Archivo de la etiqueta: Sebastian Stan

Crítica de Falcon y el Soldado de Invierno Episodio 2 (Disney+)

Tras las sorpresas del primer episodio, Falcon y el Soldado de Invierno por fin se unen en este segundo episodio con una misión común, mientras asumen que hay una nuevo Capitán América en el Marvel Cinematic Universe.

Artículo CON spoilers

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Episodio 2. El hombre estrellado.

Ya es oficial: John Walker es el nuevo Capitán América mientras Sam y Bucky se enfrentan a un grupo rebelde.

Kari Skogland se mantiene en la dirección de este episodio, que ha sido escrito por Michael Kastelein, manteniéndose Malcolm Spellman como showrunner de la serie.

Junto a los favoritos de los fans Anthony Mackie y Sebastian Stan como los protagonistas Sam Wilson y Bucky Barnes, en este episodio tenemos el debut de Wyatt Russell (hijo del gran Kurt Russell) como John Walker, el nuevo Capitán América, y a su compañero, Estrella de Batalla (Cle Bennett ), trayéndonos un episodio es que 100% comiquero y que nos devuelve muchas sensaciones de los comics de Mark Gruenwald y Paul Neary de los años 80 y 90.

El principal elemento positivo de este episodio es la caracterización de John Walker. Comentaba en mi crítica del primer episodio que nadie podía llenar el espacio dejado por Steve Rogers, y si Sam Wilson no podía mucho menos lo iba a hacer John Walker. Pero eso no quita que Walker al final sea un militar condecorado que cumple órdenes y sólo busca hacer lo que él piensa es lo mejor para su país. Ver cómo intenta ser majo con Sam Wilson y Bucky Barnes para ser rechazado con malos molos es una decisión muy acertada que humaniza al personaje, nos hace empatizar con él y, entiendo, justificará cuando se convierta en el borde sobrado que es en los comics.

En este episodios también vemos por fin juntos a Sam Wilson y Bucky Barnes, y sus interacciones me gustan mucho y van a dar mucho juego. Ahora si tenemos una buddy-movie de manual con dos personajes obligados a trabajar juntos que no se soportan. Esta dinámica nos da momentos super divertidos, entre los que destaca el momentazo con la doctora  Christina Raynor (Amy Aquino) mostrado en el trailer. Sus dos personalidades estoy seguro que nos van a ofrecer momentos que van a ser oro puro en los siguientes episodios.

Las dinámicas entre personajes me gustan todas y otro detalle interesante es que casi todas las imágenes de los trailers ya han salido en la serie y ¡estamos en el segundo episodio! De ahora en adelante, a falta de la aparición de Sharon Carter (Emily Van Camp) casi todo será sorpresa y es otro detalle que me flipa. Unido a ello, hay un elemento que rodea a los Flag-Smashers que me genera dudas, porque por lo visto de momento no son tan malos, y creo que aún pueden haber sorpresas con su papel real en la serie o sobre quien mueve realmente los hilos.

Este episodio cuenta con una espectacular escena de acción que nos recuerda que Falcon y el Soldado de Invierno es una serie de gran presupuesto, en la que todo luce super bien. Aunque sobre esta escena volveré más adelante, su perfecto apartado técnico y visual eleva en mi opinión a la serie y la pone muy por encima de otras series similares. Comento esto porque tras el chasco que me llevé con los últimos episodios de Superman y Lois, está claro que la historia debe enganchar, pero si las imágenes lucen cutres, la experiencia se cae. Aún falta para poder valorar a FySI en su justa medida, pero al menos en lo referido al elemento visual, no hay nada mejor ahora mismo en televisión.

Otro de los sorpresones de este episodio es ver que nos presenta a Isaiah Bradley, interpretado por Elijah Richardson, un Capitán América negro que fue borrado de la historia y que conocimos en el comic Truth: Red, White & Black de 2003 escrita por Robert Morales, dibujada por Kyle Baker. Aunque no tengo claro que Bradley vaya a tener más desarrollo que el que vimos en este episodio, su mera aparición es un hallazgo y un reconocimiento al personaje del comic. En este sentido, aunque cabe la posibilidad que Isaiah ya anciano no tenga más protagonismo, si su nieto Eli tiene sus genes es posible que la familia Bradley aún tenga mucho que decir.

En medio del «Black Lives Matter», presentar a este personaje afroamericano y ver el detalle de racismo de la policía de Baltimore es una forma muy interesantes para mostrar el problema racial que está de máxima actualidad en los Estados Unidos. En todo caso, junto a esto, la broma del «Black Falcon» a lo que Sam responde que él es Falcon también añade un detalle chulo al extremismo que también existe en todo lo referido a la representatividad y la excesiva racialización de todos los aspectos de la vida.

El final del episodio también me ha parecido modélico, al dejarnos con la miel en los labios ante una próxima aparición de Helmut Zemo en el próximo episodio. Soy muy fan de Daniel Brühl y me muero de ganas de volverle a ver interactuar con Bucky después de todas las barrabasadas que le hizo pasar en Civil War.

El pero del episodio es la escena de acción, que aunque está increíblemente rodada y es espectacular, se nota que es la cosa que tiene que pasar para que la acción avance, dado que si los héroes detienen a los Sin Banderas aquí se acabó la serie. Eso si, reconozco que me sorprendió ver juntos tan pronto en la serie a Bucky, Halcon y el nuevo Capitán América y Battlestar. Además, algunos elementos comiqueros incorporados a una misión de combate como que los protagonistas no vayan armados a una situación de combate quedan raros. Sí, Bucky es un Super Soldado y está haciendo una terapia que le impide hacer daño a nadie, pero queda un poco absurdo verles subir en unos camiones robados por terroristas con las manos en los bolsillos.

Este elemento comiquero en una serie de acción «seria» es una concesión que casi rompe la suspensión de credulidad del episodio, al igual que ver a Bucky, el mejor black-ops de la historia de los black-ops, lanzarse sin un plan contra los Flag-Smashers, lo que significa otro elemento que no me cuadró demasiado en el episodio.

En todo caso, Falcon y el Soldado de Invierno me parece hasta ahora una serie modélica, estoy seguro que vamos a disfrutar un montón los 4 episodios restantes.

Comparto el trailer de este segundo episodio:

Falcon y el Soldado de Invierno nos está dando una serie 100% Marvel-Style que estoy seguro nos va a dar muchas alegrías en los cuatro episodios restantes.

PUNTUACIÓN: 7.5/10

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Falcon y el Soldado de Invierno Episodio 1 (Disney+)

Dos semanas después del final de Wandavision, ya tenemos con nosotros Falcon y el Soldado de Invierno. Y este primer episodio ha resultado sorprendentemente sobrio y emocional, desde luego alejado de la «buddy-movie» ligera que nos prometían los trailers.

Artículo CON spoilers

PUNTUACIÓN: 8/10

Serie de TV. 6 episodios. Se centra en las aventuras de dos personajes del MCU (Universo Cinematográfico de Marvel): Falcon y Soldado de Invierno. Seis meses después de recibir el manto del Capitán América, Sam Wilson se une a Bucky Barnes en una aventura que pondrá a prueba sus habilidades, destrezas y paciencia. (FILMAFFINITY)

Episodio 1. Nuevo orden Mundial. Sam Wilson y Bucky Barnes se dan cuenta de que su futuro no es precisamente normal.

Malcolm Spellman es el showrunner de esta serie de Marvel Studios planteada como serie emblema de Disney+ que va a contar qué sucede en el Marvel Cinematic Universe después del final de Vegadores Endgame. Spellman es un guionista y productor cuyos principales créditos incluyen la serie Empire (2015-2020) y Our family wedding (2010), y escribe el guión junto a Derek Kolstad y Michael Kastelein. Junto a Spellman, Marvel ha contratado a Kari Skogland, una directora con una amplísima experiencia en televisión que ha trabajado en las principales series de los últimos años: Desde El cuento de criada, The Walking Dead, House of cards, Punisher, Penny Dreadfull o The Americans.

Aunque finalmente el COVID provocó que Wandavision se estrenara antes que este Falcon y el Soldado de Invierno, que debería haber sido el primer estreno de Marvel Studios en Disney+. Y se nota que Marvel ha tirado la casa de la ventana con un presupuesto y unos valores de producción cinematográficos con este Falcon y el Soldado de Invierno (tengo que buscar un nombre más corto para la serie), que luce mejor que la mayoría de estrenos en cine de este año. Un elemento que ayuda a trasmitir esta sensación cinematográfica y de legado y continuación de la historia es tener de nuevo a Henry Jackman escribiendo la música de la serie, el músico de la sobresaliente Capitán América: Soldado de Invierno y Capitán América: Civil War.

Entrando en materia este primer episodio me ha parecido modélico y sorprendentemente sobrio y lleno de emoción. Frente a la «buddy-movie» ligera que el trailer prometía, la historia de este primer episodio está planteado como un drama que nos muestra el dolor y los problemas de los protagonistas, los excelentes Sam Wilson (Anthony Mackie) y Bucky Barnes (Sebastian Stan), y nos recuerda por qué deben importarnos. De hecho, me ha sorprendido muchísimo ver que Sam y Bucky no llegan a reunirse en ningún momento en este primer episodio, pero una vez visto veo que es la mejor decisión posible desde un punto de vista narrativo.

Sam Wilson no se ve a la altura de Steve Rogers (nadie lo está) y renuncia al escudo para que sea expuesto en el Smithsonian, mientras sigue realizando misiones para el ejército como Falcon. Mientras, vuelve a su hogar en Loussiana para intentar ayudar a su hermana Sarah (Adepero Oduye), que ha tenido que cuidar de sus hijos y su negocio sin la ayuda de Sam, lo que sirve el doble objetivo de mostrar los problemas que tienen Sam en la vida civil, así cómo los problemas ocasionados por el Blip que devolvió a la vida a los muertos provocados por el chasquido de dedos de Thanos.

Mientras, Bucky es un hombre fuera de su tiempo de 106 años que a pesar de haber recibido el perdón, tiene que intentar reparar en parte el daño que causó como Soldado de Invierno. Comprobar además que no tiene una vida ni sabe qué hacer con su vida ofrece unos momentos super dolorosos. Su escena de acción, un flashback de su vida anterior cuando Hidra le lavó el cerebro, es brutal y muestra lo letal y lo peligroso que es, y te duele cuando descubrimos que se hizo amigo de un anciano porque mató a su hijo y busca reparar el daño que le causó, algo que es irreparable. Hay un drama muy grande rodeando a Bucky y la interpretación de Sebastian Stan me funciona y me la creo de principio a fin.

Aunque FySI empieza lenta en cuanto trama y apenas esboza el papel de la organización Sin-Banderas, no se olvida que ante todo tiene que dar espectáculo y nos muestra una primera escena inicial de acción con Falcon que quita el hipo y me ha parecido alucinante. Una escena que nos indica que claramente estamos ante una serie que nos va a dar un montón de alegrías en las próximas 5 semanas de emisión en lo relativa a las escenas de acción.

Me ha resultado curiosísimo comprobar cómo al estar tan centrados en la pareja protagonista, en este arranque NO hemos visto a personajes importantes que vimos en el trailer como Sharon Carter (Emily VanCamp) o Helmut Zemo (Daniel Brühl). Y no tengo duda que sus apariciones van a molar. Sin embargo, el cameo de James Rhodes (Don Cheadle) y sobre todo la aparición sorpresa de George Batroc (Georges St-Pierre) son dos momentazos que me gustaron mucho y que afianzan la amplitud de esta historia dentro del MCU.

En todo caso, como pasó en Wandavision, me gusta que FySI es ante todo una historia pensada para ser contada como serie de televisión con una periodicidad semanal, dejándonos con una sorpresa genial que va a dar mucho juego en el próximo episodio, con la aparición de John F. Walker (Wyatt Russell), nombrado el nuevo Capitán América por el gobierno americano. Menuda cerdada le han hecho a Sam, sin duda le han engañado al invitarle a que dejara el escudo en el museo, para luego usarlo para armar a su U.S. Agent (en el mundo comiquero). Es cierto que la sombra de Steve Rogers es muy grande y Sam no puede llenarla, pero seguro que Walker tampoco va a estar a la altura, lo que sin duda va a poner en marcha una parte importante de la trama de la serie. A todo esto, que Marvel NO mostrara a John Walker en los trailers me ha parecido una idea estupenda, que ha hecho que su primera aparición como Capitán América en la serie haya impactado como lo ha hecho.

Grandes dosis de emoción, personajes carismáticos que nos importan, escenas de acción alucinantes y un cliffhanger bestial. No se puede pedir más en un primer episodio. Este primer episodio me ha dejado muy arriba.

En todo caso, también merece la pena indicar desde ya que el hecho que FySI claramente sea una aventura «normal» dentro del MCU y no esté pensada en fomentar las especulaciones como pasó en WandaVision, quizá vaya a hacer que la serie acabe pasando más desapercibida para el público mainstream. Esto en sí mismo no es algo malo, y mientras la historia que cuenten encaje y los personajes evolucionen, yo estaré encantado con la experiencia televisiva que viviremos las próximas 5 semanas. Dicho esto, los valores de producción cinematográficos no tengo duda que van a atraer a todos los fans de los superhéroes, los thrillers de espionaje internacional y en general el cine de acción y aventuras.

Comparto el trailer de la serie:

Falcon y el Soldado de Invierno no podía empezar mejor. Reconozco que yo formo parte de los ya convencidos, pero el comienzo no podía ser mejor. Deseando ver cómo continúa la historia la semana que viene.

PUNTUACIÓN: 8/10

Y si te has quedado con ganas de más, os invito a escuchar el podcast de Sala de Peligro en el que comento junto a Sergio Aguirre e Íñigo Martínez este primer episodio.

Espero vuestras opiniones en la zona de comentarios. Y si te gustó el artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que te suscribas al blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

Crítica de Capitán América: El Primer Vengador de Joe Johnston (Marvel Cinematic Universe 5)

Capitán América: El Primer Vengador de Joe Johnston fue un enorme éxito creativo de Marvel Studios, al trasladar perfectamente a imagen real la esencia del clásico personaje de Marvel Comics creado por Joe Simon y Jack Kirby, marcando el camino de lo que veríamos el año siguiente en Vengadores.

PUNTUACIÓN: 8/10

Nacido durante la Gran Depresión (años 30), Steve Rogers creció como un chico enclenque en una familia pobre. Horrorizado por las noticias que llegaban de Europa sobre los nazis, decidió enrolarse en el ejército; sin embargo, debido a su precaria salud, fue rechazado una y otra vez. Enternecido por sus súplicas, el doctor Abraham Erskine le ofreció la oportunidad de participar en un experimento especial: la «Operación Renacimiento». Tras administrarle el “Suero Super-Soldado” y bombardearlo con “vitarrayos”, el cuerpo de Steve se hace perfecto. A continuación, se sometió a un intensivo programa de entrenamiento físico y táctico. Tres meses después, le encomendaron su primera misión como Capitán América. Armado con un escudo indestructible, emprenderá la guerra contra el Mal como centinela de la libertad. (FILMAFFINITY)
Iniciado profesionalmente en la creación y diseño de efectos especiales en Star Wars o En busca del arca perdida, Joe Johnston fue el director de notables películas comerciales de entretenimiento como Cariño, he encogido a los niños (1989), The Rocketeer (1991), Jumanji (1995), Parque Jurásico III (2001) o Hidalgo (2004). Su amplia experiencia con efectos especiales y la necesidad de dotar a la historia de un feeling clásico al situarla en la 2ª Guerra Mundial fueron determinantes para su contratación.
Capitán América: El Primer Vengador fue una producción de Marvel Studios junto a Paramount Pictures, que realizó la distribución como en las películas previas del estudio. Kevin Feige aparece como único productor de la película, y se encargó de que la película fuera un estupendo entretenimiento por si misma mientras realizaba numerosas conexiones con el Universo Cinematográfico Marvel que serían desarrolladas en las siguientes películas del estudio.
Los guionistas Christopher Markus y Stephen McFeely, autenticos arquitectos de Marvel Studios y personas clave que explican el éxito y la interconexión de estas películas, realizaron su primer guión para Marvel en esta película. Repitieron en 2013 con su guión de Thor: El Mundo Oscuro, y ya con los hermanos Russo, escribieron casi de un tirón Capitán América: Soldado de Invierno (2014), Capitán América: Civil War (2016), Vengadores: Infinity War (2018) y Vengadores: Endgame (2019). No les hemos agradecido lo suficiente a Markus y McFeely su trabajo en Marvel Studios, y en esta su primera película con el estudio demostraron su enorme conocimiento del personaje y su mundo, ayudados sin duda por el staff editorial de Marvel Comics.
Otro gran profesional que inició una fructífera relación con Marvel Studios fue Alan Silvestri (Regreso al futuro, Forrest Gump, Predator, The Abyss, Quién engañó a Roger Rabbit y decenas de otros clásicos del cine), que creó una excelente banda sonora con reminiscencias de las Hazañas Bélicas y el cine clásico. Silvestri trabajó también en Vengadores (2012) y sus temas del Capitán América y Los Vengadores son ya historia del cine.
En los elementos técnicos, destaco el trabajo de Shelly Johnson como directora de fotografia, el montaje de Jeffrey Ford y Robert Dalva, y el vestuario de Anna B. Sheppard, que nos trasladaron al mundo en guerra de la 2ª Guerra Mundial. La película fue rodada en localizaciones de Reino Unido, incluidas todas las escenas que nos muestran el Nueva York de 1940.
La película cuenta con un gran reparto que muestra de nuevo el gran acierto de los directores de casting de Marvel. En esa película descubrimos a un genial Chris Evans como Steve Rogers / Capitán América, que la trinidad Vengadora junto a Tony Stark y Thor. Hugo Weaving hizo un convincente Johann Schmidt / Cráneo Rojo, el gran vilano de la película y de los comics Marvel de siempre. Hayley Atwell como la agente Peggy Carter, una mujer dura curtida en el ejército que se convertirá en el interés romántico de Steve, el veterano Tommy Lee Jones como el Coronel Chester Phillips, Sebastian Stan como el gran amigo de Steve “Bucky” Barnes, Stanley Tucci como el Doctor Abraham Erskine creador de la fórmula de Super Soldado, Dominic Cooper como Howark Stark, el padre de Tony que ayudó a crear unas interesantes interrelaciones entre los personajes, Toby Jones como el Doctor Arnim Zola ayudante de Shmidt en Busca, y Samuel L. Jackson como Nick Fury, con una aparición final de menos de un minuto que nos volcaba en la antesala de los Vengadores completarían los principales personajes de la película.
La película empieza en el presente, al encontrarse una nave hundida en el hielo que esconde una sorpresa al encontrar los investigadores un icónico escudo con los colores azul, rojo y blanco. A partir de ahí comienza una narración a modo de flashback que nos contará la historia del origen del Capitán América. Sin embargo, la segunda escena nos traslada a Noruega, donde el jefe de la división científica de Hydra Johann Schmidt encuentra un objeto de incalculable poder en un edificio adornado con elementos de la mitología escandinava como Yggdrasil, algo que automáticamente nos recordará a Thor, la anterior película del estudio que se estrenó unos pocos meses antes. Entiendo que este dato es importante, ya que Kevin Feige y Marvel Studios parece que sabían que todos los que vieron esa película repetirían, haciendo que estos pequeños detalles se disfruten un montón y ayuden a dar la sensación de universo unificado. En cualquier caso, la escena se cuenta de forma muy inteligente, y alguien que no estuviera familiarizado con los comics o las películas previas del MCU no sentiría que se estaba perdiendo nada importante.
Lo mejor de la película y lo que atrapa al espectador es lo bien que nos presentan a Steve Rogers, haciendo que empaticemos desde el comienzo con él. Huérfano con un cuerpo frágil, quiere alistarse para ayudar a vencer a los nazis, no porque le guste la violencia sino porque no le gustan los matones. «No busco un gran soldado, sino una buena persona», le dice el Doctor Erskine para explicar por qué le ha elegido a él para su experimento, tras mostrar su inteligencia y que estaba dispuesto a sacrificarse para salvar a otros. La escena de la granada falsa y la conversación de Erskine y Steve nos ganó completamente, y ya en ese momento estaba claro que la película iba a ser una estupenda adaptación ya que habían encontrado el tono perfecto para contarnos los valores éticos de Steve.
Además, las escenas del frágil y pequeño Steve Rogers fueron creadas mediante una combinación de varios elementos, que van desde el el rodaje con actores en primer plano que hicieran parecer a Steve más pequeño en comparación (algo similar a los Hobbits de El Señor de los Anillos), el uso de un doble de cuerpo al que insertaban la cara de Chris Evans, o una combinación de escenas rodadas con y sin Evans para igualar los diálogos y las referencias, que posteriormente añadían a un Evans que había sido rodado por separado con pantalla verde, tras empequeñecer digitalmente su cuerpo. La combinación de todos estos elementos según la escena lo cierto es que funcionan perfectamente, y consiguen que nos creamos la increíble transformación que vivirá a continuación.
Como digo, el principal acierto de la película es su visión de Steve Rogers, aunque hay que decir que un montón de elementos icónicos del comic como los Comandos Aulladores o la mítica portada del cómic Capitán América 1 en la que el Capi golpea a Hitler están perfectamente integrados en la historia y molan un montón.
Aunque breve, la amistad de Steve y Bucky Barnes está muy bien conseguida y se siente muy real, con detalles muy chulos cómo convertir a Bucky en tirador de élite como vimos en la mítica etapa de Ed Brubaker y Steve Epting, preludio de lo que luego será Soldado de Invierno. También me engancha la interpretación de Hayley Atwell como Peggy Carter, una agente muy capaz que sin duda ha sufrido el machismo en el ejército y que entiende cuando el débil Steve quiere ayudar sea como sea, aportando su granito de arena.
Convertir a Cráneo Rojo en el reverso oscuro de Steve no es algo especialmente original, pero funciona de maravilla en el contexto de la historia. Y aunque el guión no pretende crear un enemigo imponente físicamente, su Hydra y sus conocimientos científicos unidos a lo que luego conoceremos como el Teseracto sí son una amenaza más que importante. Además, Hugo Weaving añade un acertado acento alemán que al menos a mí me funcionó completamente.
La primera hora y cuarto de película con el origen del Capitán América y su primera misión en el frente me parecen modélicas. El resto de misiones de Capi destruyendo las factorías de Hydra por toda Europa son quizá solo correctas, pero cuentan con unas acertadas elipsis que justifican una gran experiencia de Steve en misiones de combate liderando a sus Comandos, de forma que cuando veamos sus dotes de mando y habilidad estratégica en Vengadores sean algo algo normal y evidente.
Joe Johnson crea momentos super chulos con el Capitán América y nos sentimos transportados al mundo en 1940, gracias a un perfecto diseño de producción y a la música de Silvestri. Además, su narración de las misiones en la Segunda Guerra Mundial nos traslada de la mejor manera posible a otros clásicos del cine bélico, mientras que el guión sabe jugar con algunos elementos icónicos del Capi que con el punto de vista contemporáneo podrían ser vistos como algo infantiles, manteniendo un tono vintage perfecto para que todo encaje sin problemas en el espectador.
Las dos horas de película pasan en un suspiro y sirven para contar un montón de cosas que nos dan un perfecto conocimiento del mundo de Steve antes de ser transportado al presente 70 años después, al sacrificarse para evitar el ataque a Nueva York y derrotar al Cráneo Rojo. Quizá el clímax final y algunas misiones del Capi sean lo más flojo de conjunto desde un punto de vista visual, pero narrativamente está todo perfectamente conectado, mostrando la enorme habilidad de Markus y McFeely, que iremos viendo en las siguientes películas.
Y además, su epílogo con Steve despertando en el presente conociendo a Nick Fury nos preparaba para algo muy grande el año siguiente en Vengadores. Sin embargo, la última frase de Steve, «llegó tarde a una cita» nos devuelve al elemento emocional con el que la película nos conquistó, dejándonos en lo más alto y confirmando que Steve Rogers iba a ser junto a Tony Stark el gran personaje del MCU que nos merecíamos.
 La película se estrenó en julio de 2011, tan solo tres meses después de Thor. Con un presupuesto de 140 millones, recaudó en todo el mundo unos modestos 370 millones, quedándose en el límite de recuperar de inversión. Posiblemente su estreno tan próximo a Thor fue lo que hizo que su recaudación fuera menor en Estados Unidos, mientras que en algunos países el verse la película (erróneamente) como una «americanada» tampoco ayudó a conseguir una buena recaudación.
Dicho esto, la película formaba parte del plan de Marvel Studios de presentar a sus protagonistas principales para que Los Vengadores (Joss Whedon, 2012) pudieran ir al grano desde el primer momento. Gracias a este “world-building” realizado desde 2008 en que se estrenaron Iron Man y El Increíble Hulk, se creó un verdadero evento cinematográfico como nunca antes lo habiamos visto en salas comerciales que ayudó a que la película explotara en los cines llegando a recaudar más de 1500 millones en todo el mundo, siendo durante varios años la tercera película más taquillera de la historia (sin tener en cuenta la inflación) por detrás de Avatar y Titanic.
Comparto el trailer de la película:
https://youtu.be/JerVrbLldXw

Capitán América: El Primer Vengador es una estupendísima película que sabe combinar el género de superhéroes con las hazañas bélicas y que nos conquistó gracias a unos personajes maravillosos que son igual que los comics.

PUNTUACIÓN: 8/10

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

 

Marvel Studios anuncia su Fase 4 y otras noticias de la SDCC 2019

La San Diego Comic-Con (SDCC) es la mayor convención de los Estados Unidos centrada en el entretenimiento, y en este 2019 Marvel ha hecho saltar la banca con el anuncio de sus proyectos en cine y televisión para 2020 y 2021. Hoy voy a comentar estos anuncios y el resto de noticias que considero más destacadas.

En el fin de semana en que se ha anunciado que Vengadores Endgame se ha convertido en la película más taquillera de la historia desbancando a Avatar con 2790 millones, la pregunta que todo el mundo se hacía era: ¿Y ahora qué?

Esa respuesta ha sido contestada al menos hasta 2021 en el panel que Kevin Feige presentó en el mítico Hall H de la SDCC, donde se hacen los principales anuncios.

Frente a los paneles tradicionales en los que los productores o directores presentan el trailer de su película o serie de próximo estreno, el objetivo de este panel era presentar el planning general de Marvel, en el que se han incluido varias sorpresas muy interesantes. Para ello subieron al escenario a los más de 20 actores y directores de las próximas películas para que dijeran unas palabras, y mostrando poco más que concept-arts de Black Widow o Eternals, las primeras películas en producción.

En el mundo actual en el que parece que hay quedar publicar noticias todos los días, en la SDCC no tocaba presentar trailers, ni falta que les hacía para dejarnos a todos los fans flipados.

Marvel va a estrenar 5 películas y 5 series de televisión en estos próximos dos años. Las series de televisión son una de las grandes apuestas de canal online Disney+ cuyo estreno está previsto este mes de noviembre y con la que Disney aspira a luchar frente a Netflix por el liderazgo de las cadenas de entretenimiento online.

En otoño de 2020 se estrena la miniserie de 6 episocios The Falcon and The Winter Soldier protagonizada por Anthony Mackey y Sebastian Stan, enfrentados a Daniel Brühl retomando su papel de Helmut Zemo.

Anthony Mackey comentó que ya está haciendo las primeras pruebas de su traje de Capitán América y mola mucho. Pero dadas las fechas de estreno, entiendo que la  producción y rodaje oficial seguro no comenzará hasta después del verano.

En todo caso, que estemos hablando de una serie que no se estrenará hasta dentro de más de un año para mi es una muestra más de las ganas de Marvel de hacer las cosas bien en la pequeña pantalla.

Ya en 2021 tenemos el grueso de las series. La primera del año es Wandavision con Elizabeth Olsen y Paul Bettany repitiendo como Wanda Maximoff y Vision.

Su estreno se anunció para primavera, antes de Doctor Strange 2, y no se dieron muchos detalles más alla de que va a ser totalmente diferente a lo que se espera de una serie Marvel, y lo que pase ahí tendrá repercusiones en la película del Hechicero Supremo.

Ya en verano se estrena Loki con Tom Hiddleston, en el que veremos al Dios del Engaño viajando por el tiempo y el espacio tras lo ocurrido en Endgame, mostrando todo el carisma al que nos tiene acostumbrado el Dios del Engaño.

También en verano se estrena What if? , primera serie animada con historias alternativas del MCU con las voces de los principales actores, que puede ser un buenísimo entretenimiento con historias super locas como lo era el comic original.

Por último, en otoño de 2021 Jeremy Renner vuelve a ser Clint Burton / Hawkeye en la serie que presentará a su reemplazo Kate Bishop, la segunda Ojo de Halcón de los cómics Marvel.

Estas series de televisión ya habían sido anunciadas hace tiempo, la novedad para mi es que Marvel las ha puesto al mismo nivel que a las películas, no solo por utilizar a los actores originales  sino porque hechos de estas series afectarán a las películas recién estrenadas, algo que nunca paso con las series de Netflix.

 

En lo relativo al cine, Marvel ha anunciado cinco películas, tres son nuevas franquicias y las otras dos continuaciones de películas de éxito.

Empezando ir el principio, Black Widow se estrenará el 1 de mayo de 2020, con Scarlett Johasson por fin protagonizando una película en solitario de Natasha Romanoff. La película dirigida por Cate Shotland se encuentra en pleno rodaje y cuenta con Rachel Weisz y David Harbour como el Supervisor como principales villanos.

El rodaje de esta película comenzó hace varias semanas, pero de momento tendremos que esperar para ver el primer trailer. Quien sabe si en la próxima convención D23 de Disney que se celebrará en agosto nos enseñarán las primeras imágenes.

La siguiente película confirmada de un secreto a voces: Eternos, los personajes creados por el genial Jack Kirby. La directora Chiloé Zhao dirigirá a Angelina Jolie, Richard Manden y Salma Hayek entre otros en la película cuyo estreno está previsto el 6 de noviembre de 2020 y que va a tener el casting más diverso que se recuerda.

Y aunque nunca fui demasiado fan de estos personajes, tengo claro que la película va a ser muy entretenida y 100% Marvel-style.

Otra película cantada es Shang-Chi and the legend of the ten rings. Prevista para el 12 de febrero de 2021, estará dirigida por Destin Daniel Cretton y protagonizada por Simu Liu como el héroe maestro de las artes marciales y el gran Tony Leung como el verdadero Mandarín. Leung es una gran estrella en Asia y este casting parece un gran acierto que ayudará a convertir a esta película en un pelotazo.

Y aunque poco o nada se sabe, estaría genial que aprovecharan a Shang-Chi para combinar las películas de artes marciales con los complots internacionales de las películas de espías, dado el potencial del Mandarin como gran villano.

Tengo fe ciega en Scott Derrickson y su Doctor Strange in the multiverse of Madness, que se estrena el 7 de Mayo de 2021. Lleva tanto tiempo trabajando en el guión que seguro va a ser perfecto.

Además, Que Derrickson diga públicamente que va a ser la primera película de terror del MCU, dentro que estamos en una peli Marvel PG13 que seguro alternará humor y tensión, me parece perfecto para seguir ofreciendo películas diferentes que no parezcan más de lo mismo, que creo que es una de las claves del éxito de Marvel Studios.

El gran bombazo de este panel ha sido la confirmación de Thor Love and thunder para el 5 de noviembre de 2021, de nuevo dirigida por Taika Waititi y que además de Chris Hemsworth y Tessa Thompson traerá de regreso a Natalie Portman como Jane Foster. Una Jane inspirada en el cómic de Jason Aaron y Russell Dauterman que se convertirá en la proxima Thor.

Aunque es 100% suposición, por el final de Endgame diría que Chris Hemsworth solo saldrá al comienzo antes de irse al espacio con los Guardianes de la Galaxia, para darle el testigo a Thompson y Portman, que serán las protagonistas absolutas. O eso me gustaría, claro!!

Ahora recuerdo las noticias de que Portman estaba harta de Marvel y quería centrarse en hacer pelis ‘importantes». De hecho que no rodara su escena de Endgame parecía confirmarlo. Entiendo que el cheque de Marvel ha debido ser desorbitante para hacerla cambiar de opinión, además del hecho que sus últimas películas han pasado totalmente desapercibidas para el gran público. Volver a protagoniza una película Marvel es clave en volver a tener la máxima atención mediática.

En todo caso, entiendo que Love and thunder se parecerá al cómic de Jason Aaron tanto como Ragnarok lo hizo al de Walter Simonson, es decir, bastante poco. Aunque reconozco que no tengo ningún problema por ello y que tengo claro que la película va a ser también super divertida.

La guinda del pastel fue el anuncio de Mahershala Ali como Blade. Entiendo que hablamos de una película que relance al personaje en el MCU, y Ali como actor se sale, pero reconozco que se me hace raro pensar en él cómo héroe de acción. Supongo que con un entrenamiento John-Wick-Style se pondrá a tono en pocos meses.

Pero este último anuncio, y la mera mención a unos próximos 4 Fantásticos o MUTANTES hizo que el Hall H se volviera loco. Esto muestra la que es la gran fuerza de la Marvel actual, que ofrece una calidad igual que Pixar forma que aceptas ver cualquier cosa que hagan, y cuyo futuro aún va  ser más emocionante si cabe.

Y es que además de lo ya anunciado, tenemos seguro un Black Panther 2, Guardianes de la Galaxia 3, Capitana Marvel 2 y, aunque sea de Sony, un Spiderman 3 protagonizado por Tom Holland.

Y ni rastro de los Vengadores en la SDCC, más allá de rendirles el merecido homenaje. Esto creo que es también la decisión correcta tras el increíblemente satisfactorio final de Endgame, y me parece genial que guarden a unos futuros Nuevos Vengadores hasta al menos 2024, de forma que próxima alineación y su película vuelva a ser un acontecimiento como lo fue la primera Vengadores en el lejano 2012.

 

En lo referido al resto de trailers y clips de películas y series, añado a continuación una selección de lo que más me han llamado la atención. No es una lista exhaustiva, sino contando únicamente con mi gusto particular.

CINE

TOP GUN: Maverick

Tom Cruise vuelve al papel que le consagró treinta y tantos años después. Maverick puede estar mayor pero sigue siendo el mejor en una película dirigida por Joseph Kosinski (Oblivion) y cuyo estreno está previsto para 2020.

Ver a Cruise pilotando un caza de combate me demuestra que está muy muy loco, pero ha conseguido ponerme la piel de gallina con la llamada a la nostalgia y las escenas aéreas, y sin duda quiero ver la película .

IT Capítulo 2

Reconozco que aún tengo que ver la primera parte, lo haré a tiempo del estreno de esta segunda parte en octubre, pero este trailer ofrece un nivel de tensión in-crescendo que sugiere que IT Capítulo 2, dirigida por Andrés Muschietti,  va a ser todo un acontecimiento.

Terminator: Dark Days

Ver a Linda Hamilton y a Arnold Schwarzenegger dando cera siempre mola, y en esta featurette vemos nuevas imágenes de la película dirigida por Tim Miller y producida por James Cameron.

Aún no he visto Terminator Genysis, ni ganas, pero Dark Fate es un MUST-SEE absoluto.

Jay and Silent Bob reboot

Kevin Smith es uno de los iconos frikis del mundo del comic, y a pesar que la última película de Jay y Bob no fue demasiado buena, este «Reboot» lleno de nostalgia y cameos populares apunta que puede ser el entretenimiento gamberro y políticamente incorrecto de la temporada..

 

En lo referido a series de televisión:

PICARD, en PRIME VIDEO

Aunque no soy Trekkie y nunca vi más de dos o tres episodios de La Nueva Generación, este trailer en el que vemos a Patrick Stewart retomando su papel de Jean-Luc Picard me ha sorprendido para bien, hasta el punto que probablemente la vea cuando se estrene en Prime Video.

The Expanse Temporada 4 en Prime Video

El panel de la serie en la SDCC mostró esta emocionante escena en la que la Rocinante aterriza en un planeta. Ganazas poder volver a disfrutar de esta cuarta temporada, que fue recuperada por Prime Video tras su cancelación en SyFy.

The Dark Crytal: Age of resistance en Netflix

El clásico de Jim Henson cobra vida de nuevo en una serie que se estrenará en Netflix este próximo mes de agosto y que pinta super bien.

His Dark Materials, en HBO

La nueva serie de HBO adapta las novelas de Phillip Pullman y cuenta con un reparto de lujo protagonizado por James McAvoy y Dafne Keen (X23 en Logan). No soy demasiado fan pero le daré una oportunidad a ver si me engancha.

Esta Comi-Con también ha servido para conocer la renovación de la excelente DOOM PATROL (segunda temporada) o la cuarta de Young justice, aunque aún estoy esperando poder ver su tercera, Outsiders.

Estas renovaciones me llegan de alegría, qué queréis que os diga, y muestran que Warner sigue mostrando una salud de hierro en televisión que no tiene, lamentablemente, en cine.

 

En lo referido a comics, la mayoría de anuncios se han realizado en los días previos, y de todos los anuncios destacaría los siguientes:

Nueva serie de Question de Jeff Lémire, Denys Cowan y Bill Sienkiewicz.

The Batman’s grave, serie de 12 números de Warren Ellis y Brian Hitch.

Y además, como todos los años la SDCC fue el escenario donde se anunciaron los ganadores de los Premios Eisner, otorgados por votación de los propios profesioneles del medio. De todos los premios, destacaría los siguientes:

  • Mejor Serie regular: Giant Days, de John Allison, Max Sarin y Julaa Madrigal
  • Mejor Serie limitada: Mister Miracle, de Tom King y Mitch Gerads
  • Mejor Serie Nueva: Gideon Falls, de Jeff Lemire y Andrea Sorrentino
  • Mejor Novela Gráfica:  My Heroes Have Always Been Junkies, de Ed Brubaker y Sean Phillips
  • Mejor historia Corta: “The Talk of the Saints”, de Tom King y Jason Fabok , en Swamp Thing Special.
  • Mejor número unitario: Peter Parker: The Spectacular Spider-Man #310, de Chip Zdarsky
  • Mejor guionista: Tom King, por BatmanMister MiracleHeroes in Crisis y Swamp Thing Winter Special
  • Mejor autor completo: Jen Wang, por The Prince and the Dressmaker
  • Mejor dibujante (lápices/tinta): Mitch Gerads, por Mister Miracle
  • Mejor dibujante (lápices/color): Dustin Nguyen, por Descender
  • Mejor portadista: Jen Bartel, por Blackbird y Submerged
  • Mejor Colorista: Matthew Wilson, por Black CloudPaper GirlsThe Wicked + The DivineThe Mighty Thor y Runaways
  • Mejor rotulista: Todd Klein

 

En resumen, la SDCC ha ofrecido un fin de semana cargado de emociones y sorpresas que hizo que estuviera pendiente de Twitter a ver cual era el siguiente trailer o anuncio. La principal cita del entretenimiento sin duda estuvo a la altura este año. ¡nos vemos en 2020!

Y si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en redes sociales, y que sigas mi blog para que te lleguen las notificaciones de las próximas publicaciones.

¡Saludos a todos!

 

 

 

 

 

 

 

Crítica de Vengadores: Infinity War CON SPOILERS

Vengadores: Infinity War de Marvel Studios me ha impactado de forma increíble. Es por esto que por primera vez en mi blog, voy a realizar un segundo artículo sobre una película, para daros mis comentarios CON SPOILERS de la película. Si aún no la has visto, te recomiendo que leas antes mi crítica SIN spoilers y que vayas corriendo al cine a verla.

PUNTUACIÓN: 10/10.

Surgió una idea.

Reunir a un grupo de personas excepcionales,

para ver si podiamos convertirnos en algo más.

Y cuando nos necesitaran, poder librar las batallas,

que ellos jamás podrían.

Los Vengadores y Marvel Studios están haciendo historia del cine comercial de entretenimiento. Infinity War se ha convertido en la película más taquillera de la historia en su primer fin de semana de estreno, recaudando más de 250 millones de dólares en los Estados Unidos y 630 millones en todo el mundo. Cifras descomunales que reconocen el enorme cariño que estos personajes han conseguido durante los 10 años de vida de este estudio, inspirado en unos personajes cuyos comics han marcado a varias generaciones.

Pero más allá de las cifras de taquilla, lo importante es que Vengadores Infinity War es un espectáculo monumental que rompe todos los esquemas de lo que se supone que es un blockbuster palomitero, y que redefine el concepto de ÉPICA en el cine. Un éxito sin paliativos que hay que atribuir a los hermanos Russo, directores de la película, a los guionistas de Marvel Christopher Markus y Stephen McFeeley, y en general a la producción de Kevin Feige y todo su equipo.

En el apartado técnico, destacar también el enorme trabajo del director de fotografía, Trent Opaloch, y la edición de Jeffrey Ford y Matt Schmidt, así como un increible trabajo de efectos especiales y diseño de producción. Además, la épica música de Alan Silvestri, creador de la banda sonora original, transmite la épica que esta historia necesitaba.

Y ¿qué se puede decir de un casting como el de Infinity War? Demasiados personajes para nombrarlos a todos: Iron Man (Robert Downey Jr.), Capitán América (Chris Evans), Thor (Chris Hemsworth), Hulk (Mark Ruffalo), Viuda Negra (Scarlett Johansson), Doctor Strange (Benedict Cumberbatch), Spider-Man (Tom Holland), Black Panther (Chadwick Boseman), Wanda Maximoff (Elizabeth Olsen), Vision (Paul Bettany), Starlord (Chris Pratt), Máquina de Guerra (Don Cheadle), Halcón (Anthony Mackie), Winter Soldier (Sebastian Stan), Gamora (Zoe Saldana), Rocket (Bradley Cooper), Drax (Dave Bautista), Groot (Vin Diesel), Mantis (Pom Klementieff), Nebula (Karen Gillan),…

¡ÚLTIMA OPORTUNIDAD, LOS SPOILERS EMPIEZAN AQUÍ!!

Avengers: Infinity War prometía ser la típica película en la que unos héroes debían superar sus diferencias para unirse y vencer al villano de turno, en este caso THANOS (excepcionalmente interpretado por Josh Brolin). Sin embargo, los hermanos Russo han provocado un shock en el fandom de todo el mundo, al crear una película que nos cuenta el triunfo de Thanos, que derrota a los Vengadores y ejecuta sus planes de acabar con la mitad de la población de la galaxia. Es la traslación a imágenes de la clásica historia de Jim Starlin «La búsqueda de Thanos», en la que Thanos viaja por toda la galaxia para conseguir las 6 Gemas del Infinito, y la primera parte de Infinity Gaunlet.

Thanos sorprende por su complejidad psicológica, a la vez de ser una fuerza de la naturaleza que transmite que nadie está a salvo en todas las escenas. Esto es un éxito que se explica a partir de una excepcional interpretación de Josh Brolin y una tecnología de captura de movimientos sobresaliente que consiguen crear un antagonista que en ningún momento parece un personaje digital «falso». En el segundo visionado de la película se me hizo más evidente la sutileza del personaje y sus motivaciones. Aunque obviamente son las ideas de un loco, el éxito de los hermanos Russo es que consiguen que le entiendas. Thanos es sin duda el mejor villano de todas de películas Marvel, y de hecho, es el protagonista principal de Infinity War. No sólo es el mejor villano de Marvel Studios, sino de todas las películas hechas con personajes Marvel por otros estudios.

Cuando en 2014 Marvel anunció todas las películas de su Fase 3, destacó el anuncio de Vengadores: Infinity War, épica historia que sería dividida en 2 películas, que se estrenarían con 1 año de diferencia, en 2018 y 2019.

Sin embargo, con el paso de los meses, Marvel cambió estos planes, informando que Infinity War sería sólo una película y que Vengadores 4 sería una película totalmente diferente. Los hechos han demostrado que esto no era toda la verdad, pero era una mentira necesaria por dos motivos. Por un lado, porque si hubieran continuado con la idea de que esta era una primera parte de dos, cabía la posibilidad muy real de que muchos espectadores no fueran a ver esta película en el cine pensando que si la importante era la parte dos, no había necesidad de ver ahora la uno. Y por otro lado, al vender que Infinity War es una única película, el shock de ver ganar a Thanos es total, ya que todos esperamos que los buenos siempre ganan al final. De hecho, tengo que reconocer que aunque soy un lector de comics veterano que he leído multitud de sagas, eventos y crossovers, y que creía que ya estaba curtido en este mundo, jamás se me pasó por la cabeza que pudieran atreverse a realizar un final de este calibre.

En todo caso, si pensamos en las enseñanzas de Obi Wan Kenobi, Marvel no nos ha engañado y lo que nos dijeron es verdad, desde cierto punto de vista. Y es que si esta Infinity War en realidad ha sido «La búsqueda de Thanos», no hay duda que Vengadores 4 va a ser el reagrupamiento y contraataque de los héroes, y desde ese punto de vista, sí van a ser dos películas muy diferentes entre si.

Otro elemento que quiero destacar es la sobresaliente campaña de Marketing que ha utilizado Marvel para vender la película, que ha conseguido crear un hype brutal sin destripar elementos importantes de la historia. La publicidad ha destacado de forma sobresaliente el hecho de que Infinity War es la culminación de 10 años de historias de los personajes Marvel, a la vez que ha conseguido desinformar al público sobre elementos clave de la película, de forma que las sucesivas sorpresas consiguen impactarnos totalmante. Al vender tan acertadamente la idea de culminación de 10 años de historias, consiguieron que nos olvidáramos que existía una Vengadores 4, y por supuesto, que el arco de Thanos iba necesariamente a continuar en 2019.

Si entramos ya en materia sobre la película en sí, el guión es una obra de precisión al que no le sobra ni una coma. Christopher Markus y Stephen McFeeley realizan un guión que evita la típica estructura en tres actos para mostrarnos una historia episódica en la que por un lado Thanos va consiguiendo las Joyas del Infinito, y por otro, los héroes viajan por la galaxia intentando impedirlo. Tenemos tres líneas argumentales principales, cuatro si contamos la de Thanos, aunque los personajes se van encontrando y separando en función de sus propias misiones.

Por un lado tenemos a THOR, que tras ser derrotado por Thanos al principio de la película y ver morir a su hermano Loki y a todo su pueblo, se encontrará con los Guardianes de la Galaxia y viajará a Nidavellir, la gran forja de los enanos, para conseguir un arma que pueda matar a Thanos. Rocket y Groot le acompañarán en este viaje y a su posterior llegada a la Tierra, donde Thor protagonizará uno de los momentazos de la película durante la batalla de Wakanda, que puso en pie a la audiencia del cine. THOR es sin duda uno de los grandes personajes de Infinity War y los hermanos Russo por fin consiguen transmitir que es probablemente el héroe más poderoso del Universo Marvel, y el vértice de la Trinidad marvelita, junto a Iron Man y el Capi.

Por otro lado, tenemos al equipo de Tony Stark. Tras ser convocado por Doctor Strange a su Sancta Sanctorum, conocerá de boca de Bruce Banner la inminente llegada de Thanos a la Tierra. Hulk fue derrotado por Thanos de forma brutal en la nave Asgardiana y fue transportado a la Tierra por Heimdall para dar la voz de alarma. Sin embargo, la llegada a Nueva York de una mitad de la Orden Negra, formada por Ebony Maw y Cull Obsidian, frustará cualquier intento de defensa coordinada, ya que Tony, Doctor Strange y Spider-Man viajarán hasta TITAN en la nave de Ebony Maw. Titan, antaño planeta próspero, es ahora una ruina sin vida debido a una guerra civil causada por la falta de recursos provocada por la sobre-población, que acabó con la vida en el planeta. Allí se encontrarán con los Guardianes de la Galaxia Star-Lord, Drax y Mantis, que han fracasado en su intento de impedir que Thanos se hiciera con la Gema del Poder, que estaba en Sapiencial custodiada por el Coleccionista. Y para empeorar las cosas, Thanos hizo prisionera a Gamora. Tras limar asperezas, prepararán juntos una defensa desesperada contra la inminente llegada del Titán Loco, que cuenta con 4 Gemas y busca la Gema del Tiempo en posesión de Doctor Strange.

El equipo de Steve Rogers es quizá el que menos importancia tenga en Infinity War, pero tiene también un papel fundamental en la historia. Tras el primer ataque de la Guardia Negra a Nueva York, Bruce Banner llamará a Steve Rogers para avisarle de la amenaza de Thanos. El Capi, junto a Viuda Negra y Halcón, llegará justo a tiempo para impedir que Proxima Midnight y Corvus Glaive, los otros dos miembros de la Orden Negra, maten a Wanda Maximoff y a Visión y se hagan con el control de la Joya de la Mente. Ante la posibilidad de destruir la Gema sin matar a Vision, viajarán a Wakanda para pedir ayuda y protección a Black Panther ante el inevitable contraataque de las fuerzas de Thanos, lo que llevará al épico enfrentamiento final.

El camino de Thanos comienza en Xandar, donde consigue hacerse con la Gema del Poder diezmando el planeta. Esto es contado por Thor y ni siquiera se muestra en pantalla para no alargar más de la cuenta una película ya de por sí larga. Después, consigue de Loki la Gema del Espacio, la Gema de la Realidad del Coleccionista en Sapiencial, y la Gema del Alma en Vormir, donde veremos el precio que tiene que pagar Thanos para conseguirla: La vida de su hija Gamora, lo único que ha amado en su vida, y uno de los momentos más impactantes de toda la película. Con cuatro joyas en su poder, sólo le faltan las Gemas del Tiempo de Doctor Strange en Titan y la Gema de la Mente de Vision en Wakanda, y es sólo cuestión de tiempo que las consiga.

La única esperanza para nuestros héroes es que Doctor Strange ha visto de entre los 14 millones de posibles futuro, la única forma de detener a Thanos. Y aunque desaparece al final de la película, su plan se ha puesto en marcha. Aunque no sabremos cual es hasta la próxima película, es el único rayo de esperanza al que agarrarse tras un final demoledor que nos dejó el alma rota, tras ver la desaparición de héroes tan queridos como Spider-Man, Black Panther, Doctor Strange o Star Lord, a los que se unen Halcón, Wanda, Bucky Barnes, Mantis, Groot o Drax. Una masacre en toda regla, lo nunca visto en un blockbuster palomitero americano.

El guión de Markus y McFeeley me ha parecido maravilloso. Es increíble que en una película de 150 minutos consigan unir todos estos arcos de forma que cada uno se construye a partir del anterior y sirven para ir creando una tensión in-crescendo que tiene su culminación en las batallas de Titan y Wakanda y en el brutal e impactante final. Además, excepto quizá un poco menos el Team-Cap, todos los personajes tienen su momento de lucimiento, destacando las relaciones entre Thanos-Gamora, Gamora-Starlord y Wanda-Vision, y lo duro de las decisiones que tienen que tomar Starlord y Wanda sobre sus seres queridos. Infinity War es visualmente espectacular, pero incluso mejor es toda la parte emocional que todos los personajes transmiten. Y además, los hermanos Russo consiguen la cuadratura del círculo al combinar perfectamente escenas de gran tensión con momentos super divertidos marca de la casa Marvel, fruto de la interacción de los diferentes personajes. En Doctor Strange o Thor: Ragnarok creo que se excedieron con los momentos de humor, pero en Infinity War el equilibrio es perfecto, y todas las bromas funcionaron a la perfección.

Además, Marvel no dudó en pedir la colaboración de James Gunn para que los diálogos de los Guardianes fueran perfectos. También han colaborado Scott Derrickson (Doctor Strange), Ryan Coogler (Black Panther) y Taika Waititi (Thor: Ragnarok), estos últimos debido a que rodaron sus películas a la vez que Infinity War, y era fundamental una comunicación total para que no hubieran problemas de continuidad entre estas películas. Esto sirve para resaltar uno de los motivos del éxito de Marvel Studios, que es el trabajo en equipo y el saber que los personajes son lo más importante.

Los personajes que más brillan en Infinity War son Thanos, Thor, Tony Stark y Doctor Strange, a los que uniría Gamora y Wanda por el durísimo componente emocional de sus arcos. Pero todo el mundo tiene su momento en mayor o menor medida. No quiero dejar de destacar también a la Orden Negra de Thanos. Aunque tienen una participación limitada, sí consiguen transmitir una gran sensación de peligro y que pueden derrotar ellos solos a los Vengadores, cosa que de hecho casi sucede en los primeros enfrentamientos en Nueva York y Glasglow.

El final me ha parecido perfecto, impactante e inesperado. Y a la vez totalmente lógico y casi el único final posible teniendo en cuenta el material de base del comic. Pero había que atreverse a dejar un final abierto tras el triunfo de Thanos y la muerte de la mitad de nuestro héroes favoritos. Marvel puso toda la carne en el asador y le ha salido bien, consiguiendo un éxito creativo que es ya historia del cine. Aunque debo decir que yo no estaba preparado emocionalmente para este final, y que ver la muerte de Spider-Man ha impactado muchísimo a mi hijo de 10 años, que no podía comprender cómo los héroes no habían ganado al final de la película. Hemos disfrutado de un momento que sin duda es histórico para el cine comercial americano, de la misma forma que lo fue el final de El Imperio contraataca para toda una generación de espectadores entre los que me incluyo.

Y encima, la escena post-créditos sirve para lanzar la próxima película de Captain Marvel, que se estrenará en febrero de 2019 y que servirá de presentación del personaje. La película estará ambientada en los años 90 y servirá para que conozcamos su origen y primera misión, de forma que no haya que explicar quien es cuando aparezca en Vengadores 4. No tengo duda que esta película, la primera de Marvel protagonizada en solitario por una mujer, lo va a petar a nivel máximo. Incluso tengo claro que la escena post-créditos de Captain Marvel será en el presente, cuando reciba el aviso de Nick Fury y tenga que ponerse en acción una vez más. Qué forma de flipar sobre algo que no veremos hasta dentro de 9 meses… ¿No es esto mismo la MAGIA el cine? Ante esto, solo puedo decir, ¡Gracias, Marvel!!

Si tengo que decir alguna cosa menos buena de la película, diría en primer lugar que si alguien ve Infinity War sin haber visto las anteriores puede sentirse completamente perdido al no conocer a los personajes o donde se encontraban al comienzo de la película. Aunque en todo caso, tengo que decir que Infínity War SI da la suficiente información para saber quien es quién y por qué están donde están comienzo de la película. En segundo lugar, me ha decepcionado el papel de Steve Rogers en esta Infinity War. Todo lo que hace es super carismático, como su entrada en Glasglow para rescatar a Vision y Wanda o cómo se enfrenta al General Ross, pero globalmente su papel en el climax final es menor. Un climax que si solo tenemos en cuenta el aspecto visual, me ha parecido que está más en la batalla de Titan que en Wakanda, que se me queda algo por debajo. Aunque claro, la importancia de Wakanda no es la batalla en sí, sino el componente emocional y la tensión brutal que causa la llegada de Thanos.

Comentando la película, sentimos que en algunos momentos los Guardianes robaban la película a los Vengadores. Esto es así sin duda gracias al carisma de todos ellos, pero también debido al propio desarrollo del guión. Dado que excepto Rocket, todos los Guardianes mueren al final de Infinity War, es normal que se les quisiera dar importancia ahora, ya que casi no van a a salir en Vengadores 4. Entiendo que todos los héroes revivirán, como pasó en el comic Infinity Gaunlet de Jim Starlin y George Perez, pero no creo que lo hagan hasta casi el final.

Por esto mismo, entiendo que aunque Steve Rogers no ha tenido la importancia que todos esperábamos en Infinity War es porque va a ser uno de los pilares principales de Vengadores 4. Esto me lleva a comentar que aunque Infinity War está lleno de momentos emocionantes e impactantes, ha evitado mostrarnos los que espero sean los momentazos de la siguiente película: El reencuentro cara a cara de Tony Stark y Steve Rogers tras su enfrentamiento en Civil War, que Tony le devuelva el escudo y que Steve vuelva a portar los colores de CAPITÁN AMÉRICA para el contraataque. Y el grito de “Vengadores reunidos” que llevamos 6 años esperando oir. Cuando todo esto pase en Vengadores 4, cosa que sin duda pasará, creo que el cine va a venirse abajo. Y por supuesto, un posible climax final en el que TODOS los héroes se enfrenten a Thanos, en la que puede ser la batalla más grande jamás filmada. En este sentido, creo que no es casualidad comprobar que TODOS los Vengadores originales han sobrevivido: Iron-Man, Capitán América, Thor, Hulk, Viuda Negra y el ausente Ojo de Halcón, tendrán que reunirse una última vez para salvar a la galaxia, con la ayuda de Rocket, Máquina de Guerra y Nebula.

Aunque ya lo comenté en mi crítica sin spoilers de la película, no puedo dejar de destacar de nuevo la experiencia que viví viendo Infinity War por primera vez en el pre-estreno del jueves noche en Kinepolis Valencia. Infinity War me dejó exhausto y hecho polvo ante el destino de nuestros queridos personajes, un shock en toda regla que solo de pensarlo hace que se me vuelva a poner la piel de gallina. Pero esta experiencia fue increíble e hizo que mis expectativas saltaran por los aires en todos los sentidos y siempre a mejor. Ha sido como la magia de la primera Vengadores, que no se puede explicar si no la viviste, pero multiplicada por 100. Además, recordaré toda la vida los momentos en que todo el cine, TODO EL CINE, vitoreamos de forma espontánea la primera aparición de Steve Rogers en la película, pasada la primera media hora de película, y la llegada de Thor a Wakanda, que inclinó la balanza de la batalla a favor de nuestros héroes. Decir que fue ÉPICO no alcanza a definir este momento para el público. Igual que el apabuyante silencio del cine tras terminar la película, mientras esperábamos la escena post-créditos, mientras intentábamos asimilar el torbellino de emociones que acabábamos de experimentar. Jamás viví nada parecido en una sala de cine en toda mi vida, y ójala Vengadores 4 consiga reproducir este sentimiento el año que viene.

Creo que se me quedan cosas por decir de Vengadores Infinity War, pero lo mejor es la sensación que si Infinity War estuvo bien, Vengadores 4 puede ser aún mejor. Increíble pero cierto.

PUNTUACIÓN: 10/10