Archivo de la etiqueta: Christian Ward

Crítica de Aquaman: Andrómeda de Ram V y Christian Ward (DC Comics – ECC Ediciones)

ECC acaba de terminar la publicación de Aquaman: Andrómeda, el comic Black Label realizado por Ram V y Christian Ward que ofrece una historia con un potente apartado gráfico.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

“No podemos ahogar la verdad aunque la dejemos hundirse a mucha profundidad.”

En las profundidades del océano Pacífico, lo más lejos posible de tierra firme, se encuentra el Punto Nemo, un cementerio de naves espaciales de diferentes nacionalidades que, desde los albores de la carrera espacial, se hunden ahí, en el silencio del mar, tras amerizar. Sin embargo, en el Punto Nemo hay algo más que no han fabricado manos humanas. Y ahora, está… despertando.

Los tripulantes del Andrómeda, un submarino experimental que funciona con un motor cuántico con un secreto confidencial, reciben el encargo de investigar ese misterio, pero no son los únicos que van tras él. Cualquier cosa de valor que se encuentre en el mar suscita el interés del pirata Manta Negra. Y todo lo que atraiga a este llama también la atención de Arthur Curry, alias Aquaman, su enemigo de toda la vida. Pero que Dios los ampare cuando las puertas del horror del Punto Nemo se abran de par en par a fin de recibirlos…

El guionista Ram V y el dibujante Christian Ward someten a Arthur Curry a una situación de puro terror psicológico que doblegaría la voluntad de cualquiera. ¡Incluso la de un rey!

Ram V es un autor y creador de cómics y novelas gráficas nominado a los premios Eisner, como GRAFITY’S WALL, Costas Salvajes, The many deaths of Laila Starr y la ganadora del Eisner BLUE IN GREEN. Desde la publicación de su primer libro en 2016, el trabajo de Ram ha ido cosechando éxitos de crítica y popularidad, ganando múltiples premios. Además de crear obras originales, Ram también ha escrito para personajes icónicos & títulos como Swamp Thing, Justice League Dark, Catwoman y Veneno en DC Comics y Marvel. Ram vive en Londres, le gustan los perros, los garabatos y la melancolía argumental.

Christian Ward es dibujante y guionista de cómics. Sus obras incluyen la ópera espacial cósmica ODY-C, que cocreó con Matt Fraction, además del cómic de Marvel Rayo Negro, galardonado con un Eisner, junto a Saladin Ahmed. Aparte de Invisible Kingdom, trabaja en la actualidad en Tommy Gun Wizards, también publicado por Dark Horse. Vive en Shrewsbury (Inglaterra) con su esposa, Catherine, su hija pequeña y un perro llamado Thor.

Me gustó mucho la miniserie de Rayo Negro que Christian Ward dibujó hace algún tiempo con guion de Saladin Ahmed para Marvel Comics. (Buff, ¿De verdad ese comic es de 2019? ¿Han pasado cuatro años? Maaaadre mía, como pasa el tiempo). Reconozco que su dibujo fue el principal motivo que me impulsó a comprar esta serie Black Label de Aquaman, planteada por el guionista Ram V como una historia cerrada de Aquaman completamente libre de continuidad que puede leerse sin tener apenas conocimiento del personaje.

Y debo reconocer que tras la lectura de este comic la sensación en un poco decepcionante. Y es que Ward es un ilustrador fantástico que crea algunas imágenes super potentes con una expresividad bestial que me han encantado. De alguna manera sólo por la personalidad que tiene el apartado gráfico me ha compensado la compra de esta miniserie que desde luego se sale de lo normal, justificando además su publicación dentro de la línea Black Label de DC. Pero junto a los aspectos positivos hay que sumar un gran problema de narrativa que hace que el comic sea antipático de leer, con un dibujo que no acaba de contar bien la historia de Ram V, resultando confuso en varios momentos. A eso hay que sumar que junto a páginas maravillosas que quitan el hipo hay un montón de viñetas en los que los personajes están apenas abocetados, por ejemplo sin facciones en su rostro o dibujando apenas siluetas en algunos momentos, lo que de alguna manera me transmite una idea de vagancia que no mola nada. Y esto es un gran problema también, porque me deja la sensación que esta historia se podría haber contado en imágenes mejor de lo que lo ha hecho Ward.

Ram V plantea una historia de Aquaman en la que Arthur Curry es de alguna manera secundario en su propio comic, al hacer que la protagonista sea Yvette Verne, una bióloga marina y experta en ciencias del comportamiento cuyo padre murió en el mar hace años, que forma parte de la tripulación del Andrómeda que se dirige al fondo del mar a investigar la misteriosa señal que se se ha activado allí. La forma en que plantea V la figura de Aquaman como un mito que pocos conocen de su existencia permite que sus apariciones sean super potentes en el comic, ofreciendo varios momentazos para el lucimiento de Ward.

La idea de crear una tripulación que tendrá que enfrentarse a sus miedos más profundos y sus pecados del pasado es algo que me recuerda a la película Event Horizon. Dicho esto en positivo, dado que es una película que me encanta. Todo en la historia de V funciona relativamente bien, aunque la narrativa widescreen oscura de Ward hace que el comic no pueda tener una gran profundidad en las caracterizaciones, mostrando lo justo para construirles pero sin conseguir que empaticemos prácticamente con nadie de la tripulación, al notarse demasiado que son carne de cañón. En este sentido, la idea de estar ante un comic de terror psicológico tampoco llega a funcionarme demasiado por la aproximación gráfica de Ward y por una historia de V que se queda también en la superficie de lo que podría haber sido, tal vez por falta de páginas en este proyecto Black Label en 3 volúmenes de 48 páginas.

Quizá lo menos bueno de la historia es la utilización de Black Manta, el clásico villano de Aquaman, que parece que está presente por obligación de cara a posibles espectadores de la estupenda película de James Wan que se acercaran a este comic tras verlo en FNAC (o librerías generalistas similares), aunque realmente no pinta nada ni tiene una función relevante en la historia. El final del comic en lo relativo a este personaje da un poquito de pena, dejando clara su irrelevancia.

Por cierto, hace unos días escribía el post Black Label vs Universo DC (gracias a todos lo que lo habéis leído), en el que reflexionaba sobre la forma en que el éxito de los comics Black Label en los que se da mayor libertad creativa a sus autores para crear historias fuera de continuidad, de alguna manera está erosionando las ventas de los comics «normales» de DC Comics dentro de su universo super heroico. En este sentido, este Aquaman: Andrómeda me parece un perfecto ejemplo de esto, ya que la actual colección mensual de Aquaman me da una pereza enorme de leer, y sin embargo SI me animé a comprar este comic. De hecho, mira que le ha dado oportunidades a la colección regular de Aquaman, pero es super montonera y sin interés. Qué lejos quedan los tiempos de Geoff Johns e Iván Reis, la verdad.

Por cierto, el otro día en mi reseña de Legión de X de Simon Spurrier y Jan Bazaldua me quejaba un poco por la falta de personalidad del comic en su apartado gráfico, con un dibujo de Bazaldua correcto pero sin chispa, carisma o espectacularidad. Dentro que como veis le he puesto más de un pero a Aquaman: Andrómeda, desde luego la falta de personalidad no es uno de sus problemas. Más bien al contrario, la personalidad es su principal virtud y en este caso el motivo principal que genera la compra. Hablando del mundo del comic mainstream, algo que no me gusta nada es la sensación de producción industrializada de Marvel que genera artistas intercambiables sin que el desempeño se resienta demasiado, partiendo que sus comics no pasan de correctos en el mejor de los casos. Es en este contexto que cuando se encuentra un comic como el actual Castigador de Jason Aaron con un apartado gráfico se mantenga estable con Jesús Saiz, Paul Azaceta y Dave Stewart, el comic parezca algo especial muy diferente al resto de la línea editorial. En este sentido, tengo claro que siempre preferiré un comic que con sus cosas tenga personalidad, como Castigador o el Aquaman: Andrómeda objeto de esta reseña, que cualquier comic «industrial» fabricado en una línea de producción como parecen tantos comics actuales.

No puedo terminar esta reseña sin hablar del precio de la edición española de ECC Ediciones, un comic en cartoné con un precio de 13.50 €uros por número. El tamaño más grande de los comics Black Label en este caso sirven para que Christian Ward se luzca en los momentos más espectaculares, lo cual para mi es otro plus a la hora de comprar este comic. Pero me parece una pasada comprobar que la edición americana de DC Comics tiene literalmente la mitad de precio. LA MITAD DE PRECIO. Entiendo que habrá lectores que no entienden el inglés o no tienen acceso a librerías que traigan material americano, pero el abuso en los precios de la actual tenedora de los derechos de DC en España me parece una barbaridad. De hecho, ante este exceso yo reconozco que compré los comics en su versión inglesa, pudiendo además leer la resolución de esta historia antes que los lectores españoles.

ECC tiene cosas buenas, por ejemplo el precio de sus grapas está mucho más ajustado respecto a los de Panini. Y tiene líneas como DC Pocket que son comics realmente económicos que me parecen estupendos para que nuevos lectores se puedan aproximar a los personajes DC y leer los principales comics de estos personajes a un precio imbatible super bueno. Pero la sensación que ECC se está aprovechando de un posible prestigio de estos comics para cobrarlos a un precio exagerado dado que estima que el carismático dibujo de Ward hará que el comic se venda independientemente del precio, me parece también una idea terrible.

Aquaman: Andrómeda es un comic de gran personalidad que no me sabe mal haberlo comprado, consiguiendo que los menos buenos pesen menos que las cosas positivas que me he encontrado.

Comparto las primeras páginas del comic:

Aquaman: Andrómeda me ha parecido un buen comic pero a la vez me ha fastidiado un poco que el dibujo de Ward no me haya flipado como esperaba.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones. Y si quieres, puedes invitarme a un café.

¡Saludos a todos!

Crítica de Rayo Negro de Saladin Ahmed y Christian Ward

Rayo Negro de Saladin Ahmed y Christian Ward es una de las series Marvel más celebradas por la crítica de los últimos tiempos, y ganó el Premio Eisner 2018 a Mejor Serie Nueva. Aprovechando la publicación en España de esta serie por parte de Panini en un tomo, he podido por fin disfrutarla.

Puntuación: 8/10

El silencioso rey de Los Inhumanos en su propia aventura, que empieza con Rayo Negro… ¿prisionero? ¿Dónde está y por qué se encuentra ahí? ¿Quién puede ser lo suficientemente poderoso para encerrarlo? ¿Y cómo logrará escapar?

Debo reconocer que solo conocía a Saladin Ahmed por su guión en la miniserie Mercurio: No Surrender, que narraba los sucesos posteriores a la saga Vengadores Sin rendición. Su guión y su descripción de Pietro Maximoff me pareció muy interesante y demostraba un gran conocimiento del personaje y del universo Marvel. Esto ya le convierte en un buen candidato para escribir esta serie de Rayo Negro, pero es que luego he descubierto que Ahmed es también es un escritor estadounidense de ciencia ficción y fantasía. Su libro de 2012 Trono de la luna creciente fue nominado para el Premio Hugo a la Mejor Novela y ganó el premio Locus a la Mejor Primera Novela. Esto le convierte en un fichaje más que interesante por parte de Marvel.

Christian Ward es uan artista y escritor inglés, En Marvel ha trabajado en Iron Man, Vengadores o Los Ultimates entre otras series. En Image es el co-creador de ODY-C con Matt Fraction y de Infinite Vacation junto a Nick Spencer. Rayo Negro supone un autentico salto de calidad en su obra que puede marcar un antes y un después en su carrera.

Reconozco que Rayo Negro es uno de esos personajes que nunca me han caído especialmente bien. Hasta esta serie, era una de esos personajes estoicos que ha aparecido en muchísimos comics Marvel como Los 4 Fantásticos o Los Vengadores, que sin embargo nunca me trasmitió demasiado interés, ademas de estar limitado por interminables luchas con su hermano Maximus el Loco.

Ahmed acierta en su primera decisión creativa, que es alejarle de su zona de confort en Attilan junto a sus Inhumanos. Una vez es despojado de todo empezaremos a conocer quien es el en realidad y que es lo que le convierte en un gran personaje. Estamos ante un fall-from-grace de libro ejecutado de forma modélica.

Además, una de las grandes sorpresas de esta historia es la aparición de Crusher Creel, El Hombre Absorvente, uno de los villanos de Marvel más típicos de toda la vida, y que se convierte por momentos en el protagonista de esta historia. Ahmed convierte a un villano de segunda que ha sido objeto de cachondeo en numerosas ocasiones a pesar de sus elevados poderes, en un personaje que emociona y que se convierte en uno de mis favoritos de este tomo.

Por su parte,  El dibujo de Christian Ward, colorido y expresivo, me ha parecido que está a otro nivel. Los personajes cobran vida en unas paginas dinámicas que trasmiten las diferentes personalidades de los protagonistas. Ward sabe construir todas las emociones y es excepcional en las splash pages y los momentos espectaculares.

Este tomo de Rayo Negro cuenta con un fill-in a cargo de Frazer Irving, otro autor de gran personalidad y que resulta perfecto para contar la historia de «Ojitos» , la niña que comparte cautiverio con Rayo Negro y con El Hombre Absorbente.

Globalmente, diría que este tomo va a ser seguro uno de los comic más bellos de Marvel en todo 2019. Una delicia para la vista que encantará a todos los amantes de la ilustración.

Si tuviera que decir algo menos bueno, diría que dado que el primer arco de seis números dentro de la prisión es tan bueno, la segunda parte es un pelín inferior. Aunque cuenta con números excelentes como el 7º dibujado por Irving con el origen de Ojitos o el 9º con el funeral, globalmente la historia no es tan compacta, aunque Ahmed consigue cerrar la historia de forma super satisfactoria.

Comparto a continuación las primeras páginas del primer número para que podáis disfrutar del excelente apartado artístico a cargo de Christian Ward.

Rayo Negro demuestra que no hay malos personajes, sino autores que no saben sacarles partido. Saladin Ahmed no forma parte de este grupo y ha sabido construir unos grandísimos protagonistas a partir de unos secundarios que durante años otros autores no supieron ver todo su potencial, en uno los comics mejor dibujados del año. Una de las lecturas imprescindibles de Marvel de este 2019 que os recomiendo sin duda.

Puntuación: 8/10

 

Si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Reseñas Express Marvel: Thor 4, Doctor Extraño 3 y Marvel Facsimil: Incredible Hulk 181

Llega mi dosis general de comics Marvel de este mes de enero, y quiero pasar a comentar varias series ahora que han cerrado sus primeros arcos argumentales.

THOR 4, de Jason Aaron, Mike del Mundo y Christian Ward.

¿De qué va? La Reina de las Cenizas y su ejército de duendes de fuego han invadido la tierra de los muertos. Para mantener la otra vida a salvo de las llamas, Thor y sus hermanos deben aliarse con uno de sus mayores enemigos y descubrir el mayor secreto de las valquirias. Y en la segunda historia de este número, el anciano Thor que vive en el fin de los días, debe enfrentarse a la fuerza Fénix, pero esta vez su huésped puede ser más de lo que Thor puede vencer.

Valoración: Termina el primer arco del último relanzamiento de Thor con sensaciones contrapuestas. Por un lado, la aventura en Hel ha estado bien, ha tenido un montón de sorpresas y regresos inesperados y ha significado un nuevo paso hacia la inevitable Guerra de los Mundos que veremos durante 2019, dibujada por Russell Dauterman. Jason Aaron ha optado en el regreso de Odinson como protagonista de dotarle de un cierto tono de comedia, quien sabe si influenciado en la pelicula de Thor Ragnarok de Taika Waititi. Reconozco que en muchas ocasiones la comedia funciona, aunque se me hace raro ver a Thor ridiculizado repetidamente en su propia serie.

El gran problema de este comic es el dibujo de Mike del Mundo. Mira que yo soy o he sido un gran fan suyo en Elektra o Weird World, pero en este número asistimos a un conjunto de viñetas sin conexión que narran de forma horriblemente confusa la historia de Aaron, hasta el punto de no tener claro lo que está sucediendo en varios momentos. No sé si es debido a que le apretaron las fechas de entrega y tuvo que acabarlo de mala manera, pero este numero esta a años luz de la calidad mostrada, sin ir más lejos, en el primer número.

Aunque me encantan las páginas bien dibujadas, yo como lector necesito un dibujante que cuente la historia haciendo que la acción fluya entre las viñetas. Es la gran diferencia entre un ilustrador y un dibujante, y cada vez más parece que Del Mundo se está centrando en la primera parte, y de hecho sus portadas siguen siendo excelentes, a costa de lo segundo. Por lo visto hasta ahora, diria que Del Mundo es el peor dibujante titular de toda la etapa de Jason Aaron al frente de Thor.

Este n’úmero cuenta con dos grapas USA. El segundo está dibujado por Christian Ward, y cuenta el enfrentamiento del anciano Thor del futuro con la entidad Fénix, que trae un huesped inesperado que va a poner en muchos problemas al anciano Thor. El dibujo de Ward es correcto, pero mejora a Del Mundo.

Thor en todo caso sigue ofreciendo mes a mes un montón de sorpresas y entretenimiento, y espero que Del Mundo se ponga las pilas en los próximos numeros.

PUNTUACIÓN: 6.5/10

DOCTOR EXTRAÑO 3, de Mark Waid y Jesús Saiz.

¿De qué va? Finaliza el primer arco de la serie con una dura lección que aprender para Stephen Strange si quiere volver a ser el Hechicero Supremo.

Valoración: Se nota cuando un guionista le ha cogido el truco a un personaje. Mark Waid lo ha conseguido con Stephen Strange. Y en este comic Waid nos muestra que la clave para resolver los problemas que ha sufrido últimamente quiza deberia buscarla dentro de si mismo, antes que en el exterior. Un giro que es sorprendente pero a la vez coherente con la historia del personaje y del Universo Marvel.

En el apartado artístico, Jesus Saiz me encanta, y nos esta regalando páginas brillantes. En este numero he echado en falta fondos en varias paginas, pero justo a continuación se ha sacado de la chistera unas splash-pages bestiales. De momento, Saiz ha aguantado como artista titular sin necesitar ningún fill-in, lo que es otro gran tanto a su favor, y espero que pueda continuar en la serie durante muchos meses más. Mientras él y Waid continuen, yo seguiré comprando este comic encantado.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

MARVEL FACSIMIL: THE INCREDIBLE HULK 180-181, de Len Wein y Herb Trimpe

¿De qué va? ¡El debut de Lobezno, en un cómic para coleccionistas que nadie puede perderse! Marvel Facsímil ofrece aventuras míticas de La Casa de las Ideas manteniendo la fidelidad al original, con textos, posters, correo de lectores y guías de lectura.

Valoración: Reconozco que la compra ha sido puro completismo histórico, al publicar la primara aparición de Lobezno de 1974, pero no recordaba lo horriblemente mal que ha envejecido este comic. La historia de Len Wein es muy básica aunque correcta. Pero el dibujo de Herb Trimpe es feo y malo hasta decir basta. Si mi memoria no me falla, este tebeo fue publicado en su día en España en el formato de Poker de Ases de Bruguera, que era una edición infame mucho más pequeña que el original americano. Y ya en su día recuerdo que pensé que el dibujo era malillo. Pero 30 años después, esa sensación aumenta exponencialmente.

De hecho, lo más interesante de este tebeo, es el artículo al final del comic en el que los autores recuerdan el proceso de creación de Lobezno, un Lobezno completamente diferente al icónico y carismático personaje que llegó a ser años después gracias a Chris Claremont y John Byrne.

Además, destacar que el precio de 5.00 €uros me pareció demasiado alto, aunque reconozco la mayor calidad de la portada y del gramaje del papel. Este comic servía de prueba a ver si me convencía este formato, lamento decir que no ha sido así.

PUNTUACIÓN: 5.5/10

 

Mi intención es seguir comentando las principales series Marvel que compro mensualmente, intentaré no faltar a mi cita. Si te ha gustado, te invito a que le des me gusta y lo compartas, y que empieces a seguir el blog.

¡Saludos!!