosa que hubiera podido ser, o que estamos ante un trailer largo de la siguiente película de Marvel, comentarios ambos totalmente erróneos según mi opinión.

Y es que creo que estamos ante la mejor película posible usando los argumentos de Civil War y Winter Soldier, no creo que se hayan guardado nada mejor para próximas películas sino que han intentado en todo momento dejarnos con la boca abierta y alucinando. Marvel va a estrenar la secuela de Ant-Man en 2018, por lo que hubieran podido guardarse su momentazo para esa película, y sin embargo, aquí lo tenemos para que flipemos. Está claro que Marvel va a seguir rodando películas con sus personajes, pero sinceramente creo que NO han pensado en ellas para rodar esta, sino que se han centrado en como hacer de Civil War la mejor película posible.

CivilWar2-1024x535

De hecho, la gran duda que me plantea Civil War es cómo narices van a mejorarla los hermanos Russo. Vengadores: Infinity War va a tener muy difícil igualar a esta película, que ha dejado el listón muy alto. Aunque si alguien puede superarlo, creo que son ellos.

Por si queda alguna duda, vuelvo a compartir el trailer de la película:

Marvel tiene claro a que se dedica y no tiene ningun complejo sobre ello. Hace películas de entretenimiento de calidad para todas las edades. Digo de calidad porque respetan a los personajes y creo que también a nosotros los espectadores. Y lo hace con superhéroes. Por todo esto, Capitán América: Civil War es para mi una película sobresaliente que sin duda te recomiendo:

PUNTUACIÓN: 9/10