Archivo de la etiqueta: Mahershala Ali

Marvel Studios anuncia su Fase 4 y otras noticias de la SDCC 2019

La San Diego Comic-Con (SDCC) es la mayor convención de los Estados Unidos centrada en el entretenimiento, y en este 2019 Marvel ha hecho saltar la banca con el anuncio de sus proyectos en cine y televisión para 2020 y 2021. Hoy voy a comentar estos anuncios y el resto de noticias que considero más destacadas.

En el fin de semana en que se ha anunciado que Vengadores Endgame se ha convertido en la película más taquillera de la historia desbancando a Avatar con 2790 millones, la pregunta que todo el mundo se hacía era: ¿Y ahora qué?

Esa respuesta ha sido contestada al menos hasta 2021 en el panel que Kevin Feige presentó en el mítico Hall H de la SDCC, donde se hacen los principales anuncios.

Frente a los paneles tradicionales en los que los productores o directores presentan el trailer de su película o serie de próximo estreno, el objetivo de este panel era presentar el planning general de Marvel, en el que se han incluido varias sorpresas muy interesantes. Para ello subieron al escenario a los más de 20 actores y directores de las próximas películas para que dijeran unas palabras, y mostrando poco más que concept-arts de Black Widow o Eternals, las primeras películas en producción.

En el mundo actual en el que parece que hay quedar publicar noticias todos los días, en la SDCC no tocaba presentar trailers, ni falta que les hacía para dejarnos a todos los fans flipados.

Marvel va a estrenar 5 películas y 5 series de televisión en estos próximos dos años. Las series de televisión son una de las grandes apuestas de canal online Disney+ cuyo estreno está previsto este mes de noviembre y con la que Disney aspira a luchar frente a Netflix por el liderazgo de las cadenas de entretenimiento online.

En otoño de 2020 se estrena la miniserie de 6 episocios The Falcon and The Winter Soldier protagonizada por Anthony Mackey y Sebastian Stan, enfrentados a Daniel Brühl retomando su papel de Helmut Zemo.

Anthony Mackey comentó que ya está haciendo las primeras pruebas de su traje de Capitán América y mola mucho. Pero dadas las fechas de estreno, entiendo que la  producción y rodaje oficial seguro no comenzará hasta después del verano.

En todo caso, que estemos hablando de una serie que no se estrenará hasta dentro de más de un año para mi es una muestra más de las ganas de Marvel de hacer las cosas bien en la pequeña pantalla.

Ya en 2021 tenemos el grueso de las series. La primera del año es Wandavision con Elizabeth Olsen y Paul Bettany repitiendo como Wanda Maximoff y Vision.

Su estreno se anunció para primavera, antes de Doctor Strange 2, y no se dieron muchos detalles más alla de que va a ser totalmente diferente a lo que se espera de una serie Marvel, y lo que pase ahí tendrá repercusiones en la película del Hechicero Supremo.

Ya en verano se estrena Loki con Tom Hiddleston, en el que veremos al Dios del Engaño viajando por el tiempo y el espacio tras lo ocurrido en Endgame, mostrando todo el carisma al que nos tiene acostumbrado el Dios del Engaño.

También en verano se estrena What if? , primera serie animada con historias alternativas del MCU con las voces de los principales actores, que puede ser un buenísimo entretenimiento con historias super locas como lo era el comic original.

Por último, en otoño de 2021 Jeremy Renner vuelve a ser Clint Burton / Hawkeye en la serie que presentará a su reemplazo Kate Bishop, la segunda Ojo de Halcón de los cómics Marvel.

Estas series de televisión ya habían sido anunciadas hace tiempo, la novedad para mi es que Marvel las ha puesto al mismo nivel que a las películas, no solo por utilizar a los actores originales  sino porque hechos de estas series afectarán a las películas recién estrenadas, algo que nunca paso con las series de Netflix.

 

En lo relativo al cine, Marvel ha anunciado cinco películas, tres son nuevas franquicias y las otras dos continuaciones de películas de éxito.

Empezando ir el principio, Black Widow se estrenará el 1 de mayo de 2020, con Scarlett Johasson por fin protagonizando una película en solitario de Natasha Romanoff. La película dirigida por Cate Shotland se encuentra en pleno rodaje y cuenta con Rachel Weisz y David Harbour como el Supervisor como principales villanos.

El rodaje de esta película comenzó hace varias semanas, pero de momento tendremos que esperar para ver el primer trailer. Quien sabe si en la próxima convención D23 de Disney que se celebrará en agosto nos enseñarán las primeras imágenes.

La siguiente película confirmada de un secreto a voces: Eternos, los personajes creados por el genial Jack Kirby. La directora Chiloé Zhao dirigirá a Angelina Jolie, Richard Manden y Salma Hayek entre otros en la película cuyo estreno está previsto el 6 de noviembre de 2020 y que va a tener el casting más diverso que se recuerda.

Y aunque nunca fui demasiado fan de estos personajes, tengo claro que la película va a ser muy entretenida y 100% Marvel-style.

Otra película cantada es Shang-Chi and the legend of the ten rings. Prevista para el 12 de febrero de 2021, estará dirigida por Destin Daniel Cretton y protagonizada por Simu Liu como el héroe maestro de las artes marciales y el gran Tony Leung como el verdadero Mandarín. Leung es una gran estrella en Asia y este casting parece un gran acierto que ayudará a convertir a esta película en un pelotazo.

Y aunque poco o nada se sabe, estaría genial que aprovecharan a Shang-Chi para combinar las películas de artes marciales con los complots internacionales de las películas de espías, dado el potencial del Mandarin como gran villano.

Tengo fe ciega en Scott Derrickson y su Doctor Strange in the multiverse of Madness, que se estrena el 7 de Mayo de 2021. Lleva tanto tiempo trabajando en el guión que seguro va a ser perfecto.

Además, Que Derrickson diga públicamente que va a ser la primera película de terror del MCU, dentro que estamos en una peli Marvel PG13 que seguro alternará humor y tensión, me parece perfecto para seguir ofreciendo películas diferentes que no parezcan más de lo mismo, que creo que es una de las claves del éxito de Marvel Studios.

El gran bombazo de este panel ha sido la confirmación de Thor Love and thunder para el 5 de noviembre de 2021, de nuevo dirigida por Taika Waititi y que además de Chris Hemsworth y Tessa Thompson traerá de regreso a Natalie Portman como Jane Foster. Una Jane inspirada en el cómic de Jason Aaron y Russell Dauterman que se convertirá en la proxima Thor.

Aunque es 100% suposición, por el final de Endgame diría que Chris Hemsworth solo saldrá al comienzo antes de irse al espacio con los Guardianes de la Galaxia, para darle el testigo a Thompson y Portman, que serán las protagonistas absolutas. O eso me gustaría, claro!!

Ahora recuerdo las noticias de que Portman estaba harta de Marvel y quería centrarse en hacer pelis ‘importantes”. De hecho que no rodara su escena de Endgame parecía confirmarlo. Entiendo que el cheque de Marvel ha debido ser desorbitante para hacerla cambiar de opinión, además del hecho que sus últimas películas han pasado totalmente desapercibidas para el gran público. Volver a protagoniza una película Marvel es clave en volver a tener la máxima atención mediática.

En todo caso, entiendo que Love and thunder se parecerá al cómic de Jason Aaron tanto como Ragnarok lo hizo al de Walter Simonson, es decir, bastante poco. Aunque reconozco que no tengo ningún problema por ello y que tengo claro que la película va a ser también super divertida.

La guinda del pastel fue el anuncio de Mahershala Ali como Blade. Entiendo que hablamos de una película que relance al personaje en el MCU, y Ali como actor se sale, pero reconozco que se me hace raro pensar en él cómo héroe de acción. Supongo que con un entrenamiento John-Wick-Style se pondrá a tono en pocos meses.

Pero este último anuncio, y la mera mención a unos próximos 4 Fantásticos o MUTANTES hizo que el Hall H se volviera loco. Esto muestra la que es la gran fuerza de la Marvel actual, que ofrece una calidad igual que Pixar forma que aceptas ver cualquier cosa que hagan, y cuyo futuro aún va  ser más emocionante si cabe.

Y es que además de lo ya anunciado, tenemos seguro un Black Panther 2, Guardianes de la Galaxia 3, Capitana Marvel 2 y, aunque sea de Sony, un Spiderman 3 protagonizado por Tom Holland.

Y ni rastro de los Vengadores en la SDCC, más allá de rendirles el merecido homenaje. Esto creo que es también la decisión correcta tras el increíblemente satisfactorio final de Endgame, y me parece genial que guarden a unos futuros Nuevos Vengadores hasta al menos 2024, de forma que próxima alineación y su película vuelva a ser un acontecimiento como lo fue la primera Vengadores en el lejano 2012.

 

En lo referido al resto de trailers y clips de películas y series, añado a continuación una selección de lo que más me han llamado la atención. No es una lista exhaustiva, sino contando únicamente con mi gusto particular.

CINE

TOP GUN: Maverick

Tom Cruise vuelve al papel que le consagró treinta y tantos años después. Maverick puede estar mayor pero sigue siendo el mejor en una película dirigida por Joseph Kosinski (Oblivion) y cuyo estreno está previsto para 2020.

Ver a Cruise pilotando un caza de combate me demuestra que está muy muy loco, pero ha conseguido ponerme la piel de gallina con la llamada a la nostalgia y las escenas aéreas, y sin duda quiero ver la película .

IT Capítulo 2

Reconozco que aún tengo que ver la primera parte, lo haré a tiempo del estreno de esta segunda parte en octubre, pero este trailer ofrece un nivel de tensión in-crescendo que sugiere que IT Capítulo 2, dirigida por Andrés Muschietti,  va a ser todo un acontecimiento.

Terminator: Dark Days

Ver a Linda Hamilton y a Arnold Schwarzenegger dando cera siempre mola, y en esta featurette vemos nuevas imágenes de la película dirigida por Tim Miller y producida por James Cameron.

Aún no he visto Terminator Genysis, ni ganas, pero Dark Fate es un MUST-SEE absoluto.

Jay and Silent Bob reboot

Kevin Smith es uno de los iconos frikis del mundo del comic, y a pesar que la última película de Jay y Bob no fue demasiado buena, este “Reboot” lleno de nostalgia y cameos populares apunta que puede ser el entretenimiento gamberro y políticamente incorrecto de la temporada..

 

En lo referido a series de televisión:

PICARD, en PRIME VIDEO

Aunque no soy Trekkie y nunca vi más de dos o tres episodios de La Nueva Generación, este trailer en el que vemos a Patrick Stewart retomando su papel de Jean-Luc Picard me ha sorprendido para bien, hasta el punto que probablemente la vea cuando se estrene en Prime Video.

The Expanse Temporada 4 en Prime Video

El panel de la serie en la SDCC mostró esta emocionante escena en la que la Rocinante aterriza en un planeta. Ganazas poder volver a disfrutar de esta cuarta temporada, que fue recuperada por Prime Video tras su cancelación en SyFy.

The Dark Crytal: Age of resistance en Netflix

El clásico de Jim Henson cobra vida de nuevo en una serie que se estrenará en Netflix este próximo mes de agosto y que pinta super bien.

His Dark Materials, en HBO

La nueva serie de HBO adapta las novelas de Phillip Pullman y cuenta con un reparto de lujo protagonizado por James McAvoy y Dafne Keen (X23 en Logan). No soy demasiado fan pero le daré una oportunidad a ver si me engancha.

Esta Comi-Con también ha servido para conocer la renovación de la excelente DOOM PATROL (segunda temporada) o la cuarta de Young justice, aunque aún estoy esperando poder ver su tercera, Outsiders.

Estas renovaciones me llegan de alegría, qué queréis que os diga, y muestran que Warner sigue mostrando una salud de hierro en televisión que no tiene, lamentablemente, en cine.

 

En lo referido a comics, la mayoría de anuncios se han realizado en los días previos, y de todos los anuncios destacaría los siguientes:

Nueva serie de Question de Jeff Lémire, Denys Cowan y Bill Sienkiewicz.

The Batman’s grave, serie de 12 números de Warren Ellis y Brian Hitch.

Y además, como todos los años la SDCC fue el escenario donde se anunciaron los ganadores de los Premios Eisner, otorgados por votación de los propios profesioneles del medio. De todos los premios, destacaría los siguientes:

  • Mejor Serie regular: Giant Days, de John Allison, Max Sarin y Julaa Madrigal
  • Mejor Serie limitada: Mister Miracle, de Tom King y Mitch Gerads
  • Mejor Serie Nueva: Gideon Falls, de Jeff Lemire y Andrea Sorrentino
  • Mejor Novela Gráfica:  My Heroes Have Always Been Junkies, de Ed Brubaker y Sean Phillips
  • Mejor historia Corta: “The Talk of the Saints”, de Tom King y Jason Fabok , en Swamp Thing Special.
  • Mejor número unitario: Peter Parker: The Spectacular Spider-Man #310, de Chip Zdarsky
  • Mejor guionista: Tom King, por BatmanMister MiracleHeroes in Crisis y Swamp Thing Winter Special
  • Mejor autor completo: Jen Wang, por The Prince and the Dressmaker
  • Mejor dibujante (lápices/tinta): Mitch Gerads, por Mister Miracle
  • Mejor dibujante (lápices/color): Dustin Nguyen, por Descender
  • Mejor portadista: Jen Bartel, por Blackbird y Submerged
  • Mejor Colorista: Matthew Wilson, por Black CloudPaper GirlsThe Wicked + The DivineThe Mighty Thor y Runaways
  • Mejor rotulista: Todd Klein

 

En resumen, la SDCC ha ofrecido un fin de semana cargado de emociones y sorpresas que hizo que estuviera pendiente de Twitter a ver cual era el siguiente trailer o anuncio. La principal cita del entretenimiento sin duda estuvo a la altura este año. ¡nos vemos en 2020!

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

 

 

 

 

 

 

 

Crítica de Alita, Angel de Combate, de Robert Rodriguez

Alita Angel de Combate de Robert Rodríguez y producida por James Cameron es una super entretenida película de ciencia ficción que triunfa por el carisma y corazón de su protagonista.

PUNTUACIÓN: 7/10

Cuando Alita (Rosa Salazar) se despierta sin recordar quién es en un mundo futuro que no reconoce, Ido (Christoph Waltz), un médico compasivo, se da cuenta de que en algún lugar de ese caparazón de cyborg abandonado, está el corazón y alma de una mujer joven con un pasado extraordinario. Mientras Alita toma las riendas de su nueva vida y aprende a adaptarse a las peligrosas calles de Iron City, Ido tratará de protegerla de su propio pasado, mientras que su nuevo amigo Hugo (Keean Johnson) se ofrecerá, en cambio, a ayudarla a desenterrar sus recuerdos. Cuando las fuerzas mortales y corruptas que manejan la ciudad comienzan a perseguir a Alita, ella descubre una pista crucial sobre su pasado: posee habilidades de combate únicas que los que ostentan el poder querrán controlar a toda costa. Sólo manteniéndose fuera de su alcance, podrá salvar a sus amigos, a su familia y el mundo que ha aprendido a amar. Remake del clásico anime de 1993 “Alita, Ángel del Combate”.

Tengo que reconocer que no he leído el manga de Yukito Kishiro, así no voy a entrar si es una buena o mala adaptación, sino si la película funciona por sus propios méritos, y lo cierto es que sí lo hace.

Lo mejor de la película es su espectacular apartado técnico. Empezando por la propia Alita con sus grandes ojos, que se ven 100% reales y no piensas que es CGI “artificial”. Esto era el principal escollo que tenían que solucionar, ya que de no haberlo hecho, la película sería un fail automático. Sin embargo, igual que los hermanos Russo triunfaron con Thanos, en Alita se nota la mano de James Cameron. Con él de productor, ese fallo no era una opción.

El segundo elemento más destacado de Alita, es la propia construcción de este mundo del S. XXVI, desolado tras una Gran Guerra contra Marte siglos atrás, y en el que sólo queda una ciudad voladora donde viven los ricos y poderosos mientras el pueblo llano sobrevive en la superficie. Este mundo me ha parecido muy interesante y la narración consigue que quieras conocer más, sabiendo que aunque algunas preguntas se responden al final, otras muchas cuestiones quedan pendientes para la próximas películas, si es que llegan a rodarse.

Los efectos especiales y las escenas de acción son bestiales y solo por estos aspectos ya merece la pena ver la película en pantalla grande, y puedes elegir, en 3D.

Además de Alita (Rose Salazar), que es el alma y el corazón de la película, destacan unos más que correctos Christopher Waltz como el “padre” de Alita y Keean Johnson como Hugo, su novio. Hay sin embargo otros nombres de “prestigio” como Mahershala Ali (recién ganado su Oscar) y Jennifer Connelly que están totalmente desaprovechados, lo que sería uno de los aspectos negativos de la película.

Globalmente, me gustó cómo la historia se toma su tiempo en presentar a Alita y su mundo, y como vamos conociendo los misterios poco a poco. En este aspecto, la película dura 140 minutos ya que más que una historia única, optan por presentarnos diferentes episodios de la vida de Alita.  Algunos episodios están solo conectados tangencialmente a la trama principal, lo que provoca que tardemos en llegar al núcleo de la historia y que el ritmo en la parte central se resienta. De hecho, el final de esta película solo muestra la punta del Iceberg de lo que podremos ver en una hipotética segunda parte, si es que llega a rodarse alguna vez.

Justo en este sentido, a pesar de ser muy entretenida, el clímax de Alita falla ya que aunque cierra este capítulo, no conseguir dar un final totalmente satisfactorio. Al final le falta punch ya que se plantea como el giro que da paso a la siguiente etapa, y no hay un enfrentamiento final a la altura de lo que esperábamos o el guión estaba construyendo. Como comentaba en la crítica de Como entrenar a tu dragón 3, una película normalita, o buena, mejora si el final es satisfactorio. Sin embargo, en Alita el final es un poco un WTF !! de libro, dejándote cara de “¿así nos van a dejar al final?” Dicho de forma no del todo positiva, a decir verdad.

Agradezco la ambición de James Cameron, y se nota que la historia es compleja y da de sobra para varias películas, pero si Alita no triunfa en taquilla no habrá segunda parte, lo que se está convirtiendo en un gran problema para muchos estudios a la hora de plantear sus películas crea franquicias. De momento, ha recaudado 350 millones en todo el mundo sobre un presupuesto de 170 millones. No es un taquillazo, pero espero que no pierdan dinero al final de su periodo comercial en las salas. Espero que sea así, aunque el estreno de Capitán Marvel seguro la va a afectar.

Otro aspecto que quiero comentar es el relativo a las críticas recibidas por la película por una parte importante de la crítica “seria”. Como digo, Alita me ha gustado pero no me ha maravillado. Es una estupenda película de ciencia ficción en la que se nota el toque de James Cameron que se esfuerza en transmitir el carisma de la protagonista, crea un mundo interesante con una historia lógica y espectacular que lleva la acción a un final coherente aunque quizá demasiado abierto. En serio ¿dónde está el problema? ¿Como es posible que actualmente la película tenga tan solo un 60% de aprobación en Rotten Tomatoes y un 54 en Metacritic? El tema es que me extraña leer tantas malas críticas con razonamientos que solo se explican a partir de las ganas de ver fracasar una película de James Cameron, aunque en este caso solo produzca. Mucha gente parece tenerle muchas ganas por cometer el horrible pecado de hacer lo que quiere de la forma que cree mejor, sin importarle el “qué dirán”. Menudo pecado. Y no, si eres un crítico “profesional”, no vale decir que no te gusta la ciencia ficción como excusa para dar críticas malas. Cierto es que como comento antes, el ritmo se resiente en su parte central y quizá la relación sentimental entre los dos jóvenes se ve venir, pero globalmente es un más que correcto entretenimiento. Ya sabeis, para gustos…

Comparto el trailer de la película:

En resumen Alita Angel de Combate es un must-see para todos los amantes del manga y de la ciencia ficción en la pantalla más grande posible.

PUNTUACIÓN: 7/10

 

Si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de True Detective Temporada 3, de Nick Pizzolatto (HBO)

Nick Pizzolato vuelve a la senda del éxito con la tercera temporada de True Detective, estrenada por HBO, con un nuevo caso que ha resultado interesante al no ofrecer lo que se esperaba, y que cuenta con un espectacular Mahershala Ali de protagonista.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Esta tercera temporada se centra en un macabro caso de niños dasaparecidos en Arkansas y en la investigación del caso a los largo de 35 años, durante tres períodos de tiempo diferentes. Mahershala Ali desempeña el papel principal del detective Wayne Hays, un veterano de la guerra de Vietnam de pocas palabras que se obsesiona con el caso, mientras que Stephen Dorff interpreta a su compañero el detective Roland West. El reparto se completa con Carmen Elojo como Amelia Reardon, una profesora de los niños desaparecidos que empezará una relación con Hays, Scoot McNairy como Tom Purcell, el padre de los niños que sufre una gran pérdida y cuyo destino quedará conectado con el de los detectives, y Ray Fisher como Wayne Hays, el hijo de Wayne y que también es detective de policía y que cuida de su anciano padre aquejado de un principio de demencia senil.

Nick Pizzolatto es el showrunner y escritor de esta temporada, ayudado eso si por David Milch en el 4º episodio y Graham Gordy en el 6º. Esta temporada marce además su debut en la dirección, al encargarse de los episodios centrales de la temporada, dividiendo el resto de episodios entre Jeremy Saulnier (Green Room), que realiza los tres primeros y Daniel Sackheim (The Walking Dead, Jack Ryan, The Americans) los tres últimos.

Soy uno de los pocos a los que le gustó la segunda temporada de True detective, aunque entiendo los motivos por lo que mayoritariamente no funcionó. Pero cuando incluso el jefe HBO sale a pedir perdón por no cumplir con las expectativas, no hay duda que era obligado un retorno a los orígenes. Y Nick Pizzolatto parece que captó el mensaje, de forma que en esta tercera temporada vuelve en apariencia a contar una investigación criminal en la América profunda que se alarga durante años, alternando los diferentes momentos temporales. En este aspecto, las similitudes con la primera temporada son más que evidentes, pero Pizzolatto se guarda su as en la manga. Y es que, aunque las señales indican que esto va a ir en una dirección, realmente la historia que quiere contar es otra muy diferente.

En este momento, quiero destacar la enorme interpretación de Mahershala Ali, que acaba de ganar su segundo Oscar y va directo hacia su primer Emmy. Wayne Hays es un caramelo muy goloso para un buen actor, y Ali saca oro con su interpretación. Es interesante además como Wayne no es la misma persona durante la serie, y que gracias a la extraordinaria interpretación ves como evoluciona no solo físicamente, gracias al maquillaje, sino psicológicamente, pasando de un policía obsesionado en los 80 por el caso, a una persona frustrada en los 90 por lo haber podido resolverlo, para finalmente mostrar a un anciano que lucha por recordar quien fue y qué le motivaba a continuar.

Solo por Ali merece la pena ver esta temporada, aunque me ha sorprendido también la actuación de Stephen Dorff. Aunque su personaje es más sobrio y por tanto no tiene tantos momentos de lucimiento, tiene varias escenas que consiguieron llegarme emocionalmente. También muy bien Carmen Elojo y Scoot McNairy.

Si tengo que comentar algo no tan bueno de esta temporada, diría que su ritmo es quizá demasiado lento y obliga al espectador a poner interés por su parte para que los episodios enganchen. Esto es debido, en parte, a que el misterio de la desaparición de los niños no es tan interesante como debería, dejando claro la sorpresa de pizzolatto, y es que el foco de esta temporada no va de eso.

Fruto de esto, el último episodio en el que se dan las claves finales es quizá el más flojo de la temporada, forzando situaciones para que los personajes encuentren las respuestas que han estado buscando durante décadas.

A partir de ahora comienzan los spoilers. Si te gustó la primera temporada de True detective, te recomiendo que pares de leer y la des una oportunidad, avisándote eso sí que no alcanza el mismo nivel de excelencia. Y vuelve luego terminar de leer mis impresiones.

Como comentaba, los espectadores pensábamos que Pizzolatto iba a mostrarnos otro crimen envuelto en misterios, conspiración y misticismo, cuando en realidad esto va de un ex-marine que sirvió en Vietnam en reconocimiento que sigue perdido cuando vuelva a casa y debe luchar durante varias décadas por encontrarse a si mismo. Entiendo ahora que Pizzolatto haya cogido las riendas de la serie y prácticamente haya escrito todo él mismo, para conseguir que todo fuera como él deseaba.

Hay un crimen y un encubrimiento que no son fruto de una oscura conspiración, sino de algo mucho más triste y mundano. Y en esto hay una conexión indudable entre estos hechos y el deterioro mental de Hays fruto de la enfermedad.

Pizzolatto juega al despista dejando pistas falsas para que los espectadores pensáramos que tenía que haber un giro final, pero este no llega porque para él lo importante es el personaje de Hays. Algo que para mi es la gran revelación de la temporada. En este aspecto, si la temporada es un éxito es gracias a la increíble actuación de Ali. Si el actor hubiera sido otro, no estoy seguro que el resultado hubiera sido tan bueno, y quizá estaría diciendo cosas menos elogiosas.

En este aspecto, entiendo que los espectadores que acudieran por el misterio puedan acabar decepcionados. Y hay que reconocer que la narración fragmentada complica el visionado y lo vuelve mas exigente para recordar donde estaba cada personaje. Aunque también sirve para disimular los problemas de ritmo de unos episodios en los que realmente no hay un puzzle o misterio a resolver, solo vemos la forma en que va a ser ocultado primero y desvelado después, y como esto afecta a un obsesionado Hays.

Comparto el trailer de esta tercera temporada:

Aunque no llega al nivel de excelencia de la primera temporada, este nuevo caso de True Detective me ha gustado bastante, sin ser perfecto, por la forma en que Pizzolatto ha ofrecido algo que no esperaba. Un buen ejemplo televisivo que espero tange continuidad en los próximos años.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

 

Si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

 

Critica de Green Book, de Peter Farrelly

Green Book, dirigida por Peter Farrelly,  ha sido una de las grandes ganadoras de los Oscars con sus tres premios: Mejor Pelicula, Mejor Actor de Reparto Mahershala Ali y Mejor Guión Original. Y aunque no creo que sea la mejor película del año, sí es una encantadora comedia que trata de forma muy inteligente un tema controvertido como es el racismo.

PUNTUACION 8/10

Años 60. Cuando Tony Lip (Viggo Mortensen), un rudo italoamericano del Bronx, es contratado como chófer del virtuoso pianista negro Don Shirley (Mahershala Ali), durante una gira de conciertos por el Sur de Estados Unidos, deberá tener presente “El libro verde”, una guía que indicaba los pocos establecimientos donde se aceptaba a los afroamericanos. Son dos personas que tendrán que hacer frente al racismo y los prejuicios, pero a las el destino unirán, obligándoles a dejar de lado las diferencias para sobrevivir y prosperar en el viaje de sus vidas.

Green Book está basada en una historia real que le sucedió al padre de  Nick Vallelonga, autor del guión junto a Brian Hayes Currie. Aunque en un primer momento sorprendió a elección de director de Peter Farrelly, uno de los hermanos autores de comedias como “Algo pasa con Mary”, creo que supera con nota el encargo, dotando de una gran humanidad a los personajes y aportando un punto cómico a una historia que si piensas en ella es un gran drama que refleja el racismo imperante en la sociedad americana hace 50 años, y que aún no ha sido aún completamente erradicado. 

Otro elemento que me ha gustado y quiero mencionar es la música de  Kris Bowers que alterna temas de la época de cantantes super conocidos como Areta Franklin o Little Richads con otros temas de música clásica, y que sirven para reafirmar la salto existente entre Don Shirley, el pianista que contrata a Tony, y la sociedad de la época, ya sea blancos o negros. 

Lo mejor de Green Book es sin duda la química en pantalla de unos espectaculares Viggo Mortensen y Mahershala Ali, y el mensaje positivo que lanza la película: aunque el racismo sigue siendo algo horriblemente real, puede vencerse si las personas intentamos conocer a nuestros semejantes, y como mediante la empatía podemos llegar a ser mejores seres humanos si lo intentamos.

En este punto, aunque la película me ha gustado mucho, quiero comentar los elementos que creo son menos buenos para poder entrar luego en profundidad en el análisis de la historia.

Por un lado, aunque creo que el guión funciona de maravilla para resaltar el mensaje que quiere transmitir, realmente estamos ante un guión muy básico que repite una fórmula muy trillada que hemos visto cientos de veces en el cine: Dos personas muy diferentes deben trabajar juntas y fruto de esta colaboración se produce un cambio y una evolución en sus vidas para mejor. Si pensáis en ello, podréis decir un montón de películas, empezando por todas las “buddy-movies” que utilizan esta fórmula. En todo caso, usar una fórmula no tiene nada de malo si se utiliza bien, como creo que es el caso en Green Book.

Por otro lado, aunque tenía ganas de verla y no me ha defraudado, realmente creo que NO es ni mucho menos la mejor película del año. Acerté con Green Book en mi quiniela de los Oscars porque pensé (correctamente) que políticamente los Académicos no se atreverían a darle el premio a Roma, que era lo que merecía, y que para dejar a todo el mundo contento, darían a Roma el premio a película no inglesa, lo que dejaría el paso para otra película. Y en este sentido, pensé que el “feel-good” y positivismo de la película le haría ganar votos, como así resulto ser.

Pero justo por tratarse más que nunca en un premio “político”, los espectadores que vayan a verla por el reclamo de los Oscars igual quedan defraudados por una historia planteada como una comedia amable. Sin embargo, creo que su mensaje es claro y sencillo, y que queda en la mente del espectador.

A partir de ahora, voy a comentar aspectos de la película que son SPOILERS, os recomiendo que veáis la película y volváis para terminar de leer mis impresiones sobre la película.

Como decía antes, Green Book es un triunfo gracias a sus sobresalientes protagonistas, Viggo Mortensen y Mahershala Ali. 

Mortensen interpreta a Tony, un italo-americano racista, violento y con un nivel cultural bajo, malhablado y soez. Me da pena no haber podido ver la película en V.O. porque viendo su expresión corporal, crees en todo momento que es italiano 100%, y entiendo que su acento sería igual. La película cuenta su evolución personal a partir de ser una persona racista cuyas actitudes creo que él ni siquiera se daba cuenta que eran racistas, a una mejor persona que comprende que el racismo, mostrado a través de múltiples situaciones reales cotidianas como no poder comprar, dormir o comer Shirley en las mismas tiendas, hoteles y restaurante que los blancos, es algo malo que debe ser rechazado.

Mahershala Ali es Don Shirley, un genio del piano que decide dar unos conciertos en el sur profundo como forma de intentar cambiar las mentes de la gente. Shirley era un negro gay superdotado, lo que le convertía en una minoría dentro de una minoría. Demasiado listo y culto para otros negros, es un negro para los blancos y un gay en un momento que eran tratados como delincuentes por toda la sociedad. Normal que en estas circunstancias (las de la película, no se si en la vida real era 100% así), el personaje sea un engreído que prefiere aislarse de sus semejantes. Sin embargo, durante la película, fruto de su relación con Tony, decide volver a abrirse y a intentar disfrutar de la vida en compañía de otras personas, abriéndose a nuevas experiencias incluso con la musica “popular” que inicialmente rechaza de plano.

El humor es finísimo y conectó conmigo desde el comienzo, y se construye a partir de las personalidades chocantes de Tony y Shirley. En esto la actuación de Ali es un triunfo total, por ejemplo en la sutil  forma en que tuerce el gesto cada vez que Tony dice una barbaridad o algo que no es cierto. Y como muestra que aunque Shirley es más inteligente, listo y culto que Tony, tiene la suficiente empatía para no discutir con él de cosas que ni siquiera entiende para empezar.

En todo caso, aunque ambos actores están extraordinarios, la película cuenta la evolución del personaje de Viggo Mortensen y su cambio vital. Se nota que el guionista es el hijo de Tony, Nick Vallelonga, y es normal que el protagonista sea Mortensen y Ali esté acreditado como secundario, que fue el Oscar que ganó con todo merecimiento. Este hecho no quita que también el personaje de Ali cambie y evolucione, pero el punto de vista narrativo es el de Tony, que va descubriendo lo malo y discriminatorio que es el racismo, y al que acompañamos nosotros como espectadores.

Otra de las virtudes de la película es que yo no conocía que existiera un “Libro Verde” hasta que he visto la película. Green Book despierta nuestra consciencia hacia unas situaciones que sucedían con triste naturalidad hace tan solo 50 años y hace que queramos conocer más sobre este tema. Un racismo que estaba tan normalizado que se veía como normal que se editara un libro para indicar los pocos hoteles, tugurios en su mayoría, que admitían negros frente a la gran mayoría que no lo permitían. Esto es un escándalo tan grande que es increíble que fuera real.

Esto nos lleva al otro gran acierto para mi de la película. La película muestra numerosas situaciones claramente racistas de una forma aséptica sin necesidad que se diga que es algo malo, porque la acción habla por si sola. Como espectador y lector, siempre agradezco cuando una obra no me tome por tonto y entiende que no hace falta que me digan que es horrible que los negros no pudieran salir a la calle por la noche, ya lo pillo  simplemente con verlo. Soy un gran defensor del “show, don´t tell” como planteamiento narrativo, y encuentro que uno de los problemas de otras obras recientes es su obsesión por “predicar” y repetir machaconamente lo malo que es una situación, y por extensión, los que cometen ese hecho. Y por elevación, los que no lo condenan o piden perdón por los actos de esas otras personas.

La película hace digerible con el humor una película repleta de situaciones reales horribles para la comunidad afroamericana y otras. Pero en lugar de hacer una película seca y dura, para resaltar que “los blancos son todos unos racistas explotadores”, los autores optan como opción creativa no solo denunciar estos hechos y costumbres racistas, sino lanzar un mensaje positivo que esta situación puede revertirse mediante la educación y la empatía frente al diferente.

No hay una forma correcta o incorrecta de mostrar el racismo, sino decisiones creativas de los autores que optan por destacar su mensaje de una manera u otra. Y creo que esta película triunfa porque hace una historia de evolución personal positiva que podemos enseñar a nuestros niños, de forma que que aprendan que es nuestra responsabilidad intentar ser nuestra mejor versión, respetando a nuestros semejantes y comprendiendo que existen diferentes formas de ver el mundo y vivir la vida que debemos respetar.

Una vez destacado los aspectos meramente cinematográficos, me veo obligado a comentar sobre la vergonzosa campaña de odio que ha recibido esta película, y que he podido leer tras recibir el Oscar a Mejor Película.

He leído varias críticas lamentables de Green Book en webs americanas que al final podrían resumirse en algo que Spike Lee ya dijo en su día cuando Tarantino hizo Django: Unos blancos no pueden hacer una película que toque temas de racismo. Y menos si se plantea en tono de comedia positiva de evolución personal y no sea un drama tremendo que pida perdón por los hechos cometidos por una parte de la sociedad americana.

Esto pone de relieve que hay un grupo radical de gente que no solo exige que se hagan las películas que ellos les gustaría ver de la forma que ellos quieren, sino que niegan la posibilidad de que otros autores puedan dar su propio punto de vista, si difiere del suyo. Se habla mucho de los haters de “The Last Jedi”, pero aquí tenemos otro ejemplo de libro de “odio esto porque no cuenta la historia como a mi me gustaría.” Obviando que ¡están contando hechos reales!!

He leído calificativos que Green Book es “la versión blanca del racismo que solo busca limpiar conciencias”, y que “habían otras historias relacionadas con los Green Books que hubieran sido más interesantes (según ellos) para denunciar el racismo de la sociedad americana.” Opiniones que obviamente califican a los que las expresan, porque no hay duda que la intención de los creadores y productores de la película es denunciar lo malo que es el racismo, pero también dar un mensaje de esperanza hacia el futuro.

En este sentido, se analiza como positivo y normal que un hombre blanco aprenda lecciones positivas de un afroamericano y sea mejor persona gracias a ello. Pero sin embargo, pensar que un afroamericano pueda aprender algo positivo de un blanco, que es algo que también muestra la película, las dos personas evolucionan a mejor gracias al viaje que han compartido juntos, es visto como ofensivo y poco menos que racista, “perpetuando la figura del blanco salvador del negro”, en palabras extraídas de esas mismas críticas. Me quedo asombrado no solo que esto se diga, sino que tanta gente parezca estar de acuerdo con ellas.

Y por otro lado, sobre la posibilidad de contar otras historias con el trasfondo del Green Book… ¡Perfecto, pon tu dinero y hazla tú mismo, a ver que tal te sale!!!! No puedo imaginar como deben sentirse los productores, escritores, director, actores, etc… tras emplear dos años de su vida e invertir su dinero para realizar esta película, que tengan ahora que aguantar que alguien desde la comodidad del sofá de su casa se atreva a decir que hay otras historias mejores… Buff, que fuerte… Es el perro del hortelano, ni come ni deja comer. Gente que no crea nada, solo destruye y critica cualquier cosa que no se ajusta con sus gustos, en lugar de intentar aportar algo positivo a la sociedad.

E incluso peor que este cuñadísmo es la demagogia y victimismo de estos mismo críticos que piensan que tienen derecho a decir lo que les de la gana sin que les respondan. Y cuando les dejan en evidencia recordando que estos son hechos reales que ¡¡sucedieron de verdad! su respuesta sea la de hacerse la víctima y decir que están sufriendo acoso.

Es decir, que Spike Lee puede hacer una comedia sobre el racismo que ridiculiza a los blancos en cada plano y dice que son (¿somos?) todos unos estúpidos paletos, mientras muestra que los negros son mejores que los blancos, mas inteligentes y más bellos. Y esto se admite como normal. Pero no se puede hacer una película con toques de humor para destacar que frente al racismo, somos mejores personas cuando nos abrimos para conocer a otras personas. No hay duda que en medio de la polarización actual del “conmigo o contra mi”, este mensaje es demasiado radical.

En fin, me da pena tener que alargarme tanto en este tema que no es propiamente cinematográfico, pero es que hizo que me hirviera la sangre…

Comparto el trailer de la película:

Green Book me ha gustado mucho y creo que muestra de forma muy efectiva para quien lo quiera ver lo horrible que es el racismo y en general las actitudes que pretenden separar la gente, y lo importante que es conocer a nuestros semejantes no solo para entenderles sino para conseguir que seamos mejores personas.

PUNTUACION 8/10

 

Si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Los ganadores de los Oscars 2019

Ya tenemos ganadores de los Oscars!! Este año los premios han llegado muy repartidos, y han servido para coronar además de al esperado Alfonso Cuarón con Roma (3 premios), a Bohemian Rhapsody (4), Green Book (3) y Black Panther (3), aunque esta última en las categorías técnicas, en los que suponen los primeros premios de la Academia a Marvel Studios.

Además, me alegra comprobar que acerté el 60% de mi quiniela, lo que para mi supone un éxito. Vamos a comentar los ganadores de este año:

MEJOR PELÍCULA

  • Green Book — Jim Burke, Charles B. Wessler, Brian Hayes Currie, Peter Farrelly y Nick Vallelonga
  • Black Panther — Kevin Feige
  • BlacKkKlansman — Sean McKittrick, Jason Blum, Raymond Mansfield, Jordan Peele y Spike Lee
  • Bohemian Rhapsody — Graham King
  • La Favorita — Ceci Dempsey, Ed Guiney, Lee Magiday y Yorgos Lanthimos
  • Roma — Gabriela Rodriguez y Alfonso Cuarón
  • A Star Is Born — Bill Gerber, Bradley Cooper y Lynette Howell Taylor
  • Vice — Dede Gardner, Jeremy Kleiner, Adam McKay y Kevin J. Messick

Parece que mi apuesta fue acertada!! Cuarón fue premiado a Mejor película de habla no inglesa, lo que abrió la puerta a esta historia en clave de comedia sobre el racismo. Muy bien que se premie una película para todos los públicos en el sentido más general del término.

 

MEJOR DIRECTOR

  • Alfonso Cuarón – Roma
  • Spike Lee – BlacKkKlansman
  • Paweł Pawlikowski – Cold War
  • Yorgos Lanthimos – La Favorita
  • Adam McKay – Vice

Estaba claro que Cuarón iba a ganar y se ha confirmado. Gran alegría para un director que con dos premios de la academia se une a autores como Alejandro González-Iñárritu,  Ang. Lee, Steven Spielberg, Clint Eastwood u Oliver Stone. Bestial.

 

MEJOR ACTOR

  • Rami Malek – Bohemian Rhapsody, como Freddie Mercury
  • Christian Bale – Vice, como Dick Cheney
  • Bradley Cooper – A Star Is Born, como Jackson “Jack” Maine
  • Willem Dafoe – At Eternity’s Gate, como Vincent van Gogh
  • Viggo Mortensen – Green Book, como Frank “Tony Lip” Vallelonga

Me alegra que haya ganado Rami Malek, por encima de Christian Vale. Su interpretación de Freddy Mercury fue excepcional, y no creía que pudiera ser premiado dadas las críticas de blanqueamiento de su historia . Pero creo que es un galardón super merecido.

 

MEJOR ACTRIZ

  • Olivia Colman – La Favorita, como Ana de Gran Bretaña
  • Yalitza Aparicio – Roma, como Cleodegaria “Cleo” Gutiérrez
  • Glenn Close – La buena esposa, como Joan Castleman
  • Lady Gaga – A Star Is Born, como Ally Maine
  • Melissa McCarthy – Can You Ever Forgive Me?, como Lee Israel

Olivia Colman como la rey Ana de Inglaterra estuvo espectacular, otro premio merecido.

 

MEJOR ACTOR DE REPARTO

  • Mahershala Ali – Green Book, como Don Shirley
  • Adam Driver – BlacKkKlansman, como Philip Zimmerman
  • Sam Elliott – A Star Is Born, como Bobby Maine
  • Richard E. Grant – Can You Ever Forgive Me?, como Jack Hock
  • Sam Rockwell – Vice, como George W. Bush

Mahersala Ali gana su segundo Oscar tras Moonlight, y no creo que puedan hacerse muchos repartos al respecto.

 

MEJOR ACTRIZ DE REPARTO

  • Regina King – If Beale Street Could Talk, como Sharon Rivers
  • Amy Adams – Vice, como Lynne Cheney
  • Marina de Tavira – Roma, como Sofia
  • Emma Stone  – La Favorita, como Abigail Masham, Baronesa Masham
  • Rachel Weisz – La Favorita, como Sarah Churchill, Duquesa de Marlborough

Justo If Beale St. could talk es una de las películas que no pude ver, así que doy por bueno el premio.

 

MEJOR GUIÓN ORIGINAL

  • Green Book – Nick Vallelonga, Brian Currie y Peter Farrelly
  • La Favorita – Deborah Davis y Tony McNamara
  • First Reformed – Paul Schrader
  • Roma – Alfonso Cuarón
  • Vice – Adam McKay

Sorpresa para mi con este premio, aunque me parece bien que se premie a una historia que destaca la amistad entre personas de diferente raza y como si intentas conocer a gente diferente, puedes acabar siendo mejor persona.

 

MEJOR GUIÓN ADAPTADO

  • BlacKkKlansman – Charlie Wachtel, David Rabinowitz, Kevin Willmott y Spike Lee; basado en el libro de memorias Black Klansman de Ron Stallworth
  • La balada de Buster Scruggs – Joel Coen e Ethan Coen; basado en la historia corta All Gold Canyon de Jack London
  • Can You Ever Forgive Me? – Nicole Holofcener y Jeff Whitty; basado en el libro de memorias del mismo nombre de Lee Israel
  • If Beale Street Could Talk – Barry Jenkins; basado en la novela del mismo nombre de James Baldwin
  • A Star Is Born – Eric Roth, Bradley Cooper y Will Fetters; basado en el guion de 1937 escrito por William A. Wellman, Robert Carson, Dorothy Parker y Alan Campbell

Supongo que los académicos no se atrevieron (con razón) a preiar a Spike Lee como dorector y pensaron que quedaría contento con este premio como escritor. Personalmente, no me gustó Blackkklansman, así que no me acertaron este premio.

 

MEJOR FOTOGRAFÍA

  • Roma – Alfonso Cuarón
  • Cold War – Łukasz Żal
  • La Favorita – Robbie Ryan
  • Never Look Away – Caleb Deschanel
  • A Star Is Born – Matthew Libatique

Pocas dudas con este premio, con un Cuarón monumental.

 

MEJOR DISEÑO DE PRODUCCIÓN

  • Black Panther – Diseño de producción: Hannah Beachler; Decorados: Jay Hart
  • La Favorita – Diseño de producción: Fiona Crombie; Decorados: Alice Felton
  • First Man – Diseño de producción: Nathan Crowley; Decorados: Kathy Lucas
  • El regreso de Mary Poppins – Diseño de producción: John Myhre; Decorados: Gordon Sim
  • Roma – Diseño de producción: Eugenio Caballero; Decorados: Bárbara Enrı́quez

Marvel Studios puede estar contento con haber ganado 3 premios. Y de hecho, creo que habían pocas dudas con este, ya que la creación del mundo de Wakanda fue espectacular.

 

MEJOR MONTAJE

  • Bohemian Rhapsody – John Ottman
  • BlacKkKlansman – Barry Alexander Brown
  • La Favorita – Yorgos Mavropsaridis
  • Green Book – Patrick J. Don Vito
  • Vice – Hank Corwin

Bohemian Phapsody también ha triunfado con los premios “técnicos”, y la traslación a imágenes de sus conciertos fue super chula.

 

MEJOR VESTUARIO

  • Black Panther – Ruth E. Carter
  • La balada de Buster Scruggs – Mary Zophres
  • La Favorita – Sandy Powell
  • El regreso de Mary Poppins – Sandy Powell
  • Mary Queen of Scots – Alexandra Byrne

Otro premio que parecía casi dado de antemano para Black Panther.

 

MEJOR MAQUILLAJE

  • Vice – Greg Cannom, Kate Biscoe y Patricia Dehaney
  • Border – Göran Lundström y Pamela Goldammer
  • Mary Queen of Scots – Jenny Shircore, Marc Pilcher y Jessica Brooks

Este premio parecía muy claro también, dada la forma en que la película dió vida a Dick Cheney, Colin Powell o George W. Bush.

 

MEJORES EFECTOS VISUALES

  • First Man – Paul Lambert, Ian Hunter, Tristan Myles y J. D. Schwalm
  • Avengers: Infinity War – Dan DeLeeuw, Kelly Port, Russell Earl y Dan Sudick
  • Christopher Robin – Christopher Lawrence, Michael Eames, Theo Jones y Chris Corbould
  • Ready Player One – Roger Guyett, Grady Cofer, Matthew E. Butler y David Shirk
  • Han Solo: una historia de Star Wars – Rob Bredow, Patrick Tubach, Neal Scanlan y Dominic Tuohy

First Man es una película que me gustó bastante, entre otros motivos por la forma en que todo parece real y por momentos Chazelle hace que pensemos que estamos viendo un documental. Dicho esto, creo que es un escándalo que no lo haya ganado Vengadores Infinity War.

 

MEJOR SONIDO

  • Bohemian Rhapsody – Paul Massey, Tim Cavagin y John Casali
  • Black Panther – Steve Boeddeker, Brandon Proctor y Peter Devlin
  • First Man – Jon Taylor, Frank A. Montaño, Ai-Ling Lee y Mary H. Ellis
  • Roma – Skip Lievsay, Craig Henighan y José Antonio García
  • A Star Is Born – Tom Ozanich, Dean Zupancic, Jason Ruder y Steve Morrow

Poca sorpresa aquí.

 

MEJOR EDICIÓN DE SONIDO

  • Bohemian Rhapsody – John Warhurst y Nina Hartstone
  • Black Panther – Benjamin A. Burtt y Steve Boeddeker
  • Bohemian Rhapsody – John Warhurst y Nina Hartstone
  • First Man – Ai-Ling Lee y Mildred Iatrou Morgan
  • A Quiet Place – Ethan Van der Ryn y Erik Aadahl
  • Roma – Sergio Díaz y Skip Lievsay

Quedé asombrado con el montaje de sonido de Roma, aunque realmente hay que reconocer que Bohemian Rhapsody triunfa en este aspecto.

 

MEJOR PELÍCULA DE ANIMACIÓN

  • Spider-Man: Un nuevo universo – Bob Persichetti, Peter Ramsey, Rodney Rothman, Phil Lord y Christopher Miller
  • Los Increíbles 2 – Brad Bird, John Walker y Nicole Paradis Grindle
  • Isla de perros – Wes Anderson, Scott Rudin, Steven Rales y Jeremy Dawson
  • Mirai no Mirai – Mamoru Hosoda y Yūichirō Saitō
  • Ralph Breaks the Internet – Rich Moore, Phil Johnston y Clark Spencer
  • Spider-Man: Un nuevo universo – Bob Persichetti, Peter Ramsey, Rodney Rothman, Phil Lord y Christopher Miller

Super contento con este premio, que es más que merecido. Qué buena es Spiderman: Un nuevo universo.

 

MEJOR PELÍCULA DE HABLA NO INGLESA

  • Roma (México) — Alfonso Cuarón
  • Cafarnaúm (Líbano) — Nadine Labaki
  • Cold War (Polonia) — Paweł Pawlikowski
  • Never Look Away (Alemania) — Florian Henckel von DonnersmarckManbiki Kazoku (Japón) — Hirokazu Koreeda

No había ninguna duda con este premio.

 

MEJOR BANDA SONORA

  • Black Panther – Ludwig Göransson
  • BlacKkKlansman – Terence Blanchard
  • If Beale Street Could Talk – Nicholas Britell
  • Isla de perros – Alexandre Desplat
  • El regreso de Mary Poppins – Marc Shaiman

Aunque no puedo decir que no sea merecido, es raro que Desplat no haya ganado.

 

MEJOR CANCIÓN

  • «Shallow» de A Star Is Born – Letra y música: Lady Gaga, Mark Ronson, Anthony Rossomando y Andrew Wyatt
  • «All the Stars» de Black Panther – Música: Mark Spears, Kendrick Lamar Duckworth y Anthony Tiffith; Letra: Kendrick Lamar Duckworth, Anthony Tiffith y Solána Rowe
  • «I’ll Fight» de RBG – Letra y música: Diane Warren
  • «The Place Where Lost Things Go» de El regreso de Mary Poppins – Letra y música: Marc Shaiman y Scott Wittman
  • «When A Cowboy Trades His Spurs For Wings» de La balada de Buster Scruggs – Letra y música: David Rawlings y Gillian Welch

Shallow confirmó que es la mejor canción del año, con  Lady Gaga y Bradley Cooper destilando carisma y química en la ceremonia.

 

Resumiendo, unos premios muy repartidos que creo que han hecho justicia a lo políticamente correcto. Roma con tres premios se ve superado por los cuatro de Bohemian Rhapsody, aunque la mayoría en la vertiente técnica”. Green Book y Black Panther con otros tres completan el poker de ases de una edición que ha premiado a siete profesionales afroamericanos, la mayor cifra de la historia, y que sin duda acallará durante una temporada la polémica “Oscars so white” de años anteriores.

Por otro lado, espero que el ninguneo a Vengadores Infinity War, unido al hecho que Black Panther ha ganado “solo” premios técnicos y la Banda sonora, hagan que Vengadores Endgame gane todos los premios del mundo el año que viene. Igual que se premió (merecidamente) El retorno del rey de ESDLA como premio a toda la trilogía de Peter Jackson, no veo por qué no pueden hacer lo mismo con Endgame. En todo caso, Disney tendrá que poner toda la carne en el asador para promocionarla.

En próximos días publicaré mi reseña de Green Book, que no tuve tiempo todavía, y compartiré mis impresiones sobre la película.

Si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!