Archivo de la etiqueta: Doctor Strange

Crítica de Doctor Extraño en el multiverso de la locura de Sam Raimi

Juntar al Doctor Extraño con el maestro del terror Sam Raimi parecía una combinación ganadora destinada a repetir el taquillazo y la experiencia que los fan de los comics vivimos en el cine estas navidades durante el estreno de Spiderman No way home. Comparto mis impresiones de la posiblemente sea la gran película de Marvel Studios de 2022: Doctor Strange en el multiverso de la locura.

PUNTUACIÓN: 9/10

Viaja a lo desconocido con el Doctor Strange, quien, con la ayuda de tanto antiguos como nuevos aliados místicos, recorre las complejas y peligrosas realidades alternativas del multiverso para enfrentarse a un nuevo y misterioso adversario. (Filmaffinity).

Sam Raimi (Michigan, 1959) es un director de cine y productor. Es mundialmente conocido por ser el director de la trilogía de original de Spider-Man (2002-2007), pero es además uno de los grandes nombres del terror de los años 80 gracias a su serie de Evil Dead. Antes de Spiderman dirigió la estupenda película de superhéroes Darkman (1990) antes que existiera siquiera el género y el thriller policíaco neo-noir Un plan sencillo (1998). Tras romper con Sony (o más concretamente, Sony rompió con él) dirigió la muy destacable película de terror Drag Me to Hell (2009) y la no tan acertada Oz the Great and Powerful (2013) para Disney. Aunque se ha mantenido de productor de numerosas películas o series, por ejemplo tenemos ese milagro hecho serie que fue Ash vs. Evil Dead, este Doctor Strange en el multiverso de la locura es su primera película como director en casi 10 años.

Antes de Raimi, el director y coguionista de Doctor Strange (2016) Scott Derrickson tenía planes para esta secuela y firmó para volver como director una vez se confirmó el regreso de Cumberbatch como protagonista en 2018. El título de la película Doctor Strange en el multiverso de la locura se anunció en julio de 2019 junto con la participación de Elisabeth Olsen (Wanda Maximoff) en la película, con la guionista Jade Halley Bartlett contratada para escribir la película. Derrickson renunció a la dirección en enero de 2020 citando diferencias creativas, tras lo que Marvel contrató a Sam Raimi y al guionista Michael Waldron (Loki) para empezar de nuevo con la historia. El guion definitivo tuvo que enfrentarse con numerosos cambios durante su producción, empezando porque inicialmente esta película tenía previsto estrenarses ANTES que Wandavision o Spiderman NWH, por lo que el cambio de fechas provocado por el COVID obligó también a replantear la historia para que los personajes fueran consecuentes con lo que acabamos de ver en la serie de Wanda Maximoff y la última película de Spiderman.

Como comento, finalmente Michael Waldron y Jade Halley Bartlett aparecen acreditados como guionistas de esta película, aunque Waldron es el que ha trabajado en la última versión, inspirados en el personaje creado por Stan Lee y Steve Ditko. El mítico Danny Elfman (colaborador habitual de Raimi) escribe la banda sonora de esta película y ha inspirado una escena clave de la película, que cuenta con fotografía de John Mathieson y montaje de Bob Murawski y Tia Nolan. Frente a la moda actual de películas de más de dos horas y media, me sorprende para bien descubrir que la película apenas tiene 126 minutos de duración, lo que me indicaría que van a ir a tope desde el primer momento, lo cual tengo claro que lo voy a agradecer.

El reparto de esta película es una maravilla, empezando con Benedict Cumberbatch volviendo al papel del doctor Stephen Strange, continuando su historia donde se quedó tras Spiderman No way home. Elizabeth Olsen es Wanda Maximoff / Bruja Escarlata, también recién finalizada su historia en WandaVision. Benedict Wong vuelve a su papel de Wong en esta película tras haber tenido pequeñas apariciones en Shang-Chi y la Leyenda de los diez anillos y en Spiderman No way home. Vuelve también Chiwetel Ejiofor como Karl Mordo, el excompañero de Stephen y Wong que apunta a convertirse en el archienemigo del maestro de las artes místicas. También vuelve Rachel McAdams como Christine Palmer, la pareja de Stephen en la primera película.

Sin querer haber conocido mucho de la historia, las nuevas incorporaciones al reparto son Xochitl Gomez como América Chávez, una adolescente con la capacidad de viajar entre dimensiones que tiene una importante aparición en los comics Marvel del siglo XXI, y Michael Stuhlbarg en un papel menor como el cirujano Nicodemus West.

Empezando a valorar la película, doy gracias a Odin por haber llegado a la película sin haberme comido ninguno de los numerosos spoilers que han circulado por las redes sociales, de forma que he podido disfrutar de todas las sorpresas que la película presenta, empezando por el descubrimiento de saber de qué va realmente la película. Y es que este Doctor Strange en el Multiverso de la Locura tiene multitud de similitudes con Vengadores Endgame en el sentido que es una película totalmente spoileable en la mayoría de elementos, sobre lo que luego comentaré. Una de las cosas que más me han gustado de la película es que creo que es una de las películas del MCU más comiquera hasta la fecha, no sólo por la historia sino por la forma en que Raimi nos mete de lleno en la historia desde el primer fotograma y por los numerosísimos detalles que incluye la trama.

Una vez comentado esto, ¡qué bueno eres, Sam Raimi!! La película es una master-class de ritmo, sorpresas y giros buenísimos y, sobre todo, de todos los elementos que nos hicieron amar el cine del director de Evil Dead o Drag me to Hell. Es ciertamente notable que la 28ª película del MCU muestre tan claramente la personalidad de su director mostrando una faceta hasta ahora nunca vista en este universo comiquero, la sensibilidad marcada de terror, y sea tan diferente a lo que tuvimos previamente. Y es que a pesar de lo mucho que me gustó la primera película de Derrickson, era más psicodélica inspirada en Ditko que otra cosa. Sin embargo, Raimi abraza sus raíces de terror para crear momentos super impactantes que han estirado de forma alucinante la calificación de PG-13, creando un festival de sustos, persecuciones y juegos de cámara antológicos, muertes potentes y uno de los clímax final más locos que he visto en muchísimo tiempo.

Hay que reconocer que la película de siente 100% Raimi y por eso me ha maravillado. Sin embargo, todo funciona gracias a un maravilloso Benedict Cumberbatch que borda los matices de Stephen Strange de nuestra Tierra 616 y de las versiones que iremos conociendo, transmitiendo un carisma alucinante. A pesar de la participación coral, me encanta que Cumberbatch sea y se sienta el protagonista absoluto, dejándonoslo al final en un momento que no puede ser más apasionante. También está estupenda Elisabeth Olsen. Si en Wandavision me enamoró y atrapó con su interpretación, en esta película Wanda amenaza con robarle la función a Stephen en varios momentos, y Olsen compone un papel también del que hablaremos durante muchos tiempo.

La novata Xochitl Gomez como América Chávez tiene una participación vital en la historia, y aunque queda eclipsada por Wanda y Stephen, tiene unos momentos muy buenos con los que conecté. También ha sido un placer disfrutar del retorno de Rachel McAdams al MCU con una Doctora Palmer que tienen una importancia mayor de la que esperaba. En la parte del reparto, todos cumplen con nota con lo que el guion pedía de ellos, por ejemplo Wong o Mordo, que en los minutos que aparecen están geniales.

La colaboración de Raimi y Danny Elfman puede casi calificarse de simbiosis, al igual que el montaje de Bob Murawski y Tia Nolan, que nos dan una película de dos horas que para mi es la duración es perfecta con una tensión y una fuerza que no deja de ir a más, en una película en que todo es antológico: la persecución en el túnel, la huida de la dimensión espejo, algunas de las muertes que vamos a ver… de nuevo una película de Marvel Studios rechaza los calificativos previos y la absurdez de que todas las películas de superhéroes son iguales. Y al ejemplo del combate con música me remito.

Raimi ha comentado que la película tuvo un rodaje complejo debido a la dificultad de un guion que tenía que conectar bien todos los elementos del MCU y que sufrió múltiples reescrituras durante el rodaje. No se como era la primera versión, pero esta que se ha estrenado en los cines sólo me sugieren que Marvel ha sido muy valiente por atreverse a contar esta historia con los cambios cataclísmicos que va a provocar en el MCU. Porque igual que pasó con Endgame o más recientemente con No Way Home, a posteriori todo parece muy fácil, pero había que tener narices para dar luz verde a esta historia y desarrollarla de la forma en que lo hacen.

En resumen, Doctor Strange en el multiverso de la locura es una maravilla que gustará a todos los fans del MCU pero que va a alucinar a todos los fans de Sam Raimi, una maravilla que hay que dar gracias porque haya llegado a existir. A partir de aquí, empiezo mi análisis de la película CON SPOILERS. Seguid leyendo bajo vuestra responsabilidad.

Y es que el gran sorpresón de la película es la confirmación que Wanda Maximoff es la villana de la función al haber sido corrompida por el Darkhold, el libro que Agatha Harkness poseía en Wandavision. Tras el éxito de crítica y audiencia de Wandavisión en la que todo el mundo alucinó con la interpretación de Elisabeth Olsen, es alucinante que Marvel se atreviera a llevarla al lado oscuro primero y matarla después llevando a cabo un último acto de redención. Como decía antes, hay que tener muchas narices para matar al personaje más poderoso del MCU y uno de los más populares. Y Marvel lo ha hecho.

Y al mismo tiempo, el propio concepto del fall-from-grace de Wanda y que se enfrente a un amigo y compañero como es Stephen Strange no puede ser más comiquero, con un montón de detalles chulísimos como ver a Rintrah en Kamar-Taj, o que el climax final tenga lugar en la montaña de Wundagore. Que son detalles menores al final que traen una sonrisa a los fans comiqueros pero realmente no tienen importancia en la trama. Y claro, llegamos a lo que todos esperamos: El MULTIVERSO.

Y aquí Raimi y Waldron nos han volado la cabeza. Por un lado, el primer salto de América Chávez y Stephen Strange al multiverso consigue mirar de tu a tu a la brillante escena psicodélica de la primera película. Pero sobre todo, frente a las pajas mentales que se vivieron a los días previos (¿Tom Cruise como Superior Iron Man? ¿Hugh Jackman como Lobezno? WTF?) que no eran mas que ideas absurdas salidas de no se quien con el único propósito de generar clickbait, que la acción quede sobre todo confinada a otra tierra alternativa, la Tierra 838 (aunque luego saltan a otra dimensión devastada por una incursión), consigue centrar la película en una única trama y, al mismo tiempo nos vuela la cabeza con la aparición de los ILLUMINATI.

¡Buf, qué locura!! Es un sueño hecho realidad poder ver en el MCU a este grupo formado por Patrick Stewart como Charles Xavier / Profesor X, Hayley Atwell como Peggy Carter / Capitán Carter (Recuperando el personaje visto en What if?), Lashana Lynch como Maria Rambeau / Capitán Marvel (una versión alternativa de su personaje en Capitana Marvel), Anson Mount como Blackagar Boltagon / Rayo Negro (repitiendo el papel de la desastrosa serie de televisión), y sobre todo, a John Krasinski como Reed Richards / Mister Fantástico, miembro de los Cuatro Fantásticos. La existencia de los Illuminati anticipa que estos personajes acabarán apareciendo a la Tierra 616 y nos da una escena para el recuerdo, pero eso no significa que tengan que ser ni estos actores ni estas versiones las que lleguemos a ver en nuestra tierra. Empezando porque Patrick Stewart tiene 81 años y no sabemos cuantos años podrá seguir en activo. Dado que la Tierra 838 es diferente a la nuestra, Marvel Studios y Kevin Feige siguen con todas las opciones abiertas, pero han elevado al hype a un nivel que no hemos tenido desde Endgame.

Pero si estos Iluminati han sido la bomba, la película nos ha presentado el concepto de las incursiones entre realidades alternativas, lo que significa el preludio de las SECRET WARS. Y esto es otro de los puntos álgidos de la película, porque si Thanos fue grande, una versión de la etapa de Jonathan Hickman puede ser aún más grande e histórico. Aunque eso si, estamos hablando de un plan a largo plazo teniendo en cuenta que el MCU aún tiene que presentar a los 4 Fantásticos y a los X-Men, en las versiones modernas que más les interese, no necesariamente las que hemos visto en esta película. Tras un inicio titubeante de la Fase 4 en el que Viuda Negra y Eternals fueron un si pero no y sólo Chang-Chi consiguió dejarme con un buen sabor de boca, esta película de Sam Raimi ha lanzado al MCU a una nueva etapa que no puede ser más emocionante.

Y junto a esto, el gran acierto de Raimi y Waldron es conseguir que Stephen sea el protagonista de todo y tenga una evolución super chula. Porque recordemos que en Spiderman NWH no dudaba en dejar morir a los villanos de Spiderman con tal de devolverles a su dimensión, en la creencia del «bien mayor», lo cual es exactamente lo mismo que hace el Strange alternativo al principio de la película cuando quiere adueñarse de los poderes de América Chávez para que el monstruo Gargantos (claramente inspirado en Shuma Gorath) no se haga con ellos. Que frente a otros Strange que han fallado, nuestro Doctor Strange de la Tierra 616 siga haciendo lo que haga falta para salvar a América, incluido buscar al Darkhold para usar su Magia Negra, es un gran momento del personaje que se siente totalmente comiquero. También la sinceridad de Stephen a la Christine de una tierra alternativa. Narrativamente, dentro de una película que es pura acción, la película tiene una buena evolución para Stephen, cosa que también me ha gustado mucho.

Y si a todo ello sumamos una posesión infernal ¡usada para el bien!, el maravilloso cameo de Bruce Campbell y numerosos guiños (buenísimos) a Evil Dead, una Wanda retratada como una villana realmente terrible mientras destruye a todos sus enemigos (las muertes de rayo Negro y sobre todo Charles Xavier son antológicas), y unos sustos y una diversión 100% puro Raimi, la película ha supuesto un alucinante éxito bajo todos los puntos de vista.

Junto a todo lo anterior, no puedo más que entrar a trapo en la polémica de la libertad creativa que Marvel da a sus directores, dicho por el propio Raimi y puesto en duda por numerosos idiotas en redes sociales. Hay una evidencia, para hacer una película del MCU tienes que respetar lo que ha pasado en las películas anteriores para no entrar en contradicción con ellas, y Marvel demanda que el personaje quede en una situación concreta para que los juguetes los cojan los siguientes creadores de cine o televisión. Pero si cumples estos dos condicionantes, Marvel no se mete con como llegas a ese punto final o la identidad visual o narrativa que quieres crear para la película. Es por esto que este Doctor Strange tiene un ADN 100% de Raimi al igual que los Guardianes de la Galaxia no se entienden sin James Gunn. Lo cual es lo mismo que pasa en el mundo del comic y nadie diría que Frank Miller, John Byrne o Walter Simonson no tuvieron libertad creativa. Algo que también lo ha expresado Taika Waititi, y curiosamente son siempre los mismos los que dudan de la veracidad de estas afirmaciones.

Pero es que hay que negar la mayor, porque se pone en la balanza el cine de Marvel Studios como ejemplo de «malo» que coarta la libertad creativa mientras se valora el cine español o independiente como ejemplo de libertad artística cuando excepto Almodóvar, Amenábar y unos pocos más es algo que no puede estar más lejos de la realidad. Y no hay más que ver las producciones actuales de Antena 3, Movistar o cualquiera que opte a ayudas del Ministerio de Cultura y se enfrenta a un análisis de guion para concederles o no la ayuda, para ver productores y opinadores con puestos oficiales que fuerzan «sugerencias» a todos los niveles, desde hechos nimios como que los protagonistas no pueden fumar hasta cambios claves en los guiones que alteran el sentido de la historia porque por ejemplo un personaje femenino no puede tener cualidades negativas. Cambios que no son para mejorar la historia, sino para forzar que se haga lo que a ellos les gustaría que se hiciera para resaltar un determinado ideario político.

La idea de un director creando en total libertad creativa sin recibir presiones de nadie es como decía antes la excepción de los cuatro nombres consagrados, todos los demás tienen que pasar por el aro constantemente como es la norma del sector. Desde ese punto de vista, realmente me creo que Sam Raimi tuvo más libertad creativa que la de muchos directores españoles actuales. De hecho, hace varios años Jon Favreau también afirmó que tuvo más libertad rodando Iron Man que cuando hizo su primera película independiente, en la que sus productores controlaban cada dólar que gastaba, le pedían explicaciones constantemente y buscaban forzar que todo se hiciera de la forma más económica posible. No de la mejor forma posible.

Por concluir este punto, sólo alguien que NO ha visto la película puede afirmar que Raimi no ha tenido libertad para contar la historia (ojo en esto porque NO ha escrito el guión) como mejor le pareció. Y diría que a pesar de los problemas que él mismo ha comentado del rodaje, creo y espero que haya quedado contento con el acabado final de la película.

Y si toda la película me ha flipado, la guinda del pastel ha sido encontrarnos a Charlize Theron siendo presentada como Clea en la escena post-créditos. Justo el personaje que con los amigos comentaba antes de la película que faltaba en el MCU pero hasta ese momento tampoco la habiamos echado de menos, se presenta como la gran protagonista junto a Stephen ahora que su historia con Christine Palmer ha quedado definitivamente cerrada. Este final, sumado a la posesión del Darkhold a pesar de haber sido destruido en la Tierra 616 nos deja en un momento apasionante para el personaje.

Tras ver este Doctor Strange en el Multiverso de la Locura, no puedo estar más entusiasmado con la posibilidad que Sam Raimi repita en la tercera película, creo que los resultados han resultado óptimos y diría que Raimi ha demostrado ser un team-player al que Marvel hará bien en no dejarle escapar.

Comparto el trailer de esta película:

Doctor Strange en el multiverso de la locura me ha parecido una bendita locura. Ojalá no tengamos que esperar otros seis años para ver la continuación. Una película brillante que no te puedes perder.

PUNTUACIÓN: 9/10

Gracias por leer este post. Espero tus comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales y que te suscribas para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

12 Películas para 2022

¡Feliz año nuevo!!! ¿Qué tal fue el final del año? Espero que lo pasarais con vuestros seres queridos. Como primer post de 2022 recurro a un clásico, ya que voy a compartir las 12 películas que más me interesa ver este año entrante.

Como podéis imaginar por el título, no se trata de una lista exhaustiva sino de aquellas películas que tengo claro que voy a ir a ver en la pantalla más grande que pueda encontrar. Algunas, si puedo coordinarlo, en 4DX. Y tengo claro que si David Fincher, Woody Allen, Steven Spielberg o Clint Eastwood estrenan película, yo la veré también seguro en los cines (si se estrena en ellos, que vete tú a saber como va a estar el mundo del streaming este año). Pero en este caso prefiero centrarme en lo que más feliz me hace, el mundo del blockbuster americano de superhéroes.

¡Así que vamos a ello!

The Batman de Matt Reeves (4 Marzo)

En el segundo año de su lucha contra el crimen, Batman investiga la corrupción que recorre Gotham City y cómo conduce hasta su propia familia, mientras se enfrenta a un asesino conocido como Enigma.

Menuda pintaza tiene la nueva película de Batman, y Matt Reeves aún no ha hecho una película mala. Reconozco que sigo sin ver a Robert Pattison como Bruce Wayne, pero estoy dispuesto a que me cierre la boca con calidad. Para mi, una de las películas del año.

Doctor Extraño en el Multiverso de la locura de Sam Raimi (6 Mayo)

La primera Doctor Extraño fue una de las mejores películas del MCU, y la verdad es que lamento que Scott Derrickson tuviera que abandonar el proyecto por las tan habituales «diferencias creativas». Pero su sustituto, Sam Raimi para mi ofrece una garantía absoluta. Tras el teaser mostrado en Spiderman No way home, pinta a otro despliegue visual alucinante, y si además se confirmara que Pesadilla está en el ajo (pura especulación por mi parte), se que el disfrute sería total

Top Gun: Maverick, de Joseph Kosinski (27 Mayo)

Después de más de 30 años de servicio como uno de los mejores aviadores de la Armada, Pete «Mavericks» Mitchel (Tom Cruise) se encuentra dónde siempre quiso estar, empujando los límites como un valiente piloto de prueba y esquivando el alcance en su rango, que no le dejaría volar emplazándolo en tierra. Cuando se encuentra entrenando a un destacamento de graduados de Top Gun para una misión especializada, Maverick se encuentra allí con el teniente Bradley Bradshaw (Miles Teller), el hijo de su difunto amigo «Goose»… Secuela de Top Gun. (FILMAFFINITY)

Top Gun es una de las películas míticas de los 80, y aunque la sensación es que estamos ante un remake encubierto, la posibilidad de ver a Tom Cruise pilotar aviones de combate reales, unido a la experiencia de verlo en 4DX, puede hacer que la experiencia sea una pasada. El hecho que la película se vaya a estrenar con dos años de retraso por culpa del Covid aún ha provocado que el hype sea mayor.

Lightyear de Angus MacLane (17 junio)

Película que mostrará el origen de Buzz Lightyear.

Si tenemos en cuenta que todas las historias son ficción, ¿qué problema hay en ver una película sobre el origen imaginario de un muñeco de acción? ¿Quién quiere ser un aguafiestas cínico cuando nos espera un espectáculo alucinante? Ver una película de Buzz Lightyear convertida en aventura espacial pude ser la última genialidad de Pizar y yo seré el primero en la cola del cine para verla.

Thor: Love and Thunder de Taiki Waititi (8 Julio)

Cuarta película sobre «Thor» del MCU, en la que el Dios del trueno contará con Lady Thor como acompañante, personaje que interpretará Natalie Portman.

No se sabe realmente nada de esta película, pero tras el éxito de Thor Ragnarok, tengo muchísima curiosidad por la forma en van a introducir a la Thor Jane Foster al MCU. Eso, si, espero que Taika Waitit se refrene un pelín con el humor, que podría ser un elemento un pelín excesivo. Habrá que verla.

Black Adam de Jaume Collet-Serra (29 Julio)

Spin-off de ‘Shazam!’ centrado en el antihéroe Black Adam.

Dentro de la JSA, Black Adam es un personaje que me ha dado un poco igual, no es ni de lejos uno de mis favoritos. Sin embargo, Dwayne Johnson siempre ha tenido un buen ojo para crear espectáculos para toda la familia. La dirección de Jaume Collet-Serra, un director sólo correcto, no es para echar cohetes, pero espero que la presentación de varios héroes de la JSA permita un nuevo relanzamiento del Universo DC, antes del Flashpoint en Flash.

Missión: Impossible 7 de Christopher McQuarrie (30 Septiembre)

Séptima entrega de la saga ‘Misión Imposible’.

Poco o nada de sabe de Missión Impossible 7, otra de las grandes damnificadas por el Covid, al tener que paralizar el rodaje y a su vez retrasar el estreno hasta después del de Top Gun. Sin embargo, Tom Cruise y Christopher McQuarrie son una garantía de espectáculo.

Spider-Man: Across the Spider-Verse (Part One), de Joaquim Dos Santos, Kemp Powers, Justin Thompson (10 Octubre)

Secuela del film de 2018 «Spider-Man: Un nuevo universo.» ¿Hace falta decir algo más? Bueno si, que se indique que es una parte uno de una serie de dos películas con el estreno de la parte dos prevista para 2023 sugiere que Sony Animation ha tirado la casa por la ventana y plantea su película más ambiciosa. Esperemos que estén a la altura de la primera, que supuso la presentación de Miles Morales en animación.

The Flash de Andrés Muschietti (4 noviembre)

Mientras trabaja en su laboratorio una noche durante una tormenta, un rayo golpea una bandeja de productos químicos que salpica al policía científico Barry Allen con su contenido. Fruto del accidente, capaz de moverse a super-velocidad, Barry se convierte en ‘The Flash’, un superhéroe que intentará proteger Central City de las amenazas. (FILMAFFINITY)

Joer, ahora caigo que aún faltan 11 meses para la película de Flash. Y tras haber conseguido Spiderman: No way home volarme la cabeza con la aparición sorpresa de Tobey Maguire y Andrew Garfield, da la sensación que Warner vuelve a llegar tarde con las adaptaciones de sus personajes de DC Comics a la gran pantalla. En todo caso, tengo mucha curiosidad aún reconociendo que Ezra Miller no me cae bien.

Black Panther: Wakanda Forever de Ryan Coogler (11 Noviembre)

Secuela de la película de Marvel ‘Black Panther’ (2018).

Black Panther es para mi una de las películas más flojas del MCU. Sin embargo, creo que Ryan Coogler es un buen director y tengo mucha curiosidad por ver cómo van a resolver la falta de T Challa debido al fallecimiento de Chadick Boseman.

Aquaman and the lost Kingdom de James Wan (16 Diciembre)

Secuela de ‘Aquaman’ (2018). Aquaman es de largo mi película favorita del DC Universe de Warner. Y tras volarme la cabeza James Wan con Maligno, no tengo duda que esta segunda película de Aquaman va a ser un espectáculo increíble y sin complejos. Super fan de eso.

Avatar 2 de James Cameron (16 Diciembre)

Secuela del éxito de taquilla Avatar (2009). En palabras de su director, James Cameron, hechas el 21 de abril de 2010, «Parte de mi enfoque en la segunda película estará en la creación de un entorno diferente, un escenario diferente de Pandora. Voy a centrarme en el océano de Pandora, que será igual de rico, diverso, loco e imaginativo, pero sin ser una selva tropical. No digo que no volvamos a ver lo visto anteriormente, sino que veremos más.» (FILMAFFINITY)

Si, me declaro fan absoluto de James Cameron y de Avatar, la película que cambió el paradigma y consiguió que el 3D fuera una realidad en los cines, a pesar que en los últimos años los estudios estén desaprovechando esta tecnología. No tengo ni idea de qué va esta Avatar 2, ni la 3 o la 4, pero tengo claro que la pienso ver en 3D y en la pantalla más grande posible.

Bonus-track: El callejón de las almas perdidas de Guillermo del Toro (28 Enero)

Un buscavidas (Bradley Cooper) se compincha con una pitonisa (Cate Blanchett) para estafar a millonarios… Remake del film «El callejón de las almas perdidas» (Nightmare Alley) de 1947.

Lo se, lo se… Había dicho 12 películas. ¡Si incluso está en el título del post! Y aunque la nueva película de Guillermo del Toro realmente no pasaba el corte, esta aproximación al noir del director mexicano se que la voy a disfrutar un montón y que visualmente va a ser increíble, a pesar de su fracaso absoluto en la taquilla USA. Además, como se estrena a final de este mes de enero, en nada podré verla y os daré mi opinión sobre ella.

Y vosotros… ¿Qué película pensáis que me he dejado y que debería haber anotado si o si? ¿Cuales son vuestra películas más esperadas de 2022? Espero vuestros comentarios, ¡un saludo y feliz año a todos!!

Crítica de What If…? episodio 4 (Disney+)

Cambio de registro radical en el cuarto episodio de What if…? emitido esta semana en Disney+, mostrando la versatilidad del formato de what if?, que explica el que va a ser uno de los grandes éxitos de Marvel de este 2021.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Episodio 4. ¿Qué pasaría si… el Doctor strange perdiera el corazón en lugar de las manos?

El Doctor Strange utiliza el Ojo de Agamotto en un intento por cambiar el pasado.

Bryan Andrews se mantiene como director de la serie, y este cuarto episodio está escrito por la creadora y escritora jefe A.C. Bradley, marcando un importante cambio de tono respecto a lo visto hasta la fecha mientras descubrimos un cambio radical de los sucesos que conocimos en la primera película de Doctor Strange de Scott Derrickson.

En este episodio tenemos un verdadero All-Star de voces originales, al poder disfrutar de las voces de Benedict Cumberbatch (Stephen Strange), Rachel McAdams (doctora Christine Palmer), Benedict Wong (Wong) y Tilda Swinton (La Anciana), además del habitual Jeffrey Wright como Uatu, el Vigilante, consiguiendo un feeling de casi secuela de la película original de 2016.

Aparte de lo mucho que me ha gustado este cuarto episodio de What if…? por si mismo, me muestra lo inteligentes que son los creativos de Marvel Studios para mezclar temáticas de forma que los episodios no resulten repetitivos. Y es que si en los dos primeros episodios teniamos más o menos los sucesos de las películas de Capitán América: El Primer Vengador y Guardianes de la Galaxia cambiando al protagonista / héroe, y en el tercero nos rompieron la cabeza utilizando la estructura de un «whodunit», de forma que la identidad del asesino mostraba donde se había producido la divergencia espacio-temporal, en este cuarto episodio tenemos un fall-from-grace de libro y la transformación de un héroe en un villano debido a la obsesión de Strange de intentar salvar a la mujer que quiere. Lo mejor ante esta variedad es que cada espectador probablemente tenga un episodio favorito diferente, e incluso puede que alguno no le haya gustado, pero son tan diferentes entre sí que creo que van a conectar seguro con un espectro amplio de gente.

Frente al tono de aventura ligero que hemos tenido hasta ahora, este cuarto episodio protagonizado por Stephen Strange presenta un tono mucho más sobrio y oscuro de lo que estamos acostumbrados en un producto de Marvel Studios, aunque también y hay dos o tres bromas que funcionan muy bien, lo cual es una interesante novedad. A lo que tenemos que añadir que si no me equivoco, es el primer episodio en el que Uatu aparece en la historia e interacciona con los personajes, lo que da una buena idea de las apuestas a nivel cósmico que se van a jugar en esta partida.

La animación como siempre me parece modélica, con unos protagonistas super bien trasladados a dibujo digital, con el plus de las voces originales. Además de la excelente iluminación y mostrar algunas escenas de acción de forma excelente, teniendo en cuenta los poderes de Strange, plantea unos diseños super chulos de seres de otras dimensiones, varios de los cuales diría que están salidos de los comics, lo cual siempre es un plus. Y como podéis ver en la imagen, tampoco se cortan un pelo a la hora de crear unos espacios que me volaron la cabeza.

El episodio me parece un triunfo a todos los niveles, ya sea por su final lógico e inevitable al que se dirigen, pero también al resaltar que el What if…? es un contenedor de «endless possibilities», parafraseando la intro de Uatu. Y de momento Marvel Studios está sacando diamantes en bruto en cada entrega. No puedo disfrutar más de lo que lo estoy haciendo con esta serie.

De hecho, ahora que ya hemos visto 4 episodios y no creo que vaya a equivocarme, es más que probable que este What if? me vaya a dar el mejor entretenimiento 100% puro Marvel Comics que vamos a tener en Disney+ en este año. Y WandaVision me flipó, pero es un concepto más televisivo que comiquero, si me permitís hilar super fino.

En este sentido, frente a los tontos que no saben de lo que hablan y sus quejas absurdas sobre que «todas las películas (series) de superhéroes son iguales», Marvel Studios de nuevo les deja en mal lugar al haber estrenado en lo que llevamos de año 4 series que no pueden ser más diferentes entre si, demostrando con el ejemplo que el género de superhéroes es, al igual que este What if?, un envoltorio donde pueden contarse todo tipo de historias.

Comparto el teaser trailer de este episodio:

What if…? me está flipando de forma increíble y ofrece cada semana unas historias super variadas y carismáticas que creo que están haciendo las delicias de los fans veteranos de los comics Marvel como yo.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

¿Estás viendo la serie, qué te pareció? Espero tus comentarios. Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Marvel Studios anuncia su Fase 4 y otras noticias de la SDCC 2019

La San Diego Comic-Con (SDCC) es la mayor convención de los Estados Unidos centrada en el entretenimiento, y en este 2019 Marvel ha hecho saltar la banca con el anuncio de sus proyectos en cine y televisión para 2020 y 2021. Hoy voy a comentar estos anuncios y el resto de noticias que considero más destacadas.

En el fin de semana en que se ha anunciado que Vengadores Endgame se ha convertido en la película más taquillera de la historia desbancando a Avatar con 2790 millones, la pregunta que todo el mundo se hacía era: ¿Y ahora qué?

Esa respuesta ha sido contestada al menos hasta 2021 en el panel que Kevin Feige presentó en el mítico Hall H de la SDCC, donde se hacen los principales anuncios.

Frente a los paneles tradicionales en los que los productores o directores presentan el trailer de su película o serie de próximo estreno, el objetivo de este panel era presentar el planning general de Marvel, en el que se han incluido varias sorpresas muy interesantes. Para ello subieron al escenario a los más de 20 actores y directores de las próximas películas para que dijeran unas palabras, y mostrando poco más que concept-arts de Black Widow o Eternals, las primeras películas en producción.

En el mundo actual en el que parece que hay quedar publicar noticias todos los días, en la SDCC no tocaba presentar trailers, ni falta que les hacía para dejarnos a todos los fans flipados.

Marvel va a estrenar 5 películas y 5 series de televisión en estos próximos dos años. Las series de televisión son una de las grandes apuestas de canal online Disney+ cuyo estreno está previsto este mes de noviembre y con la que Disney aspira a luchar frente a Netflix por el liderazgo de las cadenas de entretenimiento online.

En otoño de 2020 se estrena la miniserie de 6 episocios The Falcon and The Winter Soldier protagonizada por Anthony Mackey y Sebastian Stan, enfrentados a Daniel Brühl retomando su papel de Helmut Zemo.

Anthony Mackey comentó que ya está haciendo las primeras pruebas de su traje de Capitán América y mola mucho. Pero dadas las fechas de estreno, entiendo que la  producción y rodaje oficial seguro no comenzará hasta después del verano.

En todo caso, que estemos hablando de una serie que no se estrenará hasta dentro de más de un año para mi es una muestra más de las ganas de Marvel de hacer las cosas bien en la pequeña pantalla.

Ya en 2021 tenemos el grueso de las series. La primera del año es Wandavision con Elizabeth Olsen y Paul Bettany repitiendo como Wanda Maximoff y Vision.

Su estreno se anunció para primavera, antes de Doctor Strange 2, y no se dieron muchos detalles más alla de que va a ser totalmente diferente a lo que se espera de una serie Marvel, y lo que pase ahí tendrá repercusiones en la película del Hechicero Supremo.

Ya en verano se estrena Loki con Tom Hiddleston, en el que veremos al Dios del Engaño viajando por el tiempo y el espacio tras lo ocurrido en Endgame, mostrando todo el carisma al que nos tiene acostumbrado el Dios del Engaño.

También en verano se estrena What if? , primera serie animada con historias alternativas del MCU con las voces de los principales actores, que puede ser un buenísimo entretenimiento con historias super locas como lo era el comic original.

Por último, en otoño de 2021 Jeremy Renner vuelve a ser Clint Burton / Hawkeye en la serie que presentará a su reemplazo Kate Bishop, la segunda Ojo de Halcón de los cómics Marvel.

Estas series de televisión ya habían sido anunciadas hace tiempo, la novedad para mi es que Marvel las ha puesto al mismo nivel que a las películas, no solo por utilizar a los actores originales  sino porque hechos de estas series afectarán a las películas recién estrenadas, algo que nunca paso con las series de Netflix.

 

En lo relativo al cine, Marvel ha anunciado cinco películas, tres son nuevas franquicias y las otras dos continuaciones de películas de éxito.

Empezando ir el principio, Black Widow se estrenará el 1 de mayo de 2020, con Scarlett Johasson por fin protagonizando una película en solitario de Natasha Romanoff. La película dirigida por Cate Shotland se encuentra en pleno rodaje y cuenta con Rachel Weisz y David Harbour como el Supervisor como principales villanos.

El rodaje de esta película comenzó hace varias semanas, pero de momento tendremos que esperar para ver el primer trailer. Quien sabe si en la próxima convención D23 de Disney que se celebrará en agosto nos enseñarán las primeras imágenes.

La siguiente película confirmada de un secreto a voces: Eternos, los personajes creados por el genial Jack Kirby. La directora Chiloé Zhao dirigirá a Angelina Jolie, Richard Manden y Salma Hayek entre otros en la película cuyo estreno está previsto el 6 de noviembre de 2020 y que va a tener el casting más diverso que se recuerda.

Y aunque nunca fui demasiado fan de estos personajes, tengo claro que la película va a ser muy entretenida y 100% Marvel-style.

Otra película cantada es Shang-Chi and the legend of the ten rings. Prevista para el 12 de febrero de 2021, estará dirigida por Destin Daniel Cretton y protagonizada por Simu Liu como el héroe maestro de las artes marciales y el gran Tony Leung como el verdadero Mandarín. Leung es una gran estrella en Asia y este casting parece un gran acierto que ayudará a convertir a esta película en un pelotazo.

Y aunque poco o nada se sabe, estaría genial que aprovecharan a Shang-Chi para combinar las películas de artes marciales con los complots internacionales de las películas de espías, dado el potencial del Mandarin como gran villano.

Tengo fe ciega en Scott Derrickson y su Doctor Strange in the multiverse of Madness, que se estrena el 7 de Mayo de 2021. Lleva tanto tiempo trabajando en el guión que seguro va a ser perfecto.

Además, Que Derrickson diga públicamente que va a ser la primera película de terror del MCU, dentro que estamos en una peli Marvel PG13 que seguro alternará humor y tensión, me parece perfecto para seguir ofreciendo películas diferentes que no parezcan más de lo mismo, que creo que es una de las claves del éxito de Marvel Studios.

El gran bombazo de este panel ha sido la confirmación de Thor Love and thunder para el 5 de noviembre de 2021, de nuevo dirigida por Taika Waititi y que además de Chris Hemsworth y Tessa Thompson traerá de regreso a Natalie Portman como Jane Foster. Una Jane inspirada en el cómic de Jason Aaron y Russell Dauterman que se convertirá en la proxima Thor.

Aunque es 100% suposición, por el final de Endgame diría que Chris Hemsworth solo saldrá al comienzo antes de irse al espacio con los Guardianes de la Galaxia, para darle el testigo a Thompson y Portman, que serán las protagonistas absolutas. O eso me gustaría, claro!!

Ahora recuerdo las noticias de que Portman estaba harta de Marvel y quería centrarse en hacer pelis ‘importantes». De hecho que no rodara su escena de Endgame parecía confirmarlo. Entiendo que el cheque de Marvel ha debido ser desorbitante para hacerla cambiar de opinión, además del hecho que sus últimas películas han pasado totalmente desapercibidas para el gran público. Volver a protagoniza una película Marvel es clave en volver a tener la máxima atención mediática.

En todo caso, entiendo que Love and thunder se parecerá al cómic de Jason Aaron tanto como Ragnarok lo hizo al de Walter Simonson, es decir, bastante poco. Aunque reconozco que no tengo ningún problema por ello y que tengo claro que la película va a ser también super divertida.

La guinda del pastel fue el anuncio de Mahershala Ali como Blade. Entiendo que hablamos de una película que relance al personaje en el MCU, y Ali como actor se sale, pero reconozco que se me hace raro pensar en él cómo héroe de acción. Supongo que con un entrenamiento John-Wick-Style se pondrá a tono en pocos meses.

Pero este último anuncio, y la mera mención a unos próximos 4 Fantásticos o MUTANTES hizo que el Hall H se volviera loco. Esto muestra la que es la gran fuerza de la Marvel actual, que ofrece una calidad igual que Pixar forma que aceptas ver cualquier cosa que hagan, y cuyo futuro aún va  ser más emocionante si cabe.

Y es que además de lo ya anunciado, tenemos seguro un Black Panther 2, Guardianes de la Galaxia 3, Capitana Marvel 2 y, aunque sea de Sony, un Spiderman 3 protagonizado por Tom Holland.

Y ni rastro de los Vengadores en la SDCC, más allá de rendirles el merecido homenaje. Esto creo que es también la decisión correcta tras el increíblemente satisfactorio final de Endgame, y me parece genial que guarden a unos futuros Nuevos Vengadores hasta al menos 2024, de forma que próxima alineación y su película vuelva a ser un acontecimiento como lo fue la primera Vengadores en el lejano 2012.

 

En lo referido al resto de trailers y clips de películas y series, añado a continuación una selección de lo que más me han llamado la atención. No es una lista exhaustiva, sino contando únicamente con mi gusto particular.

CINE

TOP GUN: Maverick

Tom Cruise vuelve al papel que le consagró treinta y tantos años después. Maverick puede estar mayor pero sigue siendo el mejor en una película dirigida por Joseph Kosinski (Oblivion) y cuyo estreno está previsto para 2020.

Ver a Cruise pilotando un caza de combate me demuestra que está muy muy loco, pero ha conseguido ponerme la piel de gallina con la llamada a la nostalgia y las escenas aéreas, y sin duda quiero ver la película .

IT Capítulo 2

Reconozco que aún tengo que ver la primera parte, lo haré a tiempo del estreno de esta segunda parte en octubre, pero este trailer ofrece un nivel de tensión in-crescendo que sugiere que IT Capítulo 2, dirigida por Andrés Muschietti,  va a ser todo un acontecimiento.

Terminator: Dark Days

Ver a Linda Hamilton y a Arnold Schwarzenegger dando cera siempre mola, y en esta featurette vemos nuevas imágenes de la película dirigida por Tim Miller y producida por James Cameron.

Aún no he visto Terminator Genysis, ni ganas, pero Dark Fate es un MUST-SEE absoluto.

Jay and Silent Bob reboot

Kevin Smith es uno de los iconos frikis del mundo del comic, y a pesar que la última película de Jay y Bob no fue demasiado buena, este «Reboot» lleno de nostalgia y cameos populares apunta que puede ser el entretenimiento gamberro y políticamente incorrecto de la temporada..

 

En lo referido a series de televisión:

PICARD, en PRIME VIDEO

Aunque no soy Trekkie y nunca vi más de dos o tres episodios de La Nueva Generación, este trailer en el que vemos a Patrick Stewart retomando su papel de Jean-Luc Picard me ha sorprendido para bien, hasta el punto que probablemente la vea cuando se estrene en Prime Video.

The Expanse Temporada 4 en Prime Video

El panel de la serie en la SDCC mostró esta emocionante escena en la que la Rocinante aterriza en un planeta. Ganazas poder volver a disfrutar de esta cuarta temporada, que fue recuperada por Prime Video tras su cancelación en SyFy.

The Dark Crytal: Age of resistance en Netflix

El clásico de Jim Henson cobra vida de nuevo en una serie que se estrenará en Netflix este próximo mes de agosto y que pinta super bien.

His Dark Materials, en HBO

La nueva serie de HBO adapta las novelas de Phillip Pullman y cuenta con un reparto de lujo protagonizado por James McAvoy y Dafne Keen (X23 en Logan). No soy demasiado fan pero le daré una oportunidad a ver si me engancha.

Esta Comi-Con también ha servido para conocer la renovación de la excelente DOOM PATROL (segunda temporada) o la cuarta de Young justice, aunque aún estoy esperando poder ver su tercera, Outsiders.

Estas renovaciones me llegan de alegría, qué queréis que os diga, y muestran que Warner sigue mostrando una salud de hierro en televisión que no tiene, lamentablemente, en cine.

 

En lo referido a comics, la mayoría de anuncios se han realizado en los días previos, y de todos los anuncios destacaría los siguientes:

Nueva serie de Question de Jeff Lémire, Denys Cowan y Bill Sienkiewicz.

The Batman’s grave, serie de 12 números de Warren Ellis y Brian Hitch.

Y además, como todos los años la SDCC fue el escenario donde se anunciaron los ganadores de los Premios Eisner, otorgados por votación de los propios profesioneles del medio. De todos los premios, destacaría los siguientes:

  • Mejor Serie regular: Giant Days, de John Allison, Max Sarin y Julaa Madrigal
  • Mejor Serie limitada: Mister Miracle, de Tom King y Mitch Gerads
  • Mejor Serie Nueva: Gideon Falls, de Jeff Lemire y Andrea Sorrentino
  • Mejor Novela Gráfica:  My Heroes Have Always Been Junkies, de Ed Brubaker y Sean Phillips
  • Mejor historia Corta: “The Talk of the Saints”, de Tom King y Jason Fabok , en Swamp Thing Special.
  • Mejor número unitario: Peter Parker: The Spectacular Spider-Man #310, de Chip Zdarsky
  • Mejor guionista: Tom King, por BatmanMister MiracleHeroes in Crisis y Swamp Thing Winter Special
  • Mejor autor completo: Jen Wang, por The Prince and the Dressmaker
  • Mejor dibujante (lápices/tinta): Mitch Gerads, por Mister Miracle
  • Mejor dibujante (lápices/color): Dustin Nguyen, por Descender
  • Mejor portadista: Jen Bartel, por Blackbird y Submerged
  • Mejor Colorista: Matthew Wilson, por Black CloudPaper GirlsThe Wicked + The DivineThe Mighty Thor y Runaways
  • Mejor rotulista: Todd Klein

 

En resumen, la SDCC ha ofrecido un fin de semana cargado de emociones y sorpresas que hizo que estuviera pendiente de Twitter a ver cual era el siguiente trailer o anuncio. La principal cita del entretenimiento sin duda estuvo a la altura este año. ¡nos vemos en 2020!

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

 

 

 

 

 

 

 

Crítica de Vengadores: Infinity War CON SPOILERS

Vengadores: Infinity War de Marvel Studios me ha impactado de forma increíble. Es por esto que por primera vez en mi blog, voy a realizar un segundo artículo sobre una película, para daros mis comentarios CON SPOILERS de la película. Si aún no la has visto, te recomiendo que leas antes mi crítica SIN spoilers y que vayas corriendo al cine a verla.

PUNTUACIÓN: 10/10.

Surgió una idea.

Reunir a un grupo de personas excepcionales,

para ver si podiamos convertirnos en algo más.

Y cuando nos necesitaran, poder librar las batallas,

que ellos jamás podrían.

Los Vengadores y Marvel Studios están haciendo historia del cine comercial de entretenimiento. Infinity War se ha convertido en la película más taquillera de la historia en su primer fin de semana de estreno, recaudando más de 250 millones de dólares en los Estados Unidos y 630 millones en todo el mundo. Cifras descomunales que reconocen el enorme cariño que estos personajes han conseguido durante los 10 años de vida de este estudio, inspirado en unos personajes cuyos comics han marcado a varias generaciones.

Pero más allá de las cifras de taquilla, lo importante es que Vengadores Infinity War es un espectáculo monumental que rompe todos los esquemas de lo que se supone que es un blockbuster palomitero, y que redefine el concepto de ÉPICA en el cine. Un éxito sin paliativos que hay que atribuir a los hermanos Russo, directores de la película, a los guionistas de Marvel Christopher Markus y Stephen McFeeley, y en general a la producción de Kevin Feige y todo su equipo.

En el apartado técnico, destacar también el enorme trabajo del director de fotografía, Trent Opaloch, y la edición de Jeffrey Ford y Matt Schmidt, así como un increible trabajo de efectos especiales y diseño de producción. Además, la épica música de Alan Silvestri, creador de la banda sonora original, transmite la épica que esta historia necesitaba.

Y ¿qué se puede decir de un casting como el de Infinity War? Demasiados personajes para nombrarlos a todos: Iron Man (Robert Downey Jr.), Capitán América (Chris Evans), Thor (Chris Hemsworth), Hulk (Mark Ruffalo), Viuda Negra (Scarlett Johansson), Doctor Strange (Benedict Cumberbatch), Spider-Man (Tom Holland), Black Panther (Chadwick Boseman), Wanda Maximoff (Elizabeth Olsen), Vision (Paul Bettany), Starlord (Chris Pratt), Máquina de Guerra (Don Cheadle), Halcón (Anthony Mackie), Winter Soldier (Sebastian Stan), Gamora (Zoe Saldana), Rocket (Bradley Cooper), Drax (Dave Bautista), Groot (Vin Diesel), Mantis (Pom Klementieff), Nebula (Karen Gillan),…

¡ÚLTIMA OPORTUNIDAD, LOS SPOILERS EMPIEZAN AQUÍ!!

Avengers: Infinity War prometía ser la típica película en la que unos héroes debían superar sus diferencias para unirse y vencer al villano de turno, en este caso THANOS (excepcionalmente interpretado por Josh Brolin). Sin embargo, los hermanos Russo han provocado un shock en el fandom de todo el mundo, al crear una película que nos cuenta el triunfo de Thanos, que derrota a los Vengadores y ejecuta sus planes de acabar con la mitad de la población de la galaxia. Es la traslación a imágenes de la clásica historia de Jim Starlin «La búsqueda de Thanos», en la que Thanos viaja por toda la galaxia para conseguir las 6 Gemas del Infinito, y la primera parte de Infinity Gaunlet.

Thanos sorprende por su complejidad psicológica, a la vez de ser una fuerza de la naturaleza que transmite que nadie está a salvo en todas las escenas. Esto es un éxito que se explica a partir de una excepcional interpretación de Josh Brolin y una tecnología de captura de movimientos sobresaliente que consiguen crear un antagonista que en ningún momento parece un personaje digital «falso». En el segundo visionado de la película se me hizo más evidente la sutileza del personaje y sus motivaciones. Aunque obviamente son las ideas de un loco, el éxito de los hermanos Russo es que consiguen que le entiendas. Thanos es sin duda el mejor villano de todas de películas Marvel, y de hecho, es el protagonista principal de Infinity War. No sólo es el mejor villano de Marvel Studios, sino de todas las películas hechas con personajes Marvel por otros estudios.

Cuando en 2014 Marvel anunció todas las películas de su Fase 3, destacó el anuncio de Vengadores: Infinity War, épica historia que sería dividida en 2 películas, que se estrenarían con 1 año de diferencia, en 2018 y 2019.

Sin embargo, con el paso de los meses, Marvel cambió estos planes, informando que Infinity War sería sólo una película y que Vengadores 4 sería una película totalmente diferente. Los hechos han demostrado que esto no era toda la verdad, pero era una mentira necesaria por dos motivos. Por un lado, porque si hubieran continuado con la idea de que esta era una primera parte de dos, cabía la posibilidad muy real de que muchos espectadores no fueran a ver esta película en el cine pensando que si la importante era la parte dos, no había necesidad de ver ahora la uno. Y por otro lado, al vender que Infinity War es una única película, el shock de ver ganar a Thanos es total, ya que todos esperamos que los buenos siempre ganan al final. De hecho, tengo que reconocer que aunque soy un lector de comics veterano que he leído multitud de sagas, eventos y crossovers, y que creía que ya estaba curtido en este mundo, jamás se me pasó por la cabeza que pudieran atreverse a realizar un final de este calibre.

En todo caso, si pensamos en las enseñanzas de Obi Wan Kenobi, Marvel no nos ha engañado y lo que nos dijeron es verdad, desde cierto punto de vista. Y es que si esta Infinity War en realidad ha sido «La búsqueda de Thanos», no hay duda que Vengadores 4 va a ser el reagrupamiento y contraataque de los héroes, y desde ese punto de vista, sí van a ser dos películas muy diferentes entre si.

Otro elemento que quiero destacar es la sobresaliente campaña de Marketing que ha utilizado Marvel para vender la película, que ha conseguido crear un hype brutal sin destripar elementos importantes de la historia. La publicidad ha destacado de forma sobresaliente el hecho de que Infinity War es la culminación de 10 años de historias de los personajes Marvel, a la vez que ha conseguido desinformar al público sobre elementos clave de la película, de forma que las sucesivas sorpresas consiguen impactarnos totalmante. Al vender tan acertadamente la idea de culminación de 10 años de historias, consiguieron que nos olvidáramos que existía una Vengadores 4, y por supuesto, que el arco de Thanos iba necesariamente a continuar en 2019.

Si entramos ya en materia sobre la película en sí, el guión es una obra de precisión al que no le sobra ni una coma. Christopher Markus y Stephen McFeeley realizan un guión que evita la típica estructura en tres actos para mostrarnos una historia episódica en la que por un lado Thanos va consiguiendo las Joyas del Infinito, y por otro, los héroes viajan por la galaxia intentando impedirlo. Tenemos tres líneas argumentales principales, cuatro si contamos la de Thanos, aunque los personajes se van encontrando y separando en función de sus propias misiones.

Por un lado tenemos a THOR, que tras ser derrotado por Thanos al principio de la película y ver morir a su hermano Loki y a todo su pueblo, se encontrará con los Guardianes de la Galaxia y viajará a Nidavellir, la gran forja de los enanos, para conseguir un arma que pueda matar a Thanos. Rocket y Groot le acompañarán en este viaje y a su posterior llegada a la Tierra, donde Thor protagonizará uno de los momentazos de la película durante la batalla de Wakanda, que puso en pie a la audiencia del cine. THOR es sin duda uno de los grandes personajes de Infinity War y los hermanos Russo por fin consiguen transmitir que es probablemente el héroe más poderoso del Universo Marvel, y el vértice de la Trinidad marvelita, junto a Iron Man y el Capi.

Por otro lado, tenemos al equipo de Tony Stark. Tras ser convocado por Doctor Strange a su Sancta Sanctorum, conocerá de boca de Bruce Banner la inminente llegada de Thanos a la Tierra. Hulk fue derrotado por Thanos de forma brutal en la nave Asgardiana y fue transportado a la Tierra por Heimdall para dar la voz de alarma. Sin embargo, la llegada a Nueva York de una mitad de la Orden Negra, formada por Ebony Maw y Cull Obsidian, frustará cualquier intento de defensa coordinada, ya que Tony, Doctor Strange y Spider-Man viajarán hasta TITAN en la nave de Ebony Maw. Titan, antaño planeta próspero, es ahora una ruina sin vida debido a una guerra civil causada por la falta de recursos provocada por la sobre-población, que acabó con la vida en el planeta. Allí se encontrarán con los Guardianes de la Galaxia Star-Lord, Drax y Mantis, que han fracasado en su intento de impedir que Thanos se hiciera con la Gema del Poder, que estaba en Sapiencial custodiada por el Coleccionista. Y para empeorar las cosas, Thanos hizo prisionera a Gamora. Tras limar asperezas, prepararán juntos una defensa desesperada contra la inminente llegada del Titán Loco, que cuenta con 4 Gemas y busca la Gema del Tiempo en posesión de Doctor Strange.

El equipo de Steve Rogers es quizá el que menos importancia tenga en Infinity War, pero tiene también un papel fundamental en la historia. Tras el primer ataque de la Guardia Negra a Nueva York, Bruce Banner llamará a Steve Rogers para avisarle de la amenaza de Thanos. El Capi, junto a Viuda Negra y Halcón, llegará justo a tiempo para impedir que Proxima Midnight y Corvus Glaive, los otros dos miembros de la Orden Negra, maten a Wanda Maximoff y a Visión y se hagan con el control de la Joya de la Mente. Ante la posibilidad de destruir la Gema sin matar a Vision, viajarán a Wakanda para pedir ayuda y protección a Black Panther ante el inevitable contraataque de las fuerzas de Thanos, lo que llevará al épico enfrentamiento final.

El camino de Thanos comienza en Xandar, donde consigue hacerse con la Gema del Poder diezmando el planeta. Esto es contado por Thor y ni siquiera se muestra en pantalla para no alargar más de la cuenta una película ya de por sí larga. Después, consigue de Loki la Gema del Espacio, la Gema de la Realidad del Coleccionista en Sapiencial, y la Gema del Alma en Vormir, donde veremos el precio que tiene que pagar Thanos para conseguirla: La vida de su hija Gamora, lo único que ha amado en su vida, y uno de los momentos más impactantes de toda la película. Con cuatro joyas en su poder, sólo le faltan las Gemas del Tiempo de Doctor Strange en Titan y la Gema de la Mente de Vision en Wakanda, y es sólo cuestión de tiempo que las consiga.

La única esperanza para nuestros héroes es que Doctor Strange ha visto de entre los 14 millones de posibles futuro, la única forma de detener a Thanos. Y aunque desaparece al final de la película, su plan se ha puesto en marcha. Aunque no sabremos cual es hasta la próxima película, es el único rayo de esperanza al que agarrarse tras un final demoledor que nos dejó el alma rota, tras ver la desaparición de héroes tan queridos como Spider-Man, Black Panther, Doctor Strange o Star Lord, a los que se unen Halcón, Wanda, Bucky Barnes, Mantis, Groot o Drax. Una masacre en toda regla, lo nunca visto en un blockbuster palomitero americano.

El guión de Markus y McFeeley me ha parecido maravilloso. Es increíble que en una película de 150 minutos consigan unir todos estos arcos de forma que cada uno se construye a partir del anterior y sirven para ir creando una tensión in-crescendo que tiene su culminación en las batallas de Titan y Wakanda y en el brutal e impactante final. Además, excepto quizá un poco menos el Team-Cap, todos los personajes tienen su momento de lucimiento, destacando las relaciones entre Thanos-Gamora, Gamora-Starlord y Wanda-Vision, y lo duro de las decisiones que tienen que tomar Starlord y Wanda sobre sus seres queridos. Infinity War es visualmente espectacular, pero incluso mejor es toda la parte emocional que todos los personajes transmiten. Y además, los hermanos Russo consiguen la cuadratura del círculo al combinar perfectamente escenas de gran tensión con momentos super divertidos marca de la casa Marvel, fruto de la interacción de los diferentes personajes. En Doctor Strange o Thor: Ragnarok creo que se excedieron con los momentos de humor, pero en Infinity War el equilibrio es perfecto, y todas las bromas funcionaron a la perfección.

Además, Marvel no dudó en pedir la colaboración de James Gunn para que los diálogos de los Guardianes fueran perfectos. También han colaborado Scott Derrickson (Doctor Strange), Ryan Coogler (Black Panther) y Taika Waititi (Thor: Ragnarok), estos últimos debido a que rodaron sus películas a la vez que Infinity War, y era fundamental una comunicación total para que no hubieran problemas de continuidad entre estas películas. Esto sirve para resaltar uno de los motivos del éxito de Marvel Studios, que es el trabajo en equipo y el saber que los personajes son lo más importante.

Los personajes que más brillan en Infinity War son Thanos, Thor, Tony Stark y Doctor Strange, a los que uniría Gamora y Wanda por el durísimo componente emocional de sus arcos. Pero todo el mundo tiene su momento en mayor o menor medida. No quiero dejar de destacar también a la Orden Negra de Thanos. Aunque tienen una participación limitada, sí consiguen transmitir una gran sensación de peligro y que pueden derrotar ellos solos a los Vengadores, cosa que de hecho casi sucede en los primeros enfrentamientos en Nueva York y Glasglow.

El final me ha parecido perfecto, impactante e inesperado. Y a la vez totalmente lógico y casi el único final posible teniendo en cuenta el material de base del comic. Pero había que atreverse a dejar un final abierto tras el triunfo de Thanos y la muerte de la mitad de nuestro héroes favoritos. Marvel puso toda la carne en el asador y le ha salido bien, consiguiendo un éxito creativo que es ya historia del cine. Aunque debo decir que yo no estaba preparado emocionalmente para este final, y que ver la muerte de Spider-Man ha impactado muchísimo a mi hijo de 10 años, que no podía comprender cómo los héroes no habían ganado al final de la película. Hemos disfrutado de un momento que sin duda es histórico para el cine comercial americano, de la misma forma que lo fue el final de El Imperio contraataca para toda una generación de espectadores entre los que me incluyo.

Y encima, la escena post-créditos sirve para lanzar la próxima película de Captain Marvel, que se estrenará en febrero de 2019 y que servirá de presentación del personaje. La película estará ambientada en los años 90 y servirá para que conozcamos su origen y primera misión, de forma que no haya que explicar quien es cuando aparezca en Vengadores 4. No tengo duda que esta película, la primera de Marvel protagonizada en solitario por una mujer, lo va a petar a nivel máximo. Incluso tengo claro que la escena post-créditos de Captain Marvel será en el presente, cuando reciba el aviso de Nick Fury y tenga que ponerse en acción una vez más. Qué forma de flipar sobre algo que no veremos hasta dentro de 9 meses… ¿No es esto mismo la MAGIA el cine? Ante esto, solo puedo decir, ¡Gracias, Marvel!!

Si tengo que decir alguna cosa menos buena de la película, diría en primer lugar que si alguien ve Infinity War sin haber visto las anteriores puede sentirse completamente perdido al no conocer a los personajes o donde se encontraban al comienzo de la película. Aunque en todo caso, tengo que decir que Infínity War SI da la suficiente información para saber quien es quién y por qué están donde están comienzo de la película. En segundo lugar, me ha decepcionado el papel de Steve Rogers en esta Infinity War. Todo lo que hace es super carismático, como su entrada en Glasglow para rescatar a Vision y Wanda o cómo se enfrenta al General Ross, pero globalmente su papel en el climax final es menor. Un climax que si solo tenemos en cuenta el aspecto visual, me ha parecido que está más en la batalla de Titan que en Wakanda, que se me queda algo por debajo. Aunque claro, la importancia de Wakanda no es la batalla en sí, sino el componente emocional y la tensión brutal que causa la llegada de Thanos.

Comentando la película, sentimos que en algunos momentos los Guardianes robaban la película a los Vengadores. Esto es así sin duda gracias al carisma de todos ellos, pero también debido al propio desarrollo del guión. Dado que excepto Rocket, todos los Guardianes mueren al final de Infinity War, es normal que se les quisiera dar importancia ahora, ya que casi no van a a salir en Vengadores 4. Entiendo que todos los héroes revivirán, como pasó en el comic Infinity Gaunlet de Jim Starlin y George Perez, pero no creo que lo hagan hasta casi el final.

Por esto mismo, entiendo que aunque Steve Rogers no ha tenido la importancia que todos esperábamos en Infinity War es porque va a ser uno de los pilares principales de Vengadores 4. Esto me lleva a comentar que aunque Infinity War está lleno de momentos emocionantes e impactantes, ha evitado mostrarnos los que espero sean los momentazos de la siguiente película: El reencuentro cara a cara de Tony Stark y Steve Rogers tras su enfrentamiento en Civil War, que Tony le devuelva el escudo y que Steve vuelva a portar los colores de CAPITÁN AMÉRICA para el contraataque. Y el grito de “Vengadores reunidos” que llevamos 6 años esperando oir. Cuando todo esto pase en Vengadores 4, cosa que sin duda pasará, creo que el cine va a venirse abajo. Y por supuesto, un posible climax final en el que TODOS los héroes se enfrenten a Thanos, en la que puede ser la batalla más grande jamás filmada. En este sentido, creo que no es casualidad comprobar que TODOS los Vengadores originales han sobrevivido: Iron-Man, Capitán América, Thor, Hulk, Viuda Negra y el ausente Ojo de Halcón, tendrán que reunirse una última vez para salvar a la galaxia, con la ayuda de Rocket, Máquina de Guerra y Nebula.

Aunque ya lo comenté en mi crítica sin spoilers de la película, no puedo dejar de destacar de nuevo la experiencia que viví viendo Infinity War por primera vez en el pre-estreno del jueves noche en Kinepolis Valencia. Infinity War me dejó exhausto y hecho polvo ante el destino de nuestros queridos personajes, un shock en toda regla que solo de pensarlo hace que se me vuelva a poner la piel de gallina. Pero esta experiencia fue increíble e hizo que mis expectativas saltaran por los aires en todos los sentidos y siempre a mejor. Ha sido como la magia de la primera Vengadores, que no se puede explicar si no la viviste, pero multiplicada por 100. Además, recordaré toda la vida los momentos en que todo el cine, TODO EL CINE, vitoreamos de forma espontánea la primera aparición de Steve Rogers en la película, pasada la primera media hora de película, y la llegada de Thor a Wakanda, que inclinó la balanza de la batalla a favor de nuestros héroes. Decir que fue ÉPICO no alcanza a definir este momento para el público. Igual que el apabuyante silencio del cine tras terminar la película, mientras esperábamos la escena post-créditos, mientras intentábamos asimilar el torbellino de emociones que acabábamos de experimentar. Jamás viví nada parecido en una sala de cine en toda mi vida, y ójala Vengadores 4 consiga reproducir este sentimiento el año que viene.

Creo que se me quedan cosas por decir de Vengadores Infinity War, pero lo mejor es la sensación que si Infinity War estuvo bien, Vengadores 4 puede ser aún mejor. Increíble pero cierto.

PUNTUACIÓN: 10/10