Archivo de la etiqueta: Javier Garrón

Crítica de Los Vengadores 31-35 World War Hulka de Jason Aaron, Javier Garrón y vv. aa. (Marvel Comics – Panini)

La etapa de Jason Aaron en los Vengadores cumple 50 números, y hoy quiero analizar el último arco de la serie World War Hulka junto al español Javier Garrón, además de las implicaciones que las revelaciones del último número especial pueden suponer para esta colección

PUNTUACIÓN: 7.5/10

¡World War Hulka! Tras los acontecimientos que nos trajeron de vuelta a la Fuerza Fénix, la Tierra se ha convertido en un planeta más fracturado y volátil que nunca, especialmente para Los Vengadores. Una vez que Hulka sea declarada una amenaza Global, la Fuerza de Invierno rusa se dispone a conducirla ante la justicia. Ahora, Jen Walters se enfrentará a un destino que ni siquiera Hulk podría esperar soportar. La Habitación Roja es donde se han forjado algunos de los mejores asesinos y superasesinos del mundo, y transformará a Jen en algo aterrador. ¡El Hulk de invierno está a punto de ser liberado en el mundo! ¿Y el único que puede detenerla es el Hombre Gorila?

World War Hulka se ha publicado en los números 45-50 USA, publicados en España por Panini en los números 31-35. Además, el número 50 USA (750 de la numeración legado) es un especial de 96 páginas en el que además de la conclusión de «World War Hulka», conoceremos el verdadero propósito de Los Vengadores prehistóricos, el secreto del Inquisidor de Hierro y la llegada del mayor grupo de psicópatas que haya conocido ninguna Tierra. ¡El mañana empieza aquí!

En este especial n.º 50 (750 Legado) están acreditados los siguientes autores: Jason Aaron, con dibujo y tinta de Aaron Kuder, Javier Garrón, Carlos Pacheco, Rafael Fonteriz, Ed McGuinness, y color de Alex Sinclair y David Curiel para la historia principal “Una Tierra distinta a cualquier otra (como todás las demás)». David Badeón dibuja, con color de Israel Silva, la doble página con “La montaña de los Vengadores”. La sorpresa llega con la historia “Los dos dignos”, escrita por el novelista Christopher Ruocchio con Steve McNiven y Frank D´Armata en el apartado artístico.

World War Hulka es el perfecto ejemplo de todo lo que ha convertido a Los Vengadores de Jason Aaron y Javier Garrón en uno de los comics más entretenidos de la Marvel actual. Tengo que reconocer que Llega el Fénix, el arco anterior, es probablemente la historia más floja de Aaron hasta la fecha en la serie, pero tras este bache yo disfruté mucho con Heroes Return, que permitió a Aaron desatarse con las ideas más locas inspiradas en la historia de Marvel Comics aprovechando este mundo en el que el Escuadrón Supremo era su principal defensor. Tras este evento fuera de la serie principal, el retorno de Vengadores es un comic en que Hulka cobra protagonismo y que de nuevo vuelve a trasmitir una escala y sensación de amenaza que ya le gustaría tener a la mayoría de comics de cualquier editorial.

Aaron plantea sus comics como historias para ser leídas mes a mes. Me gusta que en este arco de 5 números cada grapa te cuenta una aventura completa con grandes momentos de acción más grande que la vida con un montón de giros y sorpresas impactantes. El secuestro y posterior conversión de Hulka en una Hulk de Invierno al servicio de Moscú nos plantea un nivel de amenaza inédito para los Héroes más Poderosos de la Tierra, con unos giros en cada grapa que me han gustado mucho.

Otro elemento super importante para mi y clave para captar a nuevos lectores es tener una historia autocontenida en si misma que no te obliga a leer más comics que este (y en su momento el Heroes Reborn que durante varios meses sustituyó a este comic y no se solaparon). Frente a una franquicia mutante cada vez más endogámica y sacacuartos que obliga a múltiples compras (a menudo de comics que no te interesarían a priori) para una mayor comprensión de la historia, los Vengadores te ofrecen todo el entretenimiento en una única grapa que al menos a mi me deja siempre con ganas que querer comprar la siguiente para saber cómo continua la historia.

Otra de las virtudes de Jason Aaron es la forma en que plantea historias en las que nunca sabes qué va a suceder a continuación, algo que como lector veterano agradezco un montón. Esta sensación de “All-New, All-Different” es una pasada y acrecienta el entretenimiento que me proporciona este comic todos los meses. Además, este arco de World War Hulka plantea un cambio en Jennifer Walters con vocación de perdurar en el tiempo, y en general en la geopolítica planteada por Aaron en esta etapa. Si uno de los grandes elementos distintivos de Aaron era plantear una escala global con múltiples amenazas simultáneas contra los Vengadores, en este arco parece que se resuelve la amenaza de Namor como Rey de Atlantis y, en parte, también la amenaza del reino de los Vampiros de Drácula establecido en Chernóbil.

Sin embargo, eso no significa que los Vengadores se estén quedando sin enemigos, ya que el especial n.º 50 nos trae la aparición de los Señores del Mal Multiversales (que fueron presentados en el especial del Día del Comic Gratis junto con el retorno de Deathlok, un fan-favourite para Aaron) y que plantean el nivel de amenaza más-grande-que-la-vida que merecen nuestros héroes. Además, tras el Heroes Reborn, hubo gente (yo no) que pensó que Aaron dejaría descansar una temporada al Escuadrón Supremo, y este número confirma que no es ni mucho menos el caso.

Si hay algo que no me ha cuadrado de esta etapa es la figura de Mefisto, empezando por su papel en la creación de los Vengadores de hace un millón de años. Este descuadre se mantiene en este especial incluso amplificado, porque una cosa es que los Señores del Mal de Muerte puedan viajar en el Tiempo y otra que Mefisto lo haga, algo imposible por muy demonio que sea. De hecho, esta versión de Mefisto del pasado no debería tener los conocimientos de su yo del presente, y es un detalle no menor que me rompe algo la suspensión de credulidad. Incluso teniendo claro que este comic no busca ser una historia sesuda sino un entretenimiento ligero que puedan leerlo sin problemas todo tipo de lectores, incluso nuevos lectores que se acerquen a los comics tras ver las películas.

Se además que muchos lectores veteranos no han encajado con la propuesta de Aaron y opinan que los personajes en muchos casos no parecen ellos mismos. Esto es algo respetable y puedo empatizar con ellos, aunque yo en mi caso no acabo de ver ese problema en unos personajes que cambian y evolucionan en función del escritor que se encarga de escribirles. Sin ir más lejos, Donny Cates ha convertido a Thor en su colección en un gilipollas antipático con el que es imposible empatizar, y jamás diría que Cates “no entiende al personaje” o que “no tiene ni idea de escribir”, cosa que sí estoy escuchando sobre esta etapa. Algo en lo que obviamente no estoy de acuerdo.

Si es cierto que el tema de los viajes en el tiempo es algo peliagulo que puede provocar más de un dolor de cabeza a los fanáticos de la continuidad si no cuadra bien la historia. Pero dentro que como decía no conecto nada con la parte de Mefisto, sigo teniendo toda mi confianza en que Aaron sepa cerrar bien su historia con una acción más-grande-que-la-vida además a lo largo y ancho del multiverso temporal de Marvel. Si Aaron busca contar la mayor historia de los Vengadores que al menos iguale la escala de Jonathan Hickman, y eso que su etapa culminó en las Secret Wars, creo que hay muchas posibilidades de que lo pueda conseguir.

En el apartado artístico, me flipa muchísimo el estilo de Javier Garrón (con color de David Curiel), que se encarga de dibujar todo el arco de World War Hulka, excepto unas pocas páginas del número 49 USA (n.º 34 de Panini) dibujadas por Flaviano. En la Marvel actual de los fill-ins montoneros y los artistas que no aguantan ni tres grapas seguidas en una serie, el artista gaditano se está currando unos comics alucinantes en los que no sólo tiene que a dibujar múltiples personajes con combates de alta tensión, sino que además plantea rediseños de varios personajes en función de la misión que tienen que realizar en ese momento. Si tengo que ponerle un pero es que llena tanto las viñetas, en parte por lo que comentaba del protagonismo coral y la necesidad de mostrar a múltiples personajes en todo momento, que sus páginas producen cierto “agotamiento” tras leerlas por toda la información que contienen, estando todo demasiado apelotonado en algunos momentos. Dicho esto, la calidad, regularidad y personalidad que está mostrando Garrón desde su debut en La Era de Khonshu me parece digna de elogio. De hecho, me encantaría que Garrón se mantenga de dibujante oficial durante el tiempo que le reste a la etapa de Aaron.

En el especial n.º 50 Garrón se encarga de las páginas de conclusión del arco World War Hulka que cierra de momento la participación Hulka en la serie, quedando las restantes para un all-star de artistas de la casa. Me gusta que Aaron Kuder, al que conocí en su estupenda (aunque corta) etapa en Guardianes de la Galaxia junto a Gerry Duggan, se encargue de las páginas que sirven de prólogo de la nueva serie Avengers Forever que él se va a encargar de dibujar. Su estilo de línea fina tiene una personalidad tremenda sobre todo a la hora de dibujar las expresiones faciales, con una narrativa super dinámica que creo que va a aprovechar esta nueva serie de Vengadores para lucirse.

Junto a Garrón y Kuder, en este especial tenemos a Carlos Pacheco, Rafael Fonteriz, Ed McGuinness, David Baldeón y Steve McNiven, encargados cada uno de una faceta de la historia que Aaron plantea en diferentes momentos temporales y con personajes diferentes. Y aunque individualmente me gustan todos los dibujantes, McGuinness igual el que menos, el hecho de tener todas las historias entrelazadas a lo largo del especial provoca que este comic tenga una sensación de “cajón de sastre” que no le sienta demasiado bien a la experiencia lectora.

Se que clamo en el desierto cuando me quejo del excesivo baile de dibujantes en los comics de Marvel, y está claro que era imposible un especial de estas características estuviera dibujado por un único artista. Pero lo cierto es que estos bailes hacen imposible que haya una única personalidad gráfica que acaba yendo en contra de la satisfacción que un entretenimiento periódico tiene la obligación de ofrecer todos los meses.

Hay comics que tras 50 números muestran signos claros de agotamiento. No es ni mucho menos el caso de estos Vengadores. Y Marvel demuestra que sigue super contenta con su trabajo, ya que tras este especial 50/750 desde el mes que viene la colección se desdoblará en dos con el estreno de Avengers Forever de Aaron junto a Aaron Kuder, que ha dibujado uno de los capítulos del especial, y que se encargarán de mostrarnos la parte de la aventura a lo largo del continuo espacio-tiempo, mientas que los Vengadores tradicionales supongo que seguirán dedicados al presente de la tierra 616 como hasta ahora.

Leyendo la newsletter de Aaron queda claro que este encargo de Marvel no sólo es uno de los trabajos que más está disfrutando como creador, sino que le está planteando uno de los mayores desafíos narrativos como escritor desde que empezó a trabajar en la Casa de las Ideas, incluso superando a su maravillosa etapa en Thor, teniendo en cuenta que en el comic del Dios del Trueno sólo habían 2 protagonistas -Odinson y Jane Foster- frente el gran reparto coral de los Vengadores. Es por esto que me molesta bastante leer a Julián Clemente en el Spot-On de este mismo comic opinar que Aaron “escribe con desgana” a Los Vengadores, lo cual no sólo es objetivamente incorrecto, sino que transmite un sesgo tremendo por parte de Clemente. Por supuesto no pasa nada si dice que algo no le gusta, y ya se sabe que para gustos colores y todas las opiniones son respetables en ese sentido. Pero no es tan aceptable que incorpore un una página oficial de información de Marvel / Panini unas apreciaciones personales sin más fundamento que a él no le gusta lo que Aaron nos está contando y busca lo que sea para justificar su punto de vista. De hecho, la complejidad de historia de Aaron es algo tan evidente, no hay más que leer el comic, que puede ser muchas cosas y puede gustar o no gustar, pero seguro no transmite “falta de gana, deseo o interés por algo”.

Me produce bastante gracia leer a Clemente lamentarse porque le gustaría que la etapa de Aaron se termine lo antes posible pero tiene que enfrentarse a la realidad que Marvel no parece estar por la labor, y que a Aaron le queda cuerda para rato. De hecho, la sensación es que vamos a tener a Aaron durante todo 2022, y yo no puedo estar más contento por ello.

Los Vengadores siguen siendo uno de los comics más divertidos de la Marvel actual, con una escala y sensación de amenaza que deja en mal lugar al resto del catálogo. Mientras Aaron, Garrón y Kuder (o quien corresponda) mantengan el nivel, yo seguiré comprando encantado este comic.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Los Vengadores 25-30 de Jason Aaron y Javier Garrón (Marvel Comics – Panini)

Este mes de agosto ha finalizado el último arco de Jason Aaron en Los Vengadores, Llega el Fénix, junto al artista español Javier Garrón. Es buen momento para hacer repaso de los últimos 6 meses de esta colección de comics Marvel publicados en España por Panini.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

La Fuerza Fénix ha regresado a la Tierra para seleccionar un nuevo campeón, con los Vengadores, Namor y otros héroes y villanos atrapados en el fuego cruzado y teniendo que luchar por el inmenso poder del Fénix. La Fuerza Fénix organiza un torneo para encontrar su próximo anfitrión, empoderando a muchos participantes de todo el mundo con una parte de su poder y enfrentándolos entre sí. Y antes, conoceremos la implicación de Mefisto en sucesos de todas las épocas del Universo Marvel, presentes, pasadas y futuras.

Estos números 25 a 30 de Panini contienen los números 38 a 45 USA.

Tras triunfar en La era de Khonshu, el anterior arco de la serie, Javier Garrón puede considerarse el dibujante oficial de este arco Llega el Fénix, dibujando 4 de los 5 números. El italiano Luca Maresca dibuja la parte 3 de este arco (número 42 USA – 28 de Panini) y el número 45 USA, publicado en el nº30 de Panini, un tie-in muy muy lateral de Rey de Negro en el que Aaron aprovecha un suceso lateral del evento para dar un importante impulso al arco de la nación Vampira de Chernóbil liderada por Drácula.

Junto a Garrón y Maresca encontramos a Ed McGuinness en el número 25 de Panini (38 USA) y a Dale Keown en el prólogo de Llega el Fénix publicado en el número 26 de Panini (39 USA), contando además con portadas de Leinil Francis Yu con las que no acabo de conectar.

Han pasado muchas cosas en estos 6 números españoles (7 americanos). Empezando por el descubrimiento que Khonshu tenía razón y Mefisto es el culpable en la sombra de la mayoría de males de la sociedad, algo que conocemos en el número 25 debujado por Ed McGuinness, que sirvió de epílogo de La era de Khonshu.

Y si este arco previo se resolvió entre otros elementos con las llegada de la Fuerza Fénix, el arco Llega el Fénix (un evidente homenaje a Enter the Dragon en la versión original -Enter the Phoenix-), se centra en la selección del Fénix de quien va a ser su nuevo portador mediante un torneo que es casi un renovado Contest of Champions.

Antes de eso, en el prólogo dibujado por Dale Keown conoceremos a la primera poseedora del Fénix en la tierra de hace un millón de años, continuando con los interludios que Aaron ha ido colando entre diferentes arcos de la serie. Por último, tras presentarnos al nuevo e inesperado poseedor de la Fuerza Fénix, volvemos a la normalidad en el número 45 USA (30 de Panini) recuperando una de las tramas abiertas como es la Nación Vampira.

Este arco de Llega el Fénix han sido unos comics super entretenidos con un dibujo de 10 de Javier Garrón, con un estilo de dibujo lleno de fuerza y personalidad que nos hace sentir toda la potencia que el Fénix pone a disposición de los personajes para los diferentes combates. Sin embargo, una vez leído todo de un tirón, al final el arco queda un tanto intrascendente y con la sensación de ser uno de los arcos más flojos hasta ahora. Aaron aplica la vieja fórmula de los «whodidit» al hacer que el personaje más sorprendente y con una aparición menor en la historia sea el que finalmente se haga con la Fuerza Fénix, con lo que todos los combates previos acaban no sirviendo para nada, más allá de ofrecer momentos super chulos estupendamente dibujados. Eso, y varias sorpresas con unos resultados de varios combates que resultan inesperados pero lógicos. Y en este caso, el vaso quedó medio vacío.

Dicho esto, que al final es lo principal de este arco, lo cierto es que los comics han sido super entretenidos y me hace pensar en el viejo dicho que lo importante a veces no es llegar, sino las experiencias que adquieres en el camino. Porque Aaron aprovecha los diferentes números para ponernos en la piel de los diferentes personajes para que conozcamos cómo llevan cada uno el poder poseer el poder de Fénix, aunque sea para un combate puntual. Los monólogos internos de Steve Rogers (Capitán América) y T´Challa (Pantera Negra) me parecen super chulos y me confirman que Aaron conoce a la perfección a sus personajes y sabe cómo hacerles brillar.

La anterior llegada de la Fuerza Fénix fue en 2012 con motivo del evento Vengadores vs X-Men escrito a cinco manos entre Brian Michael Bendis, Ed Brubaker, Jonathan Hickman, Matt Fraction y el propio Aaron. Si los nueve años entre ambas historias es mucho o poco tiempo para volver a utilizar a Fénix en el Universo Marvel es un tema subjetivo y entiendo que es normal que cada lector tengamos una opinión totalmente respetable (y diferente). Lo curioso del caso es que durante ese evento de 12 números Marvel publicó una seria anexa AVX: VS de seis números en la que teníamos los combates entre diferentes héroes que no habían cabido en la serie principal, de forma que estos enfrentamientos podían mostrarse en toda su amplitud sin casi limitación. En Llega el Fénix, lo que hubiera sido carne de AVX Aaron lo convierte en la narración principal. Lo cual de nuevo no es necesariamente malo ya que cada historia ha sido contada con un objetivo diferente en mente.

Toda la larga etapa río de Aaron reside en la presentación de los Vengadores de hace un millón de años (Agamotto, Black Panther, Ghost Rider, Iron Fist, Odin, la Fuerza Fénix y Starbrand) y como sus avatares del siglo XXI (utilizando a Doctor Extraño y Thor en lugar de Agamotto y Odín), tendrán que reunirse de nuevo si la humanidad quiere tener alguna esperanza de sobrevivir a los desafíos que están por llegar. Hace unos meses los Vengadores encontraron al nuevo anfitrión de la Marca Estelar y ahora ya tenemos al nuevo Fénix, con lo que los todos los jugadores ya están en juego. Aún hay un montón de tramas abiertas con los diferentes enemigos activos, empezando por Mefisto, la Nación Vampira de Drácula, la amenaza de Namor y su ejército de Atlantis, el Escuadrón Supremo al servicio de los Estados Unidos y los Guardianes de Rusia, pero diría que el inicio del final del juego ya se acerca, aunque diría que Aaron aún tiene argumentos para al menos un año entero de historias.

A pesar del buen apartado gráfico de Javier Garrón y el resto de artistas, no deja de ser una castaña tener a 4 dibujantes diferentes para 8 grapas USA. A pesar de tener a David Curiel en el color de los números 40-45 para dar un feeling unificado a los números del eventos, los números 38 y 39 tienen color de Jason Keith, la lectura de un tirón de estos comics me reafirma que el gran problema de la industria del comic de superhéroes actual es precisamente la falta de una unidad artística.

Para los detractores de este comic, el principal problema de esta etapa de Los Vengadores es el de la continuidad, con numerosas situaciones que les rompen la suspensión de credulidad. En este arco sin ir más lejos tenemos la historia de Mefisto a través del tiempo, que en parte es un WTF? de libro. Y en el arco de Fénix, la sorpresa tremenda sobre la revelación del origen de Thor que contradice años y años de comics previos, a falta que se confirme si esto es cierto o es una mentira creada para desequilibrar aún más al Dios del Trueno. Entiendo que estos detalles puedan no gustar.

Sin embargo, en mi caso, agradezco que Aaron esté planteando una historia de gran ambición y complejidad con múltiples enemigos actuando al mismo tiempo. Esto hace que los comics de Los Vengadores sean totalmente inesperados y no sepas nunca qué va a pasar a continuación, lo que para mi es un elemento positivo. Muy positivo. De hecho, la acción espectacular más grande que la vida hacía años que no la veíamos en estas páginas a esta escala, y creo sinceramente que, a falta de saber si Aaron va a conseguir cuadrar el final, va a poder mirarle de tu a tu a Jonathan Hickman. Y todo ello en unos comics que además son super entretenidos de leer mes a mes.

Debo ser el único que dice públicamente que le gustan Los Vengadores de Jason Aaron, aunque no cabe duda que Marvel está encantado con él y el comic se sigue vendiendo bien. De momento me sigue ofreciendo un entretenimiento genial super diferente al resto de comics Marvel actuales, con una escala que prácticamente nadie puede igualar, incluso reconociendo que Aaron no ha acabado de acertar este arco de Llega el Fénix y posiblemente sea uno de los más flojos de su etapa. Teniendo en cuenta los numerosos frentes abiertos (Mefisto, la nación vampira y los héroes rusos, el Escuadrón Supremo, Namor… ) diría que aún le falta cuerda para rato a Aaron, y yo encantado de poder disfrutar sus aventuras durante todo 2022.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

Y tras el final de este Llega el Fénix, la serie va a tomarse un par de meses de descanso con motivo del comienzo este mes de septiembre de Heroes Reborn, el nuevo evento de Aaron, con Ed McGuinness cuya premisa básica tiene lugar en una Tierra alternativa sin Vengadores. El próximo fin de semana, si los comics llegan a tiempo a la librería, os daré mis impresiones del comienzo de esta serie de 5 números.

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Vengadores 24 de Jason Aaron y Javier Garrón (Final de La era de Khonshu)

La era de Khonshu ha sido uno de los arcos más locos y entretenidos hasta la fecha de la etapa que Jason Aaron lleva escribiendo en Los Vengadores, a lo que hay que sumar el estupendo dibujo del español Javier Garrón, que se va directo a estrellato.

PUNTUCIÓN: 7.5/10

La Era de Khonshu llega a una atronadora conclusión. Los Vengadores combaten el poder desatado del dios Khonshu, en el corazón de la ciudad de Nueva Tebas. ¿Cuál será el bando que elija el Caballero Luna? ¿Está la Tierra condenada de una u otra manera?

Es número contiene The Avengers 37 USA.

A veces se nos olvida que los comics de superhéroes deben ser primero de todo entretenimiento y diversión. Si lo que vemos no justifica el tiempo de lectura y lo que pagamos por las grapas, ¿para qué volver el mes que viene a por la siguiente dosis?Y es cierto que los comics Marvel siempre intentaron ser el mundo al otro lado de tu ventana y estamos acostumbrados a unas aventuras «realistas» sin flipadas morrisonianas, pero también que Mark Waid fue (muy) criticado durante su etapa porque sus Vengadores eran demasiado mundanos y a sus aventuras les faltaba chispa. A Aaron se le podrán achacar muchas cosas, pero falta de chispa o aburrimiento seguro que no. Y esto sin tener en cuenta que el target de estos comics no son (o no deberían ser) cuarentones como yo sino más bien chavales adolescentes o jóvenes veinteañeros que no tienen por qué tener el bagaje de lectura que tengo yo.

Se que estos Vengadores de Aaron parece que no han cuajado para una parte del fandom empezando por el propio Julián Clemente de Panini en sus columnas del comic. En mi caso agradezco muchísimo poder leer unas aventuras diferentes a todo lo que se ha hecho en estos casi 60 años de historia, lo cual en si mismo ya es un gran logro, con una ambición en lo referido a amplitud y nivel de amenazas que puede mirar de tu a tu a Jonathan Hickman. Antes que el enésimo enfrentamiento contra los Señores del Mal o Kang me quedo de todas todas con Celestiales locos, el bebé Marca Estelar o, en el caso que nos ocupa, un loquísimo Dios de la Luna que usa a Marc Spector para hacerse con el poder de los principales avatares del universo Marvel.

La historia es muy loca y reconozco que tiene elementos polémicos como por ejemplo que Mjolnir esté hecho con roca lunar y por tanto pudiera ser controlado por Khonshu. Pero esto yo en mi caso lo perdono porque me he encontrado entretenimiento y el WTF?! en el buen sentido casi al girar cada página. Además, me gusta que esta historia que si Marvel hubiera querido sin duda daba para un evento al nivel de Imperio, Aaron se la haya despachado en un arco de 5 números repletos de momentazos para el recuerdo.

Y gran parte del éxito de este arco viene del espectacular dibujo de nuestro Javier Garrón con colores de Jason Keith. Garrón se caracteriza por encontrar siempre la forma más dinámica de mostrar cada escena, y consigue resumir en cada viñeta el momento más icónico de cada enfrentamiento, de cada personaje. Tras ver las páginas de estos comics de Vengadores (y antes los de Miles Morales: Spiderman), no me extraña que Marvel haya apostado por él y lo esté promocionando como uno de sus últimos valores en alza, dentro de su campaña «Stormbreakers», además de dejarle realizar los diseños de los personajes que aparecerán en el próximo arco en el que los Héroes Más Poderosos de la Tierra tendrán que enfrentarse a la última llegada de Fénix a la Tierra.

No se cuantos meses le quedan a Aaron en la serie. La sensación que me da al leer su Newsletter es que seguro va a seguir (salvo catástrofe) al menos hasta 2022. De momento, mientras mantenga estas historias «larger-than-life», yo seguiré comprando encantado.

PUNTUCIÓN: 7.5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Imperio mes 2 (Marvel Comics – Panini)

Hoy quiero comentar mis impresiones del segundo mes de Imperio, el evento Marvel protagonizado por los Vengadores y los 4 Fantásticos realizado por Al Ewing, Dan Slott y Valerio Schiti, y de los números relacionados de Vengadores, Salvajes Vengadores y Patrulla X publicado este mes de Noviembre por Panini.

IMPERIO 2, de Al Ewing, Dan Slott, Valerio Schiti y Marte Gracia

La batalla llega a casa. En Wakanda, Los Vengadores y Los 4 Fantásticos se unen para evitar que una amenaza potenciada por el vibránium acabe con todo lo que existe. En el espacio, las intrigas ponen en riesgo la frágil alianza entre los Kree y los Skrull. Las repercusiones pueden condenar a la Tierra.

Este número incluye Empyre 2 y 3 USA

Voy a ir directo al grano, no estoy encajando con este evento. Al publicarse Imperio en 4 números españoles, el evento llega a su mitad este mes de noviembre con un número doble de Panini que incluye 2 grapas USA. Y este número me ha dejado completamente frío. El arranque del evento se construyó para sorprender al lector con el giro sobre los Cotati en su lucha contra el nuevo Imperio Kree-Skrull.

Pero una vez se inicia la invasión a la tierra, el comic debería mostrar que estamos ante una amenaza planetaria en la que el destino del mundo está en juego. Y sin embargo, en el nº 2 USA no hay ni una página de esta invasión. Al Ewing y Dan Slott han optado por centrar su comic, que es el corazón del evento, en la historia principal con la organización del contraataque con Hulking, Capitana Marvel o Mr. Fantástico de protagonistas y en los dirigentes Cotati que han urdido la traición. Pero esto provoca que no tengamos una verdadera dimensión de la amenaza Cotati y al mismo tiempo, que los combates que sucedan en la Tierra en los diferentes fill-ins parezcan aún más si cabe eso, que son fill-ins. La siguiente invasión a la Tierra antes de la próxima, que si no me equivoco va a ser la de Knull en Veneno y su próximo evento «El Rey de Negro”.

En contraste, en La Guerra de los Reinos de Jason Aaron y Russell Dauterman sí había el inicio de combates en diferentes localizaciones de la Tierra, que luego se desarrollaban en las diferentes series asociadas al evento. Esto no pasa en Imperio y creo que narrativamente es un error que resta interés a un evento que, por otro lado, no parece que fuera prioritario para Marvel dentro de un 2020 sobrecargado de eventos.

En el apartado artístico, creo que Valerio Schiti, con la colaboración de Marte Gracia en el color, realiza un muy buen trabajo, con las herramientas que le da el guión, que no son demasiado espectaculares para empezar. Schiti consigue que las numerosas páginas de conversaciones resulten interesantes a la vista, y la defensa de Wakanda del número 3 sea super espectacular, aunque sea una única splash-page que nos recuerde Infinity War. En todo caso, un evento con Vengadores y 4 Fantásticos visualmente debería ser lo más, y las intrigas palaciegas que vemos en estos números acaban siendo de lo más mundanas, cosa que realmente no es problema de Schiti, sino de la historia.

En resumen, el impulso que Imperio adquirió con la sorpresa del número uno se ha frenado de golpe en este segundo. En todo caso, dada la calidad de los autores implicados, espero que el final del evento consiga dejarnos con buen sabor de boca, dentro de tan solo dos meses.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

VENGADORES 22 de Jason Aaron, Javier Garrón, Jim Zub y Carlos Magno

Cruce con Imperio. Mientras un ejército de momias trata de rehacer el mundo a imagen y semejanza del antiguo Egipto, Los Héroes más Poderosos de la Tierra luchan en tres frentes contra un enemigo intergaláctico común. En Nueva York, en México y en la Tierra Salvaje.

Este número incluye The Avengers 35 y Empyre: The Avengers 2 USA.

Ya comentaba el mes pasado la extrañeza que me provocaba el tener en la misma grapa española dos líneas argumentales de guerra abierta que se pegan entre si. Jason Aaron y Javier Garrón continúan con el arco de La era de Khonshu mientras que Jim Zub y Carlos Magno se encargan del cruce con Imperio.

Lo lógico hubiera sido que el arco de Aaron siguiera su curso en su propia grapa y que este mes o en diciembre hubieran publicado en un único número las tres grapas USA con el cruce de Vengadores con este evento. La única explicación que se me ocurre es que Panini tiene claro que este especial es un tie-in que no lo hubiera comprado ni el tato, de forma que obligan a comprar este cruce a todos los lectores / compradores de Vengadores. Una decisión sacacuartos que me parece fatal. Y no me vale la explicación que Panini ahora unifica las ediciones en toda Europa, si lo han hecho así lo han hecho mal en todos los mercados, el comic de Vengadores no merecía este desastre.

Dicho esto, en lo referido al cruce con Imperio, Jim Zub y Carlos Magno cumplen con profesionalidad el encargo. Ninguno de los dos son autores TOP para Marvel, pero dentro de la “clase media” sabes que cumplen razonablemente bien con todo tipo de encargos. Otro hecho que resalta la sensación de fill-in de este arco es que está protagonizado por personajes como Ka-Zar, Shanna o el Caballero Negro, que se enfrentan a los Cotati en la Tierra mientras los Big Guns (Capi, Iron Man, Capitana Marvel o Thor) se encuentran en el espacio. Además, aunque la sinopsis indica que hay 3 amenazas simultáneas en 3 localizaciones diferentes, Nueva York, México y la Tierra Salvaje, en la realidad en este número sólo tenemos 4 páginas dedicadas a Nueva York con Luke Cage, 2 míseras páginas para la lucha de Pájaro Burlón en México, quedando el grueso del comic, 12 páginas al combate en la Tierra Salvaje, que esta sí ofrece un conflicto interesante y un cliffhanger impactante. Por suerte, el estupendo dibujo de Carlos Magno hacen super leíble y entretenida la historia, con una perfecta narrativa y unas figuras humanas en la cúspide de la perfección física. lo que siempre es de agradecer cuando uno se acerca a un comic de este tipo.

En resumen, Marvel no oculta lo irrelevantes que son estos combates con la historia central, pero dentro de sus posibilidades, Jim Zub y Carlos Magno consiguen crear un comic entretenido.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

SALVAJES VENGADORES 12, de Gerry Duggan y Greg Smallwood

Cruce con Imperio. En Sudamérica, Conan ha sido esclavizado, lo que habitualmente es una mala noticia para los responsables. Pero estos esclavistas vienen de más allá de las estrellas y tienen un final espeluznante reservado para Conan. ¡Sólo Veneno puede evitarlo!

Este número incluye Empyre: Savage Avengers USA.

Aparte de algún fill-in puntual, me sabe muy mal que Marvel no tenga a Greg Smallwood trabajando en una serie regular porque es un artista que me gusta bastante. Desde Caballero Luna no hemos vuelto a disfrutar de forma continuada su narrativa clara y perfecta, y me parece un poco un desperdicio de calidad.

Y tampoco hay que engañarse, este Empyre: Savage Avengers es otro fill-in de nivel máximo que realmente no aporta nada vital a la trama principal ni va a entrar en ninguna lista de los mejores ¿100? comics Marvel de 2020. Pero incluso reconociendo esta realidad, creo que Smallwood y Duggan resuelven este comic con profesionalidad y oficio. De hecho, hay una escena ambientada en un sueño que casi parece provocada porque Duggan le preguntó a Smallwood qué parte del mundo de Conan le gustaría dibujar. De forma que aún sabiendo que es un encargo alimenticio, los autores pueden buscar elementos que les haga disfrutar el trabajo. Por el lado del dibujo, no tengo ningún problema con este comic.

Dentro de la simplicidad de la historia y que 20 páginas dan para lo que dan, me ha gustado que el comic y Duggan tienen claro lo que es y lo que debe ofrecer desde el minuto uno: A Conan machacando alienígenas, en este caso, con la ayuda de Veneno. Y en ese sentido, acción es justo lo que no falta. Hay una pequeña locura previa y es el hecho que Veneno aparezca milagrosamente ¡en México D.F.!! justo a tiempo para ayudar a Conan en su lucha contra los Cotati, pero como comentaba sobre el dibujo, Duggan consigue conectar la invasión Cotati con las aventuras de Conan en el Universo Marvel razonablemente bien.

No me ha salvado la vida, pero me dió lo que esperaba y creo que este comic está bien producido y ejecutado. A veces, no hace falta más.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

PATRULLA X 9 de Jonathan Hickman, Leinil Francis Yu, Tini Howard y Matteo Buffagni

Cruce con Imperio. Gracias a Krakoa y a sus portales, la Familia Summers ha creado un hogar en la Luna. Ahora algunos nuevos vecinos se han mudado allí. Mientras tanto, La Bruja Escarlata se arrepiente de sus errores pasados. Cometerá otros mucho peores. En Genosha.

Este número incluye Empyre: X-Men 1 y X-Men 10 USA.

Iba a comenzar el comentario sobre este comic repitiendo mi impresión sobre que Panini debería haber publicado el cruce con Imperio en un número aparte de la serie regular, aplicando todo lo dicho sobre Vengadores a la Patrulla X. Sin embargo, no es para nada el caso de este comic, dado que Jonathan Hickman encuentra la manera de conectar la invasión Cotati a sus propias líneas argumentales, haciendo que todo encaje razonablemente bien. De hecho, que los crucen con Imperio de la franquicia mutante se vean únicamente en la cabecera principal me parece hasta lógico, ya que permite que el resto de series puedan seguir a su aire.

Y lo cierto es que ¡manda narices que en un evento de Vengadores y 4 Fantásticos, el tie-in “bueno” del mes sea el de la Patrulla X! Franquicia que por otro lado va a pasar de puntillas por el evento principal. Es precisamente esta conexión orgánica de Jonathan Hickman lo que consigue que lo leído tenga más interés, evitando la sensación de fill-in de relleno.

Al tener Hickman tantos juguetes con los que jugar, parece por lo visto en este comic que el cruce está planteado desde dos vertientes. En la miniserie Empyre: X-Men de cuatro números veremos cómo los mutantes se enfrentan a la amenaza vegetal de los Cotati que muestra peligrosas similitudes con la nación / isla de Krakoa, empezando por el uso de unos portales vegetales de teletransportación. Este primer número guionizado por Hickman y Tini Howard, con buen dibujo de Matteo Bufagni, es una aventura ligera con conceptos muy locos que entiendo demuestran que el objetivo planteado para este arco sea una aventura muy ligera. De momento, gracias al estupendo dibujo a mi me funciona.

Mientras, la serie central de X-Men se plantea con un número unitario para ver el conflicto desde el punto de vista de personajes como en este número Vulcano, el tercer hermano Summers que vive en la Luna, base de operaciones de la invasión Cotati. Este comic no rompe con la narrativa que Hickman ha desarrollado hasta ahora de historias unitarias que ayudan a construir una narrativa mayor, utilizando en este caso a los Cotati de enemigos, y dejando un elemento psicológico que quien sabe si no tendrá una repercusión mayor en el futuro. Este número está dibujado por Leinil Yu, que no es santo de mi devoción y que para este número no se rompe la cabeza y ofrece su arsenal habitual de cabezas parlantes y viñetas sin fondos con las que lamentablemente ya nos tiene acostumbrado.

En todo caso, este comic creo que se eleva respecto a la media de lo leído este mes. No por mucho claro, pero sí lo suficiente para resaltar que este Imperio no acaba de cuajar.

PUNTUACIÓN: 7/10

Este Imperio me transmite malas vibraciones, desde luego no la amenaza más grande que la vida que justificaría la unión de los Vengadores y los 4 Fantásticos. Dada la calidad de los autores implicados, espero y deseo que al menos la serie principal acabe de forma satisfactoria, pero de momento no me han acertado el concepto. Y menos mal que sólo he comprado estos comics pertenecientes a las series que compro, mejor ni pensar en el resto de tie-ins como Capitana Marvel, Capitán América o 4 Fantásticos.

Y vosotros, ¿estáis comprando estas series?¿Habéis leído el resto de tie-ins, están mejor? Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Imperio 0, Vengadores 20 e Iron Man 2020 3 (Marvel Comics – Panini)

Imperio es el gran evento cósmico de Marvel Comics para la 2020, y hoy quiero comentar el número 0 que sirve de previo para la serie, además de los nuevos números de Vengadores e Iron Man 2020 publicados por Panini este mes de septiembre.

IMPERIO 0, de Robbie Thompson, Javier Rodríguez, Mattia de Iulis

La ruta hacia la gran saga cósmica del año comienza aquí, pero en realidad… ¡empezó hace un milenio, con un desafío en la Luna! A raíz de los hechos ocurridos en ¡Alerta!, todo ha cambiado para los Kree y los Skrull. La familia Warner (Los Skrull: Unidad Familiar) necesita resolver lo que sucedió y lo que significa para su futuro y el de su raza.

Marvel ha tomado como costumbre publicar antes de sus grandes eventos un número 0 que sirva de introducción de la historia para que un lector no experto pueda tener todo el contexto necesario para poder disfrutar del evento. En el caso de Imperio que empezará este próximo mes de octubre, Robbie Thompson plantea una historia muy chula planteada desde el punto de vista de la familia Warner, unos Skrulls infiltrados en la Tierra, que nos harán de narradores del resumen de siglos de enemistad entre ambas razas. Poner a los Warner sirve para aportar un muy necesario componente emocional para que no sea una sucesión de hechos fríos, y el comic funciona de maravilla. En todo caso, no tengo claro que esta familia vaya a tener algún papel en el evento, pero han funcionado de perfectos narradores.

En el apartado artístico, Thompson plantea su historia dividida en dos, una parte en el presente de la familia Warner dibujada por Mattia de Iulis, y una segunda dibujada por Javier Rodríguez para contar la parte histórica. Rodríguez es una elección perfecta, sobre todo tras terminar de dibujar su maravillosa Historia del Universo Marvel, de forma que casi parece que se haya convertido en el narrador oficioso de la historia de Marvel.

Sin embargo, aunque Rodríguez y de Iulis son grandes dibujantes, globalmente me parece que sus estilos no casan demasiado bien. Este es un problema pequeño, pero puestos a valorar este comic creo necesario comentarlo. Sin embargo, este detalle no impide disfrutar la historia y ponerme los dientes largos de cara al comienzo del evento el mes que viene.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

 

VENGADORES 20 de Jason Aaron, Ed McGuinness y Javier Garrón

¿Qué tienen en común el Rey de Atlantis, el Señor de los Vampiros, el depuesto duque del Infierno, un misterioso asesino ruso y el jefe secreto del mayor superequipo de Washington, D.C.? Todos odian a Los Vengadores. Y así llegó un día, un día como ningún otro, en que los villanos más poderosos de la Tierra se encontraron unidos contra una amenaza común.

Este número incluye los números 37 y 38 USA,

Sé que Los Vengadores de Jason Aaron no le han encajado a mucha gente, o al menos a bastantes personas con las que estoy conectado en Twitter. Sin embargo, yo estoy disfrutado un montón esta etapa, y el primer número de esta grapa doble, dibujado por Ed McGinness, sirve para poner las cartas sobre la mesa y nos muestra el monumental plan que Aaron está desarrollando, creando amenazas que por separado pueden ponerle las cosas muy difíciles a los Héroes Más Poderosos de la Tierra, pero que unidos seguro podrían sobrepasarles.

Y después de este número que resulta perfecto para enganchar a nuevos lectores, en el segundo número USA comienza el siguiente arco, Age of Khonshu, dibujado por el español Javier Garrón, que da una vuelta a tuerca al Caballero Luna y que promete un montón de momentazos, además de los ya vistos en este número de presentación. Que los hay, un montón de hecho.

Es un buen momento para subirse al carro y darle una nueva oportunidad a Los Vengadores, yo lo estoy disfrutando un montón y sin duda os lo recomiendo.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

 

IRON MAN 2020 nº3 de Christos Gage, Dan Slott y Pete Woods

Acabas de subir el parche de software que terminará con la Revolución Robot. La cuenta atrás ha comenzado. No queda nada más que hacer, salvo librar una guerra total contra los humanos. Ha llegado el momento de llevar la lucha hasta el propio Iron Man. ¡Muerte a Arno Stark!

En este tercer número tenemos el enfrentamiento que estábamos esperando entre Arno y Tony Stark, y me parece estupendo comprobar lo bien que han planificado Christos Gage y Dan Slott esta historia, dosificando los momentazos durante la narración. Está claro que Slott creó este arco de Iron Man desde el comienzo con un final claro y como lector estoy encantado de poder leerlo.

En el apartado artístico, Pete Woods mantiene el ritmo mensual de publicación, y poder contar con él durante los 6 números de la serie es otro de los motivos de alegría. Sobre todo teniendo en cuenta que en mi opinión el gran problema de Marvel actual no es la saturación de series, sino el baile de dibujantes.

Este tercer número es un número que culmina el inicio de esta serie, y que pone en marcha lo que servirá de climax final dentro de tres meses. Obviamente, si tengo que ponerle un pero a este Iron Man 2020 es que al formar parte de la larga historia de Dan Slott, no puedes leer este número, o en general la serie, sin haber leído el anterior Tony Stark: Iron Man. De hecho, creo poco probable que nadie se haya planteado siquiera hacerlo, lo cual al final hace que el número de lectores potenciales sea bastante pequeño. Y es una pena, porque creo que este arco está siendo estupendo, sobre todo si eres un lector veterano como yo.

PUNTUACIÓN: 7/10

 

En resumen, unos comics firmemente enraizados en el Universo Marvel que cumplen de sobra su objetivo de entretenimiento  y que confirman que estamos en un buen momento para leer comics de la Casa de las Ideas, sobre todo si eres un lector veterano como yo.

 

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.